Concurso MPT: 1- Embrujado por un nalgazo

Publicado en 'Literatura' por Lea, 2 Mar 2020.





  1. Lea

    Lea Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    2,912
    Likes:
    2,991
    Temas:
    29




    Embrujado por un nalgazo

    I

    Era la mañana de un lunes del mes de marzo del dos mil once, y Christian Benitez encuentra una oportunidad laboral en un Call Center de la capital. Por la poca experiencia de Christian en este tipo de rubro, haría un contrato temporal de tres meses con opción a renovar contrato, esto si muestra buen desempeño en sus funciones como colaborador de la empresa “Imagitex” que quedaba ubicada en la cuadra tres de la avenida Petit Thouars, en el centro de Lima. Todo parecía ir bien en los primeros días de gestionar para el hombre calvo en la coronilla y ojos marrones, pero, algo estaba ocurriendo con él… Sentía una misteriosa inseguridad en su interior, y no solo eso, al ciudadano de los pantalones de vaquero azul y camisa azul oscuro algo estaba perturbando su tranquilidad que le impediría continuar laborando en Imagitex, y posteriormente dejar de estudiar en la universidad en la que seguía la carrera de derecho.

    II
    Era la noche de un viernes del mes de abril, y el hombre de caminar cansino ya se encontraba en su habitación, sobre su lecho con la mirada en un poster de la mujer maravilla el cual estaba pegado en el techo del cuarto. Christian trataba de entender que es lo que estaba pasando con su persona, ya que antes de terminar su jornada laboral del día, algo ocurrió en su hora de refrigerio, en donde se encontraba por el parque cerca de la universidad Garcilaso de la Vega, hablando incoherencias, refiriéndose a una mujer que conoció en una universidad en el pasado. Algo le había hecho esa mujer con un secuas, ya que, el hombre calvo en la coronilla dejó de estudiar la carrera de derecho, y no solo eso, sino que decidió retirarse de la casa de estudio donde conoció a la mujer de nombre “Darinka”, para seguir sus estudios en una universidad ubicada por la panamericana norte. Christian quien yacía sobre su lecho, se toma con su mano izquierda la sien, y mientras lo hacía pensaba en aquella mujer que con un secuas le estaba haciendo algo al hombre de treinta y tres años. Su gran derrier le gustaba al tranquilo hombre de los ojos marrones, más no su personalidad la cual era de mujer peligrosa. Y él piensa que está sufriendo algún tipo de maldición por haberle palmoteado el trasero a Darinka en aquella universidad un tiempo atrás, y ella en represalias habría recurrido a la magia negra para alejarlo de la universidad en donde se sentía bien y en donde tenía pensado sacar su título profesional de la carrera de derecho.


    III
    Era lunes del mes de abril, y el hombre de caminar cansino y calvo en la coronilla salía a su refrigerio, él se dirige al parque y busca una banca libre para tomar su refrigerio el cual consistía en un té de hierba luisa el cual tenía en su bebedor de color azul y el cual aromatizaba su aliento, y unos plátanos y mandarinas que llevaba en una bolsa blanca. Algo ocurre con Christian, quien se levanta de su asiento en ese caluroso día, con los ojos achinados, para luego decir incoherencias que salían de sus labios. Tenía problemas para concentrarse en el trabajo, presentaba baja productividad en la campaña en la que se encontraba en su centro de labores, y estaba cerca de retirarse de Imagitex. Y así fue, aproximadamente estuvo un mes en la mencionada empresa hasta que “Javier”, su supervisor de la campaña se le acerca y le dice que ya no continuaría en la campaña por baja producción. El hombre calvo en la coronilla asiente con la cabeza, con pesar en su rostro, pero entendió el por qué ya no continuaría con el equipo de trabajo. El hombre de la mirada de sufrimiento no podía decirle que presentaba problemas en su interior que le impedían poder desempañarse bien en sus funciones, así que, lo toma a bien su cese, y se despide de los colaboradores de la empresa del rubro de Call Center.

