Antología de Poesía

Publicado en 'Literatura' por asteriom, 6 Jul 2010.





  1. CatPeople

    CatPeople Miembro maestro

    Registro:
    24 Jun 2010
    Mensajes:
    861
    Likes:
    681
    Temas:
    4




    Haylli

    Alto ahí, Miuras toriondos!
    Todo dolor es indio.
    El callar si no es indio no es callar
    Las mugres todas son indias.
    ¿Si el llorar no es indio, qué es?
    El temblor es indio
    Toda hambre es india.
    Los infiernos son indios.
    No hay esclavitudes sino indias.
    Los puntapiés se hicieron para el indio.
    Las cadenas quieren indios.
    El indio es un dios humillado.
    Los hombres ocultan un indio dentro.
    Arco y flecha es el indio
    Bestia: te llaman indio.

    De "El Pez de Oro", de Gamaliel Churata
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.


  2. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    Égloga
    Vicente Huidrobro


    Sol muriente

    Hay una panne en el motor

    Y un olor primaveral
    Deja en el aire al pasar

    En algún sitio
    una canción

    EN DÓNDE ESTÁS

    Una tarde como ésta
    te busqué en vano
    Sobre la niebla de todos los caminos
    Me encontraba a mí mismo
    Y en el humo de mi cigarro
    Había un pájaro perdido

    Nadie respondía

    Los últimos pastores se ahogaron

    Y los corderos equivocados
    Comían flores y no daban miel

    El viento que pasaba
    Amontona sus lanas

    Entre las nubes
    Mojadas de mis lágrimas

    A qué otra vez llorar
    lo ya llorado

    Y pues que las ovejas comen flores
    Señal que ya has pasado
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  3. Javas140385

    Javas140385 Miembro diamante

    Registro:
    30 Jul 2013
    Mensajes:
    12,100
    Likes:
    5,585
    Temas:
    91
    Decimos lo que decimos
    para que la muerte no tenga
    la última palabra.

    ¿Pero tendrá la muerte
    el último silencio?

    Hay que decir también el silencio
    .

    [​IMG]

    Roberto Juarroz. Poseía vertical.
     
    A DascOp y Jos.Smir. les gustó este mensaje.
  4. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    XXXII
    Pablo Neruda


    ¿Hay algo más tonto en la vida
    que llamarse Pablo Neruda?

    ¿Hay en el cielo de Colombia
    un coleccionista de nubes?

    ¿Por qué siempre se hacen en Londres
    los congresos de los paraguas?

    ¿Sangre color de amaranto
    tenía la reina de Saba?

    ¿Cuando lloraba Baudelaire
    lloraba con lágrimas negras?
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  5. Javas140385

    Javas140385 Miembro diamante

    Registro:
    30 Jul 2013
    Mensajes:
    12,100
    Likes:
    5,585
    Temas:
    91
    Aquí se habla del tiempo perdido que, como dice el dicho, los santos lo lloran.

    [​IMG]

    Sabia virtud de conocer el tiempo;

    a tiempo amar y desatarse a tiempo;
    como dice el refrán: dar tiempo al tiempo...
    que de amor y dolor alivia el tiempo.

    Aquel amor a quien amé a destiempo
    martirizóme tanto y tanto tiempo
    que no sentí jamás correr el tiempo,
    tan acremente como en ese tiempo.

    Amar queriendo como en otro tiempo
    -ignoraba yo aún que el tiempo es oro-
    cuánto tiempo perdí -ay- cuánto tiempo.

    Y hoy que de amores ya no tengo tiempo,
    amor de aquellos tiempos, cuánto añoro
    la dicha inicua de perder el tiempo...

    Renato Leduc (Breve glosa al Libro del Buen Amor).

    :hi:
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  6. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    OLVIDO
    LUIS OYARZÙN


    Perdí ya el goce del dolor que dieras,
    perdí tu tempestad, gané el olvido.
    Aquel vuelo afiebrado halló su nido
    y no me importa ya que no me quieras.
    Viví con el terror de que te fueras,
    ahora ya no sé si al fin te has ido.
    Si nunca te gané, que te he perdido
    sé con seguridad. Ya no hay esperas.
    La cuerda tensa sin pensar se corta
    y la abeja volando se fatiga.
     
    A DascOp y Jos.Smir. les gustó este mensaje.
  7. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    El final es una belleza.

