El Crucifijo y el Huevo de Pascua

Publicado en 'Religión' por gnomo, 2 Abr 2015.





  1. gnomo

    gnomo Miembro maestro

    Registro:
    22 May 2010
    Mensajes:
    886
    Likes:
    588
    Temas:
    19




    Durante la Pascua, la mezcla de lo benevolente con lo horrible revela el antagonismo de la religión hacia la vida humana.

    + + +

    Para la mayoría de las personas que las celebran, la Pascua y la Semana Santa pasarán sin analizar, sus tradiciones y su significado dados por sentado. Las recordarán en parte como una celebración agradable y alegre. Pero también las recordarán como una fiesta religiosa, asociando parte de la atmósfera benevolente de la Pascua con su mensaje religioso; eso es un grave error.

    Las fiestas de Pascua de hecho presentan una enorme contradicción: el choque grotesco de la celebración secular de la felicidad, mezclado con la adoración religiosa del sufrimiento. Es hora de entender el verdadero significado de esta festividad, y cuestionar el mensaje de auto-sacrificio que siempre ha transmitido.

    La parte más agradable de la festividad de la Pascua es su lado secular; la fiesta, no de Jesús, sino del Conejo de Pascua.

    Familias y amigos se reúnen, vestidos con sus mejores ropas nuevas, y disfrutan de banquetes familiares; los niños, entusiasmados, participan en búsquedas de tesoros, encontrando huevos de colores brillantes y cestas de chocolates. El ambiente de esta celebración secular es de una alegre benevolencia.

    Sin embargo, estas tradiciones no tienen ninguna base en el sentido religioso de la Semana Santa; de hecho, son un legado de la era pre-cristiana. La palabra “Pascua” viene del nombre anglosajón de una diosa que personificaba la primavera. Fue esta fiesta pre-cristiana la que nos dio el Conejo de Pascua (un símbolo de la fertilidad) y los huevos de Pascua, cuyas marcas brillantes representan los colores de la salida del sol. La Pascua original celebraba el regreso del calor, de la luz solar, y de las hojas verdes después de un largo invierno. Era una celebración de la alegría de vivir en la tierra.

    Cuando los primeros misioneros cristianos trataron de convertir a los paganos, les permitieron mantener esta fiesta, pero inyectaron en las ceremonias un significado completamente opuesto.

    El mensaje religioso injertado en la Pascua es la historia de la crucifixión de Jesús y su resurrección de entre los muertos. La esencia de esta historia no es la alegría de vivir, sino la adoración del sufrimiento y del sacrificio. Todos somos pecadores, según el cristianismo, y Jesús eligió sufrir la muerte lenta y agonizante de una crucifixión para redimir nuestros pecados. Nuestro objetivo moral, se nos dice, debería ser seguir su ejemplo. Así, el héroe de la moral cristiana – el santo – es la persona que renuncia a todos sus intereses y valores personales.

    Para concretar el significado de este mensaje, considerad su efecto en un niño sentado en la iglesia el domingo por la mañana durante la Semana Santa. El niño tal vez tenga algunas posesiones que valora – una bicicleta, un juguete favorito, un libro – pero, le dice el sermón, Jesús renunció a los bienes materiales y eligió vivir en la pobreza. El niño tal vez ya sepa qué carrera quiere seguir – por ejemplo, crear un negocio y convertirse en un empresario de alta tecnología – pero, le dicen, Jesús se dedicó, no a sus propios objetivos e intereses egoístas, sino a la misión establecida para él por Dios, aunque eso significara sufrir y morir. Si el niño tiene edad suficiente para empezar a pensar en las niñas, se le dice que Jesús era puro porque rechazó la tentación “pecaminosa” del sexo. Y si este joven comienza a cuestionar lo que le están enseñando, se le recuerda que Cristo, en vísperas de su crucifixión, renunció a sus dudas y puso su vida en manos de Dios.

    El cristianismo le enseña al hombre a considerar como pecado todos los valores que hacen que su vida valga la pena vivir: sus posesiones, su carrera, su cuerpo, su mente independiente. Y durante todo este tiempo, remachando este mensaje, ahí está la omnipresente figura de Cristo en la cruz. Ese es el verdadero símbolo del mensaje religioso de la Semana Santa: no conejitos de chocolate, jamón glaseado o huevos de Pascua – sino el cuerpo destrozado de un hombre clavado en una cruz, sangre fluyendo de sus heridas, lágrimas corriendo por sus mejillas, espinas clavándosele en la frente. Es el símbolo máximo del sacrificio.

    La mayoría de la gente acepta este ideal, no sólo como el bien, sino como sinónimo de moralidad. Pero, ¿lo es?

    Debemos cuestionar una filosofía moral que nos dice que encontremos valor en la destrucción de las cosas que valoramos. Debemos rechazar la adoración del sacrificio en favor de una moralidad basada en el logro de valores: tal moralidad tendría como su ideal, no la muerte en la cruz, sino una carrera productiva, una plena e intensa relación romántica, y una mente independiente. Sería una moralidad basada en los requisitos del éxito y la felicidad en este mundo.

