Javas140385

La escuela de Atenas detalle

La escuela de Atenas detalle
Javas140385, 10 May 2014
    • Javas140385
    • Javas140385
      [​IMG]

      <<Así, pues, en el sistema de Plotino logran su expresión más acabada y sistemática las tendencias órfico-pitagórico-platónicas a considerar ante todo la "allendidad", el "otro mundo", la ascensión intelectual del alma, la salvación mediante el asemejarse a Dios y el conocimiento de lo divino. En la filosofía entran, por tanto, no solamente la lógica, la cosmología, la psicología, la metafísica y la ética, sino además una teoría de la religión y la mística. Como el conocimiento supremo es el que se alcanza de Dios por vía mística, y dado que Plotino- quien basaba probablemene su concepción del misticismo tanto en su propia experiencia como en las especulaciones del pasado- considera evidentemente que la experiencia mística es el logro más sublime del verdadero filósofo, podemos decir que en el neoplatonismo plotiniano, la filosofía tiende a convertirse en religión... o, por lo menos, apunta hacia más allá de sí misma: ya no se presenta la especulación teórica como la meta última por alcanzar. Esto es lo que le permitió al neoplatonismo rivalizar de hecho con el cristianismo, si bien, por otro lado, las complicaciones de su sistema filosófico y su carencia de sentido histórico le impidieron mostrarse un rival de la talla que habría podido ser: faltábale, por ejemplo, el atractivo popular que tenían las religiones mistéricas. El neoplatonismo fue, realmente, la réplica intelectualista al ansia del hombre de aquel entonces por la salvación personal, a las aspiraciones espirituales del individuo, que son un rasgo tan saliente entre los que caracterizan a aquella época [...]

      >> El cristianismo, arraigado en la historia, combinando el atractivo popular con creciente fondo especulativo, la insistencia en el más allá con el sentido de una misión por cumplir en esta tierra, la comunión mística con la probidad ética, el ascetismo con la valoración sagrada de lo natural, se ganaría mucho más y con mucho mayor hondura los ánimos que lo que podrían hacerlo la filosofía trascendente de los neoplatónicos o las devociones de moda de los cultos mistéricos. Sin embargo, desde el punto de vista del cristianismo mismo, el pensamiento neoplatónico desempeñó una función importante: la de contribuir la afirmación intelectual de la Religión Reveada; gracias a él, los cristianos convencidos no podían menos de mirar con cierta simpatía y aun con reverencia la figura de Plotino, a quien el mayor de los Padres latinos (y por consiguiente la Iglesia universal) debió no pocas cosas.

      [...]

      La filosofía neoplatónica fue el último aliento, la última flor que produjo el pensamiento pagano de la Antigüedad; pero en la mente de san Agustín pasó a convertirse en la primera etapa de la filosofía cristiana>>.


      Frederick Copleston. Historia de la Filosofía. Tomo I. Grecia y Roma. Capítulo XLV. El Neoplatonismo plotiniano


      Un enlace:

      http://www.cayocesarcaligula.com.ar/grecolatinos/plotino_eneada.html#5
    • Javas140385
      [​IMG]

      << [...] Solo si se prescinde de toda determinación de Dios, se comprende a Dios en su ser en sí. En el tratado Sobre los nombres divinos, Dionisio insiste en la imposibilidad de designar adecuadamente la naturaleza de Dios. Aunque es la absoluta unidad y el sumo bien de que todas las cosas participan, y sin el cual no podrían existir, Dios es superior a la misma unidad tal como es concebida por nosotros: es el Uno superesencial, que es causa y principio de todo número y de todo orden. No puede ser designado verdaderamente como unidad ni como trinidad, ni como número, ni con cualquier otro término de que nos sirvamos para las cosas finitas [...] Los libros de Dionisio siguen la dirección neoplatónica [...] >>


      Nicola Abbagnano. Historia de la Filosofía. Tomo I, pp. 248 y ss.
    • Javas140385
      Algunos links sobre Platón y Plotino:


      [​IMG]

      [​IMG]

      Diálogo y filosofía en Platón según E. Lledó:

      http://www.webdianoia.com/platon/textos/platon_lledo.htm

      Historia de la filosofía, de Zeferino González:

      http://www.e-torredebabel.com/historia-filosofia-gonzalez/neoplatonismo-plotino-h-filosofia-g.htm

      Philosophica enciclopedia: Plotino.

      http://www.philosophica.info/voces/plotino/Plotino.html

      Dios en la filosofía de Plotino:

      http://quijotediscipulo.wordpress.com/2012/06/02/dios-en-la-filosofia-de-plotino/

      Historia de la filosofía griega. Tomo V: Platón. Segunda época y la Academia. W.K.C.Guthrie:

      http://es.scribd.com/doc/160452389/...Tomo-V-Platon-Segunda-Epoca-Y-La-Academia-pdf
    • Javas140385
      [​IMG]



      HIPÓSTASIS. El infinitivo griego ύφιστάναι se ha usado como equivalente a είναι (=”ser”), pero reforzando el sentido de είναι. Puede traducirse, pues, por "ser de un modo verdadero", "ser de un modo real", "ser de un modo eminente", etc. De ύφιστάναι: deriva ύπόστασις, hipóstasis. "Hipóstasis" puede entenderse así como "verdadera realidad", "verdadera ούσία” (véase OUSIA). Frente a las apariencias hay realidades que se supone existen verdaderamente, "por hipóstasis", καθ´ύπόστασιν. En este caso están, según Platón, las ideas (véase IDEA). Como se ha contrapuesto también la existencia real (o, en sentido moderno, "objetiva") a la existencia mental (o, en sentido moderno, "subjetiva"), y se ha equiparado la existencia mental con la "conceptual", se ha dicho a veces que las ideas platónicas no existen sino como hechos mentales o como conceptos y que decir lo contrario es "hipostasiarlas", es decir, tratar las ideas como hipóstasis de los conceptos.

      El término ousía (ούσία) fue usado a veces para designar la substancia individual o substancia individual concreta (Cat., 5, 2 a), esto es, aquello que es siempre sujeto y nunca predicado. A veces se usó, sin embargo, para designar la especie o el género y, en general, la esencia o predicado común a varias substancias individuales concretas. En este último caso se reservó el nombre πρώτη ούσία, para designar la substancia individual, a diferencia de ούσία o esencia. Pero como ello se prestaba a confusión, se distinguió entre ούσία, como esencia y ύπόστασις, hipóstasis como sustancia individual. Por lo tanto, πρώτ´ούσία o "primera ousía" fue equivalente a ύπόστασις, hipóstasis. La hipostasis es la ούσία άτομος, como la llamaba Galeno. En este caso la hipóstasis es el sujeto individual en su último complemento: el supuesto (VÉASE) o substancia completa en la razón de la especie en tanto que posee perfecta subsistencia (VÉASE). De ahí la expresión suppositum aut hypostasis.

      La hipóstasis como subsistencia es entendida como un modo substancial agregado o unido a una naturaleza singular formando un suppositum. Si se quiere, la hipóstasis es la cosa misma completa, el acto por el cual la cosa existe por sí misma. A ello se refiere Santo Tomás al decir que la hipóstasis es la substancia particular, pero no de cualquier modo, sino en su complemento (S. theol, III, q. II, 3 c. y ad 2).

      No todos los autores, sin embargo, siguieron la idea de que la voz "hipóstasis' puede ser usada para designar la substancia individual concreta, sea ésta o no "completa". Cambios importantes en el sentido de 'hipóstasis' tuvieron lugar por un lado entre los neoplatónicos y por el otro entre varios autores cristianos.

