Venezuela fue colonia alemana durante 18 años

Publicado en 'Historia Universal' por carlost, 7 Ene 2017.





  1. carlost

    carlost Suspendido

    Registro:
    18 Jul 2010
    Mensajes:
    21,750
    Likes:
    16,666
    Temas:
    1,240




    Cuando Venezuela fue colonia alemana durante 18 años

    Los alemanes se subieron tarde al carro de la colonización, y en concreto en América del Sur su mayor éxito fue mantener Venezuela como colonia durante apenas 18 años.

    Situación de la Provincia de Venezuela
    Todo empezó en 1519, cuando Carlos I de España deseaba a toda costa ser elegido emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, un título que tenía que ser ganado mediante elección con los votos de siete príncipes electores: los arzobispos de Maguncia, Tréveris y Colonia, el rey de Bohemia, el Conde Palatino del Rin, el Duque de Sajonia y el marqués de Brandeburgo.

    Ello implicaba la necesidad de realizar un campaña que apoyase la candidatura, evidentemente con mucho dinero de por medio, y por ello Carlos, al que no le bastaban las riquezas que llegaban desde la América española, tuvo que pedir grandes cantidades de dinero prestado a banqueros de toda Europa.

    Pero con quien más se endeudó fue con dos familias de Augsburgo, una ciudad al sur de Baviera, los Welser y los Fugger, banqueros que dominaron la economía mundial durante buena parte del siglo XVI. Se calcula que la suma debida ascendía a unos 150.000 florines (unos 20 millones de euros de ahora).

    Una vez conseguido su objetivo de ser nombrado emperador Carlos se fue haciendo el remolón con el pago de su deuda. Hasta que finalmente en 1528 los Welser, que habían quedado como acreedores del total, le reclamaron el pago íntegro.

    Carlos no pagó pero llegó a un acuerdo con los Welser. Les cedería una parte del Nuevo Mundo para que la explotasen a su gusto, liberados de cualquier clase de impuesto a la corona española. Se les permitía nombrar gobernadores propios, usar a los indios como mano de obra e incluso esclavizarlos, además del permiso para llevarse hasta 4.000 esclavos africanos. Como contrapartida los alemanes se comprometían a fundar dos ciudades y a construir tres fortalezas, desde las cuales, y durante los años que durase la cesión, podían explorar el territorio en busca de oro y riquezas. De todo el oro que encontrasen Carlos se quedaba con un décimo.

    El territorio concedido fue la provincia de Venezuela, situada al norte del actual país del mismo nombre, y cuyos límites estaban definidos por el Cabo de la Vela (junto a la actual frontera con Colombia) por el Oeste, y el Cabo de Maracapana por el Este (cerca de la actual ciudad de Barcelona). Varias islas cercanas a la costa quedaban también bajo jurisdicción de los Welser, y el límite sur se dejaba sin especificar.

    [​IMG]
    Extensión de Klein-Venedig
    Se dio como nombre a la colonia el de Klein-Venedig (Pequeña Venecia) y se nombró como primer gobernador a Ambrosio Ehinger, cuya principal misión consistía en encontrar El Dorado. Consigo se llevó a los 4.000 esclavos africanos y a unos 400 mineros alemanes, que le ayudaron a extender el territorio controlado más allá de las fronteras iniciales, por zonas de la actual Colombia.

    A él se debe la fundación de Maracaibo en 1529, pero moriría apenas cuatro años más tarde, sin haber logrado acumular las riquezas que los Welser le demandaban. Su sucesor Georg von Speyer tampoco tuvo demasiado éxito y, además, los colonos alemanes pronto empezaron a morir de diversas enfermedades para las que no estaban inmunizados o en emboscadas de los nativos.

    El tercer y último gobernador de la América alemana, Philipp von Huttencontinuó las labores de exploración adentrándose al interior del continente. Momento que aprovechó Carlos I para enviar a la capital, Santa Ana de Coro, al conquistador Juan de Carvajal en 1546. Éste esperó pacientemente el regreso de von Hutten, a quien acompañabaBartolomeo VI Welser, heredero de la banca alemana, que se había unido a la expedición seis años antes. Cuando llegaron a la ciudad fueron inmediatamente ejecutados, dando Carlos I por finalizado así el contrato de arrendamiento de la colonia.

