Una historia para reflexionar ...

Publicado en 'Foro Libre' por Residente, 25 Nov 2008.





  1. Residente

    Residente Miembro maestro

    Registro:
    14 Jul 2008
    Mensajes:
    259
    Likes:
    11




    Navegando por la red me encontré con esta historia, y me pareció digna de ser compartida.

     


  2. Carmeluchis

    Carmeluchis Miembro de oro

    Registro:
    23 Mar 2007
    Mensajes:
    7,856
    Likes:
    1,576
    Que historia más buena Residente.
    Muchas gracias por compartirla,tiene muchas enseñanzas.

    Acá les transcribo una: DOS AMIGOS Y SUS MAMÁS

    Dos amigos se encontraron tomando un café y uno le comenta en tono de queja a otro.
    -Mi mamá me llama mucho por teléfono para pedirme que vaya a conversar con ella.Yo voy poco y en ocasiones siento que me molesta su forma de ser.Ya sabes como son los viejos: Cuentan las mismas cosas una y otra vez.Además,nunca faltan compromisos : que el trabajo,que los amigos...

    -Yo en cambio-le dijo su compañero- converso mucho con mi mamá.Cada vez que estoy triste voy con ella;cuando me siento sólo,cuando tengo un problema y necesito fortaleza acudo a ella y me siento mejor.

    -Caramba- se apenó el otro- Eres mejor que yo.

    -No lo creas,soy igual que tú- respondio el amigo con tristeza.-Visito a mi mamá en el cementerio.Murió hace mucho tiempo,pero mientras estuvo conmigo,tampoco iba a convesar con ella y pensaba lo mismo que tú.No sabes cuanta falta me hace su presencia,cuanto la echo de menos y cuanto la busco ahora que ha partido.Si de algo te sirve mi experiencia,conversa con tu mamá hoy que todavia la tienes,valora su presencia resaltando sus virtudes que seguro las tiene y trata de hacer a un lado sus errores,que de una forma u otra ya forman parte de su ser.No esperes a que esté en un cementerio porque ahi la reflexión duele hasta el fondo del alma porque entiendes que ya nunca podrá hacer lo que dejaste pendiente,será un hueco que nunca podrás llenar.No permitas que te pase lo que me paso a mi.

    En el automovil iba pensando en las palabras de su amigo.Cuando llegó a su oficina,dijo a su secretaria: Comuníqueme por favor con mi mamá,no me pase más llamadas y tmb modifique mi agenda porque es muy probable que este día se lo dedique a ella.

    ¿TÚ CREES QUE ÉSTO SOLO SE REFIERE A LOS PADRES? DESAFORTUNADAMENTE NO,SIEMPRE ESTAMOS DEVALUANDO EL CARIÑO O AMISTAD QUE OTRAS PERSONAS NOS OFRECEN Y EN OCASIONES LOS PERDEMOS PORQUE NO SABIAMOS CUAN IMPORTANTES ERAN,HASTA QUE YA NO ESTÁN A NUESTRO LADO.

    Fuente: Boletín Informativo Parroquial (mayo del 2008)
     
  3. Juan1988

    Juan1988 Miembro de oro

    Registro:
    23 Oct 2008
    Mensajes:
    5,773
    Likes:
    1,743
    El árbol de manzanas

    Hace mucho tiempo existía un enorme árbol de manzanas. Un pequeño niño lo amaba mucho y todos los días jugaba alrededor de él. Trepaba al árbol hasta el tope y el le daba sombra. El amaba al árbol y el árbol amaba al niño.
    Pasó el tiempo y el pequeño niño creció y el nunca más volvió a jugar alrededor del enorme árbol.
    Un día el muchacho regresó al árbol y escuchó que el árbol le dijo triste:
    "¿Vienes a jugar conmigo?" pero el muchacho contestó "Ya no soy el niño de antes que jugaba alrededor de enormes árboles. Lo que ahora quiero son juguetes y necesito dinero para comprarlos".
    "Lo siento, dijo el árbol, pero no tengo dinero... Te sugiero que tomes todas mis manzanas y las vendas. De esta manera tú obtendrás el dinero para tus juguetes".
    El muchacho se sintió muy feliz.
    Tomó todas las manzanas y obtuvo el dinero y el árbol volvió a ser feliz.

    Pero el muchacho nunca volvió después de obtener el dinero y el árbol volvió a estar triste.
    Tiempo después, el muchacho regresó y el árbol se puso feliz y le preguntó:
    "¿Vienes a jugar conmigo?" "No tengo tiempo para jugar. Debo de trabajar para mi familia. Necesito una casa para compartir con mi esposa e hijos.
    ¿Puedes ayudarme?"... " Lo siento, pero no tengo una casa, pero...tú puedes cortar mis ramas y construir tu casa". El joven cortó todas las ramas del árbol y esto hizo feliz nuevamente al árbol, pero el joven nunca más volvió desde esa vez y el árbol volvió a estar triste y solitario.

    Cierto día de un cálido verano, el hombre regresó y el árbol estaba encantado. "Vienes a jugar conmigo?" le preguntó el árbol. El hombre contestó "Estoy triste y volviéndome viejo.
    Quiero un bote para navegar y descansar. ¿Puedes darme uno?". El árbol contestó: "Usa mi tronco para que puedas construir uno y así puedas navegar y ser feliz". El hombre cortó el tronco y construyó su bote. Luego se fue a navegar por un largo tiempo.

