Batalla de Nördlingen 1634

Publicado en 'Historia Universal' por Boromir, 12 Set 2014.





  1. Boromir

    Boromir Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2012
    Mensajes:
    3,557
    Likes:
    3,194
    Temas:
    119




    Con la pica clavada en tierra, miles de mosqueteros en línea y la sombra de decenas de estandartes adornados con la Cruz de Borgoña. Así combatieron las tropas españolas un día de 1634 cuando batallaban -junto a una alianza católica- contra miles de soldados protestantes en la ciudad alemana de Nördlingen. Aquella jornada no sirvió de nada el título de invencible que portaba el ejército sueco, pues, a base de sangre y arrojo, se impuso el morrión hispano.Pero comencemos por el principio.

    Camino hacia la guerra

    Un 23 de mayo de 1618, a primera hora de la mañana, cuatro hombres salieron despedidos por una de las ventanas del Castillo de Praga. No eran unos vulgares intrusos, sino los emisarios del emperador en Bohemia, tres aristócratas de alcurnia y un escriba que los acompañaba para tomar nota de cuanto ocurriese. Lo que el escriba no podía imaginar es que aquella importante reunión iba a terminar así, con él y sus compañeros sobre un montón de estiércol, para mofa y befa de los parroquianos.

    [​IMG]

    Defenestración de Praga

    La noticia de la infamante expulsión no tardó en llegar a Viena, donde paraba el afrentado emperador Fernando II de Habsburgo, católico a machamartillo y persuadido de que sobre él recaía la misión histórica de detener el avance del protestantismo.

    [​IMG]

    Fernando II de Habsburgo.

    Este Fernando era, además, primo y aliado preferente del rey de España, Felipe III, quien, a diferencia de su padre y tocayo, era hedonista, pacífico y poco amigo de meterse en líos.

    [​IMG]

    Felipe III de España.

    Felipe reinaba sobre el mayor imperio que jamás había conocido el mundo. Desde la unión con Portugal, en sus dominios nunca anochecía. Los siete mares y algún continente entero como Suramérica eran de su entera propiedad; en otros, su poder era tan incontestable que nadie se atrevía a desafiarle.

    [​IMG]

    Imperio español en tiempos de Felipe II

    Los años de Felipe III fueron los de la llamada Pax Hispanica, apenas dos décadas en las que apenas hubo guerras en Europa porque el poder de España era tan apabullante que su sola mención disuadía a los revoltosos. La paz de los españoles acabó bruscamente aquel día de mayo de 1618. El emperador la emprendió contra los protestantes en Bohemia y, poco a poco, fueron encendiéndose una a una todas las mechas de la discordia. La Guerra de los Treinta Años acababa de empezar.

    Los católicos se las veían muy felices sabiendo que su padrino español no tardaría en socorrerles tanto en el aspecto financiero –el imperio de Fernando II estaba en la ruina– como en el militar, gracias a la cantidad y calidad de tropas que España tenía desperdigadas por media Europa.

    Los protestantes por su parte,encontraron protección en Suecia, un reino reformado, que, desde el lejano norte, aspiraba a construirse un pequeño imperio a costa de los luteranos alemanes.

    La revolución militar sueca

    Cuando hizo su entrada en el conflicto la Suecia de Gustavo Adolfo II,contaba con un ejército que usaba técnicas militares revolucionarias y esperaba su momento para hacerse valer en Europa. Sin duda, se acaba de despertar a un gigante dormido al que iba a costar derrotar.

    [​IMG]

    Gustavo Adolfo II de Suecia

    Suecia llevaba varios años perfeccionando y renovando sus técnicas militares.Gustavo Adolfo redujo la profundidad de la formación de diez a seis hileras e incrementó su poder de fuego al añadir cuatro piezas de artillería ligera por cada regimiento.Pero su revolución no se detuvo en este punto, sino que también incluyó la reorganización del ejército en nuevas unidades. Gustavo Adolfo introdujo también una nueva unidad táctica, la brigada, formada por cuatro escuadrones (o dos regimientos) en formación en forma de flecha, con el cuarto escuadrón en reserva y apoyada por nueve o más cañones.

