una Cronica de Adidas 42km

Publicado en 'Deportes' por Dr.J, 3 May 2010.





  1. Dr.J

    Dr.J Miembro maestro

    Registro:
    26 Jun 2008
    Mensajes:
    659
    Likes:
    169




    Hoy de noche me provoco escribir para contar mi experiencia de haber corrido la media maratón de Adidas, 21km, el cual para llegar hacerlo empecé con un amigo hace 3 meses corriendo 8, 12, 16 y por ultimo 21, la cosa era llegar, nunca antes lo había hecho, mi carreras siempre habían sido de 10km, y me dije, porque no? Lo veía como un reto al principio inalcanzable y ver que si se puede es lo máximo.

    Me levante temprano, tome desayuno y busque a mi pata, llegamos al pentagonito a las 7.00 am justo en la partida de 42km, vi pasar a varios amigos y conocidos, tambien a Vladimir Figari, al keniano que ganó y otros. Nos acercamos a la partida y en el camino me voy encontrando con varios amigos y la pregunta rigor, “¿Qué distancia corres?” algunos 10 otros 21km y tu solo la de 21 porque hay que ser bien machazo para correr 42km, se reían y yo por dentro también.

    Dejamos nuestra ropa en los vestidores, y de allí al baño para dejar los nervios previos, la gente hacia lo mismo, calentamos unos 5 minutos para soltar cuerpo y no quemar combustible. Llego la hora, todos a la partida, cuando nos ubicamos en la salida, mas o menos a 500 metros de la partida, recién me di cuenta de algo, a pesar que ya tengo varias carreras encima, siempre es lo mismo, la emoción como si fuera la primera ves, de estar allí corriendo con mas de 10,000 personas, que todos queremos empezar, hacer el mejor esfuerzo y llegar al final, todo un reto, algunos para ganarla, algunos para mejorar su tiempo y otros como yo, cumplir el reto por primera vez (no se si será la unica vez que corra 21km pero me propuse hacerla).

    Con un cañonazo empezó la carrera, por los altoparlantes escuche una voz conocida, era mi pata de colegio, Giorgio Mautino, el ciego como cariñosamente le decíamos, cuando pase por el estrado lo vi y le pase la voz, no se si me reconoció, ya le mandare un correo. Al principio toda la masa empezó caminando, no se podía correr y ahora viendo la foto en el Comercio, era increíble, poco a poco se fue despejando la ruta y dentro de mi decía, que me esperará, ni modo, ya me subí al coche y aquí estoy, se lo que puedo dar, primero midiendo las pulsaciones, luego ya tomando una velocidad cómoda para respirar y avanzar, lo bueno es que el sol no hacia su aparición hasta ese momento.

    Al primer kilómetro vi algo que me sacudió el cerebro, un hombre en muletas, con una sola pierna, con su polo de competencia avanzando entre la multitud haciendo la misma ruta de todos, acompañado de dos amigos, lo único que atine fue en decirle “bien compadre si se puede” y toda la gente que venia conmigo se dio cuenta y empezamos aplaudirlo, fue tal momento muy emotivo tanto que estoy casi seguro que el hombre se lleno de lagrimas al sentir el calor de la gente que le demostraba su apoyo, felicitaciones por el.

    Habían muchas chicas subidas de peso y hacían su mejor esfuerzo, pero no faltaron los bromistas que se ponían tras ellas, y como estaban con su ipod no escuchaban los latigazos virtuales que les daban para que corran mas “zas, corre, zas corre” .

