"The Others" y la criollada política en Perú.

Publicado en 'Actualidad Nacional' por 4X4, 19 Feb 2010.





  1. 4X4

    4X4 Suspendido

    Registro:
    3 Dic 2009
    Mensajes:
    778
    Likes:
    4




    Si que esta agradable los artículo de Gestión, de por si la gran mayoria es necesario e importante, al menos para visionar estrategias y otros de tipo comercial.
    El asunto que encontré una columna de opinión que me pareció interesante y dentro de muchos aciertos del comentario, hablan de nosotros, es decir, de los foristas y sus comentarios, alturados en mayoria como bueno, los no alturados fueron espectorados del mismo. Lo mas probable que el articulista en mención este entre nosotros y agradecerle de alguna manera la gentileza de nombrarnos, aunque genericamente.
    Adjunto el mencionado artículo para compartirlo y en base a ello, debatiremos varios temas. Espero reflexiones acertadas, nada sesgadas e interesantes.

    http://gestion.pe/impresa/noticia/the-others/2010-02-19/15089

    "The Others"

    Carlos A. Anderson (*)
    De repente, los amantes del cine recuerdan una película de horror relativamente reciente titulada "The Others" ("Los Otros"), en la que Nicole Kidman -como actriz principal- nos lleva al equívoco de pensar que las extrañas apariciones, ruidos y eventos que le dan un aire tétrico, misterioso y de otro mundo al filme, corresponden a apariciones, ruidos y eventos del más allá, cuando en realidad lo que sucede es que estamos observando el más acá, porque el más allá, el mundo de los muertos, es el que habitan, aunque, sin saberlo, el personaje de Nicole Kidman, su pequeño y translúcido hijo y una servidumbre realmente escalofriante. Es decir, en el filme, "Los Otros" no son los muertos, sino los vivos. ¿A qué viene todo esto? Pues al descubrimiento por parte de este columnista de que en la administración pública es así como llaman a quienes, proviniendo del sector privado, tienen el atrevimiento, la audacia y la impericia de aceptar un cargo en el sector público, aunque sea por un período de tiempo limitado.

    "Los Otros", en este caso, son los muertos, los que no tienen mayores posibilidades de llevar a cabo una gestión exitosa, sobre todo si su éxito depende de darle un impulso de modernidad y transparencia a la gestión del Estado. Son los que se enfrentan cual Quijotes a los aspas de viento de una burocracia impasible e indolente, clamando por un poco de eficiencia, rapidez en la gestión y -tal vez ilusamente- un poco menos de corrupción. Los "vivos", por otro lado, son aquellos que han aprendido a vivir (perdón, servir) del Estado y su burocracia, una burocracia cuyo número total permanece indeterminado.

    Los vivos del Estado peruano son aquellos que se aseguran de que cualquier operación de compra de bienes o servicios por un monto superior a los 10,600 soles pase necesariamente por el tamiz de una licitación (aunque con demasiada frecuencia los proveedores han sido previamente escogidos y las bases de la licitación "acomodadas" a las circunstancias) al tiempo que hacen oídos sordos, ojos ciegos y boca muda de "pequeñas" operaciones, como la multimillonaria compra de tanques chinos o la firma de sendos joint ventures entre compañías del Estado (por ejemplo, Petroperú) y compañías internacionales sin que medie ni la sombra de un proceso competitivo o grado alguno de transparencia.

    Tal estado de cosas tiene que cambiar. Luego de permanecer adormecida por un largo tiempo, los peruanos hemos recuperado la capacidad para decir "basta" frente al uso y abuso de los poderes del Estado en beneficio de unos cuantos. No de otra forma es posible interpretar el papel que los medios de comunicación (en particular la prensa escrita) cumplen hoy en cuanto a denunciar las señales de corrupción del actual régimen "caiga quien caiga". Ciertamente, en la denuncia se producen también abusos, especialmente cuando se privilegia la acusación y no la sentencia, los hechos no corroborados en vez de las evidencias concretas. Pero, con todo, se avanza. La indignación ante la indolencia pasada está allí bien reflejada.

    Han surgido además una serie de espacios de discusión en Internet donde cada día más peruanos se ejercitan en la enorme, noble y absolutamente necesaria tarea de debatir diferentes puntos de vista, de discrepar con altura, de aceptar la posible superioridad de argumentos diferentes de los propios y, en el camino, de ir generando consensos en torno a lo que el país requiere para escapar de la trampa del subdesarrollo. La Internet tiene así el potencial de convertirse en el vehículo mejor para encontrar el consenso en cuanto a la absoluta necesidad de una reforma integral del Estado. Tímidamente, se vienen dando algunos pasos. Ya no es tan extraño "ver" convocatorias en los diarios para plazas públicas del Estado. De repente, algún día llegamos al nivel de Botswana cuyo banco central ha llegado al extremo de colocar anuncios en la revista The Economist solicitando postulantes al cargo de vicepresidente del Banco Central. Imagínense: vicepresidente del Banco Central. Y hasta daban los detalles de la compensación económica. El día que este tipo de cosas sucedan en el Perú, podremos decir entonces que "Los Otros" son los que, estando muertos, se creen unos vivos y que la historia de horror se ha convertido en una divertida comedia.

    (*): Economista.


    Vaya señores, debemos agradecer por lo de "noble2 a los que nos dan luz con su culktura y sus opiniones.

    Saludos y claro, espero reflexiones interesantes.
     
    Última edición: 19 Feb 2010