Algunos grandes errores de la historia

Publicado en 'Historia Universal' por halcon777, 19 Ene 2012.





  1. Diamanda_Galas

    Diamanda_Galas Miembro de oro

    Registro:
    13 Set 2011
    Mensajes:
    6,085
    Likes:
    5,620
    Temas:
    37




    Recuerdo ese chiste de los Simpsons, Donde le profesor Brinco, dice: pronóstico que en 20 años, las computadoras serán 10 veces más grandes, 20 veces más rápidas y solo los 5 hombres más ricos del mundo tendrán una. :biggrin:
     
    A TorredeMarfil le gustó este mensaje.


  2. efe1

    efe1 Suspendido

    Registro:
    18 Jun 2011
    Mensajes:
    508
    Likes:
    165
    Temas:
    5
    Otro de los gravísimos errores de la historia ( aunque comparto que hay que verlo en el contexto en que ocurrieron) fue la autorización del Alto Mando Militar alemán , un poco a solicitud de Ludendorff ( que políticamente fue una nulidad) , de permitir el viaje en tren de Lenin, que estaba en Suiza, a Rusia, atravesando Alemania y Finlandia. Claro, eso permitió desfondar a Rusia por la revolución bolchevique y dejarle las manos libres a Alemania en el Oeste y a los austríacos en el frente italiano, (me refiero claro está, durante la 1a.G.M.) .Rusia se desfondó, sí, pero hubo que soportar un "imperio del mal" como lo llamó Ronald Reagan durante 74 años.

    (De paso, el gran artífice de la revolución en Rusia no fue Lenin, sino Trotzky).
     
  3. Mantaro

    Mantaro Miembro de bronce

    Registro:
    30 Oct 2011
    Mensajes:
    2,421
    Likes:
    1,368
    Temas:
    44
    Un error garrafal en nuestra historia es el que la Independencia (2004 tn) haya tratado de embestir a la Covadonga (630 tn) buque de madera, pegados a la costa como si ambos buques tuvieran el mismo calado y chocar con una roca por tamaña imprudencia.

    Tal vez la guerra no se hubiera perdido por tamaño error.
     
  4. efe1

    efe1 Suspendido

    Registro:
    18 Jun 2011
    Mensajes:
    508
    Likes:
    165
    Temas:
    5
    Mántaro, ¿ por qué no te gustan las mujeres que arbitran? Hay un video en you tube de una jueza alemana que es ES-PEC-TA-CU-LAR:biggrin::w0w:
     
  5. sommerferie

    sommerferie Miembro maestro

    Registro:
    17 Ago 2011
    Mensajes:
    270
    Likes:
    175
    Temas:
    28

    Ls armada y el ejercito chilenos eran muy superiores al peruano en ese momento (como lo es ahora), tenian lo ultimo en armamento y con Pierola de presidente (un incapaz por los cuatro costados) el resultado final de la guerra no hubiera variado.
     
  6. Odracziv

    Odracziv Miembro maestro

    Registro:
    17 Nov 2010
    Mensajes:
    905
    Likes:
    932
    Temas:
    93
    Yo digo que Nerón no quemó Roma

    [​IMG]

    GERHARD BAUDY

    En la memoria cultural del mundo occidental Nerón representa la encarnación del mal. El César romano debe su papel fundamentalmente al hecho de ser el el primer persecutor de cristianos. Según Tácito, utilizó a los que se declaraban seguidores de Jesús como cabezas de turco para exculparse del incendio provocado. El propio Tácito deja la cuestión sobre la culpabilidad del emperador sin resolver. Sin embargo, otros autores menos fiables afirman saberlo. Para Suetonio y Casio Dio no cabe duda de que fue Nerón quien ordenó prender fuego a la ciudad porque necesitaba una superficie libre para llevar a cabo sus ambiciosos proyectos de obra.

    Desde entonces se ha grabado en la tradición literaria europea la imagen de un monarca enloquecido que llegó a entonar su propio poema sobre el hundimiento de Troya ante la ciudad en llamas. La novela de Sienkiewicz Quo Vadis y la película que en ella se basaba (con Peter Ustinov en el papel de Nerón) afianzaron la mala imagen del soberano.