    ELEGIA EN LA MUERTE
    DE UN PERRO

    Miguel de Unamuno


    La quietud sujetó con recia mano
    al pobre perro inquieto,
    y para siempre
    fiel se acostó en su madre
    piadosa tierra.
    Sus ojos mansos
    no clavará en los míos
    con la tristeza de faltarle el habla;
    no lamerá mi mano
    ni en mi regazo su cabeza fina
    reposará.
    Y ahora, ¿en qué sueñas?
    ¿dónde se fue tu espíritu sumiso?
    ¿no hay otro mundo
    en que revivas tú, mi pobre bestia,
    y encima de los cielos
    te pasees brincando al lado mío?
    ¡El otro mundo!
    ¡Otro... otro y no éste!
    Un mundo sin el perro,
    sin las montañas blandas,
    sin los serenos ríos
    a que flanquean los serenos árboles,
    sin pájaros ni flores,
    sin perros, sin caballos,
    sin bueyes que aran...
    ¡el otro mundo!
    ¡Mundo de los espíritus!
    Pero allí ¿no tendremos
    en torno de nuestra alma
    las almas de las cosas de que vive,
    el alma de los campos,
    las almas de las rocas,
    las almas de los árboles y ríos,
    las de las bestias?
    Allá, en el otro mundo,
    tu alma, pobre perro,
    ¿no habrá de recostar en mi regazo
    espiritual su espiritual cabeza?
    La lenuga de tu alma, pobre amigo,
    ¿no lamerá la mano de mi alma?
    ¡El otro mundo!
    ¡Otro... otro y no éste!
    ¡Oh, ya no volverás, mi pobre perro,
    a sumergir los ojos
    en los ojos que fueron tu mandato;
    ve, la tierra te arranca
    de quien fue tu ideal, tu dios, tu gloria!
    Pero él, tu triste amo,
    ¿te tendrá en la otra vida?
    ¡El otro mundo!...
    ¡El otro mundo es el del puro espíritu!
    ¡Del espíritu puro!
    ¡Oh, terrible pureza,
    inanidad, vacío!
    ¿No volveré a encontrarte, manso amigo?
    ¿Serás allí un recuerdo,
    recuerdo puro?
    Y este recuerdo
    ¿no correrá a mis ojos?
    ¿No saltará, blandiendo en alegría
    enhiesto el rabo?
    ¿No lamerá la mano de mi espíritu?
    ¿No mirará a mis ojos?
    Ese recuerdo,
    ¿no serás tú, tú mismo,
    dueño de ti, viviendo vida eterna?
    Tus sueños, ¿qué se hicieron?
    ¿Qué la piedad con que leal seguiste
    de mi voz el mandato?
    Yo fui tu religión, yo fui tu gloria;
    a Dios en mí soñaste;
    mis ojos fueron para ti ventana
    del otro mundo.
    ¿Si supieras, mi perro,
    qué triste está tu dios, porque te has muerto?
    ¡También tu dios se morirá algún día!
    Moriste con tus ojos
    en mis ojos clavados,
    tal vez buscando en éstos el misterio
    que te envolvía.
    Y tus pupilas tristes
    a espiar avezadas mis deseos,
    preguntar parecían:
    ¿Adónde vamos, mi amo?
    ¿Adónde vamos?
    El vivir con el hombre, pobre bestia,
    te ha dado acaso un anhelar oscuro
    que el lobo no conoce;
    ¡tal vez cuando acostabas la cabeza
    en mi regazo
    vagamente soñabas en ser hombre
    después de muerto!
    ¡Ser hombre, pobre bestia!
    Mira, mi pobre amigo,
    mi fiel creyente;
    al ver morir tus ojos que me miran,
    al ver cristalizarse tu mirada,
    antes fluida,
    yo también te pregunto: ¿adónde vamos?
    ¡Ser hombre, pobre perro!
    Mira, tu hermano,
    ese otro pobre perro,
    junto a la tumba de su dios, tendido,
    aullando a los cielos,
    ¡llama a la muerte!
    Tú has muerto en mansedumbre,
    tú con dulzura,
    entregándote a mí en la suprema
    sumisión de la vida;
    pero él, el que gime
    junto a la tumba de su dios, de su amo,
    ni morir sabe.

    Tú al morir presentías vagamente
    vivir en mi memoria,
    no morirte del todo,
    pero tu pobre hermano
    se ve ya muerto en vida,
    se ve perdido
    y aúlla al cielo suplicando muerte.

