¡Un cántaro de hierro! Egiptóloga española

Publicado en 'Historia Universal' por Damamisteriosa, 26 May 2020.





  1. Damamisteriosa

    Damamisteriosa Miembro de oro

    Registro:
    11 Feb 2017
    Mensajes:
    8,604
    Likes:
    20,276
    Temas:
    2,072





    ¡Un cántaro de hierro! Egiptóloga española descubre el concepto que esta civilización tenía del cielo y los meteoritos.

    Un gran cántaro de hierro repleto de agua que algunas veces se quebraba y sus fragmentos caían a la tierra. Así consideraban los antiguos egipcios al firmamento.

    gettyimages-152199926-2048x2048.jpg
    Egiptóloga española descubre el concepto que esta civilización tenía del cielo, los astros y los meteoritos. (Getty)

    [​IMG]
    Egipto, Giza, pirámides de Giza iluminadas por la noche

    gettyimages-697169744-2048x2048.jpg
    Mural en la tumba de Ramsés I, Valle de los Reyes, Luxor, Gobernación de Luxor, Egipto

    1590552891952-1055109305.png
    Egiptóloga española descubre el concepto que esta civilización tenía del cielo, los astros y los meteoritos. (Brown University)

    [​IMG]
    Corredor del antiguo templo egipcio de Dendera

    1590553216185954806578.png
    El complejo del Templo de Dendera, que contiene el Templo de Hathor, es uno de los templos mejor conservados, si no el mejor conservado, de todo el Alto Egipto.

    [​IMG]
    El Cairo, Egipto

    gettyimages-1086604868-2048x2048.jpg
    La tumba KV9 en el Valle de los Reyes de Egipto fue construida originalmente por el faraón Ramsés V. Fue enterrado aquí, pero su tío, Ramsés VI, más tarde reutilizó la tumba como propia.
    Cuando los antiguos egipcios miraban al firmamento veían un gran cántaro cósmico de hierro repleto de un océano, que a veces se agrietaba y sus fragmentos caían a la tierra en forma de meteoritos.

    Esta peculiar descripción es la conclusión a la que ha llegado la española Victoria Almansa-Villatoro, doctora en egiptología de la Universidad de Brown, quien recientemente publicó un estudio en The Journal of Egyptian Archaeology, en el que muestra sus descubrimientos y la nueva visión del signo N41, un jeroglífico con forma de medio círculo que siempre se asoció con el hierro, agua y las mujeres.

    “En los Textos de las Pirámides, la imagen del cielo como un recipiente de hierro lleno de agua, que también era el útero de la diosa del cielo Nut, dio como resultado que el signo se usara para metales (como ’hierro'), feminidad (como ‘útero’), o agua (como ‘pozo’)“, refiere Almansa-Villatoro, según informa Syfy.

    “El antiguo Egipto era una cultura llena de iconicidad y simbología, como se desprende de su sistema de escritura, pero también de los principios mágicos del arte egipcio para los cuales una imagen podría ser tan efectiva y real como la idea que representa”, agrega la experta.

    [​IMG]

    El hierro de los cielos


    Antes del advenimiento de la fundición en la Edad del Hierro, este duro metal solo aparecía en meteoritos que habían caído desde arriba, y sus orígenes celestiales lo hacían sagrado para la mayoría de los egipcios. Un ejemplo de esto es el rey Tutankamón, quien fue enterrado con armas hechas de hierro meteorítico.

    Los jeroglíficos egipcios a menudo tienen múltiples significados, por lo que la triple asociación que tiene N41 no es inusual. Almansa-Villatoro pudo arrojar nueva luz sobre su significado después de analizar y reinterpretar los Textos de las Pirámides.

    Estas tallas de 4.300 años de antigüedad en las paredes interiores de las pirámides, que también son los textos religiosos más antiguos conocidos en el mundo, fueron hechizos destinados a guiar a reyes y reinas muertos al más allá.