    A su vez, este interesado en el arte de la guerra realizó modificaciones en las tácticas relacionadas con la caballería. Esta solía usarse en el SXVII como una unidad móvil que, armada con pistolas, acosaba a los soldados de infantería con sus disparos para retirarse después velozmente a lomos de sus monturas.Las cargas de caballería sueca a la espada, rodilla contra rodilla, superaban en el choque a las de otras caballerías, como la alemana y la española, realizadas con pistola al trote.

    No obstante, la gran transformación por la que pasaría a la Historia Gustavo Adolfo fue por la instauración en su ejército de la denominada doble salva. En esta táctica, «los mosqueteros se situaban en tres hileras, la primera arrodillada, la segunda cuerpo a tierra y la tercera en pie». De esta forma, se conseguía disparar dos veces más plomo sobre el enemigo que con la formación clásica y, en palabras de los expertos de la época, minar además la moral de los enemigos.

    [​IMG]

    Tercio napolitano de Torralto rechazando a la caballería sueca en Nördlingen

    [​IMG]

    Mosqueteros suecos

    [​IMG]

    Caballeria sueca.

    Los Suecos invaden Alemania.

    Sin vacilar,el monarca sueco se dispuso a avanzar sobre Alemania, lugar en el que desembarcó en 1630. A partir de ese momento su moderno ejército no encontró rival y, como se esperaba, contó todas sus batallas por victorias. De hecho, tal era su reputación militar que Suecia pronto recibió la ayuda de Francia e hizo pactos con el ducado de Sajonia-Weimar.

    Ni siquiera la muerte de Gustavo Adolfo en una de las contiendas detuvo el avance del ejército sueco, ávido ahora de acabar con las fuerzas del Sacro Imperio Romano Germánico y sus aliados, entre los que se encontraba España.

    La ofensiva sueca, acaudillada en persona por su rey, Gustavo II Adolfo, fue rápida y vigorosa. En pocos años se adueñaron de todo el norte de Alemania, aseguraron la línea del Oder manteniendo a raya a polacos y lituanos y descendieron por el valle del Elba hasta la misma Baviera, corazón de la Alemania católica.

    Al rey de España –ya Felipe IV porque el tercero había pasado a mejor vida–, que los suecos enredasen por el Báltico le era indiferente. Otra cosa es que se plantasen en el mismo lago Constanza, donde operaba una escuadrilla española, a un paso de los puertos alpinos y del llamado Camino Español, una ruta que iba de Holanda al Milanesado y por la que el rey trasegaba tropas, dineros y mercancías.

    [​IMG]

    Camino español.Esta ruta comunicaba los territorios del imperio español en Europa

    [​IMG]

    Un tercio español se dirige al frente a través del camino español.

    Madrid consideró que era obligado decantarse con armas y dinero a favor de la Casa de Austria, no sólo por vinculación dinástica, sino también por motivaciones religiosas y políticas. Una derrota aplastante del Imperio habría dejado a España aislada en Europa.

    La situación se hizo definitivamente insostenible cuando el ejército sueco, acompañado de sus aliados sajones, avanzó sobre el sur de Alemania poniendo en jaque a las tropas imperiales. Sin tiempo que perder, España comenzó a equipar con picas y mosquetes a sus tercios, había llegado la hora de combatir y derramar sangre a favor de los aliados.

    [​IMG]

    Piquero de los tercios españoles

    Para ello, se formó en Milán un ejército al mando del cardenal-infante Fernando de Austria, hermano del rey Felipe IV, con el objetivo de apoyar a las fuerzas imperiales de Fernando II.El ejército expedicionario que salió de Milán integraba una formidable fuerza compuesta por unos 14.000 infantes, 3.000 soldados de caballería y 500 arcabuceros montados.

