Historias Ficticias de Terror - Suspenso

Publicado en 'Misterios y Enigmas' por Setarcos, 9 Ago 2012.





  1. Setarcos

    Setarcos Miembro de plata

    Registro:
    8 Ene 2010
    Mensajes:
    2,961
    Likes:
    1,319
    Temas:
    131




    Buenas... comenzo el programa...

    La primera historia de la temporada es sobre un hombre atormentado por el calor... que desesperado, tratará de encontrar un alivio para su martirio... un relato simple, en el cual los instintos mas bajos dominan... lo he llamado...

    Ola de calor

    [​IMG]


    Era uno de los veranos más sofocantes que había azotado al pequeño pueblo campestre de Sonderville, los pocos estanques de agua de aquel lugar estaban casi vacíos, las plantas se marchitaban, los animales sucumbían ante el calor y la sed, el lugar era un verdadero infierno.

    En una humilde cabaña vivía Edward Court, un joven de veintiún años que habitaba ese lugar desde su infancia, lo heredó de su padre a los dieciséis. Es un muchacho muy listo y laborioso, trabaja en una hacienda para los Fesder como segador de trigo. Su gran problema es el insoportable calor, no lo tolera, solo logra refrescarse en la hacienda Fesder, pero el resto del día sufre las consecuencias del clima infernal.

    La hacienda Fesder era el mejor lugar en todo el pueblo, estaba un poco alejado del centro porque era una enorme propiedad. Aunque la casa era muy grande y tenía muchas habitaciones, solo era habitada por el señor y la señora Fesder, además de su empleada Luna. El señor Fesder se dedicaba al negocio del trigo, tenia hectáreas de trigales, eso le amasó una pequeña pero suficiente fortuna. El calor no era un problema para sus siembras, pues contaba con una considerable dotación de agua en su hacienda.

    Cierto día Edward trabajaba en una parte del campo cerca de la casa de los Fesder, su torso desnudo empapado en sudor por el esfuerzo y el calor atrajo la atención de Luna que lo observaba atentamente desde una de las ventanas del primer piso, Edward sabia que Luna sentía una atracción por él y decidió sacar provecho de esa situación. Edward miró hacia la ventana e hizo un gesto de “por favor me traes un vaso con agua”. Instantáneamente Luna desapareció detrás de las cortinas de la ventana y unos segundos después salió por un costado de la casa trayendo consigo una jarra llena de refresco. Edward se preguntó - “Dios, ¿Por qué soy tan irresistible?” - mientras en su rostro se formaba una falsa sonrisa.

    Horas más tarde un camión llega a la hacienda, de este vehículo baja el señor Fesder y saca de la parte de carga del camión una caja grande de madera y se la lleva a la casa. Edward vio lo sucedido desde lejos y le entró curiosidad por saber lo que contenía la caja.

    Ya había terminado la hora de trabajo y Edward se dirigía a la salida, de casualidad se cruza con Luna, que regresaba de hacer las compras para preparar la cena, él se acerca a ella y le pregunta:

    Edward: “¿Qué cosa contiene la caja?”

    Luna: “Es un nuevo artefacto, el señor Fesder lo compró en el centro, parece que le costó mucho.”

    Edward: “¿Qué clase de artefacto? ¿Para qué sirve?”

    Luna: “Desconozco el nombre, pero se conecta a un tomacorriente y del artefacto sale aire fresco.”

    - “Interesante” - se dijo él, Luna acercaba su rostro hacia Edward pero él ni se percato, se dio la vuelta y se fue sin decir adiós.

    Edward, ya en su cabaña, se quejaba del insoportable calor, trataba de echarse aire con un cuaderno pero solo recibía brisas calientes, ya se había bañado dos veces desde que llego del trabajo pero el calor le hacía sudar cada vez más, ni siquiera tirarse al suelo aliviaba su bochorno. Trataba de dormir pero al igual que todas las noches no pudo conciliar el sueño debido al calor.
    De repente le vino a la mente el recuerdo de lo que le dijo Luna sobre el nuevo artefacto de los Fesder. En su interior nació la envidia y las ganas de tener un artefacto así, pero sabía que nunca podría pagar ese precio tan elevado. Lo único que se le ocurrió para obtener ese artefacto era robárselo a los Fesder.

    Al día siguiente Edward esperaba a Luna en la tienda donde ella suele hacer las compras. Cuando la encuentra le saluda cariñosamente e inicia una conversación:

    Edward: “Luna sabes que me atraes mucho, solo que soy un poco tímido, pero quiero mostrarte mis verdaderas intenciones.”