    Pero como hoy se sabe, la memoria cultural no es precisamente un depósito fiable para la memoria histórica. Sobre ella actúan todo tipo de tendencias deformadoras y es uno de los deberes del historiador desenmascarar su fuerza mitificadora. En este sentido, la investigación de los últimos 100 años ha rehabilitado a este soberano romano en muchos sentidos.

    Para empezar, la imagen de su persona aportada por el estudio crítico se ha disociado de la del personaje carnavalesco y bruto que todavía suelen representar los libros de escuela: es sencillamente inverosímil que el César —que no estaba en Roma cuando se desencadenó el fuego y que acudió a la ciudad en cuanto supo la noticia para organizar los trabajos de apagado— ordenara el incendio de los tejados de sus propios súbditos. De hecho, su mayor deseo era ser amado por el pueblo. Y la gran veneración que le demostraron las clases sociales más humildes y que Nerón disfrutó hasta más allá de la muerte, hace muy dudosa la afirmación de los historiadores romanos de que la plebe sospechó inmediatamente de su culpabilidad como incendiario.

    CONSPIRANDO CONTRA CÉSAR

    Este rumor fue más bien difundido por los miembros de la llamada conspiración pisónica, empeñados en crear un mal ambiente en torno al César. Se trataba de la aristocracia senatorial hostil al emperador y de ellos extraían sus informaciones los historiadores difamadores de Nerón.

    Pero, si no fue Nerón el incendiario, entonces ¿quién quemó Roma? Hasta ahora la investigación no contesta a esta pregunta y adjudica la catástrofe a una causa accidental. Personalmente no considero una casualidad que la ciudad eterna estuviera en llamas justamente un 19 de Julio, día en que invasores galos ya habían destruido la ciudad de la misma manera en el año 390 o 387 a.C. Los romanos del 64 d.C., la fecha que nos ocupa, relacionaron de inmediato ambos acontecimientos. Una consulta documentada realizada oficialmente a los oráculos sibilinos demuestra la preocupación religiosa que desencadenó la nueva desgracia como repetición de la anterior.

    Para mayor abundamiento, los partidarios de la hipótesis del incendio casual despreciaron el valor que la fecha del 19 de julio tenía en el mundo antiguo y que se debía a que, en un día semejante, fue vista en Egipto la estrella fija más clara en el Oriente celestial: Sirio. Su aparición marcó el día del año nuevo ideal y, guiándose por ella, Julio César introdujo, en el 46 a.C., el calendario juliano. A partir de ese momento el 19 de julio fue considerado el día del "cumpleaños del cosmos", momento en el que una y otra vez se fecharon catástrofes periódicas que renovarían supuestamente el mundo, diluvios e incendios mundiales.

    Sobre la base de estas observaciones, hace 10 años defendí la tesis de que el incendio de Roma del año 64 pretendía causar un cambio escatológico. Quien lo provocó quería desencadenar la rebelión las provincias reprimidas, sobre todo las del Imperio Romano del Este. Se trataba de un atentado terrorista para el que se eligió un día con significado apocalíptico.

    El hecho de que en aquellos tiempos únicamente se culpara y condenara a los cristianos, aunque hasta entonces los romanos no los diferenciaran en absoluto de los judíos, presupone que ya existía una división: unos confesaban su fe en Jesucristo —a quien los romanos habían crucificado como el "rey de los judíos"— y otros esperaban su pronto retorno, según la tradición hebrea. En ambos casos, sin embargo, al César romano se le reservaba el papel de jugador final contrario a Cristo. Sobre este "Anticristo", como se le llamó después, se descargaría un juicio de fuego celestial para que sobre los escombros del Imperio Romano pudiera erguirse un estado teocrático totalitario.

    Los judíos leales a Roma siempre se habían distanciado de este tipo de agitación mesiánica, entregando a los misioneros del reino de Dios en la tierra (los cristianos) a las autoridades romanas. Así se explica que, después del incendio de Roma del año 64, ellos quedaran intactos y, sin embargo, se culpabilizara a los seguidores radicales de Jesús. De hecho, a estos cristianos primeros, de origen judío, se asociaron enseguida en la diáspora paganos de la oposición política al Imperio Romano, porque una adhesión al invisible y por tanto inaccesible golpista Cristo suponía una posibilidad atractiva para desafiar de forma eficaz las pretensiones imperiales de poder. Esto explica el increíble éxito del cristianismo.

