Sicario por quien ofrecen 5 millones de dólares escolta gobernador Mexicano

Publicado en 'Actualidad Mundial' por luispardo, 3 Jul 2010.





  1. luispardo

    luispardo Suspendido

    Registro:
    8 Jun 2010
    Mensajes:
    524
    Likes:
    4




    México, 3 jul (EFE).- Uno de los escoltas del gobernador del estado mexicano de Tamulipas, Eugenio Hernández, fue identificado como un sicario del narcotráfico por el que EE.UU. ofrece 5 millones de dólares, según publicó hoy el diario Reforma.

    Ismael Ortega Galicia, de 35 años, perteneciente bien al cártel del Golfo o al de Los Zetas, es buscado por las autoridades de México y EE.UU. y se desempeña en labores de seguridad para el mandatario tamaulipeco.
    El estado de Tamaulipas, ubicado en el Golfo de México y colindante con Estados Unidos, está considerado una de las bases del narcotráfico en el país, dado que alberga al peligroso cártel del Golfo y a su antiguo brazo armado, Los Zetas.
    El sicario, que aparece en la lista de los narcotraficantes más buscados por EE.UU., es visible en una fotografía tomada en marzo pasado en la que se le ve próximo al gobernador Hernández.
    Fuentes de inteligencia confirmaron al diario la cercanía del pistolero al círculo de escoltas del político. Ex policía de tráfico, fue señalado en 2003 como relacionado con el grupo de sicarios y hoy cártel de Los Zetas.
    Se da la circunstancia de que el narcotráfico asesinó esta semana, a pocos días de las elecciones a gobernador -se celebran mañana-, al candidato que según las encuestas iba a suceder a Hernández, Rodolfo Torre Cantú.
    Ambos pertenecen al mismo partido, el Revolucionario Institucional (PRI).
    Desde hace meses, Tamaulipas se ha convertido en el campo de batalla de los cárteles del Golfo y Los Zetas, enfrentados entre sí tras separarse a finales del año pasado.
    La guerra abierta entre ambos ha causado numerosas víctimas y ha amedrentado a la población; la prensa está amenazada por los narcotraficantes para no divulgar aquellas informaciones que les son contrarias.


    EFE