Demanda contra Clasificadoras de Riesgo en EE.UU: Ajuste de cuentas?

Publicado en 'Economía y Finanzas' por eklektiko, 6 Feb 2013.





  1. eklektiko

    eklektiko Miembro de plata

    Registro:
    11 Abr 2007
    Mensajes:
    4,798
    Likes:
    2,078
    Temas:
    235




    Se trata de un ajuste de cuentas hacia los causantes de la criris del mercado financiero-inmobiliario del 2008? O un giro en las políticas de Obama hacia las grandes corporaciones?
    Cómo afectará al Perú y su economía emergente?
    Aqui un artículo que aborda el tema?


    http://www.catalogo-del-cosmos.blogspot.com/2013/02/la-economia-del-riesgo-y-los-proyectos.html
     


  2. ElioFranco

    ElioFranco Miembro frecuente

    Registro:
    10 Dic 2009
    Mensajes:
    220
    Likes:
    89
    Temas:
    0
    Y se viene la burbuja inmobiliaria para Perú
     
  3. Sergiovac

    Sergiovac Miembro maestro

    Registro:
    9 Feb 2013
    Mensajes:
    759
    Likes:
    1,185
    Temas:
    3
    En el 4to siglo, el emperador Diocleciano anunció un perverso decreto para controlar los salarios y los precios que subían y subían en una espiral que amenazaba al imperio romano con destruirlo rápidamente. Parte del decreto ordenaba que se castigara con la pena de muerte a cualquier comerciante o individuo cogido violando las nuevas reglas.

    Ésta loca idea socialista de creer que la economía responde a decretos es una lección importante de la historia que pocos gobernantes han querido aprender. Las noticias de hoy nos traen un nuevo “decreto” de la presidente argentina impidiendo a los supermercados la publicación de listas u ofertas de precios, para así no dañar el “pacto de congelación de precios” que ella propugna.

    Si algo más nos enseña esta lección histórica es que estos hechos son el síntoma de una enfermedad económica y social en su fase terminal.
    Desde luego, ni el edicto de Diocleciano tuvo éxito ni lo tendrán los pactos de la Kirchner. Diocleciano introdujo un nuevo sistema monetario que incluía 5 nuevas monedas… pero dado que los valores nominales de estas nuevas emisiones eran menores a su valor intrínseco (el valor del oro, plata o metal que contenían), resultó que Roma estaba acuñando monedas… a pérdida. ¿Solución? Nuevas leyes para requisar los metales preciosos a los ciudadanos para intercambiarlos por la moneda oficial (de mucho menor valor que el que tenían los metales preciosos requisados).

    Regresando al famoso “Edicto de los Precios Máximos” y como siempre ha sido así desde entonces, en el mismo, Diocleciano culpaba de la crisis monetaria a la «incontrolada avaricia de los mercaderes, que había llevado a la confusión de los mercados y del resto de los ciudadanos.»

    ¿Y qué tiene esto que ver con la demanda a las calificadoras de riesgo? Mucho. Por mucho tiempo las agencias importantes del calificación (Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch) han defendido el total fraude del sistema financiero mundial (y especialmente el americano) calificando impecablemente los créditos de gobiernos insolventes y el de sus insolventes divisas sin valor real. Haciendo esto—y en el caso americano—estas calificadoras están generando falsamente una confianza en que la deuda americana no tiene riego cuando la realidad es que los E.E.U.U. tienen la deuda más grande del planeta, una deuda tan grande que es insostenible. Una deuda que aumenta en 100 billones (unidad americana) de dólares por mes o sea 1 trillón cada 10 meses habiendo ya acumulado casi 17 trillones de dólares de deuda completamente impagables. El nivel de deuda americano es tan alto que sobrepasa el 100% del Producto Bruto Interno y obliga a seguir endeudándose para poder pagar los intereses de lo que ya se debe.

    Desde luego que las calificaciones de estas “tres grandes” no solamente son ridículas sino un completo engaño. Como cualquier sistema de engaño financiero piramidal, el éxito reside—en este caso—en que el gobierno mantenga la confianza pública pues si se descubre el fiasco, todo el sistema se derrumbaría. Se comprende que la discrepancia debe ser vigorosamente silenciada y perseguida rápidamente.

    Se comprende ahora igualmente, que cuando Standard & Poor’s finalmente retrocedió en la representación de su farsa y rebajó en un grado la deuda de los E.E.U.U. en agosto del 2011, la U.S. Securities and Exchange Commission y el Departamento de Justicia anunciaron que Standard & Poor’s estaba bajo investigación, apenas dos semanas después.

    Ahora, Egan-Jones es otra agencia de calificación, más pequeña, y debido a su independencia, no tuvo problemas en retroceder la calificación del crédito americano tres veces en 18 meses. Si Diocleciano estuviera con vida seguramente los dueños y gerentes de Egan-Jones habrían sido torturados y muertos, sin embargo el gobierno federal americano no se queda atrás en cuanto a aplastar la disensión: la U.S. Securities and Exchange Commission impuso una acción administrativa contra la Egan-Jones apenas dos semanas después del segundo recorte en la calificación.