    Tenemos que tener claro que bajo el Imperio no existía ninguna forma legal de oposición. Los partidos, tal y como nosotros los conocemos, no existían. Las transformaciones de poder sólo se conseguían mediante la vía de la conspiración o de la rebelión abierta. Hasta la llegada del cambio constantiniano, el movimiento cristiano era ante todo un receptáculo para los insatisfechos políticos, quienes bajo el augurio religioso, se organizaban como estado dentro del estado, encontrándose por ello constantemente bajo la amenaza de ser sancionados. Y es que los órganos de justicia romanos no se dejaban engañar por la afirmación apologética de que el reino de Dios no era de este mundo: aunque este reino fuera de origen celestial, según la visión apocalíptica de los cristianos, debía de descender del cielo a la tierra. Y, además, la coexistencia entre el reino de Dios y el estado romano sólo estaba prevista hasta el llamado "día del Señor".

    CREYENTES REVOLUCIONARIOS

    El hecho de que los romanos valoraran a los cristianos y sus seguidores de manera muy distinta a la actual, despolitizada, y el que los percibieran como guerrilleros e incendiarios, se tiende a considerar hoy como un malentendido. Sin embargo, los cristianos del primer siglo formaban un partido revolucionario surgido del judaísmo, al cual seguían ligados, que esperaba la señal celestial para dar el golpe.

    Los que vivían en la diáspora romana se solidarizaron con sus patrias lejanas, sometidas por Roma, que les obligaba a pagar tributos, y tenían interés en animarlos a rebelarse mediante una señal: en el día secreto señalado, "el día del Señor", el estado de Dios se convertiría en una realidad mediante un acto revolucionario y al mismo tiempo el Imperio Romano se hundiría.

    Si la justicia romana buscaba cristianos de forma muy concreta después del incendio de Roma del 19 de julio es porque tenía un motivo preciso de sospecha. Y ésta, probablemente, la aportó una profecía apocalíptica que se había puesto en circulación, que predecía la caída de la metrópolis romana a través del Cristo que se revelaba en el fuego de Sirio. La profecía se cumplió con el incendio de Roma dejando una huella significativa en la tradición antigua. Una doctrina herética y juzgada por Hipólito equipara al Cristo que regresa a la estrella del Can Mayor (Sirio).

    El incendio no quedó sin consecuencias. La reconstrucción de Roma costó tanto dinero que la explotación financiera de la provincia se intensificó, lo que a su vez desencadenó muchos levantamientos. Dos años más tarde Judea se levantó contra el dominio romano y, después de la represión de la revuelta en el año 70, los judíos que vivían en Egipto también tomaron las armas.

    http://www.elmundo.es/cronica/2001/322/1008590928.html
     
    A halcon777 le gustó este mensaje.
  7. mortimer74

    mortimer74 Suspendido

    Registro:
    21 Dic 2011
    Mensajes:
    37
    Likes:
    299
    Temas:
    14
    Un aporte muy interesante

    Gracias
     
  8. Mantaro

    Mantaro Miembro de bronce

    Registro:
    30 Oct 2011
    Mensajes:
    2,421
    Likes:
    1,368
    Temas:
    44
    Aunque en esos momentos no gobernaba Piérola, sino otro incompetente llamado Mariano I. Prado.
     
  9. efe1

    efe1 Suspendido

    Registro:
    18 Jun 2011
    Mensajes:
    508
    Likes:
    165
    Temas:
    5

    Muy, pero muy interesante. Por eso digo que la Historia es revisión. Hasta no hace tanto tiempo Colón era el indiscutido descubridor de América y hoy se sabe que los vikingos llegaron algunos siglos antes.
    Por eso, la prohibición de revisar - ni siquiera digo negar- el famoso holocausto judío, prohibición ÚNICA en la Historia , es una actitud ahistórica e intolerable ( además de intolerante). Falta la hoguera para quemar a los herejes.:ptm:
     
  10. Mantaro

    Mantaro Miembro de bronce

    Registro:
    30 Oct 2011
    Mensajes:
    2,421
    Likes:
    1,368
    Temas:
    44
    Si de errores de la SGM se trata...
    El no aniquilar a los aliados en Dunkerke y la injerencia de Hitler en las decisiones de los generales alemanes en Rusia.
     