    Cuando íbamos por el Km.6, la gente se abre para la derecha, los que corrían 10 y a la izquierda los de 21, algunos gritaban cobardes, vengan ,varios en ese momento se cambiaron y siguieron el camino de 21km , a partir de allí ya no había marcha atrás, era todo o nada. Calculo que el 30 % de la mancha que corría siguió hacia la izquierda, había gente que en el Km.8 empezaba a caminar, otros aceleraban y luego se quedaban, en eso suena una sirena, una ambulancia que venia a velocidad y la gente empezó a gritar “uno menos”, broma sarcástica, pero en eso momento la gente necesitaba tomar aire nuevo y casi todos se reían, (otros con temor )

    Ya estábamos por Aramburu con Arequipa, la gente en sus carros estaban tocando su bocina, los policías no los dejaban pasar, algunos conductores comprendían y alentaban otros nos decían nuestras vidas, en fin tenían que tener un poquito de paciencia.

    Cuando llegue al Km.10 y me sentí bien dije, ahora empieza lo bueno. Todo el regreso todo era subida, comenzamos bordeando el Golf y comencé a encontrar gente ya no corriendo sino caminando otros literalmente tirados en los jardines que no podían respirar, lo bonito fue ver a una familia que no tenia que ver con la organización de la carrera, regalando agua, la verdad fue en buen momento, luego pasa una chica, de 1.50mts de altura a una velocidad fuerte todos nos quedamos sorprendidos, al rato desapareció de mi vista creo que estaba en la de 42km, mis respetos.

    En el Km.15 hizo su aparición el sol, en mal momento, algunos ya se empezaron a quedar, otros a acelerar, pasaba la segunda ambulancia “ otro menos”, empecé a sentir una molestia en la pierna derecha a la altura de la rodilla, al costado, era soportable pero baje el ritmo por precaución, en ese momento paso en su bici el pata de Yumax, lo reconocí y me aventó una botellita de hidratante, el cual de perilla, gracias compadre, porque en los puntote hidratación que seguían ya se había acabado y solo tenían agua para echarte en la cabeza, tampoco habían vasitos, todos estaban en el suelo, pisados, pasaba la tercera ambulancia “ otro mas”.

    Al cruzar la Av. Principal en Corpac, los conductores volaban a mil, nos insultaban decían que era nuestra culpa, había una señora que estaba roja de cólera por no poder cruzar con su auto diciéndole su vida al tombo, nosotros pasábamos y le gritábamos “Paz y Amor”, ya se imaginaran lo que contesto, pero todos lo tomábamos a la broma (por supuesto ella no).

    Recién en el Km. 18 encontré un pata de Voltaren, me echo el spray en la pierna y me alivio el dolor que en ese momento había aumentado por el esfuerzo, tengo que reconocer que quizá no llegaba sino lo encontraba.

    A partir del Km.19 levante ritmo, comencé a pasar gente, uno se me pego, al voltear la ultima recta quedaban 600 metros, empezamos una carrera que parecían 100 mts planos y cuando ambos pensábamos que en el primer arco era la llegada, baje la velocidad porque ya no daba el pata siguió, pero se dio con la sorpresa que no era la meta, y volví a embalar y no pudo seguirme, se quedo sin aire, al cruzar la meta, di 3 pasos y me plante, no daba mas, tanto así que no pude agacharme a sacarme el chip de la zapatilla, pero como habían jóvenes que se encargaban de ayudar, entre a la zona, recibí mi medalla, que la verdad no interesa si llegases primero, quinto penúltimo o ultimo, siento que ese pedazo de metal era lo que buscaba y lo conseguí luego de 3 meses de preparación a full.

    Camine despacio, fui a recoger mis cosas, regalaron fruta y cereales para recuperación, no podía ni sentarme ni tirarme en el grass porque sabia que no iba poder levantarme, el costado de la rodilla me dolía otra vez, pero no le tome importancia, porque había cumplido mi meta, 2h.17 tiempo neto, mi amigo llego en 2h30, el pensaba que nunca lo haría, pero aprendimos que si se puede con esfuerzo, entusiasmo, dedicación y alegría, algo que nunca se debe perder.
    Siento el cuerpo molido, me duele hasta el alma, mañana será peor en mi casa y en la chamba se vacilaran conmigo, pero el gusto nadie me lo quita.