    Hace unos días finalmente, se llegó a un “acuerdo”.
     
    A eklektiko le gustó este mensaje.
  4. eklektiko

    eklektiko Miembro de plata

    Registro:
    11 Abr 2007
    Mensajes:
    4,798
    Likes:
    2,078
    Temas:
    235
    Gracias por el dato. como lo sospechaba, estas agencias clasificadoras actuan exactamente igual que las agencias de lobby, utilizan la calificación del riesgo como un commodity que negocian como cualquier otra mercancia.
     
  5. Sergiovac

    Sergiovac Miembro maestro

    Registro:
    9 Feb 2013
    Mensajes:
    759
    Likes:
    1,185
    Temas:
    3
    Las calificaciones de estas "tres grandes" son parte integral del mecanismo que llevó a la burbuja de la construcción y habitacional, y a la crisis mundial que hoy enfrentamos.

    1. Los grandes bancos americanos empezaron a dar créditos para vivienda sin exigir las debidas garantías.
    2. Eso hizo que todo el mundo pidiera créditos para vivienda sin aportar el debido respaldo.
    3. A sabiendas, los grandes bancos americanos aprobaron cuanto crédito se les pidiera.
    4. Con miles de estos créditos basura, impagables o al menos de altísimo riesgo conformaron nuevos instrumentos que sumados representaban montos trillonarios.
    5. Pidieron (pagaron) a las "tres grandes" para que calificaron estos nuevos instrumentos.
    6. Las calificaciones de Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch para estos nuevos instrumentos no pudo ser otra que Triple A = AAA, la máxima, la de mayor seguridad, la mejor, la más sólida, la que no tiene pérdida...
    7. Los bancos colocaron entonces sus instrumentos en bolsa.
    8. Ademas, con sus instrumentos en mano calificados como AAA por las calificadoras reconocidas mundialmente, los bancos americanos viajaron por todo el mundo ofreciendo a otros bancos, fondos de inversión, gobiernos, inversionistas particulares grandes y pequeños, fondos de pensiones, fondos de jubilaciones, etc., etc., etc. del mundo entero repito, sus increíblemente seguros instrumentos.
    9. Unas vez vendidos con jugosas ganancias, los mismos grandes bancos e insiders, jugaron a la baja los mismos instrumentos que acababan de vender, es decir apostaron en bolsa a que dichos instrumentos se derrumbarían en sus precios... lo cual por supuesto sucedió ya que dichos instrumentos eran[SIZE=2]—realmente—[/SIZE]basura. En etas operaciones a la baja obtuvieron ganancias desorbitantes que no caben en la imagi[SIZE=2]nación.[/SIZE]
    10. [SIZE=2][SIZE=2]Estas operaciones se hicieron a través de terceras empresas de modo que al final los grandes [SIZE=2]bancos [SIZE=2]aparecieran[/SIZE] como grandes perdedores de esta debacle a quienes el gobierno americano debe auxiliar económicamente[SIZE=2]—[/SIZE]con dinero del pueblo naturalmente[SIZE=2]—[/SIZE]a fin de que todo el sistema no colapse.[/SIZE][/SIZE]
      [/SIZE]
     
    A eklektiko le gustó este mensaje.
  6. Sergiovac

    Sergiovac Miembro maestro

    Registro:
    9 Feb 2013
    Mensajes:
    759
    Likes:
    1,185
    Temas:
    3
    Egan-Jones se destaca entre otras organizaciones de calificación por ser completamente avalada del lado inversor, una estructura designada para minimizar potenciales conflictos de interés al evaluar la calidad de los créditos. En una aparición pública ante el Congreso en octubre del 2008, su fundador, Sean Egan, arguyó que los emisores de complejos instrumentos de valor luego “salieron a comprar” calificaciones lo que dio lugar a un salto al vacío en cuanto a la transparencia del crédito. En lugar de una persecución a las calificadoras Egan aconsejaba al gobierno apoyar un nuevo modelo de negocio pagado por los inversionistas, no los emisores de los instrumentos, para de esa forma apuntalar el ecosistema de financiamiento que se ha desmoronado tan seriamente, según afirmó.



    [FONT=&quot]D[/FONT][FONT=&quot]ebido a esta independencia, Egan-Jone no tuvo problemas en retroceder la calificación del crédito americano. El 16 de Julio del 2011, fue la primera NRSRO (Organización de Calificación Estadística de Reconocimiento Nacional) en reducir la calificación de la deuda americana… y continuar haciéndolo: tres veces en 18 meses.[/FONT]



    Hace unos días finalmente, se llegó a un “acuerdo” mediante el cual Egan-Jones se vió obligada a aceptar el no calificar a los E.E.U.U. ni ningún otro gobierno por 18 meses… hasta Julio del 2014.


    «El material que publicamos era fiel hasta lo mejor de nuestras habilidades. Si lo tuviésemos que hacer nuevamente hoy, yo diría exactamente lo mismo.» Sean Egan, CEO, en una entrevista con la CNBC.