    IV
    Christian ya no trabajaba más para Imagitex, así que se concentraba en sus estudios en la universidad ubicada por la panamericana norte en la cual se sentía cómodo. El aire vallejano le hacía sentir bien al hombre quien ahora vestía ropas y gafas oscuras, a pesar que aún continuaba con sus problemas mentales. Era jueves, aun del mes de abril del año dos mil once, y Christian empieza a mostrar dolencias en diferentes partes de su organismo que hacen que ya no pueda continuar sus estudios en la facultad de derecho. Algo definitivamente le habían hecho a su salud al hombre de las vestimentas negras. Él decide ir un día lunes a la universidad en la que tuvo el incidente con la chica Darinka, quería saber que le había hecho a su persona, ya que en la mente del hombre calvo en la coronilla le venían como flashes instantáneos el rostro de la mujer del gran derrier, pero, no solo el de esa mujer, si no también, el rostro de un amigo de ella a quien también conoció en aquella casa de estudio, y quien no era el enamorado de Darinka… Pero algo pasaba cuando Christian se acercaba a la mencionada universidad ubicada a la altura de requisitorias de lima, era difícil de explicar con palabras, era como una sensación que hacía que te alejes del lugar, era en verdad extraño de explicar con palabras para el hombre de los marrones ojos.

    V
    Ya era la segunda semana del mes de mayo, y Christian Benítez, ese año dos mil once, nunca lo olvidaría, su mente estaba dañada, y no solo eso, sino también su organismo, presentando problemas en diferentes partes de su cuerpo. Ese año le habían detectado prostatitis a un hombre que todavía no había debutado sexualmente con mujer. Él sospechaba que alguien entraba a su domicilio para buscar contaminar con algo nocivo su agua limpia o algún objeto de uso personal como el jabón de tocador. El buen ciudadano de la camisa azul estaba preocupado, porque ya no podía concentrarse en los estudios, así que decide retirarse de la universidad ubicada en la panamericana norte, para estar más tiempo en su hogar y recuperarse de sus dolencias que padecía. Es viernes del mes de mayo, y Christian se encuentra en su cuarto, sobre su cama, cavilando lo que estaba pasando en su vida, estaba sin trabajo, y se había retirado de la universidad que él cree tiene una buena infraestructura. Por su mente pasaba las visitas que le hizo a la psiquiatra “Ramirez” el año anterior en el hospital Arzobispo Loayza que en total fueron cuatro. Luego el hombre del bigote negro se sienta en su lecho con la cabeza gacha, para luego tomar su pastilla que le recetó la psiquiatra. Cuando apunta su mirada en la jarra de plástico que se encontraba sobre una mesa de melamine, nota que había un poco de agua hervida fría, algo que le parece curioso, ya que pensaba que la jarra estaba vacía. Él agarra su taza en donde había un dibujo de una mujer ninja de rojo traje, ingiere la pastilla y luego le da un par de sorbos al agua transparente.
     


  2. Lea

    Lea Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    2,912
    Likes:
    2,991
    Temas:
    29
    VI
    Y pasaron las semanas, y Christian seguía con problemas en su organismo, un molesto malestar en el esófago y gástrico padecía, lo que le parecía raro, dado que el hombre honesto y calvo en la coronilla no es de comer en carretilla. Era la tarde de un jueves del mes de junio, y el ciudadano quien es cristiano y quien estaba sin novia mira unos videos para adultos en su computadora, con él desnudo sobre su lecho, para estimularse un poco en la privacidad de su habitación. Él tenía la costumbre de después de estimularse, asearse dentro de su cuarto con la ayuda de una batea y una palangana. El hombre desnudo se percata que su jabón personal que había utilizado en la mañana estaba más húmedo de lo normal, luego apunta su mirada hacia la puerta, y no le presta mucha importancia dado que la dejó cerrada en la mañana antes de salir de la casa, y procede con asearse el cuerpo con el jabón Heno de Pravia el cual estaba en su jabonera de color celeste. Los próximos días Christian siente una extraña picazón en sus genitales y trasero, y sospecha que se lo produjo su jabón de tocador personal. El clima en aquellos días estaba muy cálido, y el hombre de la vestimenta azul se dirigía a su paradero por Dos de Mayo, una tarde después de visitar a sus familiares. El camina por una calle en donde algunas mujeres bien proporcionadas de cuerpo y con prendas muy ajustadas a la piel estaban tomando el sol, y en eso el hombre de los marrones ojos decide perder su virginidad con una de esas mujeres de enormes caderas, pero claro, con su debida protección desde luego sabiendo que esas deshonradas mujeres transmiten enfermedades venéreas. Él le dice a la mujer dentro de unos de los cuartitos; que le pagara al final. La morena acepta. Ella sonríe mientras le colocaba el profiláctico al hombre de los zapatos de cuero negro, y luego de quitarle la tensión al ciudadano calvo en la coronilla esa calurosa tarde, la morena recibe los veinte soles, toma sus prendas que estaban sobre el viejo colchón, se viste y sale de la habitación. Aquella tarde el hombre de treinta años que andaba buscando trabajo había debutado sexualmente con mujer de la vida alegre.