  11. piscoleando

    piscoleando Miembro maestro

    Registro:
    24 Ago 2010
    Mensajes:
    832
    Likes:
    264
    Temas:
    19
    En si tanto la Cobadonga como la Esmeralda eran barcos de tercera categoría en la marina chilena y bastante inferiores a los barcos peruanos.

    Solo a modo de ejemplo la Cobadonga era un trofeo de guerra que fue construido en 1859.
     
  12. efe1

    efe1 Suspendido

    Registro:
    18 Jun 2011
    Mensajes:
    508
    Likes:
    165
    Temas:
    5

    ¡TREMENDO ERROR! Inglaterra desarmada hubiera aceptado una paz de compromiso ( si hubiera sido planteada con inteligencia, claro).
     
  13. Mantaro

    Mantaro Miembro de bronce

    Registro:
    30 Oct 2011
    Mensajes:
    2,421
    Likes:
    1,368
    Temas:
    44
    Hitler se creía invencible y eso fue un error que le costó la vida y la ruina del Tercer Reich.

    No hay que ser arrogantes ni subestimar al enemigo.
     
  14. efe1

    efe1 Suspendido

    Registro:
    18 Jun 2011
    Mensajes:
    508
    Likes:
    165
    Temas:
    5
    La sensación de invencibilidad de Hitler ( y de muchos de sus generales, que se guardaron de no decirlo) sobrevino después, al ver la facilidad con que derrotaron a Francia y la facilidad de la guerra en los Balcanes. De hecho, cuando lo de Dunquerke, Hitler estaba aterrado de que se pudiera producir otro Marne, de ahí que quisiera cuidar a sus tanques.
    Pero esta es otra historia.
     
  15. Mantaro

    Mantaro Miembro de bronce

    Registro:
    30 Oct 2011
    Mensajes:
    2,421
    Likes:
    1,368
    Temas:
    44
    Otro error: Colón llegó a América en tres carabelas....
    Eran dos carabelas y la Santa María era una nao.

    Otro: Que 160 o 180 españoles conquistaron el Imperio Incaico.
    No mencionan a los miles de indígenas que se le unieron acá ni a los siervos y esclavos que trajeron de otro lado.
     
    Última edición: 28 Ene 2012
  16. Grimaldo35

    Grimaldo35 Miembro de plata

    Registro:
    14 Nov 2010
    Mensajes:
    4,156
    Likes:
    2,641
    Temas:
    28
    No creas, eso fue en los 50s. Para fines de los 70s ya habían computadoras portátiles (como la Commodore 64 que me gustó tanto, o la Spectrum de Zinclair).

    Por ejemplo, la C-64, tenía hojas de cálculo, procesadores de texto, video juegos a colores, de resolución aceptable y un sonido espectacular . . . con solo 64kB RAM.

    La IBM-PC era vista como un elefante que disponía de 640kB RAM pero no tenía ni colores ni sonido. Supongo que lo Bill Gates dijo eso a fines de los 70s o principios de los 80s (yo pensaba lo mismo hasta 1989, cuando tenía 16 años).
     
  17. halcon777

    halcon777 Suspendido

    Registro:
    9 Ene 2009
    Mensajes:
    2,914
    Likes:
    1,304
    Temas:
    81
    Se dice que Cleopatra era hermosa, supongo que para los canones de la época. Actualmente tal vez no.