    Llegada a Nördlingen

    Tras partir, las huestes hispanas lograron tomar dos plazas fuertes enemigas antes de llegar a Nördlingen, una pequeña ciudad ubicada en el sur de Alemania que estaba siendo sitiada por tropas imperiales. Así, el 2 de septiembre de 1634, las fuerzas españolas se unieron a las tropas asaltantes con la intención de arrebatar el emplazamiento a los protestantes.

    [​IMG]

    Mapa de Nördlingen.

    Sin embargo, este objetivo no sería nada fácil de realizar, pues los mandos suecos y sajones también habían desplazado sus tropas hasta Nördlingen para, de una vez por todas y a costa de todas las vidas que fueran necesarias, detener la contraofensiva católica. Aquel día se decidiría el destino de muchos soldados frente a una preciosa tierra hasta entonces virgen de muerte.

    Las fuerzas hispano-imperiales superaban entonces los 30.000 hombres, de los cuales unos 20.000 eran de infantería, con 32 cañones. En esa fuerza se contaban dos tercios viejos españoles, que mandaban Idiáquez y Fuenclara; cuatro napolitanos y tres de Lombardía .Además, había dos regimientos alemanes de infantería bisoños.La caballería contaba con varios miles de excelentes jinetes, croatas en su mayor parte.

    [​IMG]

    Fuerzas imperiales.

    Por su parte, el ejército protestante –al mando de Gustav Horn y Bernardo de Sajonia-Weimar- presentó ante las fuerzas católicas un ejército de 16.300 infantes, 9.300 caballeros y 54 piezas de artillería. Podían ser menos en número, pero sus temidas y revolucionarias tácticas militares les convertían, sin duda, en unos enemigos muy difíciles de derrotar.
     
    Última edición: 12 Set 2014
    A Diego_ecu, ID_Foxbat, Mantaro y 1 otra persona les gustó este mensaje.


  2. Boromir

    Boromir Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2012
    Mensajes:
    3,557
    Likes:
    3,194
    Temas:
    119
    Disposición de los ejércitos

    Afiladas las espadas, abrillantadas las armaduras y preparados los arcabuces ahora sólo quedaba organizarse para plantar cara al rival.cuando amaneció el 6 de septiembre el ejército protestante se desplegó al noroeste, entre la ciudad de Nördlingen (ubicada a la izquierda de su flanco) y un bosque cercano que cubría el lateral derecho de su ejército.

    De forma concreta, el ejército enemigo se encontraba dividido en varios grupos.El enemigo avanzaba dividido en dos alas. La derecha, y más potente, al mando del general sueco Horn, con 9.000 soldados de infantería y 4.000 jinetes. La izquierda, que mandaba Bernardo de Sajonia Weimar, incluía 25 escuadrones de caballería y tres regimientos de infantería, con toda la artillería.

    Frente a ellos se hallaban las tropas hispano-imperiales, que tomaron posiciones entre la colina de Albuch (delante del flanco derecho de los protestantes) y la ciudad de Nördlingen. En cuanto a su despliegue, los católicos formaron una línea dividida en tres cuerpos.

    El principal ocupaba la estratégica posición de Albuch flanqueado a derecha e izquierda por 12 escuadrones de caballería. Detrás de algunos regimientos alemanes y algunos tercios italianos estaba el viejo tercio español de Martín de Idiáquez.

    A su vez, el ejército imperial se completaba con las fuerzas del duque de Lorena, ubicadas a la izquierda de la colina, la caballería a las órdenes de Mathias Gallas y los jinetes ligeros de Croacia.El cuerpo de reserva, mandado por el marqués de Leganés, tenía unos 7.000 infantes y 1.500 caballos.
     
