Cual fue tu mejor viaje??

Publicado en 'Viajes y Turismo' por Heyner, 9 Ene 2009.





  1. CorpusDelicty

    CorpusDelicty Miembro de bronce

    Registro:
    28 Set 2008
    Mensajes:
    1,108
    Likes:
    409
    Temas:
    15




    El caribe Colombiano, Barú y San Andrés!
     
    A Nuevas ideas le gustó este mensaje.


  2. Eternauta

    Eternauta Miembro de oro

    Registro:
    6 Feb 2016
    Mensajes:
    9,999
    Likes:
    4,932
    Temas:
    35
    los mejores viajes eran cuando era chibolo y no pagaba nada
     
  3. AlFrDX

    AlFrDX Miembro de plata

    Registro:
    24 Ene 2008
    Mensajes:
    2,643
    Likes:
    460
    Temas:
    56
    Pues yo me acuerdo el año pasado que contraté un viaje para una amiga que queria ir a Tarapoto, y me conto que le fue genial, lo paso genial.

    [​IMG]

    Los precios desde el pais de mi amiga eran muy caros, para los vueklos.

    Pero tuve que comparar precios barias veces en https://www.viajes.com/es-pe/vuelos/
     
  4. elaviador

    elaviador Moderador

    Registro:
    4 Dic 2011
    Mensajes:
    6,684
    Likes:
    6,686
    Temas:
    30
    La verdad, el tema me parece conocido, pero no recuerdo si ya había escrito antes o no, y como me da flojera revisar 41 páginas de comentarios, escribiré (aunque sea por segunda vez).
    =======
    Mi mejor viaje, siempre lo diré, fue la primera vez que me llamaron para hacer un vuelo ferry.
    Como sabrán, en el Perú nadie fabrica aviones, así que quienes quieren comprar uno, tienen que comprarlo en EEUU u otro país. Ahora bien, evidentemente un avión difícilmente podría entrar en un barco, y en el mejor de los casos les tendrías que sacar las alas y hacer una serie de trabajos que podría costar mucho dinero. Entonces, ¿cómo traemos el avión, si está volando en otro país, con matrícula extranjera y sin registro oficial con las autoridades peruanas? Para eso, existe la figura del vuelo de traslado (vuelo ferry), en el que se autoriza por vez exclusiva a una tripulación a volar un avión, ya sea de la fábrica o de otro país donde se adquirió, al Perú, o incluso dentro del mismo país entre aeropuertos lejanos a la base principal del operador, si es que algún problema de mantemiento que lo haga inseguro para volar con pasajeros se presenta.
    La misión era traer un avión Piper Seneca 34 - 200TT desde Tucson - Arizona hasta Pucallpa - Perú para aerotaxi.
    Nos designaron a 3 pilotos, ya que el dueño decidió que prefería volar con otros dos. Así que nos íbamos turnando en las piernas los puestos de pilot flying, pilot monitoring y mandadero.
    Yo recuerdo diciéndole a mi mamá: La primera vez que salga del Perú, será como miembro de una tirpulación, no como pasajero. Y así se hizo, en esta ocasión, si bien fui un mero pasajero en el vuelo de ida, salí con documentos y permisos de tripulación, y así cumplí mi sueño de salir por primera vez del país como miembro de una tripulación. Bien pues, por razones de economía, solamente uno de los 3 se fue hasta Tucson, y nosotros dos nos fuimos a Nogales - México (frontera con Arizona).
    Llegamos el 31/08 a Hermosillo, en plena campaña por el día del abuelo en México; un lugar muy bonito, y la primera vez en mi vida que pisaba una ciudad muy bien organizada: zona comercial, zona hotelera, zona residencial y centro de la ciudad. Me quedé maravillado en esa primera experiencia fuera de mi Perucito.
    Al día siguiente tomamos un bus a Los Nogales, habían dos hileras de asientos, en un lado los que íbamos hasta La heróica (allá Los Nogales es la ciudad heróica, como Tacna en Perú), y al otro lado los que iban «al otro lado» ya que el destino final del bus era en Arizona. Ahí conocí el OXXO, que por allá es tremendo «tiendón», nada que ver con la imitación de Tambo que han hecho por acá.
    En Los Nogales nos fuimos con dinero en los bolsillos a presentarnos en la oficina de la autoridad aeronáutica de México para dejar todo listo para nuestra travesía. Afortunadamente, se cayó el mito de la mordida, y a diferencia de la autoridad peruana, hasta nos invitaron la gaseosa. Desde ese viaje, siempre que algún amigo va para el norte, le pido que me traiga una lata de Arizona de Sandía (la que venden en Perú es la de té verde, y es un asco).