    VII
    Ya estaba cerca de finalizar el año, era noviembre del dos mil once, y le había salido a Christian una oportunidad laboral para trabajar en un Call Center por la avenida Arequipa. Era un trabajo de Part Time, y no de tiempo completo como el que tuvo en su primer trabajo meses atrás. Había pasado la capacitación laboral, y firmó contrato de tres meses con opción a renovar, pero algo andaba mal ya estando gestionando en la empresa… El hombre de las vestimentas azules escuchaba como voces, cuchicheos y molestos ruidos en su interior de personas que conoció en el pasado en una universidad, y no podía escuchar con claridad lo que hablaba con los clientes, no mostrando buena productividad para las ventas aquel mes de noviembre. Era la tarde de un día jueves aun del mes de noviembre, y el buen ciudadano estaba gestionando en su puesto de trabajado ubicado en el octavo piso de la empresa de Call Center, hasta que algo ocurre que hace que no se concentre en su trabajo… en su interior escucha cuchicheos que le daban a entender que si los encuentra a los responsables de su mal estado de salud mental, le mentirían en su cara… El hombre de la camisa de manga larga color azul hace un gesto con la boca, se retira los headphones de la cabeza, con los dedos de su mano izquierda se toca a los lados de la frente, y se queda un momento cavilando mientras escuchaba el ruido que hacían los otros colaboradores que estaban buscando hacer sus ventas. Christian estaba con la salud un poco mellada y sentía cansada su alma. Mira el reloj en la pared, y ve que solo falta una hora para terminar su jornada de medio tiempo de aquel día jueves, luego se coloca nuevamente los headphones y continúa trabajando.


    VIII
    Ya era la primera semana del mes de diciembre, y era el mes del año que más le gustaba a Christian Benitez, tal vez sea porque en ese mes se iba comer un pavo de más de nueve kilos y su acostumbrado panetón D’Onofrio, que para él era el mejor bizcocho dulce que había probado en su vida. Él estaba buscando trabajo después de su corta estadía en aquella empresa de telecomunicaciones. Mira un poco de la mejor lucha libre del mundo de la WWE en los canales de Youtube. Esa mañana el hombre calvo en la coronilla y cabellos oscuros bebía una taza de café, mientras veía la lucha libre y buscaba a la vez una oportunidad laboral en la página web de Computrabajo. Su anciano padre quien veía la fórmula uno en un canal de cable le dice que mejor se acerque al ministerio de trabajo, que ahí es más seguro encontrar trabajo, y que lo haga de tiempo completo. El hombre de los pantalones de vaquero azul sabía que no podía rendir una jornada completa de ocho horas por el problema que estaba padeciendo en su interior, y su buen viejo le decía que era esquizofrenia lo que tenía, y que esa enfermedad era bien jodida si uno no toma la medicación que te receta el especialista. El varón calvo en la coronilla y cabellos negros seguía tomando el kutipin y el clonazepan que le había recetado aquella psiquiatra Ramirez del hospital Arzobispo Loayza el año anterior, pero si bien es cierto las pastillas le ayudaban a relajar un poco la mente y a dormir, él presentía que su problema era otra cosa, algo que las pastillas no podían curar, y que aquejaba la salud mental de Christian Benitez.