      Plotino, por ejemplo, llama "hipóstasis", ύπόσταη σις, a las tres substancias inteligibles: lo Uno, la Inteligencia y el Alma del Mundo. Lo Uno, o el "primer Dios", da origen por contemplación a la segunda hipóstasis, la Inteligencia, y ésta da origen a la tercera hipóstasis o Alma del Mundo. 'Engendrar' significa aquí, desde luego, 'emanar'. Los principios mismos no se "mueven": como dice Plotino, "permanecen inmóviles engendrando hipóstasis" (Enn., III, iv, 1).

      Cada una de las hipóstasis ilumina la hipóstasis inferior; por eso Plotino compara cada una de las tres hipóstasis con una clase de luz: el Uno es comparable con la "Luz" misma; la Inteligencia, con el Sol; el Alma del Mundo, con la Luna (Enn., V, vi, 4). Algunos filósofos neoplatónicos introdujeron hipóstasis subordinadas a cada una de las tres citadas hipóstasis inteligibles; así, la Inteligencia engendra tres hipóstasis (o subhipóstasis): el Ser, la Vida, el Intelecto [o Inteligencia]. Como la hipóstasis era una emanación y lo emanado era concebido por analogía con "lo reflejado", se tendió a multiplicar el número de las hipóstasis, aun cuando conservándose en la mayor parte de los casos la estructura triádica, la cual se fundaba en la supuesta sucesión de la unidad, la procesión (VÉASE) y la conversión o reversión. Según Proclo, las hipóstasis son series que se dan en las emanaciones y que se hallan en una relación lógica de género a especie.

      Filón concibió el Logos (VÉASE) como una hipóstasis engendrada por Dios (Dios Padre), que es la "substancia originaria", el substrato de la figura de Su "Hijo". Muchos autores cristianos tomaron la idea de hipóstasis en un sentido que parece próximo al de los neoplatónicos, pero que difiere de éstos formalmente. Por lo pronto, en lo que toca a los autores cristianos hay que tener en cuenta lo siguiente. Tanto ούσία como ύπόστασις fueron traducidos primariamente por substantia. Pero cuando ούσία comenzó a designar lo que es común a varias substancias individuales concretas, es decir, cuando ούσία se usó como equivalente no a "individualidad substancial", sino a "comunidad", no se pudo conservar la misma palabra substantia. Se propuso entonces el término persona (VÉASE) — introducido probablemente por Tertuliano en el sentido legal. El sentido de 'hipóstasis' como 'persona' se halla próximo a la significación antes referida de "substancia completa" o substancia que existe por sí misma. Sin embargo, en el lenguaje teológico se usó con frecuencia creciente persona (e ύπόστασις, hypostasis) para referirse primariamente a las Personas divinas. Los términos griegos ούσία, ύπόστασις (y tambien Φύσις) y los términos latinos substantia, persona (y también natura) desempeñaron un papel capital en la especulación teológica. Limitémonos aquí a señalar que desde entonces se habló de hipóstasis como persona divina y que se introdujo la expresión unión hipostática' para designar la unidad de dos naturalezas en una hipóstasis o persona. Especialmente se llama "unión hipostática" a la unión en la sola persona del Hijo de Dios de las dos naturalezas de Cristo: la naturaleza divina y la naturaleza humana. Se ha dicho a veces que el uso del concepto de hipóstasis en el sentido apuntado aproxima la idea neoplatónica de hipóstasis a la idea cristiana de la hipóstasis, especialmente cuando se tiene en cuenta el supuesto paralelismo de las dos "Trinidades": la del Uno, Inteligencia y Alma del Mundo, y la del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Sin embargo, las diferencias entre la noción de hipóstasis por un lado y la concepción de la Trinidad por el otro en ambas direcciones es tan considerable que resulta difícil, si no imposible, proceder a equipararlas. Según ha indicado Jules Simon (Histoire de l'École d'Alexandrie, t. I), no sólo hay una diferencia fundamental en lo que representa cada una de las hipóstasis, sino también en cuanto a la forma en que se "desenvuelve" y "manifiesta" la Trinidad misma.

      José Ferrater Mora, Diccionario de filosofía. Tomo II, pp. 845 y ss.
    Aún no hay comentarios.