    Descansa en paz, mi pobre compañero,
    descansa en paz; más triste
    la suerte de tu dios que no la tuya.
    Los dioses lloran,
    los dioses lloran cuando muere el perro
    que les lamió las manos,
    que les miró a los ojos,
    y al mirarles así les preguntaba:
    ¿adónde vamos?
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  8. Jos.Smir.

    Jos.Smir. Miembro diamante

    Registro:
    24 Ene 2017
    Mensajes:
    12,771
    Likes:
    18,833
    Temas:
    7,838
    Recordé el tiempo pasado cuando mis perros y gatos moribundos me miraban muy fijos y tristes como queriendo no dejarme y yo abrazándolos queriendo que no se fueran y más pudo la muerte que mis lagrimas cubriendo sus rostros.

    La sangre derramada


    ¡Que no quiero verla!

    Dile a la luna que venga,
    que no quiero ver la sangre
    de Ignacio sobre la arena.

    ¡Que no quiero verla!

    La luna de par en par.
    Caballo de nubes quietas,
    y la plaza gris del sueño
    con sauces en las barreras.

    ¡Que no quiero verla!
    Que mi recuerdo se quema.
    ¡Avisad a los jazmines
    con su blancura pequeña!

    ¡Que no quiero verla!

    La vaca del viejo mundo
    pasaba su triste lengua
    sobre un hocico de sangres
    derramadas en la arena,
    y los toros de Guisando,
    casi muerte y casi piedra,
    mugieron como dos siglos
    hartos de pisar la tierra.
    No.
    ¡Que no quiero verla!

    Por las gradas sube Ignacio
    con toda su muerte a cuestas.
    Buscaba el amanecer,
    y el amanecer no era.
    Busca su perfil seguro,
    y el sueño lo desorienta.
    Buscaba su hermoso cuerpo
    y encontró su sangre abierta.
    ¡No me digáis que la vea!
    No quiero sentir el chorro
    cada vez con menos fuerza;
    ese chorro que ilumina
    los tendidos y se vuelca
    sobre la pana y el cuero
    de muchedumbre sedienta.
    ¡Quién me grita que me asome!
    ¡No me digáis que la vea!

    No se cerraron sus ojos
    cuando vio los cuernos cerca,
    pero las madres terribles
    levantaron la cabeza.
    Y a través de las ganaderías,
    hubo un aire de voces secretas
    que gritaban a toros celestes,
    mayorales de pálida niebla.
    No hubo príncipe en Sevilla
    que comparársele pueda,
    ni espada como su espada,
    ni corazón tan de veras.
    Como un río de leones
    su maravillosa fuerza,
    y como un torso de mármol
    su dibujada prudencia.
    Aire de Roma andaluza
    le doraba la cabeza
    donde su risa era un nardo
    de sal y de inteligencia.
    ¡Qué gran torero en la plaza!
    ¡Qué buen serrano en la sierra!
    ¡Qué blando con las espigas!
    ¡Qué duro con las espuelas!
    ¡Qué tierno con el rocío!
    ¡Qué deslumbrante en la feria!
    ¡ Qué tremendo con las últimas
    banderillas de tiniebla!

    Pero ya duerme sin fin.
    Ya los musgos y la hierba
    abren con dedos seguros
    la flor de su calavera.
    Y su sangre ya viene cantando:
    cantando por marismas y praderas,
    resbalando por cuernos ateridos,
    vacilando sin alma por la niebla,
    tropezando con miles de pezuñas
    como una larga, oscura, triste lengua,
    para formar un charco de agonía
    junto al Guadalquivir de las estrellas.
    ¡Oh blanco muro de España!
    ¡Oh negro toro de pena!
    ¡Oh sangre dura de Ignacio!
    ¡Oh ruiseñor de sus venas!
    No.
    ¡Que no quiero verla!
    Que no hay cáliz que la contenga,
    que no hay golondrinas que se la beban,
    no hay escarcha de luz que la enfríe,
    no hay canto ni diluvio de azucenas,
    no hay cristal que la cubra de plata.
    No,
    ¡Yo no quiero verla!

    FEDERICO GARCÍA LORCA
     
    A DascOp y Miku Hatsune les gustó este mensaje.
  9. Javas140385

    Javas140385 Miembro diamante

    Registro:
    30 Jul 2013
    Mensajes:
    12,100
    Likes:
    5,585
    Temas:
    91
  10. escritorblanco

    escritorblanco Miembro frecuente

    Registro:
    23 Jun 2019
    Mensajes:
    90
    Likes:
    38
    Temas:
    4
    Me alegra ver que hay tantos amantes del arte de la poesía.
     