    IX
    Las noches pasaban, todavía no había llegado la navidad aquel diciembre del año dos mil once, y una madrugada, pasada las tres de la madrugada, Christian quien se encontraba en su cama, con la frente sudando, presencia algo en un sueño, mira a quien sería Jesucristo, su Señor, como clavado boca abajo sobre un techo con su rostro lleno de sufrimiento, con su sangre cayendo sobre el cuerpo del hombre que padecía una enfermedad en su interior… esa mañana mira entre sus pertenencias, las cuales estaban todas acompañadas de pequeñas mosquitas, y en donde se sentía un olor a muerte, aquella madrugada algo había pasado, y no podía ser algo bueno para el hombre de los oscuros cabellos y calvo en la coronilla. Christian esa mañana se había vestido con su vestimenta favorita; un pantalón de vaquero azul y una camisa de manga larga del mismo color, mientras se cepillaba los dientes y peinaba pasaba por su mente el misterioso sueño que había tenido esa madrugada y la gran cantidad de pequeñas moscas que había entre sus pertenencias acompañadas de un olor un poco fétido. Pero no le presta mucha importancia, y continúa con su vida cotidiana. A Christian le gustaba vestir con esa ropa recatada y para algunos o muchos un poco aburrida, pero era su estilo de vestirse, continuaba buscando una nueva oportunidad laboral y se había retirado de la universidad meses atrás. El ciudadano de la azul camisa seguía sintiendo como invadida su alma, sobre todo en las noches por varios espíritus que él consideraba demoniacos, uno de ellos dice algo de un falso profeta, y otro de ellos dice algo de un satánico imperial. Sus familiares no le creían lo que les decía, y le daba como vergüenza decírselo a otras personas que no eran de su familia. Era una horrible experiencia que el limeño no se lo deseaba a nadie, sentir como le golpeaban su alma y hostigaban su mente. Él estaba seguro que alguien o un grupo de individuos le habían hecho una enterrada de alma o algo parecido, para ahuyentarlo de la universidad y no dejarlo trabajar en una empresa tiempo completo, y en donde habría promesas entre aquellos que le hicieron ese daño a su alma y a su persona.


    X
    Era la tarde de un lunes del mes de diciembre, a pocos días de la navidad, y Christian Benitez había regresado a su hogar después de haber asistido a una entrevista laboral. Él se encontraba en su cuarto del tercer piso, en una casa que estaba ubicada en la cuadra cinco de la calle granada en pueblo libre, y cuya copropietaria del inmueble era su madre. Ahí vivía el buen Cristiano con sus hermanas quienes tenían sus respectivas parejas e hijos. Su buena Madre le pregunta vía telefónica cómo le fue en la entrevista, a lo que el hombre de los cabellos negros y calvo en la coronilla le dice; que es posible que lo llamen en los próximos días para empezar capa. El conjunto de voces que se escuchan en su interior muchas veces lo han hecho refunfuñar con el pensamiento y los labios al caballero de las azules ropas quien se encontraba solo en su cuarto el cual lo cerraba con una cuerda y no con llave. Pero era como una corazonada que tienen los Católicos en su interior de no hablarle ni dejarse aconsejar por voces que pudiesen ser demoniacas… Christian apunta su mirada a su jarra de plástico y mira la cantidad de agua que había quedado, luego pasa por su mente el de ponerle un candado a la puerta de su habitación, ya que tenía como un presentimiento que alguien entraba a contaminar algo que se encontraba dentro de su habitación, tal vez alguien que tiene alguna vinculación con la chica Darinka y su amigo cariñoso de la joven mujer a quien conoció en una universidad por el año dos mil nueve, y tal vez… con la finalidad de buscar controlar su vida, con sufrimiento incluido…

    FIN
     
  3. juanesafirma27

    juanesafirma27 Miembro legendario YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    23 Ene 2016
    Mensajes:
    75,038
    Likes:
    18,976
    Temas:
    2
    Bien ahí broz
     
  4. Galeon

    Galeon Miembro diamante Plus

    Registro:
    7 Abr 2014
    Mensajes:
    13,506
    Likes:
    13,821
    Temas:
    170
    No entendi mucho el titulo con el contenido del cuento.
    Embrujado de un nalgazo pero buscando en todo el cuento solo encuentro una pequena mencion de ese "nalgazo".
    El cuento se centra mas en el delicado estado de salud del hombre de la camisa azul, calvo de la coronilla y simplemente Christian.
    Osea, va mas en detalle en sus varias personalidades, dignas de su ezquisofrenia que el nalgazo.
     
