Testimonio de un ex-jefe de la MS #13 Mara Salvatrucha.

Publicado en 'Actualidad Mundial' por L0K0_DANIEL, 2 Oct 2011.





  1. L0K0_DANIEL

    L0K0_DANIEL Suspendido

    Registro:
    4 Jun 2011
    Mensajes:
    461
    Likes:
    95




    [​IMG]

    [​IMG]

    Mi nombre es José David González y nací hace veinte años en Ciudad Delgado, San Salvador y he decidido ofrecer mi testimonio a Diario LA PRENSA con el único propósito que el mismo sirva como reflexión sobre el problema de las maras. Mi historia es la de muchos jóvenes que se dejan arrastrar por la inmadurez y las amistades. Aunque mi vida en las maras fue en El Salvador, quiero que sepan que lo mismo ocurre en Honduras, el comportamiento de las maras es igual en todos los países. Provengo de una familia muy pobre y desde niño mostré una actitud rebelde hacia la vida, sin querer estudiar, lo que provocó el desprecio de mis padres, lo que quizá contribuyó para que los doce años decidiera meterme a una mara.
    Siempre había simpatizado con las maras y de hecho vivía en un barrio donde habían varias, una de ellas La 18, cuyos integrantes cuando sólo tenía once años me pegaron una golpeada salvaje porque querían que me metiera en su grupo. Esa golpeada, que nunca he olvidado, hizo que tomara la decisión final de meterme a una pandilla, pero no a La 18, sino a la MS porque para mi era la mejor, además esa era de meros salvadoreños.
    Me acerqué a los chavalos del barrio y les dije que quería ser de la mara y el jefe me dijo que ese mismo día ingresaría. Era, pues, un día de mucha alegría. Yo sabía lo que me esperaba, pero era un cipote y no le di mucha importancia. Esa misma noche los miembros de la mara me metieron a un círculo y el jefe dio la orden de cumplir con la tradición de agarrarme todos a golpes durante trece segundos, los que aguanté sin mayores problemas. Cuando pasaron los trece segundos el jefe de la mara me dijo: "Bienvenido al barrio y desde ahora te llamaremos El Kadilac''. Me pareció bonito el sobrenombre y por eso me lo mandé a tatuar.



    El inicio en el consumo de las drogas.

    Comenzaban a pasar los días sin mayores novedades hasta las tres semanas cuando me invitaron a probar la marihuana y al principio la reacción fue extraña, pero a los pocos días ya era un adicto a esa droga. Era mi primera droga en una larga cadena de destrucción. El problema era cuando se me acababa la droga y comenzábamos a pedir sin importarnos a quién. Cuando alguien se negaba yo miraba que el grupo lo golpeaba y en poco tiempo me uní a esos chavalos que sin piedad golpeaban al que les negaba dinero.
    La droga ya vivía conmigo y pasados los meses yo mismo les sugería que para conseguir dinero había que salir a robar. Primero comenzamos a robarle a personas del barrio, pero luego decidimos que era mejor asaltar joyerías y hasta buses llenos de pasajeros. Era una mara grande, con gente armada y ya drogados todo lo que hacíamos en lugar de darnos miedo nos hacía sentir bien.
    Pero la marihuana ya comenzaba a aburrirme y comencé a probar las piedras de crack y eso me gustaba más. Había cogido otra adicción y me faltaba una peor, dos meses más tarde me inyecté heroína y su reacción me encantó, me sentía dueño del mundo y yo mismo aprendí a inyectarme esa dorga. En nuestras largas conversaciones con los "jomis'' (amigos) decíamos que no podíamos quedarnos sólo en nuestro barrio y decidimos que había que pelear barrios con gente de la Mau Mau, que eran subsidiarias de La 18, aunque para ello tuvimos que conseguir más armas.
    Recién había cumplido los trece años cuando un domingo estábamos en una de nuestras acostumbradas reuniones y esa gente de la Mau Mau llegó hasta dónde nosotros y uno de esos varones de la mara enemiga comenzó a insultarme. Las cosas parecían difíciles cuando mi amigo "Chipi'' me dio una nueve milímetros y me dijo que debía tener coraje para matar a esos enemigos de nuestra mara. Yo estaba drogado y no lo pensé dos veces para tomar el arma y comenzar a disparar contra los cuatro miembros de la Mau Mau. A uno de ellos lo maté y a los otros tres los dejé heridos, pero después del hecho tuve un poco de miedo y salí huyendo del barrio y llegué hasta el parque Morazán de San Salvador, donde estaban otros miembros de la MS.
    Allí estaban los dos grandes líderes del parque; "El cruver'' y el "lobo peatonal'', quienes me dijeron que podía quedarme con ellos en el parque.



