El día que cambió el mundo

Publicado en 'Historia Universal' por Alano, 11 Set 2019.





  1. Alano

    Alano Miembro de bronce

    Registro:
    19 Mar 2019
    Mensajes:
    2,448
    Likes:
    846
    Temas:
    60




    Jueves 11 de octubre.—
    Navegó al Güesudueste. Tuvieron mucha
    mar y más que en todo el viaje avían tenido. Vieron pardelas y
    un junco verde junto a la nao. Vieron los de la caravela Pinta

    una caña y un palo, y tomaron otro palillo labrado a lo que parecía
    con hierro, y un pedaço de caña y otra yerva que nace
    en tierra, y una tablilla. Los de la caravela Niña también vieron
    otras señales de tierra y un palillo cargado de escaramojos.
    Con estas señales respiraron y alegráronse todos. Anduvieron
    en este día hasta puesto el sol veintisiete leguas.
    Después del sol puesto, navegó a su primer camino al Güeste.
    Andarían doze millas cada ora, y hasta dos oras después de
    medianoche andarían noventa millas, que son veintidós leguas
    y media. Y porque la caravela Pinta era más velera, iva delante
    del almirante, halló tierra y hizo las señas que el almirante
    avía mandado. Esta tierra vido primero un marinero que se dezía
    Rodrigo de Triana. Puesto que el almirante a las diez de la
    noche, estando en el castillo de popa, vido lumbre, aunque,
    como fue cosa tan cerrada, que no quiso afirmar que fuese
    tierra, pero llamó a Pedro Gutiérrez, repostero de estrados del
    rey, e díxole que parecía lumbre, que mirasse él, y así lo hizo
    y vídola. Díxole también a Rodrigo Sánchez de Segovia, que
    el rey y la reina embiavan en el armada por veedor, el cual no
    vido nada porque no estava en lugar do la pudiese ver. Desque
    el almirante lo dixo, se vido una vez o dos, y era como una candelilla
    de cera que se alçava y levantava, lo cual a pocos pareciera
    ser indicio de tierra, pero el almirante tuvo por cierto estar
    junto a la tierra. Por lo cual, cuando dixeron la Salve, que
    la acostumbravan dezir cantar a su manera todos los marineros
    y se hallavan todos, rogó y amonestolos el almirante que
    hiziesen buena guarda al castillo de proa y mirasen bien por
    la tierra, y que al que le dixese primero que vía tierra le daría
    luego un jubón de seda, sin las otras mercedes que los reyes
    avían prometido, que eran diez mil maravedíes de juro a quien
    primero la viese.
    A las dos horas después de medianoche pareció la tierra, de
    la cual estarían dos leguas. Amainaron todas las velas y quedaron
    con el treo, que es la vela grande, sin bonetas, y pusiéronse
    a la corda, temporizando hasta el día viernes, que llegaron
    a una isleta de los Lucayos, que se llamava en lengua de indios
    Guanahaní. Luego vieron gente desnuda y el almirante salió
    a tierra en la barca armada, y Martín Alonso Pinzón y Vicente

    Anes, su hermano, que era capitán de la Niña. Sacó el almirante
    la vandera real y los capitanes con dos vanderas de la
    Cruz Verde, que llevava el almirante en todos los navíos por
    seña, con una F y una Y, encima de cada letra su corona, una
    de un cabo de la cruz y otra de otro. Puestos en tierra vieron
    árboles muy verdes y aguas muchas y frutas de diversas maneras.
    El almirante llamó a los dos capitanes y a los demás que saltaron
    en tierra, y a Rodrigo de Escobedo, escrivano de toda el
    armada, y a Rodrigo Sánchez de Segovia, y dixo que le diesen
    por fe y testimonio cómo él por ante todos tomava, como de
    hecho tomó, posesión de la dicha isla por el rey y por la reina
    sus señores, haziendo las protestaciones que se requirían, como
    más largo se contiene en los testimonios que allí se hizieron por
    escrito. Luego se ayuntó allí mucha gente de la isla.
    Esto que se sigue son palabras formales del almirante, en su
    libro de su primera navegación y descubrimiento destas Indias.
    «Yo —dize él— porque nos tuviesen mucha amistad, porque
    conocí que era gente que mejor se libraría y convertería
    a nuestra santa fe con amor que no por fuerza, les di a algunos
    de ellos unos bonetes colorados y unas cuentas de vidro
    que se ponían al pescueço, y otras cosas muchas de poco valor,
    con que ovieron mucho plazer y quedaron tanto nuestros
    que era maravilla. Los cuales después venían a las barcas de los
    navíos adonde nos estábamos, nadando, y nos traían papagayos
    y hilo de algodón en ovillos y azagayas y otras cosas muchas,
    y nos las trocavan por otras cosas que nos les dávamos, como
    cuentezillas de vidro y cascaveles. En fin, todo tomavan y davan
    de aquello que tenían de buena voluntad, mas me pareció
    que era gente muy pobre de todo.
    Ellos andan todos desnudos como su madre los parió, y también
    las mugeres, aunque no vide más de una harto moça. Y
    todos los que yo vi eran todos mancebos, que ninguno vide de
    edad de más de treinta años. Muy bien hechos, de muy fermosos
    cuerpos y muy buenas caras, los cabellos gruessos cuasi
    como sedas de cola de cavallo, y cortos. Los cabellos traen
    por encima de las cejas, salvo unos pocos detrás que traen largos,
    que jamás cortan. De ellos se pintan de prieto y ellos son
    de la color de los canarios, ni negros ni blancos, y de ellos se