  11. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    ¿QUÉ SE AMA CUANDO SE AMA?
    Gonzalo Rojas Pizarro


    ¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios: la luz terrible de la vida
    o la luz de la muerte? ¿Qué se busca, qué se halla, qué
    es eso: amor? ¿Quién es? ¿La mujer con su hondura, sus rosas, sus volcanes,
    o este sol colorado que es mi sangre furiosa
    cuando entro en ella hasta las últimas raíces?

    ¿O todo es un gran juego, Dios mío, y no hay mujer
    ni hay hombre sino un solo cuerpo: el tuyo,
    repartido en estrellas de hermosura, en partículas fugaces
    de eternidad visible?

    Me muero en esto, oh Dios, en esta guerra
    de ir y venir entre ellas por las calles, de no poder amar
    trescientas a la vez, porque estoy condenado siempre a una,
    a esa una, a esa única que me diste en el viejo paraíso.
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  12. Jos.Smir.

    Jos.Smir. Miembro diamante

    Registro:
    24 Ene 2017
    Mensajes:
    12,771
    Likes:
    18,833
    Temas:
    7,838
    Nadie, ni siquiera la lluvia.

    En algún lugar al que nunca he viajado,
    felizmente más allá de toda experiencia,
    tus ojos tienen su silencio:
    En tu gesto más frágil hay cosas que me encierran
    o que no puedo tocar porque están demasiado cerca.

    Con una ligera mirada me liberas.
    Aunque me haya cerrado como un puño,
    siempre abres, pétalo a pétalo, mi ser,
    como la primavera abre con misteriosa destreza su primera rosa.

    O si deseas cerrarme, yo y
    mi vida nos cerraremos muy hermosa y súbitamente,
    como cuando el corazón de esta flor imagina
    la nieve cayendo cuidadosamente por doquier.

    Nada que hayamos de percibir en este mundo iguala
    la fuerza de tu intensa fragilidad, cuya textura
    me somete con el color de sus campos,
    retornando a la muerte y la eternidad con cada respiro.

    (Ignoro tu destreza para cerrar y abrir,
    solo algo en mí entiende
    que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas)
    Nadie, ni siquiera la lluvia tiene manos tan pequeñas.

    Nobody, Not Even the Rain, E.E. Cummings (1894-1962)
     
    A Miku Hatsune le gustó este mensaje.
  13. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    Niña de las historias melancólicas
    Pablo de Rokha


    Niña de las historias melancólicas,
    niña, niña de las novelas,
    niña de las tonadas tienes un gesto inmóvil
    de estampa de provincia en el agua
    de otoño de la cara perdida y
    en los serios cabellos goteados de dramas.
    Estás sobre mi vida de piedra y hierro ardiente
    como la eternidad encima de los muertos,
    recuerdo que viniste y has existido siempre,
    mujer, mi mujer mía, conjunto de mujeres,
    toda la especie humana se lamenta en tus huesos.
    Llenas la tierra entera, como un viento rodante,
    y tus cabellos huelen a tonada oceánica,
    naranjo de los pueblos terrosos y joviales,
    tienes la soledad llena de soledades,
    y tu corazón tiene la forma de una lágrima.
    Semejante a un rebaño de nubes,
    arrastrando la cola inmensa y turbia de lo desconocido,
    tu alma enorme rebasa tus huesos y tus cantos,
    y es lo mismo que un viento terrible
    y milenario encadenado a una matita de suspiros.
    Te pareces a esas cántaras populares,
    tan graciosas y tan modestas de costumbres;
    tu aristocracia inmóvil huele a yuyos rurales,
    muchacha del país, florecida de velámenes,
    y la greda morena, triste de aves azules.
    Derivas de mineros y de conquistadores,
    ancha y violenta gente llevó tu sangre extraña,
    y tu abuelo, Domingo de Sánderson,
    ue un hombre; yo los miro y
    los veo cruzando el horizonte con tu actitud futura
    encima de la espalda.
    Eres la permanencia de las cosas profundas
    y la amada geográfica,
    llenando el Occidente; tus labios y tus pechos
    son un panal de angustia,
    y tu vientre maduro es un racimo de uvas colgado
    del parrón colosal de la muerte.
    Ay, amiga, mi amiga, tan amiga mi amiga,
    cariñosa lo mismo que el pan del hombre pobre;
    naciste tú llorando y sollozó la vida;
    yo te comparo a una cadena de fatigas
    hecha para amarrar estrellas en desorden.
     