    Sería una moralidad que nos enseña, en palabras de la filósofa Ayn Rand, “no a sufrir y a morir, sino a disfrutar y a vivir”.

    Una moralidad de sacrificios o una moralidad de logros: ésa es la alternativa que representan durante la Pascua los símbolos opuestos del crucifijo y el huevo de Pascua. Tenemos que decidir qué símbolo – y qué ideal – escogemos, para vivir o morir por él.

    Fuente: http://objetivismo.org/el-crucifijo-y-el-huevo-de-pascua/

    [​IMG]
     


  2. LaHermanaDeJuan

    LaHermanaDeJuan Suspendido

    Registro:
    19 Mar 2015
    Mensajes:
    334
    Likes:
    164
    Temas:
    2
    Si hay asado y Kinder Gran Sorpresa para mí es suficiente.
     
  3. alfonso barreda

    alfonso barreda Miembro diamante

    Registro:
    31 Oct 2010
    Mensajes:
    13,061
    Likes:
    5,122
    Temas:
    1,078
    El cristianismo le enseña al hombre a considerar como pecado todos los valores que hacen que su vida valga la pena vivir: sus posesiones, su carrera, su cuerpo, su mente independiente. ?

    estas hablando sonseras en ese aspecto, el cristianismo no esta en contra de eso, aparte que no es necesario hacer igual lo q nos enseña la biblia, ten en cuenta que esos tiempos eran distintos, igual si lees el antiguo testamento ves a un dios muy distinto al que nos comunica el nuevo testamento, eso del conejo y el huevo de pascua mas me suena a fiesta norteamericana eh, yo escucho pascua y solo me viene a la mente la resureccion de jesucristo

    todos son libres de celebrar de la manera en que uno quiera y nadie es mejor que nadie como para tratar de enseñar su pensamiento y intentar que otros piensen como ellos, yo no soy catolico por lo que aprendi de la biblia, yo soy catolico por cosas personales que me pasaron y que me convencieron que hay un dios
     
  4. SAMURAI

    SAMURAI Miembro de plata

    Registro:
    2 Set 2011
    Mensajes:
    3,426
    Likes:
    859
    Temas:
    0
    Es una tradicion pagana adecuada al cristianismo, basandose en una absurda leyenda.
     
  5. gnomo

    gnomo Miembro maestro

    Registro:
    22 May 2010
    Mensajes:
    886
    Likes:
    588
    Temas:
    19
    Deberias conocer mejor las religión que profesas. Y si, es una fiesta norteamericana. Tú escuchas pascua y solo te viene a la mente la resurreción de Jesucristo, era de esperar porque no es una fiesta "peruana"; pero dejo el post para que te "informes".
     
  6. alfonso barreda

    alfonso barreda Miembro diamante

    Registro:
    31 Oct 2010
    Mensajes:
    13,061
    Likes:
    5,122
    Temas:
    1,078
    me do risa eso de fiesta peruana, osea no sabes como viven la semana santa en espana? te aviso que la mayoria de tradiciones que se dan en semana santa en peru vienen de espana, revisa bien como viven en otros paises la semana santa antes de pensar que solo en peru es de esta manera
     
    A xgabriel le gustó este mensaje.
  7. gnomo

    gnomo Miembro maestro

    Registro:
    22 May 2010
    Mensajes:
    886
    Likes:
    588
    Temas:
    19
    Estoy hablando de la Pascua en la que intervienen los búsqueda de los huevos de pascua, la celebración "secular". Estoy diciendo que NO es peruana por eso a ti solo se te viene a la mente la típica muerte de cristo, y no dije que esta sea "peruana"....
     
  8. andrade

    andrade Miembro de honor

    Registro:
    27 Ago 2008
    Mensajes:
    37,789
    Likes:
    31,018
    Temas:
    3,302
    Esta tradición no se de donde llegó a Ayabaca, parece del Africa

     
  9. Aldharian

    Aldharian Miembro nuevo

    Registro:
    4 Abr 2015
    Mensajes:
    5
    Likes:
    2
    Temas:
    0
    El cristianismo le enseña al hombre a considerar como pecado todos los valores que hacen que su vida valga la pena vivir: sus posesiones, su carrera, su cuerpo, su mente independiente. ?

    Cristo no enseña a los hombres a sufrir, ni que "los valores que hacen que su vida valga la pena vivir" sean un pecado. Cristo enseña a buscar y hallar la felicidad, que consiste en no ser esclavo de sus posesiones, su carrera, su cuerpo, o su mente "independiente".

    La felicidad es algo intrínseco al hombre que hace lo correcto por que lo correcto es consecuencia de lo que es. El verdadero amo de sus posesiones, su cuerpo, su voluntad y su mente ama a Dios sobre todas las cosas y al hombre como a sí mismo, pues no se puede dar aquello de lo que no se es dueño, y el que no es dueño de algo es dependiente y esclavo de ello.