    A yakirismaki le gustó este mensaje.
  5. Vincentvg

    Vincentvg Miembro frecuente YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    26 Oct 2019
    Mensajes:
    76
    Likes:
    51
    Temas:
    0
    Casi imposible leerlo, aburrido y con errores de género, número, y demás.
     
  6. Bruno 34

    Bruno 34 Miembro de bronce YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    25 Jun 2019
    Mensajes:
    1,889
    Likes:
    1,110
    Temas:
    69
    No voy a leer más. No cumplió las reglas, por lo que no se merece evaluación, pero sí calificación. Y es: 0.
     
  7. Lea

    Lea Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    2,912
    Likes:
    2,991
    Temas:
    29
    Gracias por tomarte la molestia de comentar, como le decía a otro usuario, el puntaje lo mandas por mp, por favor.

    Gracias
     
  8. Rayovac

    Rayovac Miembro maestro YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    24 Oct 2017
    Mensajes:
    661
    Likes:
    784
    Temas:
    19
    Cuento 1
    “Embrujado por un nalgazo”

    Lo bueno:
    - Las ganas de participar.
    - Tan sólo empezar a leerlo me entraron enormes deseos de revisar los otros relatos. Cualquiera de los otros.

    Lo malo:
    - Es una apreciación personal, pero el título me parece horrible. Me dice demasiado, y me lo dice de una manera poco elegante. Pone la valla demasiado alta para la historia, que debería derivarse de dicho título y justificar la vulgaridad del mismo. Por desgracia está lejos de conseguirlo. Te has saboteado de entrada.
    - ¿Qué demonios es un “secuas”????
    - Después de frases tan desafortunadas como “su gran derrier le gustaba al tranquilo hombre de los ojos marrones, más no su personalidad la cual era de mujer peligrosa” y la mención de “magia negra” en el segundo párrafo se me quitaron todas las ganas de seguir leyendo.
    - Como soy masoquista, la seguí hasta el final. Mucho dato irrelevante (el color de su bebedor y el contenido de su lonchera). La descripción de las características físicas del protagonista, de tanto en tanto y sin que venga al caso. La innecesaria mención en comillas de los nombres de otros personajes.
    - No hay un final. Sólo una palabra “FIN” que podría haber caído en cualquier otra parte del relato y no pasaba nada.
     
    A yakirismaki y Lea les gustó este mensaje.
  9. tenguman

    tenguman Miembro diamante Plus

    Registro:
    1 Abr 2012
    Mensajes:
    19,400
    Likes:
    13,524
    Temas:
    116
  10. plummbeo

    plummbeo Miembro de bronce YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    28 Nov 2017
    Mensajes:
    1,715
    Likes:
    794
    Temas:
    102
    Muchas cosas raras pero me gusto.

    Puntos: 5
     
  11. nudomudo

    nudomudo Miembro frecuente YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    29 Ene 2020
    Mensajes:
    82
    Likes:
    42
    Temas:
    17
    Raro, el primer párrafo. Mañana espero terminarlo.
     
  12. Xelhuri

    Xelhuri Miembro frecuente YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    13 Ago 2013
    Mensajes:
    220
    Likes:
    243
    Temas:
    5
    He leído esto porque me ha generado curiosidad. Debo decir además, que me ha causado mucha gracia la forma de referirse al personaje mediante descripciones físicas:

    - "El hombre calvo en la coronilla",
    - "El ciudadano de los pantalones de vaquero azul y camisa azul",
    - "El hombre de caminar cansino",
    - "El tranquilo hombre de los ojos marrones",
    - "El hombre de la mirada de sufrimiento",
    - "El hombre que todavía no había debutado sexualmente con mujer",
    - "El buen ciudadano de la camisa azul",
    - "El hombre del bigote negro",
    - "El hombre de los zapatos de cuero negro",
    - "El hombre de la camisa de manga larga color azul",
    - "El varón calvo en la coronilla y cabellos negros",
    - "El ciudadano de la azul camisa", etc.