    pintan de blanco y de ellos de colorado y de ellos de lo que fallan.
    Y de ellos se pintan las caras y de ellos todo el cuerpo, y
    de ellos solos los ojos y de ellos sólo el nariz. Ellos no traen armas
    ni las conocen, porque les amostré espadas y las tomavan
    por el filo y se cortavan con ignorancia. No tienen algún fierro,
    sus azagayas son unas varas sin fierro y algunas de ellas tienen
    al cabo un diente de pece y otras de otras cosas. Ellos todos
    a una mano son de buena estatura de grandeza y buenos
    gestos, bien hechos. Yo vide algunos que tenían señales de feridas
    en sus cuerpos y les hize señas qué era aquello y ellos me
    amostraron cómo allí venían gente de otras islas que estavan
    acerca y los querían tomar y se defendían. Y yo creí, creo, que
    aquí vienen de tierra firme a tomarlos por captivos. Ellos deven
    ser buenos servidores y de buen ingenio, que veo que muy
    presto dizen todo lo que les dezía. Y creo que ligeramente se
    harían cristianos, que me pareció que ninguna secta tenían.
    Yo, plaziendo a Nuestro Señor, levaré de aquí al tiempo de mi
    partida seis a vuestras altezas para que deprendan fablar. Ninguna
    bestia de ninguna manera vide, salvo papagayos en esta
    isla». Todas son palabras del almirante.
    Sábado 13 de octubre.—«Luego que amaneció vinieron a la playa
    muchos destos hombres, todos mancebos, como dicho tengo.
    Y todos de buena estatura, gente muy fermosa, los cabellos
    no crespos, salvo corredíos y gruesos, como sedas de cavallo,
    y todos de la frente y cabeça muy ancha más, que otra generación
    que fasta aquí aya visto. Y los ojos muy fermosos y no
    pequeños, y ellos ninguno prieto, salvo de la color de los canarios.
    Ni se deve esperar otra cosa, pues está Lestegüeste con
    la isla del Fierro, en Canaria, so una línea. Las piernas muy derechas,
    todos a una mano, y no barriga, salvo muy bien hecha.
    Ellos vinieron a la nao con almadías, que son hechas del pie
    de un árbol, como un barco luengo, y todo de un pedaço y labrado
    muy a maravilla según la tierra, y grandes en que en algunos
    venían cuarenta y cuarenta y cinco hombres, y otras más
    pequeñas, fasta aver de ellas en que venía un solo hombre. Remavan
    con una pala como de fornero, y anda a maravilla y, si
    se le trastorna, luego se echan todos a nadar y la endereçan y
    vazían con calabaças que traen ellos. Traían ovillos de algodón

