La Taza de Café BETA

Publicado en 'Proyecto Escritura' por Norman Alastor, 4 Nov 2014.

?

¿Te gustó el relato?

Encuesta finalizada 18 Nov 2014.
  1. Sí, me encanto

    0 voto(s)
    0.0%
  2. Sí, pero puede mejorar

    1 voto(s)
    33.3%
  3. Mas o menos le falto algo

    0 voto(s)
    0.0%
  4. Pasable como para leerlo una vez

    0 voto(s)
    0.0%
  5. No, no me interesa ese tipo de temas

    0 voto(s)
    0.0%
  6. No, mal redactado

    1 voto(s)
    33.3%
  7. No, argumento aburrido

    2 voto(s)
    66.7%
Encuesta de selección múltiple.




  1. Norman Alastor

    Norman Alastor Miembro de bronce

    Registro:
    10 Oct 2014
    Mensajes:
    1,863
    Likes:
    911
    Temas:
    97




    A continuación publico la versión corta de un relato que he escrito. Luego pondré la versión extendida y final y explicaré como nacieron ambas versiones y el porque de sus existencias. Es una historia de suspenso y/o terror pero en fin leenla y clasifiquenla como ustedes gusten.

    Cualquier crítica, comentario o sugerencia se los agradeceré y también pueden visitarme por este medio:


    https://www.facebook.com/profile.php?id=100005092696631

    Muchas gracias por su atención

    PD: Publico este relato tal como lo escribí la primera vez. habrá errores que ya han sido corregidos en la versión final. Y si no ya me lo harán saber =)



    La Taza de Café

    Era un día jueves cuando Samuel decidió faltar a sus clases de la universidad. Había vivido tantas experiencias agobiantes en la última semana que no estaba con humor de ver ni escuchar a nadie y menos al profesor de estadística que aburría hasta al más aplicado alumno, a pesar de que el curso era muy interesante.


    Hacía mucho frío o al menos eso sentía él. Seguía echado en su cama a pesar de que ya eran las 11 a.m. No tenía ganas ni de levantarse pero aún así hizo un esfuerzo y de un brinco ya estaba fuera de la cama pues, si bien había faltado a sus clases, había otros pendientes que atender.


    Lo primero que hizo fue ir a su sala, sentarse a la mesa y servirse una taza de café bien cargado para que le sacuda el cerebro mientras dejaba dos panes en la tostadora. Mientras tanto cogió el periódico del día que su padre siempre dejaba en un asiento después de haberlo leído. Samuel empezó sin mucho entusiasmo a hojear el diario pero no pudo prestar nada de atención porque se puso a pensar en ella.


    Han pasado 2 meses desde que Samuel y Gloria terminaron su relación de enamorados de año y medio. Esos 2 meses fueron tortuosos y no era para menos pero ahora no quería recordar detalles. Lo último que supo de su ex enamorada fue el jueves pasado cuando la vio irse a una farmacia. Ella no logro verlo pero él se aseguro de observarla sin ser descubierto. La notó demacrada y bastante descuidada: el pelo largo y maltratado y con ropa no tan presentables. En ese momento sintió pena pero no había remedio, lo mejor era que se mantuviera en su posición para armonía de todos: tanto de ellos como de sus familias que también se habían visto involucradas.


    Sacudiendo la cabeza empezó, ahora sí, a prestar atención al diario y una noticia le llamó rápidamente la atención: “muchacha se suicida ahorcándose con una soga en el techo de su propia habitación, la policía aún no descarta el homicidio”.


    Esta noticia no le sorprendió mucho, la cantidad de suicidios había aumentando alarmantemente ya sea por razones amorosas, familiares, económicas, entre otras. Lo que si le sorprendió es que en el diario acotaban que la chica era de su misma ciudad. “Qué raro que no me haya enterado de nada si con lo chismosas que son las personas por acá ese tema debería ser la comidilla del día”, se dijo a sí mismo mientras dejaba el periódico y se levantaba para recoger sus panes recién tostados.


    En eso un hecho que hubiera preferido no recordar se le vino a la mente: el último domingo a las 3 a.m. cometió el error de regresar solo a su casa después de una fiesta con sus amigos. Su zona no era peligrosa pero a esa hora no vale fiarse de nada y toda precaución no estaba de más. Sin embargo él ya estaba mareado y optó por retirase de la discoteca adonde había ido con sus amigos, ellos se quedaron aún porque querían seguir divirtiéndose. “Vaya amigos que tengo” fue lo último que les dijo al irse del lugar, o eso es lo que su memoria le permite recordar.


    Cuando estuvo a 5 cuadras de su casa se dio cuenta que alguien le estaba siguiendo, cruzó a la vereda de enfrente y de reojo notó que era una persona con capucha por lo tanto no podía verle bien el rostro pero era un hombre, de eso estaba seguro. Temeroso, avanzó rápido pues pensó que era un ladrón. Sin embargo los efectos del alcohol no le permitieron ni caminar bien ni rápido y el misterioso sujeto ya estaba por alcanzarlo estando a una cuadra de la casa de Samuel cuando de forma intempestiva éste se dio media vuelta y lo encaró de manera decidida aunque por dentro estaba temblando. El encapuchado no se inmutó, o eso parecía, por el contrario siguió caminando como si nada y cuando estuvo al costado de Samuel dejó caer una carta y prosiguió con su marcha.


