10 formas para convertirse en vampiro (segunda parte)

Publicado en 'Misterios y Enigmas' por LARVA, 13 Oct 2014.





  1. LARVA

    LARVA Miembro frecuente

    Registro:
    3 Oct 2014
    Mensajes:
    75
    Likes:
    23
    Temas:
    5




    Si has decidido seguir adelante tratando de encontrar el proceso de transformación más adecuado para ti después de acabar de leer la primera parte de esta lista, no te pierdas su conclusión en donde hallarás más métodos para pasarte de bando y aterrorizar en lugar de ser aterrorizado.

    [​IMG]
    Foto: Liftarn 1. Convertirse a uno mismo en vampiro merced a la magia negra

    Lo que funcionó para otros, también puede funcionar para ti. Es particularmente notable el caso de los vampiros del Sudeste Asiático, en países como Malasia, Indonesia o Filipinas, en donde un hechicero decide prolongar su vida tornándose él mismo en vampiro. La mayoría de estos operadores de magia negra han sido exitosos gracias a un pacto diabólico; a su manera, son satanistas , si bien los nombres y las características con las que identifican a los poderes del mal son muy diferentes de aquéllos de la tradición occidental. Cualquiera sea el caso, la avidez por permanecer en la Tierra causando daño y obteniendo más poder es una tentación demasiado difícil de superar para estas gentes.



    [​IMG]
    Foto: Fpini 2. Ser convertido en una criatura de hábitos vampíricos

    También merced a la brujería, es posible que un hechicero dé vida a un criatura de costumbres hematófagas, como el chonchón o el peuchen o peguchen de la Patagonia argentina y chilena, como ayudante en sus fechorías o contra el pago de dinero por parte de personas que quieren deshacerse de sus enemigos. Según el caso, el brujo puede acometer esta empresa utilizando material nigromántico (relacionado con los muertos) o bien usar a seres humanos a quienes primero despoja de su voluntad. Esto es especialmente cierto en el caso del chonchón, el que retiene su rostro humano aun después de ser convertido en un ave vampiro.

    [​IMG]
    Foto: Campani 3. Hacer un pacto con el Diablo u otra entidad maligna

    En vez de recurrir a intermediarios como brujos o hechiceros... ¿por qué no ahorrarse la molestia y solicitar tú mismo la conversión a cambio de algo que la entidad considere valioso? Un djinn , por ejemplo, con tal de ser liberado de su prisión, te otorgará lo que desees. En vez de gastar tu deseo en cosas perecederas, la inmortalidad y las ventajas asociadas a ser un vampiro pueden ser tuyas si es que consigues encontrar el escondite en donde un djinn capturado ha sido ocultado. Si no resulta, siempre es posible recurrir al pacto diabólico, aunque sus precios suelen ser más elevados que los de cualquier otro ser de la oscuridad.



    [​IMG]
    Foto: Vearthy 4. Ser asesinado, asesino, suicida, perjuro u hombre lobo

    No hay creencia vampírica que no atribuya carácter de vampiro post mortem a toda persona que haya cometido un asesinato, que haya sido asesinada, que haya faltado a su juramento o que se encuentre bajo la maldición del hombre lobo. De hecho, se sabe que los hombres lobo pueden convertirse a voluntad en vampiros (aunque de seguro puede suceder al revés, los vampiros, o algunos de ellos, pueden convertirse en hombres lobo).

    [​IMG]
    Foto: Rainer Zenz 5. Ser caníbal

    Por canibalismo entendemos la práctica llevada a cabo con el explícito conocimiento de que es moralmente condenable; las costumbres de los pueblos que han comido seres humanos como parte de su herencia cultural no cuentan. Pero si deliberadamente se ha consumido carne humana sin desconocer las consecuencias espantosas de la acción, entonces estamos ante un indudable proyecto de vampiro.