    Guerreadas entre las maras.

    Nuestros principales enemigos en ese entonces eran los de La 18 que dominaban el parque Libertad, asi que nuestros jefes comenzaron a darnos órdenes para que acabáramos con todos los de ese parque. Todos éramos felices porque estábamos armados y ya drogados sólo pensábamos en matar a esos varones.
    No recuerdo exactamente cuántas veces fuimos al parque Libertad con nuestras armas, pero si matamos a no menos de 35 mareros de los enemigos en un período de un año. Nosotros, que éramos 120, teníamos mejores armas y ya al sólo vernos temblaban. La recompensa a estos asesinatos era que nos daban la droga que pedíamos.
    Cada vez que me daban una orden de matar yo sólo repetía "Mi padre y mi madre me dieron la vida, pero yo por mi barrio muero''. Pasado ese año llegó procedente de Estados Unidos "El rata" , un poderoso jefe de pandillas, quien había tenido referencias mías, sólo me pregunto si era "El Kadilac'' y después me dijo que andaría a su lado sin separarnos y eso me hacía sentir orgulloso porque se trataba de uno de los jefes más respetados en la MS.
    Con esa banda comenzamos a trabajar en acciones delictivas, pero pasado un mes cuando yo ya era un muchacho de quince años, recibimos una orden de "El Rata'' que nos dijo que "El cachi'', "el diablito'' y yo lo acompañaríamos a matar a un vato que le debía un dinero de droga. Todos subimos en un 4x4 rojo, doble cabina. Como de costumbre a mi me dieron mi nueve milímetros y los demás prefirieron dos Ak-47 y una Uzi.
    Era ya de noche y llegamos a una casa humilde, tocamos la puerta, pero escuchamos que el varón le decía a su jefa que no abriera, entonces "El Rata'' le dijo que si no abría mataríamos a todos los que estuvieran dentro. La señora, presa de los nervios, abrió la puerta y ahí comenzó la masacre.
    "El rata'' le exigió el dinero al varón, pero éste le dijo que no tenía nada, entonces "El rata'' sacó su arma y le puso nueve tiros en el pecho al varón y de inmediato nos dijo que mataramos a todos los que estaban en la casa porque no quería testigos. Mis dos amigos le pidieron al jefe que primero los dejara violar a dos hermanas que estaban en la casa y él accedió, pero después de violarlas a cada una le pegaron un balazo en la cabeza, pese a los ruegos que no las mataran, yo me encargué de matar a la mamá y "El cachi'' vio que estaba un niño de año y medio en la casa y para matarlo lo estrelló contra la pared, de manera que no dejamos a nadie vivo.
    Aquella noche todos nos fuimos huyendo hacia la colonia "El Sorita'' y ahi nos refugiamos, mientras se calmaban las cosas, pero la situación ya parecía incontrolable porque a los tres meses cuando ya viendo mi valor me dijeron que por amor a esa mara de esa colonia tenía que matar a un enemigo del parque Libertad, sin pensarlo dos veces les dije que yo hacía el trabajo.
    Me llevaron en un carro, pero a una cuadra me baje para llegar a pie al parque y ahí estaba la persona que buscaba, pero luego fue mi sorpresa cuando se me fueron acercando otros varones, que me preguntaron a qué mara pertenecía. Yo les dije con orgullo que era puro MS, pero como sabía que eso los iba a molestar, saqué mi pistola y comencé a dispararles y cuando yo iba corriendo vi que de un bus venía bajando un jefe de La 18, "El Lonly'', y a él también le hice sus disparos en la frente. Yo disparaba sin control, sin dejar de correr. A la mañana siguiente me enteré que había matado al "Lonly'', otro marero había quedado inválido y otro estaba herido.
    Ya para ese tiempo mi vida y mi corazón estaban llenos de violencia, ya no había otra cosa que me importara más que la mara, sólo por ellos vivía y cada vez las drogas eran más dueños de mi vida. Meses más tarde decidimos que ya podíamos salir y fuimos en grupo a la playa a la Costa del Sol, eso si en las mochilas habíamos metido un fusil M-16 y varias pistolas nueve milímetros, aunque nuestra intención era sólo divertirnos.
    Pero claro la diversión incluía droga y todos estábamos muy drogados cuando "El Tiger'' me pidió que lo acompañara a una pulpería a comprar cigarros. Ahi estaba uno de nuestros principales enemigos "El Spanky'' y no menos cincuenta de La 18. Nadie decidió "tirar barrio'', pero lo que decidimos fue ir a traer al grupo y matar a todos juntos.Sacamos nuestras armas y nos dirijimos donde estaban esos enemigos, habíamos decidido matarlos a todos, aunque nosotros eramos menos. Lo que menos esperábamos ocurrió, los de La 18 cuando nos vieron cerca sacaron una granada y nos la lanzaron, siete de nuestra mara cayeron muertos y los demás no nos acobardamos y decidimos enfrentarlos a balazos.
    Aquello parecía una guerra entre dos países, el agua y la arena del mar comenzaron a coger el rojo de la sangre, los cuerpos estaban regados y el saldo era trágico, quince de ellos habían muerto y siete de nosotros y las consecuencias iban a ser peores, pero en eso llegó la policía. Junto a el " rata'' y "El cachi'' logramos huir.
     
