'Si elecciones fueran mañana, el Apra asumiría presidencia del Congreso'

Publicado en 'Actualidad Nacional' por Renatto Perú, 3 Jul 2008.





  1. Renatto Perú

    Renatto Perú Miembro de oro

    Registro:
    20 Set 2007
    Mensajes:
    7,342
    Likes:
    3,041




    El coordinador de Alianza Parlamentaria, Carlos Bruce, instó a las bancadas de oposición a "tener madurez y desprendimiento" para llegar a un consenso sobre el candidato que se enfrentará al Partido Aprista por la Mesa Directiva del Congreso, tras comentar que aún no define la fórmula que los representará en las elecciones que se realizarán en la tercera semana de julio.

    "Si las elecciones fueran mañana, el Apra asumiría la presidencia del Legislativo por tercer año consecutivo, porque las demás bancadas todavía no llegan a un consenso. Ahí hay una responsabilidad de los cinco grupos de oposición de deponer intereses personales y buscar la unidad para demostrarle al país que podemos reaccionar y alcanzar la Mesa Directiva", expresó en diálogo con elcomercio.com.pe.

    El ex ministro de Vivienda resaltó que un 80% de la gente quiere que la oposición presida el Parlamento, sobre todo para ejercer un mayor control político y evitar que el Poder Ejecutivo caiga en excesos.

    Comentó que seguirán las reuniones entre las cinco bancadas para encontrar al candidato. "De lo contrario, tendríamos que ir anunciando por anticipado que el APRA presidirá la Representación Nacional, otra vez, teniendo solamente treinta y tantos votos", agregó.

    Por su parte, el ex titular del Congreso, Henry Pease, remarcó que uno de los principales problemas para que la oposición logre la presidencia de Legislativo es el transfuguismo de algunos parlamentarios.

    En ese sentido, afirmó que "en ningún Parlamento se le permite a un legislador dejar el partido con el que fue elegido para formar su propia bancada", en referencia a las peripecias del Grupo Especial Democrático, constituido solo por Carlos Torres Caro, tras ser abandona por sus compañeros.

    FUENTE: El Comercio