    Descripciones que hacen notable hincapié en el color, lo cual me hace creer que el cuento bien podría haberse titulado: "El color del embrujo" o "Azulinación", en tanto se podría describir el proceso de cómo un estudiante es maldecido por tocarle el trasero a una bruja, lo que desencadena su paranoia y su adicción por el color azul.

    En cuanto al contenido del relato, el argumento, que no es mucho puesto que abunda en más descripciones que historia y por ello se ha hecho tan extenso, se puede identificar lo siguiente:

    1) Un hombre se siente intranquilo en su trabajo por causa desconocida. :mmm:
    Introduce un hecho directamente del que no sabemos porqué ha ocurrido o que provocará a lo largo de la historia. (Bien+)

    2) El hombre recuerda un hecho que sucedió años atrás y por el cual cree haber sido embrujado.O_o
    Apresurado, resuelve el misterio del primer ítem, lo cual indicaría que la historia podría optar por tomar el rumbo presente-futuro, es decir, relatar las consecuencias de aquel embrujo. (Bien-)

    3) El hombre es despedido del trabajo.:cray:
    Correcto en la secuencia argumental, pero incorrecto en la forma de contarlo. Se puede eliminar totalmente y hacer mención del despido simplemente -como lo hace en el párrafo cuatro- y se mantiene el esquema con menos texto. En sí, creo que no hay nada rescatable a nivel argumental en este "capítulo". (Mal)

    4) El hombre empeora y busca explicaciones a su dolencia.:mmm:
    Correcto, aunque repite las razones -la chica y el no enamorado, el secuaz o cómplice del embrujo- que ya mencionó en el segundo párrafo. (Regular)

    5) El hombre sigue empeorando e intenta con un psiquiatra, sin éxito.:nope:
    A esta altura de la narración ya debería haber algo más que simples menciones de dolencias o sospechas de brujería, puesto que todo eso ya se mencionó anteriormente. No está mal si se quiere ser descriptivo y enfático a la vez que lento narrativamente, pero si no aporta ningún otro dato que saque al texto de un probable hoyo, va a requerir que el siguiente capítulo tenga algo notable. (Regular-)

    6) El hombre -católico- se masturba y luego tiene sexo con una prostituta.:stop:
    Me hace gracia esto por la forma en que está narrado pero a nivel argumental no tiene asidero por ningún lado. Es el peor párrafo de todos, no sigue la secuencia, no tiene nada que ver con el argumento del embrujo. Sí, podría ser que debido a la maldición lanzada el hombre de buena fe se ha desequilibrado y ha caído en las tentaciones, pero eso no está contado, ni siquiera insinuado, eso es algo que estoy suponiendo, y no tendría por qué hacerlo. (Mal)

    7) El hombre consigue otro trabajo pero sigue con sus problemas.:cafe:
    Este párrafo es tan intrascendente como el tercero, donde es despedido. Y lo es, porque en el siguiente párrafo nuevamente está despedido, y lo único que dice aquí es que sigue con dolencias. Al igual que el otro párrafo, se pudo eliminar totalmente. (Mal)

    8) El hombre habla con su padre.:quien:
    Aparece un personaje raro: el padre del hombre azul. Y es raro porque es descrito como alguien viejo y uno supondría -mal- que sería adepto a creer en la brujería, en la maldición y en cosas del diablo pues se hace referencia -por algún lado- que toda la familia es católica, y sin embargo, solo aparece para decirle a su hijo que no deje la medicación porque tiene una enfermedad, y que lo demás son idioteces. Está bien, forma parte del argumento, pero los tropezones de los párrafos anteriores le han quitado bastante interés prácticamente a cualquier cosa que suceda en adelante. (Regular+)