  2. L0K0_DANIEL

    L0K0_DANIEL Suspendido

    Registro:
    4 Jun 2011
    Mensajes:
    461
    Likes:
    95
    Se convierte en jefe de mara.

    De nuevo había que buscar otro barrio porque eso es lo se hace en las maras cuando se comete un crimen, cambiar de domicilio para evitar ir a la cárcel. Esta vez nos fuimos a la colonia El Paraíso y ahí dos "jevas'' (muchachas), "La Little'' y "Gatubela" me dieron cabida en una casa. Estando en ese lugar se me cumplió el sueño que venía teniendo desde hace mucho tiempo cuando "El rata'' me comunicó que había muerto el jefe de la mara de la colonia Quiñonez, por lo tanto esa era mi oportunidad de jefear una mara. Sin pensarlo le dije que sí, pero me advirtió que para "levantar el barrio'' tenía que entrar en un rito satánico, el cual yo desconocía.
    Apenas me alcanzó a decir que el rito consistía en entregarle al barrio la vida de otra persona. El barrio lo recibí con sólo 36 hombres y 17 mujeres, pero poco a poco lo fuí haciendo crecer. Comencé por hacerle caso a "El rata'' y me informé de los famosos ritos satánicos que se practican dentro de todas las maras. Para cada viernes habíamos convenido hacer un rito satánico y siempre escogíamos como víctimas borrachos que fondean en las calles, prostitutas u homosexuales. Pero después decidimos que para ser más fuerte al barrio debíamos entregar los cuerpos de muchachas que no eran mareras pero simpatizaban con nuestro grupo.
    Aquellos ritos nunca los he apartado de mi mente. Llevábamos a las personas a unas quebradas o lugares apartados. Participábamos hasta cincuenta de la mara, quienes debían tomar por la fuerza a la persona escogida, mientras yo les metía trece puñaladas en su cuerpo, en señal del número de la mara. Los muchachos llevaban potaza, luego le cortaban el cuello y yo debía tomar tres tragos de sangre, mientras el "Litleone'' se encargaba de hacer la oración satánica. Cuando yo tomaba esa sangre me ponía más furioso, sentía el demonio en mi cuerpo, pero todos celebraban el acto. Por eso es que muhas veces aparecen mareros muertos y se presume que fue la policía o un escuadrón y la verdad es que son muchos los mareros muertos en ritos satánicos, aunque hay maras queprefieren sólo sacrificar a bolos y putas.
    Para ese tiempo mis amigos y yo habíamos ganado todo el país, sólo en mi grupo tenía 250 personas, todos pelones, tatuados y todas las personas al solo vernos nos daban dinero para que no les quitáramos la vida. Las drogas eran en ese momento mi mayor problema al grado que por conseguir algo que consumir comencé a hacer cosas en las que no estaban de acuerdo el resto de la mara, por ejemplo vender parte de las armas. Fue en esos días que maté a un mismo miembro de la mara MS porque él había herido a la novia de un jefe de la mara. Mis "jomis'' se molestaron conmigo y me dieron "luz verde'', es decir me iban a matar porque consideraban que un MS no podía matar a uno de la misma mara.
    Todo lo tenían planificado sin que yo supiera y lo peor habían tomado la decisión de matarme en un rito satánico y para ello me convocaron para una cita, pero minutos antes me encontré a la "Gatubela'' y ella me advirtió que huyera porque me iban a matar.
    Sabía que se trataba de algo serio y sólo le dije a ella que no me arrepentía de lo que había hecho porque asi eran las leyes entre nosotros e incluso le recordé que a uno de nuestros "jomis'' lo habíamos matado porque andaba mal escrito las letras MS.
    Decidí ir a encerrarme a la casa, ya no estaba contento porque sentía que no eran justos conmigo después de todo lo que yo había hecho por la mara, pero asi es la vida en las maras, un error es el sinónimo de la muerte y la mía ya estaba anunciada y en lugar de dejar la droga lo que hice ante la falta de dinero fue comenzar a consumir resistol en casa de mi abuela que sufría por mi comportamiento. Al cabo de unos siete meses supe que había llegado un evangelista de Estados Unidos que iniciaba una campaña. De hecho eso para mi no tenía importancia, con todo y que la campaña era sólo dedicada a recuperar pandilleros.
    Pero como estaba aburrido me drogué y me fui a ver si encontraba amigos de la mara que anduvieran en el lugar y ahi estaban las personas que habían sido mis amigos. Del mensaje no recuerdo nada porque yo andaba en otra cosa. Al día siguiente de nuevo me metí unos puros de marihuana, pero luego se me acabaron y pensé que en esa campaña podían andar unos "jomis'' que me dieran un puro. Me llamó la atención que uno de los jefes de maras rindió su testimonio, contó sus fechorías y pidió perdón y en ese momento el evangelista de Estados Unidos comenzó a orar y a decir que quienes se sintieran culpables, quienes anduvieran huyendo o que estén llenos de miedo levanten la mano y no sé porqué pero yo la levanté.
    Aquel fue un día extraño porque después que oraron por mi no se me quitaba el deseo de drogas, pero poco a poco he ido cambiando y ahora quisiera volver a nacer para no cometer los errores que cometí en esos años en los que destruí mi vida y la de personas inocentes. Sé que no es fácil pedir perdón y menos que me lo concedan, pero sólo quiero que ya no hayan más muchachos metidos en maras porque en ellas no hay forma de escapar de las drogas y de los crímenes.
     