    Última edición: 12 Set 2014
    A Serrae le gustó este mensaje.
  3. manpower

    manpower Suspendido

    Registro:
    3 Set 2014
    Mensajes:
    634
    Likes:
    275
    Temas:
    17
    asu mare tu si no tienes vida amigo todo el foro solo vives de esos temas anda duerme
     
  4. Boromir

    Boromir Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2012
    Mensajes:
    3,557
    Likes:
    3,194
    Temas:
    119
    La Batalla

    El 5 de septiembre -y tras un intento frustrado del ejército protestante de tomar durante la noche una de las posiciones imperiales- los católicos se lanzaron a la carga desde Albuch, lugar que ofrecía una gran ventaja estratégica y en el que se libró la mayor parte de la contienda.

    [​IMG]

    En principio, varios regimientos alemanes pertenecientes al ejército hispano-imperial se abalanzaron sobre el bosque cercano que cubría el flanco derecho del ejército enemigo. Sin embargo, fueron detenidos drásticamente por el fuego de las tropas suecas que, haciendo honor a su entrenamiento, descargaron una ingente cantidad de plomo sobre los católicos.

    [​IMG]

    Ahora les tocaba el turno a los oficiales protestantes que, conocedores de la importancia de tomar Albuch, enviaron a su caballería de choque colina arriba con la intención de obligar a huir a la infantería católica. Eran momentos tensos, pues, a pesar de que uno de los tercios napolitanos logró resistir el fuerte envite, el enemigo comenzaba a abrirse camino a base de espadazos.

    Los suecos estaban a punto de cantar victoria cuando estalló un almacenamiento de pólvora abandonado por los católicos en su retirada. La devastadora explosión tuvo un efecto inesperado y provocó cientos de muertos en las filas protestantes.

    [​IMG]

    En las horas siguientes, los protestantes hicieron acopio de todas sus nuevas tácticas militares para derrotar al ejército imperial. Así, las continuas descargas de mosquete comenzaron poco a poco a hacer mella en los tercios españoles e italianos, que, con el paso del tiempo, empezaron a acusar las bajas.

    [​IMG]

    Sin embargo, los oficiales del ejército protestante no contaban con el ingenio latino de los tercios hispanos e italianos.Los veteranos de los tercios improvisaron una eficaz y arriesgada maniobra. En el instante de la descarga se agachaban para evitar las balas. A continuación, arcabuceros y mosqueteros recomponían la formación y hacían fuego demoledor casi a quemarropa. Luego se protegían tras las filas de picas.

    En las horas siguientes, los tercios, entre los que sobresalió uno de los españoles, tuvieron que hacer frente a las continuas acometidas protestantes. Sin embargo, y aunque no contaban con nuevas y revolucionarias tácticas, tenían de su parte la experiencia de decenas de batallas a lo largo y ancho de Europa, algo que les acabó dando la victoria.

    Mientras en el flanco contrario los protestantes estrellaban inútilmente su caballería contra las tropas imperiales, el grueso del combate seguía situándose cerca de la colina de Albuch. Allí, una parte de la infantería española, avivada por la tenaz resistencia llevada a cabo hasta ese momento, cargó contra los protestantes situados cerca del bosque a pica y espada.

    [​IMG]

    Horas después la experiencia comenzó por fin a ser una ventaja y los defensores protestantes del bosque dieron un paso atrás. Tras una inmensa cantidad de horas sudando por su país, acababan de firmar su sentencia de muerte con tan solo ceder unos metros de terreno. Y es que los oficiales católicos no dudaron y enviaron la infantería española que quedaba protegiendo la colina de Albuch en un cruento ataque final.

    [​IMG]

    Eran las 12 del mediodía cuando, superados en todos los frentes, los protestantes soltaron sus armas y tocaron a retirada. Al final, las revolucionarias estrategias del ya fallecido Gustavo Adolfo no habían podido contra miles de picas clavadas en tierra. El tiempo de los tercios llegaría con el tiempo a su fin pero, sin duda, no sería en aquel día.

    [​IMG]

    Balance final y consecuencias.

