100 años de María Rostworowski

Publicado en 'Historia y Cultura Peruana' por Gnussi98, 30 Jul 2015.





  1. Gnussi98

    Gnussi98 Miembro de plata

    Registro:
    28 Set 2010
    Mensajes:
    4,221
    Likes:
    3,592
    Temas:
    83




    María Rostworowski se merece muchos homenajes. Y más ahora que se acerca su cumpleaños cien. Por este motivo, La República le rinde tributo a la apreciada investigadora. El 8 de agosto, día de su nacimiento en 1915, sirve para destacar a la mujer nacida en Barranco, de padre polaco y madre puneña, y dueña de una extensa obra, invalorable para comprender la historia del Perú. Aquí, momentos de su vida contada por ella misma en entrevistas a Rafael Varón, Nelson Manrique, etc. Historiadora autodidacta, alumna libre de San Marcos, discípula de Raúl Porras, madre y abuela cariñosa. Una vida ejemplar.

    H
    Mi padre era aventurero y le gustaba lo nuevo, lo exótico; para él el Perú era algo totalmente distinto. Mi familia materna estaba afincada aquí... He sido concebida en los Andes, en Puno; creo que de ahí viene ese profundo sentimiento andino que tengo... Nos fuimos de aquí cuando tenía cinco años. Estuvimos dos años en Polonia, pero mi madre no aguantó su clima duro y entonces mi padre compró una hacienda en Francia.

    Mi hermana fue a dar a Suiza, a un sanatorio y murió. Fue un golpe para mi madre, porque ellos se dividían para estar con mi hermana y conmigo, y le tocó a mi madre estar lejos en ese momento. Cuando recibió el cable se cayó en el jardín, privada. Para mí fue un choque feroz. Desde ahí tuve una niñez sumamente solitaria, me hizo tímida... Hasta los trece estuve totalmente sola... Sola, me contaba unos cuentos maravillosos. Después muchos años me he contado cuentos. Mi marido, que ya me conocía la cara, me decía "te estás contando un cuento". "Sí", respondía. Después los cuentos se acabaron.

    I
    De chica no he ido a ningún colegio, por eso no tengo ningún papelito, siempre con institutrices. Me enseñaban de todo pero en general las he odiado y supongo que yo sería insoportable. Me aburrían horriblemente estas institutrices. Luego tuvimos dos a la vez. Una era de francés, la otra era polaca, porque mi padre erre con erre que tenía que aprender polaco, casarme con polaco y esas cosas.

    Estuve dos años en Inglaterra, el colegio era excelente pero las gringas jugaban tanto deporte y yo era antideportista, no me gustaba correr atrás de una pelotita. Después fui a Bruselas, al sagrado Corazón, donde la educación era nada.

    Hasta entonces yo no me sentía de un país: yo no sabía que lo que en realidad estaba buscando era mi identidad; y estando aquí me interesó mucho la historia inca, pero no encontré una que me satisfaga. Lo único: lo escrito por Markham, pero era muy superficial; y cuando me casé, mi marido Alejandro Diez Canseco me ayudó a buscar raíces. Viajamos por el Perú, apoyó que estudiara a los incas, que haga una biografía de Pachacútec.

    S
    Desde siempre la historia me interesó. Desde pequeña leía todo lo que podía ser historia que caía en mis manos. Al venir al Perú tenía una gran curiosidad y me preguntaba cómo era el Perú antes. Los Incas, el libro de Markham, me causó gran impacto. Habla mucho de Pachacútec y Túpac Yupanqui. Mi marido me ayudó mucho, porque viajábamos bastante por el Perú y me compraba todas las crónicas que en ese momento casi por primera vez se divulgaban, porque antes Garcilaso era el único que prácticamente existía.

    Como no podía hacer una vida muy activa, porque estaba siempre recuperándome de alguna enfermedad, leía mucho. Y es así que, para reponerme de un ataque de paludismo, fuimos en las vacaciones de invierno a Ancón, a la pensión "Paulita". Entonces se produjo mi encuentro con Raúl Porras.