    [​IMG]
    Speyer y von Hutten en un cuadro de Jerónimo Koler
    Los alemanes no volverían a conseguir establecer una colonia en América, salvo algunos breves intentos. En 1685 la Compañía Africana de Brandeburgo se haría con el control del comercio de esclavos en la isla de Santo Tomás, en el archipiélago de las Islas Vírgenes. Durante los casi 30 años que mantuvieron el control de la isla allí se celebraron las más grandes subastas de esclavos que el mundo ha conocido.

    Otros intentos fallidos fueron el asentamiento en Nueva Curlandia, en Tobago, y en Toco, Trinidad, ninguno de los cuales fructificó y fueron pronto abandonados. La Pequeña Venecia, que duró 18 años, fue el único éxito relativo de la colonización alemana en América.
     
    A Jasper19, rickycardo1, Alexyevich y otras 2 personas les gustó este mensaje.


  2. Quinto Sertorio

    Quinto Sertorio Miembro de bronce

    Registro:
    4 Dic 2015
    Mensajes:
    1,137
    Likes:
    946
    Temas:
    33
    Una historia muy interesante. Lo que hizo Carlos fue darles un trozo enorme de selva llena de enfermedades y nativos hostiles donde sabia que no iban a obtener absolutamente nada.

    Los europeos en la America tropical solo pudieron establecerse en zonas de costa. Ni tenian cultivos ni ganados adecuados para desarrollar una agricultura. No nos podemos ni imaginar lo dificil y duro que debio ser para España fundar ciudades y colonias en esas regiones dd América.

    A los germanos les ocurrió lo mismo que a los escoceses que trataron de establecerse en Darién.Si incluso los españoles,habituados al calor de Extremadura y Andalucia en verano,caían como moscas en la selva,imaginaos a los colonos alemanes.Los conquistadores españoles solían pasar un tiempo en el Caribe para aclimatarse antes de partir a una expedición por Centroamérica o cualquier región selvática del Nuevo Mundo.
     
    Última edición: 7 Ene 2017
    A rickycardo1, Zigma44, Edrien y otras 2 personas les gustó este mensaje.
  3. HOCICON

    HOCICON Miembro de bronce

    Registro:
    5 Set 2010
    Mensajes:
    1,780
    Likes:
    479
    Temas:
    22
    Por eso las flaquitas ricas
     
    A Ronald1998 y carlos salazar les gustó este mensaje.
  4. Buffy_raver

    Buffy_raver Suspendido

    Registro:
    19 Abr 2016
    Mensajes:
    261
    Likes:
    222
    Temas:
    13
    Y lo sigue siendo, en el Estado Aragua esta un pueblito muy concurrido, se llama La Colonia Tovar, netamente conformado por familias alemanas, ir es todo un placer gastronómico, paisajes, gente amable, clima fresco y muchas actividades al aire libre, me queda cerca asi que cada vez que puedo me escapo a comer fresas con crema y salchichas alemanas.

    "La Colonia Tovar es una ciudad deVenezuela, capital del municipio Tovar, en el estado Aragua. Fundada en 1843por un grupo de inmigrantes provenientes del entonces independiente estado de Baden (luego incorporado a Alemania) e inmigrantes holandeses. Se caracteriza por mantener la impronta cultural de su origen, por lo que es llamada «la Alemania del Caribe» o «El pueblo alemán de Venezuela». Es famosa por su cultura, por su clima templado y por la cordialidad de su gente. Depende básicamente de la agricultura —donde destacan cultivos de clima templadocomo duraznos, fresas, remolacha, coliflor, zanahoria, repollo, acelga, brócoli, lechuga, cebollín y papas— y del turismo, y está ubicada a 42 km al oeste de Caracas y a una altura de 1700 metros sobre el nivel del mar. Cuenta con una gastronomía alemana muy variada, siendo su plato principal los diferentes tipos de embutidos como las salchichas. A partir de 1990 ha mostrado una alta tasa de crecimiento demográfico, pasando de 3373 a 14 672 habitantes en 2011."
    [​IMG]

    [​IMG]
     
    Última edición: 7 Ene 2017
    A Alexyevich, Joseeduardosn, ElToroBravo y 1 otra persona les gustó este mensaje.
  5. SalsoTartaro

    SalsoTartaro Miembro de bronce

    Registro:
    3 Oct 2016
    Mensajes:
    2,465
    Likes:
    866
    Temas:
    73
    Culturalmente sí, pero geneticamente lo veo transformado como Pozuzo u Oxapampa en Peru.
     