    Luego llegó el avión, y por la tarde despegamos hacia Mazatlán, en Sinaloa. Llegamos entrada la noche, y nos recibió un enjambre de insectos, maravilloso, y aunque en ese momento estás buscando refugio con desespero para que el enjambre no te pase por encima, fue algo impresionante que me gustaría ver de nuevo alguna vez. Eso sí, Mazatlán es una ciudad que no me gustó mucho, había demasiada humedad. Las calles no eran tan limpias como en Nogales, y nunca encontramos un lugar para comer que nos convenciera. Al día siguiente, por ahorrarnos el taxi, tomamos unos vehículos que parecen carritos de golf, que en realidad son Volkswagen escarabajos con el techo recortado, y que allá les han bautizado como los pulmonía (se sobreentienden las razones); antes de llevarnos al aeropuerto, nos dieron un narcotour por los escenarios de las principales balaceras del narcotráfico.
    Ese día, teníamos que llegar a Acapulco, teníamos dudas porque en ese momento había una tormenta en el Pacífico, que tenía claras intenciones de seguir creciendo, del tamaño de la costa de Centroamérica, por momentos su cola se metía en la costa de México, y esas turbulencias eran nuestros enemigos. Ya en el vuelo anterior habíamos visto las imponentes towering cumulus nimbus, e incluso tuvimos un encuentro cercano a pocas millas de una cumulu nimbus incus (la cumulu nimbus del diablo). Así que, salimos preparados con todos los alternos en ruta posibles, y porque además no pensábamos volar en esas condiciones ni un minuto de noche. Cuando estábamos a unas 100 millas de Acapulco, vimos el cielo cerrarse delante de nosotros, así que miramos las cartas, y vimos que había un aeropuerto debajo de nosotros, pedimos autorización para alternar y bajamos volando en círculos. Al aterrizar, nos enteramos que estábamos en Ixtapa-Zihuatanejo. El lugar resultó trusítico, muy bello, con bellísimo mar y excelentes hoteles. Me encantó, volvería con mi esposa para pasar unas vacaciones en algunos años más.
    Al día siguiente volamos a Acapulco, pero toda una decepción, nos hospedamos en el Romano Palace, bonito hotel, buen precio a pesar de que es un poco antiguo, y le sacamos mejor precio prometiendo que no usaríamos la alberca. Esta ciudad sí es muy limpia y ordenada en las calles; pero las playas no me gustaron, no pudimos ni bañarnos porque había mucha basura. Eso sí, al frente del Romano Palace había una grúa de Coca Cola inmensa, si vas a Acapulco tienes que subirte a esa grúa y lanzarte sujetado por una cuerda. Eso fue lo mejor de nuestra estadía por ahí.
    Estuvimos en Acapulco varados algunos días por el problema de la tormenta que seguía asediándonos. Y cuando finalmente pudimos partir, nos fuimos hasta Liberia, en Costa Rica. A nuestra llegada a Liberia, nos pidieron visa consular, y pues no teníamos, y ya cuando nos iban a conducir al cuartito oscuro de los deportados, le pregunté a la señorita de migraciones si eso también aplicaba para las tripulaciones. Y resulta que no se había percatado que éramos 3 miembros de tripulación, quienes podíamos pasar hasta por 3 días sin problemas. La comida no fue tan buena, no me gustó para nada, la verdad Costa Rica es un país al que no me gustaría volver, aunque la jungla de Guanacaste sí se veía prometedora.
    Al día siguiente partimos con rumbo a Ciudad de Panamá, en Panamá; sin embargo, mientras sobrevolábamos Limón, recibí por mi radio (yo iba de navegante en ese vuelo) el reporte de un banco de niebla que empezaba a cerrar el Marcos A. Gelabert (el aeropureto para vuelos privados de la Ciudad de Panamá). Así que empecé a buscar alternativas, y encontré un archipiélago con un aeropureto en una de sus islas. Les dije que se preparen para alternar en Limón o en Bocas del Toro, pero como nadie quería saber nada de Costa Rica, decidimos ir a Bocas del Toro, me puse a buscar toda la información sobre el aeropuerto, y a acomodar las cartas; pero sin tomar decisión aún. Finalmente, llegamos a alternar porque el Marcos Gelabert definitivamente se cerró. Aterrizamos en una isla paradisíaca, sin saberlo había conducido a mis compañeros de la misión a uno de los destinos turísticos más emblemáticos de Panamá, aquí sí comimos bien, dormimos bien un hotel que prácticamente estaba flotando sobre el mar, fue riquísimo. En esta isla, es tan pequeña, que todo el mundo anda en bicicleta, y hasta hay alquileres de bicicletas para los turistas, ahí tengo mi foto uniformado montado en una bici, el capitán en bicicleta. En esta isla (la isla Colón) que pertenece al archipiélago Bocas del Toro, hay mujeres que caminan con botellas en la cabeza, y la gente nos refirió que han habido muchos proyectos para construir puentes entre la península y la isla; pero que los han rechazado todos porque entonces dejarían de ser la isla.