    Cleopatra: Fea, alcohólica, decadente y tramposa… pero rica



    [​IMG]
    Una arqueóloga de la Universidad de Newcastle afirma que, contra lo que cuenta la leyenda, Marco Antonio y Cleopatra no eran tan apuestos como se dice.
    Lindsay Allason-Jones, directora de los museos arqueológicos de la universidad antes mencionada, dice que unas monedas halladas recientemente muestran a Cleopatra con una frente estrecha, nariz larga y puntiaguda, labios delgados y barbilla afilada. A Marco Antonio, le ponen unos ojos protuberantes, nariz aguileña y cuello grueso.
    Definitivamente, algo muy distinto a la imagen que nos dejaron en el cine Elizabeth Taylor y Richard Burton en la película de 1963.
    [​IMG]
    El romance de Cleopatra y Marco Antonio ha sido idealizado por escritores, artistas y directores de cine. Shakespeare escribió su obra de teatro en 1608, y tanto los orientalistas del siglo XIX como el moderno Hollywood han alimentado la idea de que Cleopatra era de una gran belleza.
    Los escritores romanos nos dicen que Cleopatra era inteligente y carismática, y que tenía una voz seductora, pero jamás mencionan su belleza. La imagen de Cleopatra como una hermosa y seductora mujer es, parece, bastante moderna.
    La moneda que aparece en la imagen superior muestra a Marco Antonio por una cara, y dice: “Antoni Armenia devicta”, que significa “Por Marco Antonio, Armenia fue conquistada”. La otra cara de la moneda muestra a Cleopatra, y dice: “Cleopatra Reginae regum filiorumque regum”, lo cual significa “Por Cleopatra, reina de reyes y de los hijos de los reyes” y aunque fue descubierta en 1920, había estado guardada todo este tiempo, sin que nadie le diera ninguna importancia.
    Cleopatra VII (sí, hubo otras seis Cleopatras) fue la última gobernante de Egipto (tenía 17 años cuando fue coronada) antes de que Octavio conquistara este país el año 30 antes de Cristo. También fue la última de la dinastía de los Ptolomeos, cuyo dominio de Egipto duró casi 300 años. Marco Antonio, por otra parte, era un general romano. Tras el asesinato de Julio César, Marco Antonio se unió a Lepidus y a Octavio para formar un triunvirato que gobernó Roma por un breve periodo.
    Marco Antonio tenía un enorme aprecio al vino, a las mujeres y a la música. Le interesaba el apoyo de Cleopatra por sus guerras en Armenia, Partia y Mesopotamia. Cuando se encontraron por primera vez, Cleopatra le mostró todas sus riquezas, y Marco Antonio cayó enamorado de Cleopatra (o de sus tesoros). Marco Antonio era casado y Cleopatra tenía tres hijos de una relación previa, pero la reina de Egipto le dio tres vástagos al general romano.
    En el año 31 (a.C.) Cleopatra y Marco Antonio pelearon contra Octavio en la batalla de Actium, y perdieron. Huyeron a Egipto. El año siguiente, Marco Antonio se suicidó. Cleopatra lo siguió pronto, al parecer dejando que unas cobras la mordieran y Octavio se apropió de Egipto.
    Tras el suicidio de los amantes, circularon rumores en Roma de que Cleopatra era una alcohólica, decadente y que, además, había tendido una trampa a Marco Antonio. En Egipto, sin embargo, la consideraban patriota y su suicidio fue visto como el resultado de su amor por Marco Antonio, aunque muy probablemente se debió a que no deseaba ser llevada a Roma como parte del botín de Octavio.
    La leyenda es mucho más hermosa que la realidad, ¿no creen?
    Prefiero quedarme en el error y pensar que Cleopatra era como Elizabeth Taylor.
    [​IMG]


    http://tecnoculto.com/2008/05/18/cleopatra-fea-alcohlica-decadente-y-tramposa-pero-rica/
     
    Última edición: 30 Ene 2012
  18. wolfazowme

    wolfazowme Miembro de bronce

    Registro:
    27 Dic 2009
    Mensajes:
    1,546
    Likes:
    543
    Temas:
    120
    Hay cosas que te faltó colocar, pero de todas maneras interesante.
     
  19. Mantaro

    Mantaro Miembro de bronce

    Registro:
    30 Oct 2011
    Mensajes:
    2,421
    Likes:
    1,368
    Temas:
    44
    Otro error y que millones habrán creído hasta su muerte:

    Que Graham Bell haya inventado el teléfono cuando su inventor fue el italiano Meucci.