  6. Gaozi

    Gaozi Miembro de bronce

    Registro:
    21 Ago 2016
    Mensajes:
    2,027
    Likes:
    1,104
    Temas:
    144
    La colonización alemana es poco conocida y tiene curiosidades.

    Si hablamos de colonias en China todo el mundo pensará en Hong Kong, pero Alemania tuvo por un breve período de tiempo (1897-1918) su propia ciudad en Qingtao.

    [​IMG]
    [​IMG]

    Incluso tienen su propio Oktoberfest. O como se escriba.

    [​IMG]
     
    A Buffy_raver y Joseeduardosn les gustó este mensaje.
  7. Junioz

    Junioz Miembro nuevo

    Registro:
    4 Ene 2016
    Mensajes:
    21
    Likes:
    9
    Temas:
    2
    Excelente, soy venezolano de parte de la Colonia Italiana y me encanta que la Colonia Tovar aun se preserve el idioma aleman y la cultura de esa gente. Sin olvidar que quedan en territorio venezolano aunque la crisis casi ni se nota en ese lugar.
     
    A rickycardo1 y Ronald1998 les gustó este mensaje.
  8. gamer2000

    gamer2000 Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2017
    Mensajes:
    903
    Likes:
    549
    Temas:
    76
    Curlandia también tuvo colonia, aunque por 5 años en Tobago
     
    A Ronald1998 le gustó este mensaje.
  9. ghostcond

    ghostcond Miembro de honor

    Registro:
    8 Dic 2011
    Mensajes:
    28,917
    Likes:
    16,211
    Temas:
    43
    Pero también sufrieron mucho en climas más fríos y sin muchos recursos -para entonces- como Chile o Argentina.

    En fin, como siempre lo digo, al menos a América no la colonizó Francia que si no... estaríamos como Haití, África o Indochina.
     
    A rickycardo1 le gustó este mensaje.
  10. DeusVultRT

    DeusVultRT Miembro frecuente

    Registro:
    10 Ene 2017
    Mensajes:
    95
    Likes:
    109
    Temas:
    19
    Tremenda estafa les hizo Carlos I a los banqueros que se creyeron el cuentazo de El Dorado. Lo que hace la ambición.
     
    A rickycardo1 le gustó este mensaje.
  11. Ronald1998

    Ronald1998 Miembro maestro

    Registro:
    4 Dic 2015
    Mensajes:
    576
    Likes:
    177
    Temas:
    5
    Jajaja interesante historia !
     
  12. rickycardo1

    rickycardo1 Miembro diamante Plus

    Registro:
    4 Oct 2012
    Mensajes:
    22,297
    Likes:
    8,408
    Temas:
    1,928
    De sde ,su expulsion todos salieron de alli., Los alemanes actuales son emigracion nueva.

    Tambien Ford hizo una colonia en Brasil y en tiempo moderno en la selva, no prospero.Los australiano casi ni viven en norte tropical o desierto de su pais.
     
  13. Alexyevich

    Alexyevich Miembro diamante

    Registro:
    10 Mar 2011
    Mensajes:
    17,708
    Likes:
    8,928
    Temas:
    351
    ¿Por qué no como Québec?
     
  14. ghostcond

    ghostcond Miembro de honor

    Registro:
    8 Dic 2011
    Mensajes:
    28,917
    Likes:
    16,211
    Temas:
    43
    ¿Québec? La región que quebró primero en Canadá... recién hoy empieza a estar bien.
     