    Una vez acabada la contienda se procedió a examinar los cadáveres y contar los fallecidos.Al anochecer unos 12.000 protestantes yacían muertos en el campo de batalla y 4.000 más, entre ellos Gustav Horn, habían sido hechos prisioneros. Nördlingen cayó inmediatamente y los restos del ejército derrotado, bajo el mando de Bernardo de Sajonia-Weimar, se retiraron a Alsacia.Por su parte, los católicos, que habían conseguido un gran triunfo y se habían sobrepuesto a la modernidad, tuvieron que llenar casi 2.000 ataúdes.

    Los suecos sufrieron un revés del que no pudieron recuperarse y su ejército completamente destrozado se vio obligado a abandonar Alemania. Regresaron a las costas del Báltico a lamerse las heridas y nunca más volvieron a enfrentarse en el campo de batalla con los españoles, esos señores de la guerra que llevaban más de cien años encadenando victorias.

    [​IMG]

    Cuadro en conmemoración de la batalla.

    [​IMG]

    «La victoria de los dos Fernandos»
     
    Última edición: 12 Set 2014
    A Serrae le gustó este mensaje.
  5. ToYoTeroFJ

    ToYoTeroFJ Miembro diamante

    Registro:
    20 Dic 2009
    Mensajes:
    11,135
    Likes:
    6,356
    Temas:
    116
    Los franceses ganan la Guerra de los 100 Años a los ingleses, Boromir dice sobre los ingleses:

    Los españoles ganan una batalla a los protestantes:
    Nah, los protestantes fueron incompetentes, por eso los nomás los hispanos ganaron:

    "El bando protestante, ya minado por fuertes disensiones entre Horn y Sajonia-Weimar, esperaba ganar la batalla a las tropas imperiales, a las que había infravalorado, sin contar, además, con que se había producido la unión con el ejército del hermano del Rey de España , el cardenal infante don Fernando de Austria, Arzobispo de Toledo."
    http://es.m.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Nördlingen_(1634)
    Ahhh... y como siempre, NO LO MENCIONAS.
     
    Última edición: 12 Set 2014
  6. rickycardo1

    rickycardo1 Miembro diamante Plus

    Registro:
    4 Oct 2012
    Mensajes:
    22,351
    Likes:
    8,435
    Temas:
    1,935
    Los tercios todavia no bajaban sus armas, ganaron a los gigantes granaderos suecos . Un poco despues 1642 en Rocroi fueron derrotados pero con honor y siguieron triunfandoen otros lados.
     
    A Boromir le gustó este mensaje.
  7. Boromir

    Boromir Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2012
    Mensajes:
    3,557
    Likes:
    3,194
    Temas:
    119
    Rocroi 1643,la primera derrota de los tercios en más de 100 años de hegemonía militar.Lo cierto es que en Rocroi no paso nada excepcional más allá de que fue la primera derrota de los tercios,fue más importante la derrota en batalla de las Dunas en 1658.Los tercios continuaron siendo uno de los mejores ejércitos Europeos hasta su disolución en el año 1704.

    Te equivocas de tema,aquí se viene hablar distendidamente de un episodio de la guerra de los 30 años.Si tienda alguna cosa que recriminar en otro tema,hazlo allí.Esa no es la actitud.
     
  8. ToYoTeroFJ

    ToYoTeroFJ Miembro diamante

    Registro:
    20 Dic 2009
    Mensajes:
    11,135
    Likes:
    6,356
    Temas:
    116
    Lo que vengo a resaltar es tu doble moral y tu total PARCIALIDAD.

    El ejército protestante pese a sus "novedosas tácticas" ya venía con problemas. Y el peor de sus errores fue no conocer detalles de su enemigo: no sabían que los Hispanos habían reforzado de manera importante a los imperiales.

    No niego el buen desempeño de los Tercios, pero por favor, pretender magnificar el mismo haciendo ver al ejército protestante como "invencible" es propio de alguien que quiere verles la cara de ingenuos a los demás.¬¬
     
  9. Boromir

    Boromir Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2012
    Mensajes:
    3,557
    Likes:
    3,194
    Temas:
    119
    Invencibles no eran,en Nördlingen quedo claro.Desde la irrupción de Suecia en Alemania allá por el año 1630,los suecos no perdieron ninguna batalla y avanzaron con rapidez sobre el Sacro Imperio Romano lo que les granjeó la fama de ser "invencibles" con sus nuevas tácticas, título que mantuvieron hasta su encuentro con los tercios y fatal derrota en la mencionada batalla de Nördlingen.
     