    filado y papagayos y azagayas y otras cositas que sería tedio de
    escrevir, y todo davan por cualquier cosa que se les diese.
    Y yo estava atento y trabajava de saber si avía oro, y vide que
    algunos de ellos traían un pedaçuelo colgado en un agujero
    que tienen a la nariz. Y por señas pude entender que yendo al
    Sur o bolviendo la isla por el Sur, que estava allí un rey que tenía
    grandes vasos de ello, y tenía muy mucho. Trabajé que fuesen
    allá y después vide que no entendían en la ida. Determiné
    de aguardar fasta mañana en la tarde y después partir para
    el Subdueste que, según muchos de ellos me enseñaron, dezían
    que avía tierra al Sur y al Sudueste y al Norueste, y que
    estas del Norueste les venían a combatir muchas vezes, y así ir
    al Sudueste a buscar el oro y piedras preziosas. Esta isla es bien
    grande y muy llana y de árboles muy verdes y muchas aguas y
    una laguna en medio muy grande, sin ninguna montaña y toda
    ella verde, que es plazer mirarla. Y esta gente farto mansa y por
    la gana de aver de nuestras cosas y teniendo que no se les ha
    de dar sin que den algo y no lo tienen, toman lo que pueden
    y se echan luego a nadar. Mas todo lo que tienen lo dan por
    cualquiera cosa que les den, que fasta los pedaços de las escudillas
    y de las taças de vidro rotas rescatavan, fasta que vi dar
    diez y seis ovillos de algodón por tres ceotís de Portugal, que
    es una blanca de Castilla, y en ellos avría más de un arrova de
    algodón filado. Esto defendiera y no dexara tomar a nadie, salvo
    que yo lo mandara tomar todo para vuestras altezas, si oviera
    en cantidad. Aquí nace en esta isla, mas por el poco tiempo
    no pude dar así del todo fe. Y también aquí nace el oro que
    traen colgado a la nariz, mas por no perder tiempo quiero ir
    a ver si puedo topar a la isla de Cipango. Agora, como fue noche,
    todos se fueron a tierra con sus almadías».

    Diario de Colón.
     


  2. luferman666

    luferman666 Miembro diamante

    Registro:
    6 Feb 2011
    Mensajes:
    13,434
    Likes:
    10,484
    Temas:
    96
    Falta un mes para celebrar eso.
     
  3. ElCartelLima

    ElCartelLima Miembro diamante VIP

    Registro:
    10 Ago 2013
    Mensajes:
    11,895
    Likes:
    21,346
    Temas:
    42
    Ese tocadiscos fraile de la corona ya pierde seriedad historica.
     
    A Mirage2000 le gustó este mensaje.
  4. Alano

    Alano Miembro de bronce

    Registro:
    19 Mar 2019
    Mensajes:
    2,448
    Likes:
    846
    Temas:
    60
    Explicate:mmm:
     
  5. Toleman

    Toleman Miembro diamante

    Registro:
    21 Ene 2011
    Mensajes:
    17,395
    Likes:
    10,962
    Temas:
    3
    es un relato del 11s?
     
  6. Señor Pull

    Señor Pull Miembro maestro

    Registro:
    19 Set 2019
    Mensajes:
    390
    Likes:
    285
    Temas:
    55
    Yo pensaba que era el 25 de diciembre, que dividio la Historia de la Humanidad en un antes y un después.
     
  7. 10 Intis

    10 Intis Miembro de plata

    Registro:
    17 Nov 2018
    Mensajes:
    3,178
    Likes:
    1,681
    Temas:
    30
    Los vikingos llegaron a América antes que Colón.

    Y el mundo cambió el día que Johannes Guttenberg decidió imprimir un centenar de copias de la Biblia Luterana.

    :cafe:
     
  8. Alano

    Alano Miembro de bronce

    Registro:
    19 Mar 2019
    Mensajes:
    2,448
    Likes:
    846
    Temas:
    60
    Llegarían pero como si no , por llegar llegaron primero los asiáticos, pero la llegada de los españoles fue la que cambio el mundo:yeah:
     
  9. 10 Intis

    10 Intis Miembro de plata

    Registro:
    17 Nov 2018
    Mensajes:
    3,178
    Likes:
    1,681
    Temas:
    30
    No. La llegada de los españoles a América simplemente fue el anuncio a las potencias europeas de que había un territorio virgen que conquistar y con el cual las potencias podrían jugar al ajedrez.

    La vida de los asiáticos, africanos, mahometanos o rusos no cambió para nada con el descubrimiento de América.Tampoco la de los españoles, porque tus reyes Hasburgos se dedicaron a reventar el billete que llegaba de ultramar en guerras que no trajeron ningún beneficio a Españistán.

    Te han enseñado webadas en la escuela, causa. Pídeles que te devuelvan tu billete.

    :cafe:
     
    Última edición: 21 Set 2019
  10. Alano

    Alano Miembro de bronce

    Registro:
    19 Mar 2019
    Mensajes:
    2,448
    Likes:
    846
    Temas:
    60
    Parece que tienes poco conocimiento de historia, falta de cultura por un sistema educativo deficiente, no pasa nada todavía estas a tiempo de aprender:hi: