Concurso MPT: 3- (sin titulo)

Publicado en 'Literatura' por Lea, 2 Mar 2020.





  1. Lea

    Lea Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    2,912
    Likes:
    2,994
    Temas:
    29




    (Sin titulo)

    - Yo le voy a enseñar quien está loco.

    Reímos juntas, pero no me fue desapercibido el gesto adusto y la mirada sombría que pintó el rostro de Azul por unos breves segundos antes de espantar aquellas frías palabras con nuestras risas

    -Un día de estos lo agarras a puñetazos- dije mientras tiraba unos derechazos al aire.

    -Un día de estos lo mato para demostrarle quién era el loco.

    -Para demostrarle quien era el acosador.

    Nuestras risas volvieron a bañar las aceras de la calle más sucia de Barranco. No había adoquín que no estuviera manchado con heces y orina de los huéspedes nocturnos de la zona. Llegamos a las afuera de una rejas negras, envejecidas y descuidadas como ninguna otra de la cuadra. No sé cómo llegué a vivir aquí, solía decir Azul en voz baja como si estuviera dejando escapar un pensamiento que la amargaba . Yo tampoco sé cómo llegó a vivir en aquel callejón.

    Supongo que algunos se quedan atrapados en un lugar sombrío persiguiendo a sus sueños.

    -Es tiempo de marcharme con el viento, me envolveré en la llovizna de agosto y volaré- le dije ,fingiendo un gesto artístico con mis manos.

    Era cierto, estábamos en agosto y la llovizna era cosa de todos los días sin importar la hora. No sé si siempre fue así, pero desde ese invierno recuerdo el viento correr con tanta intensidad por las noches, como si en cualquier momento mis zapatos fuesen a ser arrebatados de la gravedad y salir volando de esquina en esquina sin poder impedirlo. En esas noches imaginaba que sería un alivio llegar empujada por el viento hasta el paradero. A esas horas de la noche mis piernas llegaban muy cansadas a casa, luego de estar parada frente a un mostrador y atendiendo mesas de aquí para allá durante horas, sin poder sentarte, resultaba agotador. En aquellos meses había cogido la costumbre de acompañar a Azul hasta la puerta de su casa después del trabajo.
    Ambas habíamos entrado a la par a trabajar de azafatas en una elegante cafetería en San Isidro. Ella era un año mayor que yo.

    -Se trabaja de lunes a domingo, podés descansar un día a la semana, cada quince días cambia el horario ¿ Entendés? - dijo el dueño.
    -Sí, entiendo- dije, no me importaba lo que explicaba, sólo quería escuchar que estaba contratada.
    - Pagamos…eh, es poco, 650, pero con las propinas llegás fácilmente a 1000 o más
    -Sí, entiendo, señor- respondí impaciente
    - Bien, bien, dices que has tenido experiencia trabajando en una pollería
    - sí, señor

    El dueño era un argentino de ascendencia italiana, bastante mayor y con un aura que expedía dinero. Fue toda una sorpresa para mi darme cuenta que era el dueño de las cafeterías quien estaba haciendo las entrevistas. Yo esperaba algún encargado menor, por lo cual me sentí repentinamente intimidada e insegura. Sus ojos me inspeccionaron de pies a cabeza.

    -¿Segura que con ese menudo cuerpo y tu talla podías sostener una bandeja en cada brazo llena de pollos y ensaladas?

    -sí, señor, soy más fuerte de lo que parezco- respondí como si fuese lo más creíble del mundo.

    -De acuerdo, digamos que te creo. Podés empezar mañana con una semana de prueba. Suerte, Luisa.

    Nunca más volví a ver a aquel viejo, pero esa entrevista no se ha borrado de mi memoria. Aquella mirada confidencial. Aún guardo el pensamiento que se percató de mi necesidad y urgencia de conseguir ese trabajo.

    Aquel día, entre tantas postulantes, no escapó a mi vista Azul: una preciosa chica de cabellos rubios y ojos tan azules como el mar más alejado de la costa. Un mar misterioso e inaccesible para el simple bañista. Su gesto de desagrado y una actitud de descontento con el mundo no permitía a los demás acercarse a ella con naturalidad. Pero aquello fue como mirarme al espejo y no dudé en acercarme. Yo era la amistad que ella necesitaba en ese momento y ella se convirtió en alguien más a quien cuidar en mis días.

    No era la primera experiencia laboral lo que me sacudía, sino el haber dejado mis estudios inconclusos para atender mesas, pero sobretodo aquel cliente obeso a quien, por orden de la administradora, no podíamos responder de mala manera y sencillamente debíamos sonreír.
    El tipo era feo, bordeaba los 50 y todo el tiempo andaba sudoroso. Llegaba bordeando las diez de la mañana y ocupaba la primera mesa frente a la estación de azafatas, donde nos parábamos cuando no había clientes que atender. Día y noche se sentaba ahí, a pedir bocadillos y jugos mientras ojeaba la laptop. Solía ausentarse por ratos, en los cuales no podíamos dar la mesa a ningún otro cliente, pues regresaría en cualquier momento.
    Sus gestos resultaban obscenos y sus repetitivas frases en doble sentido cada vez me exasperaban más, sin embargo, las advertencias de la administradora formaban un nudo en mi lengua impaciente de responder . Decidí formar una gran nube de neblina sobre su mesa y me concentré en lo importante para mi: las propinas. No había mentido el dueño en la entrevista, se podía sacar hasta mil o más.
    Yo guardaba ávidamente cada moneda. Mi placer era ahorrar y una cosa más: caminar por el malecón con Azul, con tanto que contarnos en compañía de algunas cervezas.
    En las últimas semanas de aquellos paseos confidenciales entre tema y tema salía a relucir su malestar por el cliente pervertido. Yo trataba de hacerla reír y procurar que se relajara:

    -Sólo ignóralo
    - Vos me dejás la mesa para mí todo el tiempo.

    No me había percatado de aquello. Mi liberación de ese deber había recaído sobre Azul.

    -Lo lamento.
    -Entonces hacé algo. Atendélo tú también.

    Cuando le dije que sería así desde mañana, sentí cierto alivio en su pesar, lo que me llenó de esperanza durante el resto de nuestro paseo. Sin embargo, en las diez cuadras de camino a mi habitación el cansancio y pesadez en mis piernas me iban quitando cualquier ganas de compartir la atención de la mesa. Al llegar a mi habitación sólo quería ducharme y sentarme a pintar hasta que el sueño me tumbara sin recordar en qué momento o cómo sucedió. Para el mediodía, al despertarme, la decisión de dejar puesta la neblina en el sitio del tipo obeso otra vez estaba tácitamente tomada en mi conciencia.

    Esa misma tarde en el trabajo, cuando Azul le tiró con la fuente en la cabeza, me terminó de sacudir y la neblina se desvaneció sacándome abruptamente de mis pensamientos. Corrí a separarla y soltarle las manos de los cabellos del hombre.

    - ¡Cálmate, para, cálmate, Azul!
    -¡Me tocó, dejáme!

    No bastaron más palabras, el nudo se soltó de mi lengua pero mis manos fueron las primeras en actuar. No había forma de ahorcar ese grueso cuello con mis manos pero lo intenté con una insistente vehemencia.

    -¡Pará Luisa, pará, lo estás matando!
    -¡Eso quiero, Azul, déjame que no paro!

    Finalmente el desparramado obeso logró apartarme de un manotazo. Mientras la administradora y todos los demás despertaban de su asombro Azul y yo cogimos nuestros bolsos de la cocina y salimos corriendo sin mirar atrás.

    -¿Qué vamos hacer Luisa? ¿Nos están siguiendo, viene alguien detrás?
    -No.
    -¿Qué vamos hacer Luisa?
    -No sé ¡Qué rayos! Se sintió bien.
     


  2. Truman

    Truman Suspendido YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    19 Jul 2017
    Mensajes:
    68,434
    Likes:
    36,394
    Temas:
    230
    Me gustó broz
     
  3. PaoloHeraclito

    PaoloHeraclito Miembro de oro YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    30 Ago 2019
    Mensajes:
    5,290
    Likes:
    3,468
    Temas:
    5
    Muy denso tu uso de adjetivos y no focalizas bien a dónde quieres llegar y no generas bien el escenario ni el contexto. Parece una mala copia de la generación de los 60
     
  4. juanesafirma27

    juanesafirma27 Miembro legendario YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    23 Ene 2016
    Mensajes:
    75,038
    Likes:
    18,979
    Temas:
    2
    Esta bacan Bro
     
  5. GananD

    GananD Miembro de bronce YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    26 Ene 2015
    Mensajes:
    1,103
    Likes:
    450
    Temas:
    86
    Te falto la cabeza del cuento, que es el titulo... No se, como que inicias mal y terminas bien, con escena de accion de la empleada golpeando a su acosador. Un cuento regular a mi criterio.

    Pd: estoy escribiendo desde mi cel, y no me permite las acentuaciones.
     
  6. Galeon

    Galeon Miembro diamante Plus

    Registro:
    7 Abr 2014
    Mensajes:
    13,506
    Likes:
    13,825
    Temas:
    170
    Me parece como un fragmento de un cuento completo.
    No me parecio mal por si acaso, pero comenzo de la misma forma que llegas a una reu en donde todos ya estan embalados y despues de unas chelas te vas dejando prematuramente.
    Pero si esta bien.
     
    A Lea le gustó este mensaje.
  7. Vincentvg

    Vincentvg Miembro frecuente YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    26 Oct 2019
    Mensajes:
    76
    Likes:
    51
    Temas:
    0
    Una mezcolanza, el argentino es el dueño u también Azul¿?.
    Más que un cuento, me parece una anécdota insulsa.
    Al menos hay coherencia en la prosa. Todo un mérito en esta sección.
     
  8. GananD

    GananD Miembro de bronce YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    26 Ene 2015
    Mensajes:
    1,103
    Likes:
    450
    Temas:
    86
    Anoche se me paso ponerle su puntaje. Por el grave error de no presentarlo con titulo, pierdes puntaje. Asi que, de 1 al 10 le pongo un 3.
     
  9. Lea

    Lea Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    2,912
    Likes:
    2,994
    Temas:
    29
    Hola, gracias por comentar, revisa el tema de las puntuaciones, por favor. Se mandan por mp.

    gracias
     
  10. Rayovac

    Rayovac Miembro maestro YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    24 Oct 2017
    Mensajes:
    665
    Likes:
    788
    Temas:
    19
    No has leido nada, crapero.
     
  11. GananD

    GananD Miembro de bronce YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    26 Ene 2015
    Mensajes:
    1,103
    Likes:
    450
    Temas:
    86

    Ok, los enviare via mp.
     
  12. plummbeo

    plummbeo Miembro de bronce YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    28 Nov 2017
    Mensajes:
    1,715
    Likes:
    794
    Temas:
    102
    Lindo cuento

    Puntos: 3
     
  13. Rayovac

    Rayovac Miembro maestro YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    24 Oct 2017
    Mensajes:
    665
    Likes:
    788
    Temas:
    19
    Cuento 3
    (sin título)

    Lo bueno
    - El arranque. Nunca se debe subestimar el inicio y el fin de un relato. Es tu carta de presentación. Es la manera de atrapar al lector o alejarlo para siempre. “Yo le voy a enseñar quién está loco”. Es un fragmento de diálogo contundente y estimulante.
    - No hay errores evidentes de gramática o continuidad.
    - Los diálogos están logrados, los sucesos se derivan unos de otros y el final, aunque se ve venir a 200 metros, no desentona.

    Lo malo
    - ¿Qué te costaba ponerle un título? A pesar de ello, me parece que varios foreros se lo toman a la tremenda. Es una manera bastante gratuita de bajarle puntos a un relato que por otra parte no está nada mal. Toma nota para el próximo concurso.
    - Bastante cliché. Las azafatas jóvenes, guapas y víctimas, poco menos que ángeles sacrificados con un sueldo de porquería. El antagonista adinerado, feo, gordo y mañoso. Trata de torcer un poco lo convencional.
     
  14. Bruno 34

    Bruno 34 Miembro de bronce YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    25 Jun 2019
    Mensajes:
    1,889
    Likes:
    1,110
    Temas:
    69
    El forista @plummbeo puntúa más, mientras peor es el cuento.

    Sobre cuento, de bajo nivel. Obvio. Poca técnica e historia aburrida.

    1.5.
     
  15. Lea

    Lea Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    2,912
    Likes:
    2,994
    Temas:
    29


    No se menciona que ambas meseras sean guapas, mucho menos ángeles. Por el contrario son personajes bastante violentos diría yo, e incluso Luisa se percibe bastante egoísta.
    Me parece que tu apreciación es un poco chiclé.

    Yo le hubiera puesto «la venganza de las azafatas» y con eso se terminaba de rematar el spoiler. Ya no había necesidad de leer el cuento.

    Rescato la falta de escandalosos errores ortográficos.
     
  16. EnriqueOrellana

    EnriqueOrellana Miembro frecuente YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    28 Set 2019
    Mensajes:
    195
    Likes:
    74
    Temas:
    13
    Me gustó la narrativa. Describe bien.

    Las emociones son ingredientes importantes en un relato y no le ha dado el énfasis necesario.

    Me agradan los giros inesperados:
    No bastaron más palabras, el nudo se soltó de mi lengua pero mis manos fueron las primeras en actuar. No había forma de ahorcar ese grueso cuello con mis manos pero lo intenté con una insistente vehemencia.
    -¡Pará Luisa, pará, lo estás matando!
    -¡Eso quiero, Azul, déjame que no paro!

    Sin embargo, le faltó sacarle el jugo graficando mejor la escena.

    Mucho le ayudaría a esta autora aprender los formatos de diálogos.

    Felicitaciones.

    El título es tan importante como el primer párrafo.

    El título debe decidirnos algo, si nos intriga mejor. Por ejemplo:
    "La hora 25" de Constant Virgil Gheorghiu. ¿Por qué 25? ¿Acaso un día no tiene 24 horas?
    "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez. ¿Cómo puede haber una soledad de cien años?
    "La madre" de Máximo Gorki. ¿Quién esa madre?

    Sé cuán difícil es poner un título, pero no se debe ignorar.
     
  17. nudomudo

    nudomudo Miembro frecuente YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    29 Ene 2020
    Mensajes:
    82
    Likes:
    42
    Temas:
    17
    De los dos primeros cuentos a este el salto es monumental. Pero pudo aprovechar mejor su historia, generar una tensión mayor, no dar un leve pincelazo del villano, sino trazar mejor los gestos y dar una idea más completa del acoso que sufrían, de cómo las otras meseras lo soportaban y tal vez darle algo más de detalles a los personajes para entender por qué ellas sí le respondieron. La narración la hace Luisa, pero a veces parece que se cuela otro narrador más denso. Como diría Miyagui: Encerar, pulir, encerar, pulir...
     
    A Lea le gustó este mensaje.
  18. THE_NIGGER

    THE_NIGGER Miembro de oro YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    14 Ago 2014
    Mensajes:
    9,388
    Likes:
    8,394
    Temas:
    31
    De los 4 que leí hasta ahora este me gusto bastante; un poquito que me perdí en lo del dueño de la polleria argentino y la azafata tambien argentina. Pero es algo que seguro se puede pulir ... Diablos, a menos que este mal, creo q conoci esa polleria a principios - mediados de los 90...
    Pero me podría equivocar...
     
    A Lea le gustó este mensaje.
  19. Lea

    Lea Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    2,912
    Likes:
    2,994
    Temas:
    29

    .... no sé si es una broma.

    El dueño le pregunta por su anterior trabajo (el de azafata en una polleria supuestamente), él es dueño de cafeterías (lugar al que ella está postulando). La protagonista trabaja en una cafetería.

    Quizá está mal explicado en el cuento.


    Gracias por mandar tus puntajes.
     
  20. Zeus007

    Zeus007 Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    26 May 2018
    Mensajes:
    2,878
    Likes:
    1,420
    Temas:
    125
    No sé no me enganchó en general el relato. Debe ser porque es un evento común. La última frase "se sintió bien" me dio una última gracia y me deja un buen sabor por que a veces hace.mos cosas locas y decimos eso. Un cuento que desarrolla bien el entorno y las características, eso es su fuerte.