    Luna se queda en silencio un momento y después con sorpresa responde: “Yo también siento algo especial por ti, no puedo creer esto.”

    Edward: “Pues créelo preciosa, deseo estar a solas contigo algún día. Porque no nos reunimos en la casa de los Fesder.”

    Luna: “¿Cómo?, claro que no, esa no es mi casa además me pueden despedir si se enteran que hago entrar gente extraña.”

    Edward: “Pero entro un día en que los Fesder no estén dentro, nunca se enterarán de esto.”

    Luna: “No lo se, es muy riesgoso.”

    - “Te he declarado mi amor, pero creo que tu no sientes lo mismo, disculpa por hacerte perder el tiempo.” - dijo Edward con tono de decepción mientras volteaba para ir a su cabaña. Luna lo toma del brazo derecho y le dice - “Espera, discúlpame, te avisaré cuando los Fesder salgan de la casa, lo arriesgare todo porque te amo.” -
    Edward gira hacia ella y le da un beso en la boca, después le dice - “No te arrepentirás preciosa.” -

    Dos días después de aquel encuentro, Edward segaba en una parte profunda del trigal, en eso llega corriendo Luna y le dice - ”Los patrones no están en casa, acaban de salir y por lo menos demorarán un par de horas.” - Edward toma del brazo a Luna y se apresuran a entrar a la casa. Él estaba tan nervioso por lo que iba a hacer que ingreso a la casa todo sudado, con los pantalones sucios y con su hoz de trabajo.

    Una vez adentro Luna le dice: “Vamos a mi habitación.”

    Edward: “Mejor vamos a la habitación donde está el artefacto de aire fresco, eso sería más emocionante.”

    Luna acepta y lo guía hasta la habitación de los señores Fesder, ingresan y ella cierra la puerta, después enciende el artefacto y se acerca a Edward para besarlo, él la frena y le pregunta - “¿Cuánto tiempo tenemos?” - , ella responde - “Lo suficiente.” -

    Edward: “¿El artefacto se queda prendido?”

    Luna: “Si, pero solo por seis horas seguidas, después de eso…”

    Edward la interrumpe tomándola por los hombros y la empuja violentamente a la cama pero en vez de acercarse a ella se dirige hacía el artefacto.

    Luna se levanta y le dice: “Que vas a hacer.”

    Edward: “Me llevaré este artefacto, yo lo necesito más que estos idiotas.”

    Luna: “Solo me usaste para lograr llegar hasta el artefacto y así robártelo. ¡Eres una basura!, pero no te dejaré que lo hagas, llamaré a la policía.”

    Edward: “Me temía que algo así harías, por eso estoy preparado, no solo te utilicé sino que también te voy a matar.”

    Luna trata de salir de la habitación pero Edward la detiene con una fuerte patada en la espalda, ella cae al suelo y pide que no la mate, Edward saca de la funda su hoz y lentamente se acerca a Luna, ella grita pero no había quien la escuche, sus ojos mostraban el miedo que sentía en ese momento, la mano izquierda de Edward la agarra de sus cabellos mientras ella seguía rogando por su vida. La hoz se dirige al cuello de Luna con violencia y determinación por parte de Edward. Finalmente la hoja filosa de la hoz corta el cuello de Luna, la sangre brotaba, él reía con maldad, ella agonizaba lentamente.
     


  2. Setarcos

    Setarcos Miembro de plata

    Registro:
    8 Ene 2010
    Mensajes:
    2,961
    Likes:
    1,319
    Temas:
    131
    Mientras limpiaba la sangre de su hoz, él se percata de que un carro se estaciona en la entrada de la hacienda, observa por la ventana y se espanta al ver que eran los Fesder. La preocupación y el pánico se apoderaron de él, no se le ocurría nada para desparecer el cadáver de Luna y quitar la sangre del suelo, entonces se dijo - ”Ya asesiné a una persona, nada me costaría matar a dos mas.” -

    Edward va a la sala y se oculta detrás de un librero, planea como asesinarlos, en eso los Fesder ingresan a la sala quejándose del calor, la señora Fesder decide ir directamente a su habitación mientras que su esposo se dirige a la cocina por unos tragos. Edward parece haber encontrado la manera de matarlos pues en su cara se dibuja una sonrisa maligna. Decide eliminar primero a la señora Fesder, toma un libro del estante y con cautela sigue a su víctima.

