Los hijos de Paco

Publicado en 'Misterios y Enigmas' por Owenhart, 5 Mar 2020.





  1. Owenhart

    Owenhart Miembro frecuente

    Registro:
    11 Ago 2019
    Mensajes:
    188
    Likes:
    89
    Temas:
    71




    LOS HIJOS DE PACO

    A finales de la primera década del siglo XXI, en el asentamiento humano San Ignacio —en donde la gente pobre buscaba un hogar y los empresarios se vestían de infortunados para apoderase de los terrenos del estado—, la salud y el sentido común nunca lograron plantar sus palos y esteras.
    Y es que entre el incesante olor a excremento de cerdo y el hedor de las heces humanas, un pequeño disturbio se había iniciado en las polvorientas calles sin nombres de aquel asentamiento humano.
    Mientras algunas personas exigían erradicar por completo los criaderos informales de los robustos y gigantescos cerdos, los dueños de los animales se negaban a complacer las demandas de sus vecinos, pues creían tener el derecho de hacer lo que quisieran.
    «En la sierra es normal», gritó una señora que alimentaba a sus puercos con basura. «Es mi terreno», exclamó el vecino exaltado que nunca había limpiado el corral de su cerdo. «Así venga el presidente no los muevo. Yo hago lo que quiero», vociferó la dueña del chancho que tenía garrapatas en el cuerpo.
    —¿Escuchas? Está fuerte la pelea —le preguntó Paco a su sobrino Rogelio.
    —Se escucha fuerte. ¿Vendrán a tu casa, tío? —respondió el adolescente.
    —No, ¿para qué? Mis niños no están aquí —acotó sarcásticamente Paco.
    —Pero…
    —Pero nada, hijo —interrumpió Paco—. ¿Tú crees que al alcalde le importamos? ¿Crees que a la policía le interesan estos problemas? Ellos solo quieren plata, forrarse de billetes y seguir con sus vidas, por eso que ninguno ha asomado sus narices por aquí. Así que no te preocupes, solo termina de llenar esas bolsas en los costales porque esto va a quedar en nada.
    —Ya terminé, pero tengo miedo salir.
    —¿Por qué? —preguntó Paco con una voz malhumorada.
    —Tengo miedo de que se den cuenta, tío —tartamudeó un poco Rogelio al responder.
    —No seas maricón, no va a pasar nada. Vámonos de una vez, mis hijos deben estar con hambre.
    Rogelio no tuvo más opción que obedecer, era ayudar a su tío o ir al colegio, así que le parecía mejor ganarse unas monedas que escuchar a la profesora de comunicación
    «Buenas tardes, vecino. Buenas tardes, doña Flor», saludó Paco a todo aquel que le plantaba la mirada mientras caminaba con dirección a su insalubre criadero de puercos.
    —¿Tú qué harás con tu chiquero? —le preguntó un exasperado vecino, que estaba en contra de los corrales ilegales, a Paco.
    —Lo que decidan todos. Yo haré lo mejor para el barrio. Permiso —respondió Paco, sorprendiendo a su sobrino, y siguió su camino, dejando atrás un pleito que no consideraba suyo.
    Al llegar al criadero informal, y mientras «los hijos» de Paco gruñían al escuchar su voz, Rogelio no soportó más la incertidumbre y le preguntó a su tío por qué se dejó atemorizar por el vecino gritón.
    —Hijo, hay que dejarles saborear algo de victoria. Ellos no saben que están luchando para conseguir una derrota —le respondió Paco sin dejar de contemplar orgulloso a sus gigantescos y hediondos cerdos negros.
    Sin entender por completo las palabras de su tío, Rogelio abrió su costal y de las bolsas empezó a sacar el festín que los puercos disfrutarían.
    —Tío, ¿estás seguro de que no se darán cuenta? —preguntó con mucho miedo Rogelio.
    —¡******! Tú solo dales de comer.
    Al escuchar la orden de su tío, Rogelio empezó a tirar los cuerpos de los perros y gatos que fueron mutilados para alimentar a los cerdos; sin embargo, el miedo se quedó con él, pues, sabía que aún tenía que sacar del costal de su tío, los cuerpos cercenados de dos niños.
    ****
    En la actualidad, quizá a la vuelta de tu casa, aún existan lugares clandestinos en donde los cerdos son alimentados con productos nocivos y prohibidos, para luego ser vendidos, a pesar de que su carne atente contra la salud de las personas.
    Lector, consume y compra carne de cerdo en lugares seguros. No esperes a que a las autoridades de tu ciudad les importe tu vida, quizá eso nunca ocurra o no vivas para averiguarlo.
    Cuida a los tuyos y cuida de ti.

    Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCLDg-lp1cUMyXmGC1eAqMbA
    Instagram: https://instagram.com/elobeliscodehades?igshid=11q1d4clanij2
    Facebook: https://www.facebook.com/elobeliscodehades/
    Twitter: https://twitter.com/ObeliscoDe?s=09
    Fuente y autor: ©El obelisco de Hades.
    Fuente de la imagen: ©El obelisco de Hades.
     


  2. PaoloHeraclito

    PaoloHeraclito Miembro de oro

    Registro:
    30 Ago 2019
    Mensajes:
    5,286
    Likes:
    3,489
    Temas:
    5
  3. KilJaeden

    KilJaeden Miembro de bronce

    Registro:
    16 Ene 2020
    Mensajes:
    1,842
    Likes:
    1,084
    Temas:
    0
    Interesante
    Salu2