    Samuel aún seguía extrañado por el suceso que acaba de vivir, recoge la carta y su sorpresa aumento pues era Gloria la que enviaba esta carta ¿Cómo sabía ella que él iría a una fiesta y que estaba regresando a esta hora? Seguro alguna amistad en común le estaba dando información de sus movimientos lo cual le empezó a poner de mal humor. Le dio ganas de atrapar e interrogar al sujeto encapuchado pero ya no estaba a la vista y era peligroso seguir caminando por lo que optó entrar a su casa. Una vez dentro, abrió la carta y las primeras líneas eran unos cuantos insultos de Gloria para luego pasar a palabras de arrepentimiento y tristeza y una petición de retomar la relación. En el siguiente párrafo la actitud de Gloria volvió a cambiar y le reclamó su insensibilidad y amenazó con suicidarse si él seguía con esa actitud tan fría con ella. La carta finalizaba con una última línea pero Samuel ni la leyó, era la típica carta de una ex desesperada por volver usando insultos y amenazas.


    Ahora que leía la noticia de una chica que se quito la vida, fue, a paso regular, a su cuarto, busco en un cajón secreto la carta y la trajo consigo a la sala donde se volvió a sentar y, tras un sorbo de su taza de café, se puso a leer esa última línea ignorada. Cuál fue su sorpresa al encontrar palabras tan tajantes como éstas:


    “Hablo en serio, el martes te estaré esperando en el parque rojo a las 8 p.m., espero que vengas, caso contrario me estaré suicidando el jueves a las 8 a.m.”


    Volvió a leer la noticia y casi se queda completamente paralizado: la hora de muerte de la chica que se suicido se calculaba entre las 7:30 y 8:30 a.m. Misma ciudad, misma forma de morir, mismo día, probable misma hora de muerte… pero era una macabra coincidencia. Gloría le había hecho anteriormente varios escándalos en los primeros intentos de cortar la relación así que este era uno más, llevado al extremo, pero uno más al fin y al cabo. Cogió su taza de café y decidió terminarla en su cuarto.


    Fue en ese momento en que sonó el timbre y Samuel estaba aún tan absorto por la noticia que el timbre le pareció un sonido de otro mundo que lo sacudió y por los nervios dejo caer su taza de café que se rompió en mil pedazos. Pero Samuel se quedo en su sitio aún pensando. Volvieron a tocar el timbre y Samuel decidió ir a atender el llamado, mientras avanzaba hacia la puerta podía escuchar, aunque muy lejanamente, la voz de dos señores que se estaban poniendo impacientes.


    Era extraño que alguien viniera considerando que sus padres están trabajando y él debería estar en la universidad, por lo tanto no hay nadie en la casa. Pero sonriendo, quizás de nervios, decidió finalmente abrir la puerta, total ¿quién podría ser?
     


  2. Ponyo

    Ponyo Miembro maestro

    Registro:
    26 Ago 2014
    Mensajes:
    909
    Likes:
    604
    Temas:
    16
    Pero si ya tienes la versión final, por qué mejor no publicas esa?
     
  3. Norman Alastor

    Norman Alastor Miembro de bronce

    Registro:
    10 Oct 2014
    Mensajes:
    1,863
    Likes:
    911
    Temas:
    97
    Porque quiero analizar y que ustedes también opinen sobre la evolución entre las dos historias. Si fue buena idea continuarla o mejor debió quedarse como estaba. Porque además entre historia e historia paso mucho tiempo y las ideas o propuestas originales que tenía las cambié. Y eso se notara cuando lean la otra versión.
     
  4. Ponyo

    Ponyo Miembro maestro

    Registro:
    26 Ago 2014
    Mensajes:
    909
    Likes:
    604
    Temas:
    16
    Lo que no tengo claro es la encuesta inicial, esperas que la contestemos en base a esta primera historia entonces o en base a la versión final?
     
  5. Norman Alastor

    Norman Alastor Miembro de bronce

    Registro:
    10 Oct 2014
    Mensajes:
    1,863
    Likes:
    911
    Temas:
    97
    Era en base a esta pero mejor para evitar confusiones la elimino y solo me guiare de sus comentarios =)... pucha no se puede eliminar, en todo caso en la noche publicare la versión final y ya opinen en base a todo

    Hace unos días publique la versión BETA de un escrito mío llamado "La taza de café". Bueno ahora les cuento la historia y el motivo de que haya dos versiones. Hace un par de años "El Comercio" inicio una convocatoria para que todos los que se animen manden sus cuentos o relatos de lunes a sábado y el domingo en su revista dominical iban a publicar al escogido de la semana. Un relato publicado por cada domingo y a fin de año realizarían una antología con todos los relatos domingueros ganadores. Bueno yo siempre me proponía crear y enviar al diario un escrito mío pero por flojera o falta de tiempo no lo hacía. Hasta que llego un momento en que reaccione, me senté enfrente de la computadora y empece a escribir y escribir. Cuando terminé estuve contento pero la alegría no duro mucho, revisando mi relato tenía mas de 800 palabras y la convocatoria del diario ponía que como máximo los cuentos enviados debían tener 500 palabras. No me animé a borrar palabras o párrafos porque para mí cada línea tenía sentido, su razón de ser así que frustrado guarde el escrito con la promesa de retomarlo y expandirlo. Por diferentes motivos pasaron meses antes que retomara "La taza de café" así que decidí continuar el relato pero con algunos cambios. Como soy un fanático del terror y suspenso mis historias van por esa rama pero para el concurso quise probar algo diferente y había pensado en hacer algo mas policial o detectivesco, una historia mas de investigación que sobrenatural. Pero sin concurso de por medio decidí continuar mi relato a mi manera y estilo y eso se ve reflejado en la versión final de "La taza de café" que publicaré en cuestión de horas. Gracias por detenerse a leer.
     
    A Ponyo le gustó este mensaje.