    Finalmente regresó después de muchos años y el árbol le dijo:
    "Lo siento mucho, pero ya no tenga nada que darte ni siquiera manzanas".
    El hombre replicó "No tengo dientes para morder, ni fuerza para escalar... Por ahora ya estoy viejo".
    Entonces el árbol con lágrimas en sus ojos le dijo, "Realmente no puedo darte nada.... la única cosa que me queda son mis raíces muertas". Y el hombre contestó: "Yo no necesito mucho ahora, solo un lugar para descansar. Estoy tan cansado después de tantos años".
    "Bueno, las viejas raíces de un árbol, son el mejor lugar para recostarse y descansar.
    Ven siéntate conmigo y descansa". El hombre se sentó junto al árbol y este feliz y contento sonrió con lágrimas.

    Esta puede ser la historia de cada uno de nosotros.
    El árbol podían ser son nuestros padres.
    Cuando somos niños, los amamos y jugamos con papá y mamá...
    Cuando crecemos los dejamos .....sólo regresamos a ellos cuando los necesitamos o estamos en problemas...
    No importa lo que sea, ellos siempre están allí para darnos todo lo que puedan y hacernos felices.
    Tú puedes pensar que el muchacho es cruel contra el árbol, pero es así como nosotros tratamos a nuestros padres...

    Valoremos a nuestros padres mientras los tengamos a nuestro lado y si ya no están, que la llama de su amor viva por siempre en tu corazón y su recuerdo te dé fuerza cuando estás cansado...
     
  4. danimiel_peru

    danimiel_peru Suspendido

    Registro:
    15 Set 2008
    Mensajes:
    507
    Likes:
    1
    El amor de una madre

    Un día, una madre le dijo a su hijo que por vafor se encargase de tender su cama y que la ayudase con las compras del mercado, porque ese día ella tenía que salir a trabajar temprano, para poder costear algunos gastos en casa.

    Le dijo: "Hijito, a partir de hoy día tendrás que ayudarme con tus cosas, porque ya estás grande y debes encargarte de tender tu cama, limpiar tu cuarto y servirte tus alimentos, los cuales están en la cocina"
    "Te comento, que yo estaré trabajando hasta la tarde para poder conseguir un poco más de dinero para los gastos y necesito de tu ayuda para poder hacerlo"...


    El hijo se molestó y reclamó por ese hecho y al final quedó en hacerlo, pero en su mente surgía la idea de que su madre era injusta con él.
    Entónces pensó: "Si todos cobran por su trabajo y ella también lo hace... ¿porqué debo trabajar gratis para ella?..."

    Hizo todo lo que su madre le pidió y luego esperó a que ella llegara y cuando la vió entrar a casa le dijo:"Mamá, hice todo lo que me mandaste, pero ahora tendrás que pagarme por lo que hice, porque todos cobran por su trabajo".

    La mamá lo miró con mucha pena y le dijo:
    "Está bien hijo, haz una lista con todo lo que hiciste y dime cuanto te debo".

    El hijo hizo una larga lista, dentro de la cual puso:

    * Por tender la cama s/. 1 sol
    * Por limpiar el cuarto s/. 1 sol
    * Por barrer la casa s/. 2 soles
    * Por botar la basura s/. 1 sol
    * Por servir la comida s/. 1 sol
    * Por cuidar la casa s/. 2 soles
    * Por contestar el teléfono s/. 2 soles

    Total: 10 soles

    Le entregó a su madre la lista y ella la guardó para leerla.

    Al día siguiente, se levantó temprano y su madre no estaba en casa, pero en la mesa encontró una nota y un billete de s/. 10 soles.

    En la nota decía: "Hijo, aquí te dejo el dinero de tu pago y también te dejo la cuenta de todo lo que hice por tí durante toda tu vida"...

    * Por traerte al mundo... Nada
    * Por alimentarte y abrigarte Nada
    * Por cuidarte y protegerte Nada
    * Por llevarte a la escuela Nada
    * Por mimarte y engreirte Nada
    * Por hacerte reir y por acompañarte Nada
    * Por cocinarte, lavarte y cuidar tu sueño Nada
    * Por abrigarte y vestirte Nada
    * Por darte mi vida entera Nada

    El hijo se quedó congelado y sintió mucha pena, dolor y verguenza por lo que había hecho.
    Recordó todo lo que su madre había hecho por él durante toda su vida y cuando su madre llegó a casa la abrazó muy fuerte, lloró en sus brazos y le dijo: "Mamá, perdóname por ser tan injusto. Muchas gracias por todo lo que hiciste por mi".

    Entónces, desde ese día él hijo hizo de todo en la casa y nunca más volvió a cobrar por su apoyo.


     
  5. PierOk

    PierOk Suspendido

    Registro:
    21 Jun 2008
    Mensajes:
    4,424
    Likes:
    133
    vaya edgar, una linda historia, yo tambien pase lo mismo con mi padre pero supe lo que es el perdon y ahora me siento muy bien con el, aunque sea un poco seco pero el sabe cuanto lo quiero