    “Los Textos de las Pirámides se refieren continuamente a la apertura del hierro (llamándolo por su nombre, bjA), y su separación del cielo. Esta es una metáfora clara para la apertura del huevo primitivo que el rey necesita romper para revertir el orden natural de nacimiento-muerte y renacer. El cielo es un contenedor de hierro, pero también es el útero de Nut y un huevo. Un huevo partido toma una forma ovalada que se asemeja al signo N41, como un contenedor. Tenía una asociación recurrente entre la apertura, la regeneración y la creación, como en la ceremonia de Apertura de la Boca, o la separación primitiva entre la tierra y el cielo”, refiere la experta.

    La apertura de la boca fue un ritual de muerte realizado por un sacerdote que llevaba la máscara del dios embalsamador con cabeza de chacal Anubis . Abriría la boca y los ojos de la momia con cuchillas de netjeru que permitirían a los muertos ver, comer y beber nuevamente en la otra vida. Si bien muchos de los encontrados eran de obsidiana, algunos estaban hechos de hierro meteorítico, que se usaba para artículos de lujo o ceremoniales. El sacerdote designado como el “abridor de la boca” también vivía en la ciudad de Letopolis, que estaba representada por el rayo del dios Seth y que se consideraba un sitio de antiguas lluvias de meteoritos. Además, Egipto ha sido golpeado por al menos un meteorito en los últimos 5.000 años, por lo que tendría sentido si es allí donde se encontró el hierro celestial.

    Después de la muerte, se creía que el faraón o la reina tenía que navegar a través del mar en el cielo, lo que explica los elaborados botes encontrados en las tumbas de algunos faraones, y romper la puerta de hierro al reino de los dioses. Este cielo oceánico era también el útero de Nut, en el que renacería el difunto, y otros dioses que estaban asociados con el metal que los egipcios consideraban místico.

    Los cometas también representados


    “Lo más explícito es la asociación del hierro y Sokar (un dios metalúrgico que navega el cielo en un bote con una proa de hierro, una metáfora de un cometa en el cielo), y obviamente Nut, ya que ella es el cielo mismo, y bjA no es más que su matriz”, explicó Almansa-Villatoro.

    “Osiris es el rey fallecido y transfigurado, al igual que Horus es el rey vivo. El faraón real que poseía los Textos de la Pirámide se conoce comúnmente como Osiris más el nombre del faraón. Osiris King tiene que ascender al cielo para volverse eterno como las estrellas imperecederas, las estrellas circumpolares del cielo del norte que no se establecen debajo del horizonte", agrega.

    Los antiguos egipcios tenían una forma compleja y algo caleidoscópica de ver tanto su panteón divino como su realidad. Así es también como esta civilización, altamente avanzada, se acercó al universo, y las creencias religiosas a menudo se fusionaron con la ciencia real.

    “El contenedor de hierro es una cosmología representada en los Textos de las Pirámides, que es un documento religioso y, por lo tanto, es solo una verdad parcial. Ahora, el hecho de que reconocen que el cielo está, al menos en parte, hecho de hierro es un gran logro científico: significa que sabían que algo sobre la tierra contenía hierro ", dijo Almansa-Villatoro.

    El cielo no era solo el útero de Nut y una vasija de hierro, sino un océano cósmico que el sol atravesaba todos los días. Su conocimiento astronómico era tan amplio que lo utilizaron para construir ciertos monumentos con la precisión necesaria para alinearse con el cosmos.



    Fuente: https://peru21.pe/cultura/egipto-un...elo-y-los-meteoritos-noticia/?ref=p21r&foto=8
     
    Última edición: 26 May 2020
    A JdBurgoS, rickycardo1, Schwülli y 1 otra persona les gustó este mensaje.


  2. rickycardo1

    rickycardo1 Miembro diamante

    Registro:
    4 Oct 2012
    Mensajes:
    23,565
    Likes:
    9,082
    Temas:
    2,006
    Seria de Bronce, egipto antiguo 2500 a 1300 AC no llego a cultura de hierro.Los hitital, persas, pueblos del mar los derrotaron por eso.