  10. ToYoTeroFJ

    ToYoTeroFJ Miembro diamante

    Registro:
    20 Dic 2009
    Mensajes:
    11,135
    Likes:
    6,356
    Temas:
    116


    Por supuesto, fatal derrota por haberse enfrentado a un enemigo que DESCONOCIAN había sido fuertemente reforzado, por haberse enfrentado a un enemigo sin antes dar solución a las disensiones que tvieron y los problemas entre Horn y Sajonia.

    Eso de "coraje" y "arrojo" ante un ememigo "poderosísimo, "con fama de invencible" y no sé qué mas payasadas son puro cuento chovinista.
     
  11. Boromir

    Boromir Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2012
    Mensajes:
    3,557
    Likes:
    3,194
    Temas:
    119
    No cierto resquemor Toyota y esas no son formas,te estas convirtiendo en Deberet y ya sabes como término ese pobre diablo.Sobre la fama de "invencibles" "poderosos" tendrás que pedir cuentas a los cronistas de la época (no solo españoles) y la gran victoria en Nördlingen que tuvo su eco en toda Europa y aún en la eternidad,inspirando a pintores de la talla de Rubens.
     
    Última edición: 13 Set 2014
  12. ToYoTeroFJ

    ToYoTeroFJ Miembro diamante

    Registro:
    20 Dic 2009
    Mensajes:
    11,135
    Likes:
    6,356
    Temas:
    116
    No lo creo Jorgito, no es el resquemor que Sakarbik y Urk, y más atrás Hispania, Ambon, Deanwinchester y demás españoles, y ya sabes cómo terminaron esos pobres diablos.

    Esas "formas" son las mismas que se las doy a los que se lo merecen por cínicos, caraduras y doble raseros.

    Yo ya te cité una fuente, el ejército protestante a pesar de se "poderoso" tuvo graves problemas, el más importante de ellos el tener una incorrecta información sobre su enemigo. No me hagas buscar libros y fuentes (algunas de ellas españolas) porque temrinará igual que tus "ingleses exterminadores" y tus "ingleses descendientes de hispanos".:risota:
     
    Última edición: 13 Set 2014
  13. Boromir

    Boromir Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2012
    Mensajes:
    3,557
    Likes:
    3,194
    Temas:
    119
    Veo que sigues en las mismas,solo buscas provocar y desvirtuar el tema.No me dejas más remedio que enviarte una temporada al "congelador" a ver si eres capaz de juntar cuatro letras sin tratar de ofender al personal. A todo esto continuo esperando a que me muestres pruebas que desacrediten a sykes o que los ingleses estaban al mismo nivel que los hispanos en temas como el trato a los indígenas, el desarrollo colonial entre otras cosas.¬¬¬¬

    Solo te pido que no continúes con el off topic en este hilo y lo que tengas que escribir lo hagas en el tema apropiado.En 7 días te voy a dar otra oportunidad y voy a quitarte de esa lista ignomiosa donde solo figura Deberet.Si para entonces se te a pasado el berrinche y vuelves a un Status Quo de buen entendimiento y concordancia.Yo tengo derecho a entrar en el foro y estar tranquilo escribiendo en los temas de interés y no tengo porque aguantar insultos como "racista" "cínico" "cara dura" y otras lindeces que se me dedican pero que yo puedo decir que no dispenso a nadie.Recapacite y en 7 dias le vuelvo a leer.:hi:
     
    Última edición: 13 Set 2014
  14. Unomismo2005

    Unomismo2005 Miembro de oro

    Registro:
    19 Abr 2010
    Mensajes:
    5,348
    Likes:
    2,969
    Temas:
    138
    Una pregunta. ¿en esa época que se hacia con los prisioneros? ¿iban a galeras, se les mataba o se les ponia en libertad?
    Estaba pensando que 12.000 muertos son muchos y que la mayoria de los muertos durante las batallas medievales se producian no durante el combate sino durante la huida. La caballeria hacia autenticas matanzas cuando el enemigo se retiraba con las formaciones rotas y a la desbandada.
     