    A DascOp y Jos.Smir. les gustó este mensaje.
  14. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    TRAPO
    Fernando Pessoa


    El día ha desembocado en lluvia.
    La mañana, con todo, estaba bastante azul.
    El día ha sido lluvioso.
    Desde la mañana he estado un poco triste.
    ¿Anticipación? ¿Tristeza? ¿Ninguna de las dos?
    No sé: desde que me acuerdo ya estaba triste.
    El día estuvo lluvioso.

    Bien sé que la penumbra creada por la lluvia es elegante.
    Bien sé que el sol oprime, por ser tan ordinario, al elegante.
    Bien sé que ser susceptible a los cambios de luz no es muy elegante.
    Mas ¿quién le dijo al sol o a cualquier otro que yo quiero ser elegante?
    Denme un cielo azul, un sol visible.
    Niebla, lluvia, oscuridades – eso ya tengo en mí mismo.
    Hoy sólo quiero sosiego.
    Hasta añoraría mi hogar, si no tuviese uno.
    Hasta llego a soñar con tener deseos de sosiego.
    ¡No exageremos!
    Sólo tengo sueño, sin necesidad de explicación.
    El día está lluvioso.

    ¿Cariños? ¿Afectos? Son sólo memorias…
    Es preciso ser un niño para tener algo así…
    ¡Mi madrugada perdida, mi cielo azul y verdadero!
    El día está siendo lluvioso.

    La linda boca de la hija del casero,
    Pulpa de fruta de un corazón a punto de ser devorado…
    ¿Cuándo fue eso? No lo sé…
    En el azul de la mañana…
    El día será siempre lluvioso.
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  15. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    LA POESÍA ES UN ATENTADO CELESTE
    Vicente Huidobro


    Yo estoy ausente pero en el fondo de esta ausencia
    Hay la espera de mí mismo
    Y esta espera es otro modo de presencia
    La espera de mi retorno
    Yo estoy en otros objetos
    Ando en viaje dando un poco de mi vida
    A ciertos árboles y a ciertas piedras
    Que me han esperado muchos años
    Se cansaron de esperarme y se sentaron

    Yo no estoy y estoy
    Estoy ausente y estoy presente en estado de espera
    Ellos querrían mi lenguaje para expresarse
    Y yo querría el de ellos para expresarlos
    He aquí el equívoco el atroz equívoco

    Angustioso lamentable
    Me voy adentrando en estas plantas
    Voy dejando mis ropas
    Se me van cayendo las carnes
    Y mi esqueleto se va revistiendo de cortezas
    Me estoy haciendo árbol Cuántas cosas me he ido convirtiendo en
    [otras cosas...
    Es doloroso y lleno de ternura

    Podría dar un grito pero se espantaría la transubstanciación
    Hay que guardar silencio Esperar en silencio
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  16. Jos.Smir.

    Jos.Smir. Miembro diamante

    Registro:
    24 Ene 2017
    Mensajes:
    12,771
    Likes:
    18,833
    Temas:
    7,838
    El amor vive más allá de la tumba.

    El amor vive más allá de la tumba,
    de la tierra que se desvanece como una sombra.
    Yo amo el vínculo,
    a los leales, a los sinceros.
    El amor yace durmiendo
    en la felicidad de las noches;
    llora en la víspera del rocío,
    donde jamás es reproche.
    Lo he visto en las flores,
    y en la ansiosa gota perlada,
    sobre la tierra de verdes horas,
    y en el cielo con su inmortal azul.

    Lo he oído en la primavera,
    cuando la luz certera,
    cálida y amable,
    flota sobre las alas del ángel,
    trayendo amor y música en el aire.
    ¿Y dónde está la voz,
    tan joven, tan hermosa, tan radiante,
    que envuelve el encuentro de los amantes?
    El amor vive más allá de la tumba,
    De la tierra, las flores y la sombra,
    Yo amo el vínculo,
    a los leales, a los sinceros.