    En esta isla sí que nos divertimos, íbamos a cenar a un restaurante en el que hacían espectáculos con fuegos muy formidables. Aquí pasamos una noche esperando a que Panamá mejore, y empezamos a llenarnos de colegas, porque aquí se quedaron varados dos vuelos de Panamá city, y uno de Skyway que venía de Costa Rica.
    Finalmente, partimos hacia Panamá City, aterrizamos en el Marcos Gelabert con las noticias de inundaciones en el aeropuerto de Acapulco. Entramos a la ciudad, muy organizada, impecable y totalmente predecible. Bonita ciudad, eso sí, los panameños odian a muerte al ejército de EEUU por la ocupación de la ciudad. Por supuesto, no podíamos partir de ahí sin vistar el Canal de Panamá. Fuimos a la exclusa de Miraflores, que era el punto más cercano al hotel, y la visita incluía una película explicativa en 3D, es increíble cómo ahí sí le sacan provecho a cada milímetro turístico. Imagínate si en Perú hiciéramos lo mismo, a nosotros no nos falta nada, lo tenemos todo pero no lo sabemos aprovechar.
    Estuvimos 3 días en Panamá City a la espera de mejorar condiciones en nuestra ruta hacia el próximo destino. Aquí ya teníamos días contados porque teníamos menos de 1 semana para completar el trabajo o se vencía el permiso del vuelo ferry. Sin embargo, la seguridad es lo primero, pero nos pasamos todo el día pegados a la pantalla a la espera que la maldita tormenta se alejara o los vientos cambien para permitirnos un directo a Guayaquil. Hasta que finalmente vi la luz, pero el jefe no quería (muy arriesgado, decía); y yo le dije: Esa entrada la conozco, cuando preparamos el vuelo la hice 20 veces en el simulador a ciegas, tengo los puntos, solamente hay que llegar y hacer la carta al pie de la letra. (Pero yo lo vuelo, tú vienes de pilot monitoring). Así partimos, sabiendo que en el curce de la montaña hacia el valle del Cauca íbamos a tener las nubes tapándonos los picos de los cerros. Salimos, puse todos los datos de navegación cuidadosamente planeados, punto a punto, radioayuda por radioayuda, cada radial, cada milla, ya sabía en dónde perdíamos radio, cuándo empezar a cronometrar, y todo perfecto (recuerde que mi avión era ligero, no era un jet ni uno presurizado, era un piper seneca nada más). Chequeamos Buenaventura, y viramos directo al cerro, las nubes eran impresionantes, todos en silencio, solamente se oían los morses de la navegación y las comunicaciones de fondo, nos metimos en las nubes, en descenso para Cali, perdimos navegación como estaba pensado, teníamos el GPS auxiliándonos, verificación con el cronómetro, en un momento logramos ver un pedazo del cerro y fue tremebundo, sobrecogedor lo cerca que estábamos y lo milimétrico de la operación. Mantén altitud ahora, velocidad, 1 minuto, vira izquierda, desciende a 500, rompimos nubes, y enfrente estaba la pista de Cali. A la llegada, revisión canina del avión, aunque la hicieron a medias, la razón la dijeron en voz alta y bochornosa: ¿quién lleva drogas a Perú?.
    En Cali nos hospedamos cerca de la terminal de buses en la ciudad, nos llevaron por 5mil pesos desde el aeropuerto, la bolsa de detergente que habíamos usado para lavar nuestra ropa en Liberia, se la pusimos en la maleta al otro piloto, el menor de todos que estaba pagando derecho de piso :biggrin:
    Después de eso, el día siguiente llegamos a Pucallpa luego de hacer una escala técnica en Guayaquil. De Guayaquil a Perú sobrevolamos Cumbaraza, pero no había visibilidad porque habían muchas nubes, así que tuvimos que ascender más de lo planeado, a pesar de no tener oxígeno suplementario. Ahí me demostré a mí mismo mi resistencia a la hipoxia. Entramos a Perú a las 5:30pm y llegamos a Pucallpa a las 7:00pm del 11 de setiembre del año 2013. (El permiso vencía a las 6:59pm del 11-09-2013).
    Luego supe por las noticias que esa tormenta que nos había estado jodiendo todo el camino, se convertiría en el huracán Manuelito.
    Así finalizó mi mejor viaje. Gracias por leer.
    :hi:
     