  3. bodanta

    bodanta Miembro maestro

    Registro:
    17 May 2010
    Mensajes:
    390
    Likes:
    266
    Me importa mas otras vidas,,, la de un ex-mara me importa un ******.



    Ni siquiera lei:cigarro:.





    :hi:
     
    A bizos77 le gustó este mensaje.
  4. tomtom

    tomtom Suspendido

    Registro:
    10 Mar 2011
    Mensajes:
    4,872
    Likes:
    3,686
    Eso solo demuestra egoísmo de tu parte, y un comportamiento pedante al expresarte de esa forma.

    Saludos. :hi:
     
  5. bodanta

    bodanta Miembro maestro

    Registro:
    17 May 2010
    Mensajes:
    390
    Likes:
    266


    Es tu opinion y la respeto,,, pero sigo:cafe::cigarro:.



    :hi:
     
  6. L0K0_DANIEL

    L0K0_DANIEL Suspendido

    Registro:
    4 Jun 2011
    Mensajes:
    461
    Likes:
    95

    Dejalo a ese triste y pobre, da pena y verguenza ajena, la mayoria son asi en nuestro pais.....
     
  7. bodanta

    bodanta Miembro maestro

    Registro:
    17 May 2010
    Mensajes:
    390
    Likes:
    266



    LOKO DANIEL , NI SOY TRISTE NI POBREEEEEE Y QUIZAS LA VERGUENZA AJENA LA DES TU.

    TOMTOM ha dado su opinion y tu te has apuntado a su carro,, lo tuyo es sentencia y como tal te digo:wow: que afortunadamente no soy de tu pais , con representantes como tu ,,, mejor no serlo.


    pd: de vez en cuando haz gala de tu avatar¡¡¡


    :hi:
     
  8. L0K0_DANIEL

    L0K0_DANIEL Suspendido

    Registro:
    4 Jun 2011
    Mensajes:
    461
    Likes:
    95

    Si seguro ere chileno......:biggrin:
     
  9. lokillo :P

    lokillo :P Miembro de oro

    Registro:
    16 Mar 2010
    Mensajes:
    9,546
    Likes:
    5,070
    me lei todo brother y
    si esa persona desea cambiar bien por ella, pero el daño que le hizo a su sociedad lo llevara marcado toda su vida.

    pd: bodanta ,ni yo ni tu somos alguien para juzgar a esa clase de gente despues de todo jamas conocieron el amor paternal ni tuvieron el apoyo de su sociedad.
     
    A L0K0_DANIEL le gustó este mensaje.
  10. sacho

    sacho Miembro nuevo

    Registro:
    2 May 2013
    Mensajes:
    1
    Likes:
    0
    Primeramente doy gracias a Dios por todos ustedes, y si el Señor puede cambiar a las personas. por que el es Omnipotente, omniciente y omnipresente.todo lo puede, todo lo sabe y en todas partes esta.me gustaria tener contacto con este varon que Dios esta transformando en una nueva persona sana.

    Dios les bendiga a todos y si el Dios de la gloria puede cambiar a las personas, por muy malas que hayan sidos.

    Dios les bendiga a todos y si el Dios de la gloria puede cambiar a las personas, por muy malas que hayan sidos.