me botaron por ser rico