  15. rickycardo1

    rickycardo1 Miembro diamante Plus

    Registro:
    4 Oct 2012
    Mensajes:
    22,297
    Likes:
    8,408
    Temas:
    1,928
    Los alemanes no pudieron ,los españoles si. Era un enfoque de mercaderes asi como hacian los holandeses en Indonesia.
    https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-03-10/venezuela-moneda-de-cambio_1533213/


    Los estaban esperando emboscados entre la floresta. Un destacamento español muy nutrido, probablemente una cincuentena de hombres de armas, soldados viejos de los tercios (los mejores) se habían camuflado de tal manera que eran literalmente indetectables. Era una mañana tropical esplendorosa, llena de aromas y de una luz rotunda y los mastines que acompañaban a la tropa estaban muy nerviosos: intuían la “merienda”.

    En territorio bajo jurisdicción compartida en base a un tratado firmado a regañadientes por el emperador Carlos I de España y como producto de una deuda no saldada con los banqueros alemanes Welser, esta banca de comercio, especializada en la explotación de minas y otros recursos naturales, había llegado muy lejos. El contrato especificaba unas limitaciones y unos derechos. Los teutones, en una extraña finta amnésica, se habían olvidado de las primera
    s.

    Santa Trinidad.
    Su alma, vendida al diablo
    El hecho histórico de que lo que hoy es Venezuela fuera o formara parte de los activos de uno de los bancos más solventes de Europa durante casi dos décadas (la competencia eran los Fugger y los genoveses), ha quedado en anécdota y ha pasado desapercibido. Carlos V, Emperador del Sacro Imperio Germánico, había cedido para su entera explotación como pago de su monumental deuda con estos artistas de la mangancia el territorio comprendido entre la actual Colombia y las Guayanas del este. Como en el 'Fausto' de Goethe, el rey emperador había vendido su alma al diablo y como compensación había obtenido el poder omnímodo.

    Cantando por el sendero una balada popular de los valles zuavos, unos cuarenta mercenarios alemanes y unas acémilas de mulas cargadas de piedras preciosas y perlas marchaban bajo el cielo tropical con la indolencia de los que van confiados y con la inocente ignorancia de los que no saben que van a morir. Abriéndose paso a machete, llegaron a un claro donde el esplendor de la naturaleza los rodeaba en un abrazo intenso.
    Ahora quedaba por solucionar el tema de los prisioneros: una docena se habían rendido sin más dilación y sus vidas serían respetadas. Un idioma como el alemán, muy empedrado, metálico, cavernoso e imperativo se había vuelto por arte de magia en discurso tembloroso y sumiso. No había ninguna posibilidad de supervivencia en aquel claro: estaban a días de cualquier atisbo de civilización y los indios más próximos eran caníbales de pro con certificado de calidad, denominación de origen y unas ganas de "pillar" tremebundas.



    Detalles de floristería
    El último gobernador de la colonia, muy subido con su cargo, atildado con una gola que más que ornamental parecía un salvavidas de fortuna, había caído en la trampa del avezado capitán español Juan de Carvajal. Este oficial no tenía medias tintas. Agarró del pescuezo al miembro de la saga Welser, Bartolomé, y al gobernador provisional -en esta vida todo lo es-, y les rebanó el gaznate en una ejecución sumaria.

    La pena es que en vez de hacerlo a espada y con tajo limpio se hizo al modo matanza con un mellado machete dedicado a otros menesteres mas mundanos. Aquello fue una galería de horrores. El instrumento que usaron era más propio de casquería que de un uso tan humano como darle el finiquito a un interfecto. En vano imploraban piedad los candidatos a ser desalmados. Una vez solventada la escabechina, se les dio tierra, eso sí, con una sentida oración.

    Una primavera de mayo del año 1546, el espíritu de los finados se elevaría por encima de la materia grosera a velocidad sostenida, huyendo del infierno terrícola para ir no se sabe dónde.

    El espionaje español había advertido al rey de que podrían estar financiando al movimiento luterano

    Y toda esta movida de la deuda de nuestro bien amado rey emperador, Carlos I, venia de que su abuelo, un personaje huero y pelín vago, con poco fundamento (como diría Arguiñano), no había hecho bien los deberes ni en el terreno económico ni en el administrativo. Al no haberle hecho la pelota convenientemente a los Papas de Roma, su nieto Carlos de Gante se enfrentaría a algunos problemillas burocráticos desagradables que con un poco de mano izquierda bien podían haber resuelto las necesidades –casi siempre de estética egipcia por lo de la mano petitoria– de los ávidos purpurados del Vaticano.