    Él estaba con sus discípulos en el departamento de su madre y pasaba a almorzar a la pensión. Vio que yo ni siquiera levantaba los ojos, metida en un libro de Riva Agüero. Le llamó la atención y conversamos. Le conté la osadía mía de querer escribir un libro sobre Pachacútec.

    Entonces me enseñó desde lo preliminar: cómo fichar, cómo investigar; los puntos básicos de un investigador: la veracidad de lo que uno dice, citar siempre exacto, nunca citar de citas, qué sé yo, todas las cosas básicas de lo que es una ética del investigador.
    T
    Porras me ayudó mucho en mis investigaciones. Yo lo aprovechaba, lo invitaba a comer a mi casa, le gustaba la comida francesa, lo engreía...
    Lo recuerdo sin su chaleco, caminando de arriba a abajo y yo apuntando todo lo que me decía: "archivo tal, archivo cual, ve a tal, ve a éste, ve al otro, busque aquí". En ese sentido me ayudó, pero yo nunca he ido, por ejemplo, a las reuniones en su casa porque mi marido —que era muy celoso— no me hubiera dejado. Estaba muy limitada, pero yo me encontraba tan feliz con mi investigación sobre Pachacútec.

    Después le di el libro a Porras para que lo leyera. Le gustó, era justamente el año 51. El Congreso Internacional de Peruanistas, organizado por el cuatricentenario de la fundación de San Marcos, fue mi debut, porque me dijo que presentara una ponencia sobre las sucesiones incas...

    Me imagino que soy muy apasionada en eso. Mi hija sentía celos porque yo le decía: «es tu hermano Pachacútec», y ella me respondía, «no, yo soy hija única». Esa cosa de chicas, ¿no?
    O
    El libro de Pachacútec debió haber sido premiado, pero no me dieron el premio; me lo quitaron. Era el premio Garcilaso de la Vega, que otorgaba entonces la Casa de la Cultura.
    La comisión técnica, integrada por Porras, Aurelio Miró Quesada y Alberto Tauro, me dio el premio. Luego, el gobierno de Odría desconoció el dictamen y se lo dio a Eguiguren. Porras estaba furioso.

    Entonces, como compensación y para que me callara la boca, me ofrecieron publicar el libro. Mi marido dijo «de ninguna manera, yo publico tu libro, no quiero nada». Porras se portó muy hidalgamente porque renunció, protestó. Ahí tengo los recortes de periódico de todo ese suceso.
    R

    Yo quería el Cusco, mi corazón era cusqueño, con mi amor por Pachacútec, los incas y todo lo demás, pero me era imposible ir al Cusco, tenía marido, hija, padre, no había forma de ir al Cusco. Fui dos o tres veces y me di cuenta de que era absolutamente imposible.... No me quedó otra cosa que estudiar la costa porque era el lugar donde vivía. Yo tenía acceso a los archivos limeños. Es así como comencé a estudiar la costa; me fui interesando cada vez más... Collique fue para mí una palabra mágica, no sé por qué, por intuición quizás. Pero yo dije "esto es un derrotero". Es así como el destino me llevó a estudiar la costa y después me fui entusiasmando, y desde ahí casi todo el tiempo.
    I
    El principal cambio es que la gente tiene ahora más conciencia del mundo andino. Ya no es tan terrible como cuando yo empecé a investigar o a escribir, que me decían: "¿El mundo andino? ¿Qué es eso?". Y también, con cara de asco: "¿Estudias indios?". Había un desprecio total... Tengo esperanza en la gente joven. Es más natural la integración... Pero si yo me digo a mí misma "la chola polaca", pues soy chola, somos cholos, y no hay nada despectivo en esa palabra, hay que quedarse con lo afectivo: "cholito, cholita"... El mundo entero es mestizo, unas razas se han mezclado con otras. No hay razas puras, como pensaban los nazis. Todos somos mezclados. Pero cholos solo somos nosotros. Un chileno no es cholo. Será lo que quiera ser, pero no es cholo. Los peruanos nos distinguimos por eso.
    A
    Siempre la etnohistoria ha sido una cosa muy mía... que no he compartido. En mi casa, con mis nietos, con mi hija, nunca hablo de lo que estudio. Claro que a mis nietos les contaba cuentos fantásticos con personajes andinos pero esa fase pasó. Soy la abuela que sabe cocinar, que sabe hacer dulces, la abuelita. No me ven como investigadora. Me gustaría que me recuerden como María abuela. ¡Tengo un Óscar a la mejor abuela!