    A Julitaa y LeoMiller les gustó este mensaje.
  5. Sofia19

    Sofia19 Miembro de plata

    Registro:
    5 Oct 2011
    Mensajes:
    4,926
    Likes:
    6,366
    Temas:
    66
    Uno de los mejores, ahora que se me vino a la mente, fue el de mi viaje de promoción a Islas Ballestas por 3 días. Desde 3ero de secundaria a 5to tuvimos al mismo tutor, él y el tío de un antiguo amigo nos acompañaron. Compré varios recuerdos, todavía debo tener alguno guardado por ahí. El sábado por la noche el profesor y casi todos los chicos fueron a una discoteca de la zona, creo que estaba frente al hotel esto no lo recuerdo bien, el punto es que ellos querían pedir celulares de las extranjeras de la zona, un amigo llevó una libretita de notas para eso jajajah y ni eso pudieron conseguir.

    Mi tío me regaló un largavista y fue perfecto para aquel viaje. No estuve muy animada y pensaba en no ir y comprar algo con ese dinero pero menos mal no fue así.
     
    A rutasefi y xxICARUSxx les gustó este mensaje.
  6. ValerioST

    ValerioST Miembro frecuente

    Registro:
    15 May 2020
    Mensajes:
    52
    Likes:
    8
    Temas:
    1
    Viajes a Roma e Istanbul fueron los mejores que hice en Europa))
     
  7. doll_tf

    doll_tf Miembro de oro

    Registro:
    8 Set 2009
    Mensajes:
    7,824
    Likes:
    7,519
    Temas:
    119
    El de UK pero se fue al kcho por la pandemia :duh:
    A pesar de eso esta en mi top 3.
    Fiestas, mucha libertad, gente amable, bares estupendos, mucha historia, uffff .... Lo unico malo es que es caro y hace un frio de m.... pero aun asi la vida sigue y eso fue lo que mAs me gustO.
     
  8. LeoMiller

    LeoMiller Miembro de oro

    Registro:
    13 May 2011
    Mensajes:
    6,692
    Likes:
    2,761
    Temas:
    101
    Por el momento, mi viaje a Cancún fue el mejor que tuve.
     
  9. Tantavaina

    Tantavaina Miembro maestro

    Registro:
    3 Set 2012
    Mensajes:
    373
    Likes:
    133
    Temas:
    19
    ¿Alguna referencia de empresa de seguros que venda buenos seguros internacionales de viaje?
    Por ejemplo Pacífico Seguros, La Positiva, Rimac, Chubb, etc.
    Las mencionadas han aumentado su precio al incluir cobertura COVID hacia Europa (destino), ¿hay otras que vendan seguros un poco mas económicas?
    Saludos.