La muñeca poseída Okiku

Publicado en 'Misterios y Enigmas' por Necropsia, 28 May 2015.





  1. Necropsia

    Necropsia Suspendido

    Registro:
    1 May 2015
    Mensajes:
    883
    Likes:
    370
    Temas:
    27




    La historia de Okiku comenzó en 1918, cuando un joven de 17 años llamado Eikichi Suzuki adquirió una muñeca con el fin de regalársela a su hermana Kikuko de 2 años. La finalidad de aquel regalo era la de llevarle un recuerdo de los que todos solemos comprar a los familiares cercanos cuando vamos de viaje, en este caso fue durante su visita a la exposición marina de Saporro, en la isla japonesa de Hokkaidō. La muñeca media unos 40 cm de alto y vestía con un kimono tradicional japonés. Sus ojos parecían dos brillantes perlas negras dentro de una cara blanca de porcelana muy realista, y contaba con un bonito pelo negro hasta el hombro de corte tradicional japonés. Eikichi observo aquel bonito artículo y supo inmediatamente que aquella muñeca tenía que ser para su hermana, por lo que no dudo en adquirirla para llevársela como recuerdo de aquella visita.
    A su regreso hizo entrega de los obsequios que había comprado mientras relataba entusiasmado los detalles de su corto y pequeño viaje. Aunque la pequeña de la casa, como es lógico, solo prestaba atención a su nueva amiga, la muñeca que su hermano le había regalado.
    Instantáneamente aquella muñeca se convirtió en la muñeca favorita de la pequeña Kikuko, la niña disfrutaba con su nueva amiga y jugaba con ella todos los días, incluso le puso un nombre, algo que es muy común entre muchos pequeños que sienten apego por algún peluche o muñeco especial. En este caso el nombre que Kikuko eligió para su muñeca fue Okiku.
    Las historias de este tipo de elementos suelen compartir patrones entre otros de su misma índole, y al igual que con la historia del muñeco Robert, volvemos a encontrarnos con una situación similar en cuanto a la relación entre el niño y el muñeco. Las dos eran inseparables, iban juntas a todas partes, dormían en la misma cama, se la posicionaba en la mesa a la hora de la comida y la niña trataba a Okiku como una más de su entorno familiar, como una más hasta que la tragedia llegó a la familia. La pequeña de la casa se puso muy enferma y casi de forma fulminante murió en poco tiempo debido a complicaciones con la gripe y la fiebre.
    En memoria de su pequeña hija, la familia colocó la muñeca Okiku en un altar dentro del domicilio familiar, ya que la niña había creado un vínculo especial entre las dos, y para la familia era un modo de mantenerla aún presente.
    No pasó mucho tiempo hasta que la desconsolada familia comenzase a notar algo extraño en la casa, algo que directamente estaba vinculado con la muñeca de su pequeña Kikuko. El pelo negro azabache de aquel juguete que había sido recortado hasta los hombros como queda detallado anteriormente, comenzó a crecer y a despeinarse misteriosamente. En poco tiempo el pelo había crecido hasta las rodillas, lo que causó que la familia creyera que el espíritu de Kikuko estaba de alguna extraña forma en la muñeca. Incluso cuando volvían a cortar el pelo de Okiku, crecía nuevamente de forma inexplicable, y siempre paraba de crecer a la altura de las rodillas.
    Debido al comienzo de la Segunda Guerra Mundial en 1939, la familia Suzuki decidió casi por obligación trasladarse a la Isla de Sajalín. Y aunque que creían que el espíritu de su hija se encontraba en el interior de la muñeca, por temor o desconfianza no estuvieron dispuestos a llevársela con ellos, por lo que decidieron llevarla al templo Mannenji, en la ciudad de Iwamizawa, Japón. La familia explicó al sacerdote del templo las especiales cualidades sobrenaturales de la muñeca, sin embargo, el sacerdote aceptó cuidar a Okiku bajo aquellos muros sagrados. Todos los monjes del templo comprobaron atónitos con sus propios ojos como el pelo de la muñeca seguía creciendo, por lo que pronto se convirtió en algo normal para ellos. Cortar el pelo a la muñeca se tornó prácticamente en una tarea habitual en el templo, y los monjes colgaban como adorno las fotografías tomadas a Okiku con el pelo cortado en diferentes medidas.
    A día de hoy la muñeca continúa estando en el templo Mannenji, custodiada dentro de una modesta caja de madera. Como respuesta a la pregunta que muchos os podríais hacer, hay que decir que, si, su pelo sigue creciendo. La muñeca embrujada Okiku es conocida en todo Japón, una historia que con el paso del tiempo se ha convertido en novelas, películas incluso obras de teatro dentro del país.
    La prensa nacional no tardó en hacerse eco del fenómeno que se producía en Okiku. A día de hoy no está claro el porqué del inusual crecimiento del cabello en la muñeca Okiku. Nadie ha sido realmente capaz de explicar cómo puede ser que su cabello siga creciendo de manera continuada durante casi un siglo. Al parecer algunos científicos que han analizado las muestras de pelo de la muñeca Okiku han determinando que el pelo es de origen humano, aunque nadie otorga una explicación científica para este fenómeno.
    A día de hoy toda persona que desee y tenga la oportunidad de hacerlo, puede visitar sin complicaciones el templo Mannenji. Allí, la inusual muñeca Okiku sigue haciendo muestra de su "presunto" embrujo.
    [​IMG]
     
    Última edición: 28 May 2015
    A Lunadeplata le gustó este mensaje.


  2. Zhack

    Zhack Miembro diamante

    Registro:
    19 Set 2011
    Mensajes:
    10,083
    Likes:
    5,305
    Temas:
    83
    Interesante la historia doc :-o
     
  3. Luu_Sparks

    Luu_Sparks Suspendido

    Registro:
    27 Set 2013
    Mensajes:
    6,258
    Likes:
    3,064
    Temas:
    94
  4. davidvo1501

    davidvo1501 Miembro maestro

    Registro:
    3 Mar 2015
    Mensajes:
    512
    Likes:
    186
    Temas:
    22
  5. Galford

    Galford Miembro diamante

    Registro:
    26 Mar 2009
    Mensajes:
    17,231
    Likes:
    7,933
    Temas:
    50
    La hubiera quemado en one!!
     
  6. J_Bart

    J_Bart Miembro maestro

    Registro:
    18 May 2015
    Mensajes:
    415
    Likes:
    163
    Temas:
    4
    Okiku, me gustaría ir a Japón a confirmar o tumbar el mito...
     
  7. Lunadeplata

    Lunadeplata Miembro diamante Plus

    Registro:
    12 Oct 2011
    Mensajes:
    13,550
    Likes:
    8,651
    Temas:
    724
    Interesante,es una muñeca Ichimatsu ésta Okiku y estas muñecas son ancestrales por lo que algunas veces tambien fueron usadas en ceremonias religiosas.
     
  8. Dreamy

    Dreamy Miembro legendario

    Registro:
    4 Jul 2009
    Mensajes:
    53,930
    Likes:
    29,387
    Temas:
    33
    Me parece haber visto una película inspirada en ésta historia...
    se me hace conocida :/