    La mujer estaba a punto de llegar a su habitación cuando de pronto escucha que algo cae detrás de ella, voltea y ve que en el piso yace un libro, ella pregunta - ”¿Querido, eres tú?” -, al no escuchar respuesta alguna ella genera otra interrogante - “¿Luna, estas ahí?” -, como nadie le contesta ella se extraña por lo que paso, se acerca para levantar el libro, al agacharse no ve que detrás de una columna cercana sobresalía una hoz, Edward sale de la columna y le atraviesa la mortal herramienta desde la nuca hasta la garganta. El cuerpo de la señora Fesder cae al piso y Edward se apresura a dar muerte a su último objetivo, el señor Fesder.

    Edward ingresa a la cocina con cautela, se acerca lentamente hacia el señor Fesder, este estaba de espalda a Edward muy concentrado en su bebida.

    En medio de su recorrido, Edward se detiene, le preocupa ser descubierto por su víctima, levanta su arma y con fuerza lo lanza a manera de daga voladora. La hoz penetra la espalda del señor Fesder, este suelta su trago y cae al suelo. Edward rápidamente se acerca al herido, le saca la hoz, lo coloca boca arriba y le vuelve a encajar el letal instrumento pero esta vez en el corazón.
    Nuevamente la hoz es desenterrada del cuerpo inerte del señor Fesder. El suelo quedo teñido de sangre y muy cerca de ese charco sangriento estaba Edward sentado con la hoz en las manos y con una expresión de maldad en su rostro.

    Varias horas después, Edward se encontraba en su cabaña, se refrescaba con el aire frío que emanaba del artefacto. Un gran bostezo que brotó de él le hizo recordar que no había dormido casi nada desde hacía varias noches, miro el reloj de pared, eran las ocho y media, volvió a dar otro bostezo y se echó a la cama a dormir.

    Las horas pasaban, por momentos Edward hacía leves movimientos sonámbulos. El artefacto seguía manteniendo el ambiente fresco, pero de pronto empezó a salir humo de dicha máquina y poco después chispas saltaban de su interior.
    Edward no se percataba de esto pues su conciencia le hacía recordar, en forma de sueño, los asesinatos que cometió.
    En sus sueños él ve su conversación con Luna en la habitación de los Fesder...

    Edward: “¿Cuánto tiempo tenemos?”

    Luna: “Lo suficiente.”

    Edward: “¿El artefacto se queda prendido?”

    Luna: “Si, pero solo por seis horas seguidas, después de eso…”


    La escena se desvanece, es remplazada por el momento en donde él se encuentra sentado en la cocina cerca del charco sangre. Mientras miraba la hoz Luna aparece delante de él y le dice - ”Pagarás por lo que has hecho, no me escuchaste bien sobre lo que te dije del artefacto y sus cuidados. Cometiste un gran error. ¡Morirás!...” -
    Luna, que parecía despedir calor, se acercaba a paso lento hacia Edward, este por su parte no podía moverse solo atinaba a gritar, y fue cuando las ardientes manos de Luna lo tocaron que...

    Edward abrió los ojos de golpe, seguidamente dio un quejido de dolor muy fuerte debido a que sus piernas se quemaban, su cuerpo estaba bañado en sudor, aunque su visión era reducida por el humo en la cabaña, logró ver el reloj en el cual la hora indicada era cuatro y veintiuno. Además entre las llamas que consumían rápidamente el lugar vio a una Luna fantasmal con un gesto de venganza... y la cara de terror y desesperación de Edward fue opacada tras una gran ola de fuego.

    [​IMG]
     
    Última edición: 9 Ago 2012
  3. pjca

    pjca Miembro de bronce

    Registro:
    29 Jun 2011
    Mensajes:
    1,347
    Likes:
    1,011
    Temas:
    42
    Me gusto el comienzo y el intermedio....
    pero ese final como que no me convencio :/
    Que tal si haces que Edward tenga "en sus manos" a Luna para que ella haga lo que el quiera hasta que haya un parte donde todo cambie etc...
    pero en si me gusto leerlo
    PD. Me doy cuenta de q hay mas...
    depues lo leo
     
    Última edición: 9 Ago 2012
  4. Setarcos

    Setarcos Miembro de plata

    Registro:
    8 Ene 2010
    Mensajes:
    2,961
    Likes:
    1,319
    Temas:
    131
    Léanlo como si se tratase de un guión... usen la imaginación, y haganse de cuenta que estan viendo un episodio de "Cuentos de la Cripta"...