    Por ello, y para obtener su elección y jugar en la Champions, se hizo una votación entre los siete príncipes electores y una miríada de secundarios que argüían tener derechos a la corona y por ende, al imperio en ciernes. Y se pusieron a jugar al Monopoly.

    Aunque Carlos I de España tenía el apoyo incondicional de su abuelo, el orondo y díscolo Enrique VIII y el atildado Francisco I de Francia eran competidores a tener en cuenta. Pero aconteció que el azar vino a rolar en favor del de Gante. Los Welser y los Fugger, que eran los que cortaban el bacalao en aquellos predios de la alta política, ambos banqueros de factura impecable y con oficio a sus espaldas, se decantarían por conceder un crédito mancomunado al que pasaría a llamarse desde entonces también Carlos V de Alemania. Al parecer, el miedo a que el francés hiciera tabla rasa con el 'statu quo' legal germano inclinó la trascendental decisión en favor del enjuto nuevo Rex Imperator.

    Ilustración: iStock.
    Como en el momento álgido de un reto de calado a vida o muerte, el nieto de Maximiliano subió la apuesta hasta hacerla incontestable. Entonces, Francisco I se ausentó discretamente y tomó las de Villadiego. Era finales de junio de 1519, y los electores bien engrasados por la generosa oferta avalada por los banqueros de referencia votarían por unanimidad a Carlos de Gante, hijo del majadero Felipe el Hermoso que tantos disgustos daría a nuestra pobre reina, la mal llamada Juana la Loca, mujer sentimental y visceral donde las haya.

    El precio del cambio
    A la postre, los Fugger, más avispados y con más ángulo de visión se quedarían con las rentas de las órdenes militares españolas, mientras que los Welser, tras muchos retraso en el retorno de la deuda, se pondrían a patalear. Entonces, tras algunos dolores de cabeza, el monarca decidió buscar la “vía media”: cedería para su explotación aquella parte de las tierras descubiertas allende los mares con una exención fiscal indefinida.

    Ya en 1522, el emperador había rechazado una petición de los catalanes para obtener licencia de transacciones comerciales con el Nuevo Mundo desde sus puertos por lo que a la luz de los acontecimientos, la concesión a los banqueros Welse era algo si no anómalo, sí algo excepcional
    l siguiente enviado de los Welser, Niklaus Federman, se atragantó con una perla de tamaño natural allá por Yaracuy hasta que un soberbio puñetazo en la boca del estómago aplicado con contundencia por su segundo le devolvió a la realidad. Todavía no repuesto del susto, le sustituiría Von Speyer, que perdería la casi totalidad de la expedición a manos de los caníbales locales cuyas tendencias por las proteínas rebasaban lo razonable. Finalmente quedaría Von Hutten, que en sus delirios, se introdujo profundamente en las selvas colindantes a Santa Marta y sí, daría con un buen cargamento de enormes esmeraldas que dejarían atónitos a propios y extraños.

    Pero la desgracia le sobrevendría a la vuelta de esta expedición. El capitán Carvajal, harto del ninguneo que les dispensaba el alemán a sus hombres y a él (llevaban cerca de un año sin cobrar las pagas), le echaría el guante en aquella emboscada fatídica.

    Ilustración: iStock.
    Por todos estos dislates, el Consejo de Indias retiraría la concesión a los Welser por incumplimiento de contrato. Además, existían fundadas sospechas de que jugaban con dos barajas puesto que el espionaje español había advertido al rey de que podrían estar financiando al movimiento luterano. Tras una de las sonadas quiebras de Felipe II, esta vez, la de 1556 (negociaría el vencimiento a corto plazo por títulos a más largo plazo con un menor interés), el adusto rey decidiría matar dos pájaros de un tiro. Los Fugger y los Welser pasarían a mejor vida y sus poderosas alas de geometría variable quedarían un poco chamuscadas por el exceso de usura.

    Decía Goethe en una frase pronunciada por uno de los personajes de 'Fausto', Wagner, algo así como que: "Nunca como al anochecer conoce el hombre lo que vale su morada. Quien lo tuvo todo, lo perdió todo por su desmedida ambición. Es el problema del poder, que no conoce sus delgadas líneas rojas".