    Love Lives Beyond the Tomb, John Clare (1793-1864)
     
    A DascOp y Miku Hatsune les gustó este mensaje.
  17. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    SI RECORDARAS AMOR MÍO...
    Ana Rosseti


    Si recordaras, amor mío, qué es lo que te aguarda tras las
    seguras paredes de la espera.
    Si recordaras cómo ¡y qué cruelmente! el deseo atendido
    oculta su puñalada de decepción.
    Si recordaras que, una vez que la pasión estalla, el secreto
    deja de ser escudo y huída,
    no me insistirías para que te mostrara, para que te ofreciera,
    para que te otorgue.
    Sino que te resignarías a sobrevivir dentro de mí en el dúctil
    territorio de los sueños, donde todos los modos de ternura
    que puedas inventar son permitidos, toda tempestad música
    y ningún temor es irrevocable.
    Si recordaras, Amor mío, qué es lo que te aguarda tras las
    seguras paredes de mi corazón,
    no me obligarías a levantarme en armas contra ti, a detenerte,
    a desmentirte, a amordazarte, a traicionarte...
    antes de que te me arrebaten, dulce silencio mío,
    mi único tesoro, insensato e irreductible sentimiento.
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  18. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    Muerte pájaro príncipe
    Blanca Andreu

    Muerte pájaro príncipe, un pájaro es un ángel inmaduro.
    Y así, hablaré de tus manos que se alejan y de las manos de lo hermosísimo ardiendo,
    pequeño dios con nariz de ciervo, hermano mío, héroes de alma entrecortada,
    niñas de oro hipodérmico que nunca creen morir,
    qué aguda la pupila y el filo de los dedos encendiendo la muerte mientras un ángel sobrevuela y pasa de largo
    con el pico de plata y de ginebra,
    labios del mediodía resuelto en ave sobre tus manos que se alejan y mis manos
    y las manos del pequeño ciervo de aire griego salvaje, hermano mío,
    y las manos sin venas de los héroes, de las madonas amnésicas.
    Mis alas de dolor robadas por tus manos, amor mío, corazón mío pintado de blanco,
    mis alas de dolor con botellas agónicas y líquidos que disuelven la vida,
    y los labios que te aman en mí y en la convulso,
    y la música en trompas delgadísimas, trompetas peraltadas, peraltadas, columnas niñas, qué
    sobreagudo el do,
    la mirada más alta y la más alta queja,
    muerte pájaro príncipe volando,
    un pájaro es un ángel inmaduro.
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.
  19. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    VERGÜENZA
    Gabriela Mistral


    Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa
    como la hierba a que bajó el rocío,
    y desconocerán mi faz gloriosa
    las altas cañas cuando baje al río.

    Tengo vergüenza de mi boca triste,
    de mi voz rota y mis rodillas rudas.
    Ahora que me miraste y que viniste,
    me encontré pobre y me palpé desnuda.

    Ninguna piedra en el camino hallaste
    más desnuda de luz en la alborada
    que esta mujer a la que levantaste,
    porque oíste su canto, la mirada.

    Yo callaré para que no conozcan
    mi dicha los que pasan por el llano,
    en el fulgor que da a mi frente tosca
    y en la tremolación que hay en mi mano...

    Es noche y baja a la hierba el rocío;
    mírame largo y habla con ternura,
    ¡que ya mañana al descender al río
    la que besaste llevará hermosura!
     
    A DascOp y Jos.Smir. les gustó este mensaje.
  20. Miku Hatsune

    Miku Hatsune Miembro de bronce

    Registro:
    8 Nov 2018
    Mensajes:
    1,827
    Likes:
    1,520
    Temas:
    5
    Ella
    Vicente Huidobro

    Ella daba dos pasos hacia delante
    daba dos pasos hacia atrás
    el primer paso decía buenos días señor
    el segundo paso decía buenos días señora
    Y los otros decían cómo está la familia
    Hoy es un día hermoso como una paloma en el cielo

    Ella llevaba una camisa ardiente
    Ella tenía ojos de adormecedora de mares
    Ella había escondido un sueño en un armario oscuro
    Ella había encontrado un muerto en medio de su cabeza

    Cuando ella llegaba dejaba una parte más hermosa muy lejos
    Cuando ella se iba algo se formaba en el horizonte para esperarla

    Sus miradas estaban heridas y sangraban sobre la colina
    Tenía los senos abiertos y cantaba las tinieblas de su edad
    Era hermosa como un cielo bajo una paloma

    Tenía una boca de acero
    Y una bandera mortal dibujada entre los labios
    Reía como el mar que siente carbones en su vientre
    Como el mar cuando la luna se mira ahogarse
    Como el mar que ha mordido todas las playas
    El mar que desborda y cae en el vacío en los tiempos de abundancia
    Cuando las estrellas arrullan sobre nuestras cabezas
    Antes que el viento norte abra sus ojos
    Era hermosa en sus horizontes de huesos
    Con su camisa ardiente y sus miradas de árbol fatigado
    Como el cielo a caballo sobre las palomas.
     
    A Jos.Smir. le gustó este mensaje.