  15. Boromir

    Boromir Suspendido

    Registro:
    30 Dic 2012
    Mensajes:
    3,557
    Likes:
    3,194
    Temas:
    119
    Sobre la retirada de los suecos:

    No le quedaba ya a la infantería sueca más que la retirada, pero el duque de Weimar, en vez de proteger sus espaldas con la caballería como mandan los cánones, emprendió una vergonzosa huida, dejando atrás incluso su espada, que se exhibe como trofeo en la Real Armería de Madrid. La caballería imperial tuvo entonces la fácil y sucia tarea de acosar y acuchillar a los vencidos, y allí terminó el Periodo Sueco de la Guerra de los Treinta Años, en lo que el pícaro Estebanillo González, que estuvo en Nördlingen, llamó “una almadraba de atunes suecos”.

    [​IMG]

    Sobre los prisioneros de guerra,su condición varió a través de la historia. En las edades Antigua y Media, el prisionero era de propiedad del enemigo el que podía darle muerte o conservarlo como esclavo.

    Esta situación cambió a partir del siglo XVII,el periodo que nos ocupa, donde se empezó a considerar, aunque sin regulación jurídica, que el prisionero de guerra ya no era un peligro, y se lo debía retener en buenas condiciones, hasta que finalice la contienda. La Paz de Westfalia (1648) que concluyó la Guerra de los Treinta Años, fijó la regla de que los prisioneros de guerra debían ser liberados al fin de las hostilidades sin ningún pago de rescate, permitiéndoseles volver a sus hogares.
     
    A rickycardo1 le gustó este mensaje.
  16. ToYoTeroFJ

    ToYoTeroFJ Miembro diamante

    Registro:
    20 Dic 2009
    Mensajes:
    11,135
    Likes:
    6,356
    Temas:
    116
    En fin, ya se sabe que el ejército protestante tuvo serios problemas antes de la batalla.

    Sigues en tu vergonzosa y febril defensa de lo indefendible. Yo ya te demostré que a Sykes lo desacreditó la U. de Oxford apenas EL AÑO PASADO con un estudio de resultados totalmente diferentes a lo que Sykes postuló el 2006, la misma U. de Oxford que el 2006 lo apoyó y que en su nuevo estudio de 2013 no lo llamó ni para que les llevara el café, el nuevo estudio que Sykes no dió respuesta alguna para desmentirlo, mucho menos ponerse en plan de payaso y decir "muéstrenme pruebas que me desacreditan...". Si con eso no es suficiente entonces tienes un grave problema. Ingleses descendientes de hispanos, el 2006 quizás hubiera sido creíble, pero desde el 2013 eso es una tremenda idiotéz.

    ¿Y quién habla de hacer comparaciones?? Los ingleses no fueron los genocidas y exterminadores de indígenas americanos que existen sólo en tus paranoias y delirios. Yo ya te demostré que evangelizaron indígenas, que comerciaron con indígenas, que se aliaron con indígenas, que hubo una proclamación con la que se respetaban sus tierras, que indígenas apoyaron a los ingleses durante la Guerra de Independencia. Aquí no hablamos de quién fue mejor que quien.

    PD1. Guárdate tus "oportunidades" que yo no voy a cambiar, con este último comentario demostraste tu cinismo estratosférico.

    PD2. A mi qué me importa que me ignores y no sé que más tonterías. Yo sólo posteo para desmentir tus argumentos llenos de falsedades, prejuicios y doble moral. El día que dejes de ser cínico y doble rasero dejaré los epítetos, te lo prometo.
     
    Última edición: 13 Set 2014