    9) El hombre tiene pesadillas y comienza a delirar.:duh:
    Este párrafo tiene un problema muy feo. Aporta un hecho potencialmente interesante -la pesadilla, bastante descriptiva; las moscas, algún augurio o preparación para un final relevante-, pero lo deja en el aire. Vuelve a repetir que está embrujado, que está maldito, que no le desea ese castigo a nadie... en fin, vuelve a ser descriptivo del personaje y olvida ser narrativo de la historia. (Regular-)

    10) Ni idea de que le pasa al hombre aquí.:hi:

    En fin, como está escrito al inicio, el estilo es más descriptivo que narrativo. A mí me ha hecho gracia leerlo, sobre todo por lo que listé al inicio, además de la parte de la comida ("el té de hierba luisa que aromatizaba su aliento") o aquello del "hombre calvo en la coronilla que no come en carretilla". Este estilo altamente descriptivo se parece al de quien solía escribirle poemas a un dibujo.

    [​IMG]

    :chau:
     
    A Rayovac le gustó este mensaje.
  13. Rayovac

    Rayovac Miembro maestro YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    24 Oct 2017
    Mensajes:
    661
    Likes:
    784
    Temas:
    19
    :hi::hi::hi:
    Que tal análisis. Estoy seguro de que el autor agradecerá este buen detalle.
     
  14. nudomudo

    nudomudo Miembro frecuente YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    29 Ene 2020
    Mensajes:
    82
    Likes:
    42
    Temas:
    17
    Creo que en general tiene una historia interesante y sin eso no se puede hacer ningún cuento que valga la pena. El problema viene en el desarrollo, aunque no es pretencioso, cosa que agradezco, lamentablemente se nota a leguas que el autor de este texto no le ha dado mayor dedicación a su cuento ni lee seguido. No creo que le interese mejorar, por lo cual perdería mi tiempo señalando perogrulladas que cualquier persona que lee de forma continua sabe: Que redunda, tiene un manejo pedestre de la gramática y del español en general, le falta intensidad, sorpresa, giros, aliens, blablablá. Que si tu personaje es monse, aunque sea el narrador debe tener una chispa, pero en este caso todas las voces transitan por el mismo tono sin personalidad.
     
    A Lea y Rayovac les gustó este mensaje.
  15. Lea

    Lea Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    2,912
    Likes:
    2,991
    Temas:
    29
    Todavía me falta la mitad

    [​IMG]
     
  16. GananD

    GananD Miembro de bronce YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    26 Ene 2015
    Mensajes:
    1,103
    Likes:
    450
    Temas:
    86
    Me parece que es uno de los cuentos mas aburridos de todos los que han participado en este concurso. Pareciese que el personaje de "Christian Benitez sufre de esquizofrenia o algo parecido, y se imagina cosas como de que escucha voces y que lo tienen como invadido "espiritus chocarreros"... Se imaginan ustedes foreros si en la vida real se diese lo que nos muestra el autor en ese cuento? Eso es imposible y punto, en fin, en calificacion del 1 al 10 le dare un 2.
     
  17. THE_NIGGER

    THE_NIGGER Miembro de oro YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    14 Ago 2014
    Mensajes:
    9,289
    Likes:
    8,350
    Temas:
    31
    Laaaaaaaargoooo!!!!
    Cansador, no te atrapa... Cae en lugares comunes y faltas de ortografía notorias (repetir secuas cuando es secuaz), que se convierte en irrespetuoso para el lector.
    Vale la intención, pero quedo en eso..
    1.5 puntitos (y me estoy arriesgando, porque no lo termine)
     
  18. Zeus007

    Zeus007 Miembro de plata YoMeQuedoEnCasa

    Registro:
    26 May 2018
    Mensajes:
    2,853
    Likes:
    1,409
    Temas:
    125
    A falta de 2 minutos no leeré este cuento, seguro que me estoy perdiendo de una maravilla. Y totalmente en desacuerdo con los a parámetros. Si alguien vio el programa en History Ch.... "Desafío sobre fuego", herrero que se pasaba unos 3 centímetros de más o de menos estaba automáticamente descalificado, es tan simple como decirle a la gente no se alboroten y la gente qué hace? se alborota y compra demasiado papel. Lo mismo con este cuento.
    Nalgazo, espero que haya partes +18.