El origen olvidado de Nepeña

Publicado en 'Misterios y Enigmas' por Owenhart, 4 Set 2019.





  1. Owenhart

    Owenhart Miembro frecuente

    Registro:
    11 Ago 2019
    Mensajes:
    188
    Likes:
    89
    Temas:
    71




    EL ORIGEN OLVIDADO DE NEPEÑA

    La fe de muchos es la fe de pocos, y, a veces, las cosas no son como las cuentan o como deberían haber sucedió, pero aquí estamos de nuevo buscando la fe de los desposeídos.
    Y es casi similar a lo que narra aquella leyenda, contando lo acaecido en el siglo XVI, cuando una mula escapó de la posta de Guambacho (Un antiguo lugar de descanso custodiado por el corregidor Diego de Acevedo, capitán del ejército realista), llevando sobre su lomo la efigie de la madre del Mesías que unos arrieros debían llevar al pueblo de Guadalupe.
    Sin embargo, ni la mula escapó ni los arrieros fueron a buscarla por varios días, aquello es algo que está tan alejado de la verdad y la mentira.
    Lo que la luna cuenta de aquel día --única testigo al dormir temprano a las estrellas--, es que los arrieros sucumbieron con facilidad a la emboscada que los mukis (Duendes andinos) les preparon al sentirse atraidos por la imagen de la virgen María.
    No se puede negar que el corregidor avisó de la masacre al arzobispo y que este respondió dando su bendición para que la exploración hacia "los terrenos prohibidos" empezara con la venia de Dios. Así fue que, acompañado por sus hombres, el cacique Susuy y algunos indígenas de la zona, Diego de Acevedo, luego de un largo viaje, llegó hasta las tierras que forman parte del Puquio Pipí.
    El corregidor blandió su espada en señal de ataque al ver los cadáveres de animales y seres humanos esparcidos en el lugar. Bajó de su caballo y empezó a seguir el sendero que el canal del manantial había creado siglos atrás.
    Avanzaban siempre rezando, siempre pidiendo fuerzas a sus vírgenes y santos para no ser presas fáciles de los hijos del pecado. Diego de Acevedo volvió a ordenar que se detuvieran, y empezó a señalar el lugar donde la mula yacía muerta con las entrañas expuestas y los mukis veneraban desnudos rodeando la imagen de la madre del Mesías. Al ver esa escena, pidió a sus hombres y a los indígenas silencio, pero los hijos del Inti le hicieron saber que aquel manantial era la entrada al Uku Pacha (Tierra de abajo) y que si pensaban atacar lo hicieran en ese momento, aunque lo sensato fuera salir corriendo.
    A su orden, el rugido de guerra se hizo escuchar. Los mukis eran pequeños y jorobados, de facciones preciosas, pero con grandes garras con las cuales se les fue fácil defenderse. Diego de Acevedo por poco pierde un brazo y a casi toda su tropa, pero al sentirse vencidos, los mukis empezaron a escapar por el "ojo de agua" que unía a este mundo y al Uku Pacha.
    Obsesionado con la victoria, el corregidor decidió quedarse a defender a la imagen de la virgen, así que envió a uno de sus soldados de regresos a Guambacho para pedir refuerzos.
    La segunda oleada de los mukis también fue abatida con éxito, a pesar de los pocos soldados e indígenas que quedaban. Aunque trataron de varias maneras, los intentos por tratar de levantar la imagen fueron en vano, porque a pesar de que los mukis eran seres infernales, su fe hacia lo santificado era inmensa, lo cual hizo que la imagen solo pudiera ser levantada por seres que estaban llenos de verdadera fe o tuvieran un alma libre e inocente, quizá por eso siempre se justifica a los humanos recitando la palabra "Ni pena, ni Peña" al no tener ellos las fuerzas ni la fe suficiente para llevarse la imagen.
    Aunque las dos primeras batallas fueron victorias para el corregidor; sin embargo, si mal no está escrita la historia, aquella guerra entre makis y humanos llevó casi a la locura a Diego de Acevedo, quien tuvo que dejar las riendas de la guerra a pedido del Virrey peruano, porque así como tuvo triunfos importantes, envió al cielo y al infierno a españoles e indígenas por igual.
    El tiempo pasó entre masacres y pestes, luego de cinco largos años de luchas y muertes --cabe mencionar que Susuy fue el único que luchó sin descanso todo ese tiempo--, humanos y mukis llegaron a una tregua.
    Firmaron con sangre la paz, esbozando los siguientes acuerdos para ambos bandos:

    -El primer acuerdo del tratado exigía que nunca más las aguas del puquio sean manchadas de sangre, y que su pureza serviría para la creación de un pueblo no tan lejos ni cerca de la entrada del Uku Pacha.
    -El segundo acuerdo permitió a los humanos llevarse la imagen de la virgen para ser adorada por los habitantes del pueblo a fundarse, pero que cada cinco años los mukis tendrían permiso para adorar a su santa madre en el templo que ellos ayudarían a construir con las riquezas de oro y plata que entregarían.

    El fraile que firmó el pacto envió de inmediato el documento al Vaticano, donde ahora se resguarda en una bóveda dorada e impenetrable. Y vale recordar que la imagen se quedó con el nombre de "Virgen de Guadalupe" porque aquel lugar era su verdadero destino.

    Ni amigos ni enemigos, simplemente dos tipos de seres que pactaron no volver a luchar para fundar lo que ahora conocemos como Nepeña. Y si nos faltan pruebas, esperemos que algún día el Vaticano se anime a digitalizar sus documentos sagrados.

    Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCLDg-lp1cUMyXmGC1eAqMbA
    Instagram: @elobeliscodehades
    Facebook: https://www.facebook.com
    Fuente y creador: ©El obelisco de Hades.
    Fuente de la imagen: Enrique Mejía Alday.
     
    A xxICARUSxx, Schwülli y perper les gustó este mensaje.


  2. melvin123

    melvin123 Miembro de bronce

    Registro:
    21 May 2019
    Mensajes:
    1,929
    Likes:
    2,202
    Temas:
    224
    Buena historia, lo místico no lo tenía muy claro, hay una imagen en el cerro entrada a nepeña es la Virgen de Guadalupe?
    El valle de nepeña tiene sus encantos, todo concuerda existen muchas Huacas por esa zona, Pañamarca/punkuri.
    Me iba de excursión por esa bellas tierras a ver las peleas de gallos.
     
    A xxICARUSxx y Owenhart les gustó este mensaje.
  3. Owenhart

    Owenhart Miembro frecuente

    Registro:
    11 Ago 2019
    Mensajes:
    188
    Likes:
    89
    Temas:
    71
    Hola, sí, tiene muchas historias. En nuestra página oficial estamos subiendo las historias del valle de Nepeña y de otros pueblos del mundo
     
    A xxICARUSxx le gustó este mensaje.
  4. melvin123

    melvin123 Miembro de bronce

    Registro:
    21 May 2019
    Mensajes:
    1,929
    Likes:
    2,202
    Temas:
    224
    Mano, habrás historias de la comunidad de chinos culies que laburo en las plantaciones azucareras. Estuvieron por los valles costeros como Nepeña.
     
    A Owenhart le gustó este mensaje.
  5. Owenhart

    Owenhart Miembro frecuente

    Registro:
    11 Ago 2019
    Mensajes:
    188
    Likes:
    89
    Temas:
    71
    Un
    Sí, también tenemos esa historia, la publicaremos en cualquier momento.
     
  6. xxICARUSxx

    xxICARUSxx Miembro diamante

    Registro:
    11 Feb 2009
    Mensajes:
    10,632
    Likes:
    5,607
    Temas:
    0
    vaya, vaya . He paseado por todo el valle Nepeña y desconocía esta historia.
    Interesante
     
    A Owenhart le gustó este mensaje.
  7. Owenhart

    Owenhart Miembro frecuente

    Registro:
    11 Ago 2019
    Mensajes:
    188
    Likes:
    89
    Temas:
    71
    Gracias, tenemos más historias en nuestra página de Facebook
     
  8. xxICARUSxx

    xxICARUSxx Miembro diamante

    Registro:
    11 Feb 2009
    Mensajes:
    10,632
    Likes:
    5,607
    Temas:
    0
    tendré que darle una ojeada, pasé por casi todo el valle...huambacho, Samanco, San jacinto, nepeña, moro, cerro blanco...así que me interesa.