    Queremos tanto a María
    Por los 100 años su casa académica, el Instituto de Estudios Peruanos (IEP), presenta un espacio físico en el que se puede hacer un recorrido por su vida y sus principales aportes, en la actual Feria Internacional del Libro, en Jesús María.

    En la sala denominada “María Rostworowski: 100 años haciendo historia en el Perú”, se exponen los hitos más importantes de la vida y obra de la investigadora.

    La sala ofrece al público una línea de tiempo con los acontecimientos más importantes de su trayectoria, así como una selección de fotos desde su infancia. También se proyecta una serie de videos sobre su trabajo para el país. La sala tiene una sección especial para niños en la que podrán leer los libros de cuentos de la historiadora y colorear sus ilustraciones.
    Ella forma parte del grupo de intelectuales peruanos y extranjeros que fundaron en 1964 el IEP, centro con el que realizó numerosos estudios y publicaciones, entre ellas “Historia del Tahuantinsuyu”, el libro peruano de ciencias sociales más vendido de todos los tiempos.

    Gracias a los aportes de Rostworowski a la historia y la cultura del Perú, se ha podido incrementar los conocimientos sobre el mundo prehispánico, el desarrollo cultural de la costa peruana y el rol de la mujer en dichas sociedades.

    Precisamente el 31 de julio, a las 7:00 p.m., en la sala José María Arguedas de la Feria del Libro se presentarán 5 libros suyos: los tres últimos volúmenes de sus Obras Completas y dos cuentos que escribió para niños, sobre el mundo andino.

    Fuente: http://larepublica.pe/impresa/en-po...vida-dedicada-investigar-la-historia-del-peru
     
    A rickycardo1 y Alexyevich les gustó este mensaje.


  2. NyamApaec

    NyamApaec Suspendido

    Registro:
    18 Jul 2015
    Mensajes:
    171
    Likes:
    77
    Temas:
    1
    Interesante
    Qué intereses habrán habido de por medio para que eso suceda :mmm:
     
  3. GiulioRudolph

    GiulioRudolph Miembro de oro

    Registro:
    29 Ene 2008
    Mensajes:
    7,675
    Likes:
    3,307
    Temas:
    326
  4. Gnussi98

    Gnussi98 Miembro de plata

    Registro:
    28 Set 2010
    Mensajes:
    4,221
    Likes:
    3,592
    Temas:
    83
  5. Almus

    Almus Miembro frecuente

    Registro:
    13 Jun 2015
    Mensajes:
    84
    Likes:
    18
    Temas:
    6
    excelente nota.
     
  6. Alexyevich

    Alexyevich Miembro diamante

    Registro:
    10 Mar 2011
    Mensajes:
    17,526
    Likes:
    8,849
    Temas:
    349
    Nunca escuché sobre ese libro "Historia del Tawantinsuyo". Si algún día lo veo, lo compro.
     
  7. GiulioRudolph

    GiulioRudolph Miembro de oro

    Registro:
    29 Ene 2008
    Mensajes:
    7,675
    Likes:
    3,307
    Temas:
    326
  8. rickycardo1

    rickycardo1 Miembro diamante Plus

    Registro:
    4 Oct 2012
    Mensajes:
    21,977
    Likes:
    8,271
    Temas:
    1,909
    Gran estudiosa , investigadora.
     
  9. Opera Octava

    Opera Octava Suspendido

    Registro:
    6 Ago 2014
    Mensajes:
    1,326
    Likes:
    418
    Temas:
    76
    y yo que quiero ir a polonia ajajajja
     
  10. pattyka

    pattyka Suspendido

    Registro:
    30 May 2015
    Mensajes:
    5,357
    Likes:
    4,616
    Temas:
    12
    Esta Parodi todavía, nuestra gran historiadora e investigadora, el 8 de agosto cumple 1 siglo de vida. De padre polaco y de madre puneña. Yo leí, Pachacútec y la leyenda de los chancas, recontra bueno y recomendable el libro.
    [​IMG]