'Red Dead Redemption'. Análisis (Parte 1)

Publicado en 'PlayStation' por Zaazar, 27 May 2010.





  1. Zaazar

    Zaazar Miembro nuevo

    Registro:
    23 May 2010
    Mensajes:
    19
    Likes:
    0




    Perdon por no poner imagenes... solo que no me dejan ponerlas por no tener 3 dias de "historia" en la Pagina ... :cray:

    Si estás leyendo este análisis es porque quieres informarte sobre ‘Red Dead Redemption’, pero principalmente porque aún dudas sobre si “otro sandbox más“ será o no una buena compra. La respuesta es fácil. Rockstar lo ha vuelto a conseguir, y con ésta sumamos una excusa más de las tantas que ya nos han dado para confiar en las altas expectativas que generan sus juegos.
    ‘Red Dead Redemption’ es, con diferencia, de lo mejorcito que han probado mis consolas en mucho tiempo y es inevitable que genere una corriente que nos obligará a tragar con todos los títulos del oeste que no hemos tenido hasta ahora. Puede que vengan mejores o peores, pero lo que no se le puede negar al título de Rockstar es que, además de ser el detonante, es ya en mayo, a mediados de año, uno de los firmes candidatos a coronarse como rey del 2010.


    Creando un hito llamado ‘Red Dead Redemption’

    Ofrecer al público un título como ‘Red Dead Redemption’ es más difícil de lo que a priori podríamos imaginar. No sólo se le da al usuario una premisa que posiblemente no ha probado nunca en una consola (la vida en el lejano oeste), sino que además lo debe hacer supliendo las constantes reiteraciones que ese mismo escenario se ha manido ya en chorrocientas mil novelas y películas. Las influencias son claras, desde Twain hasta McCarthy, pasando por el tándem cinéfilo entre Leone y Eastwood, pero ¿qué obra puede escapar de esa influencia?
    Pensad en la dificultad de realizar un videojuego de este tipo. La variedad en los videojuegos es hoy en día una exigencia. El usuario necesita un cambio constante para no aburrirse. Una premisa que se ha convertido en la brújula de Rockstar y su franquicia más aclamada: ‘Grand Theft Auto’, con grandes urbes de múltiples zonas diferenciadas entre si, con una variedad desbordante de lugares por explorar, vehículos en los que desplazarte, misiones por hacer y acciones con las que abstraerte de la trama principal.
    Ahora imaginad por un momento el paisaje de un título como ‘Red Dead Redemption’. Arena y tierra extendiéndose kilómetros y kilómetros, alguna que otra montaña y cuatro pueblos dejados de la mano de dios. La perfecta antítesis de lo que hasta ahora había sido uno de los emblemas de Rockstar.

    Tras catorce años de ‘GTA’ el mundo ha acabado por acostumbrarse a ver prostitutas y asesinatos por doquier en un videojuego, así que ese as en la manga que hasta ahora servía de publicidad gratuita en todos los medios del país está ya descolorido y roto. Al fin y al cabo el calificativo que ha acaparado ‘Red Dead Redemption’ ha sido conocido el de “un ‘GTA’ del oeste“.
    Así que la estrategia para dar a conocer el título debía de ser también una antítesis de lo que se había visto hasta ahora. Un hacer poco ruido y prometer muchas nueces que, a pesar de haber mantenido al título en la sombra durante meses como si de un juego de segunda se tratara, con la cercanía de su lanzamiento se ha convertido en todo un fenómeno gracias a los estupendos montajes de vídeo que Rockstar ha ido liberando.
    Y en este punto volvemos a donde empezábamos, con el juego en las tiendas y un usuario que no sabe si tirarse o no a la piscina después de la avalancha de títulos aparentemente buenos que se nos ha venido encima.

    La importancia de una buena historia

    Recuerdo que cuando era pequeño, tras ver una película que me marcase (principalmente alguna de acción o ciencia ficción), al llegar a mi habitación recopilaba todos los juguetes necesarios para poder recrear las escenas más impactantes sobre la alfombra. Una obra es buena cuando te incita a realizar ese tipo de cosas, pero lo es aún más cuando lo que sientes son unas ganas tremendas de conocer más sobre ella.
    Hemos llegado a un punto en el que, igual que ves Por un puñado de dólares y te entran ganas de montar tu kit del salvaje oeste de Playmobil, juegas a ‘Red Dead Redemption’ y te vuelves loco recopilando entre tu biblioteca cualquier obra que huela a pólvora y cowboys para devorarla. Señores políticos, si eso no es un buen favor a la cultura de cualquier país, paren el mundo que me bajo.
    Justo en este punto empezaba el primer reto de Rockstar. Superar los clichés establecidos y crear una obra que sorprenda. Debo reconocer que el trabajo ha sido notable, empezando por un guión magistral en el que cualquier conversación puede pasar de “matemos a ese tío“ a una conversación metafísica, pasando por una historia que consigue mantenerte enganchado con un ritmo frenético y por supuesto creando un personaje a la altura de las circunstancias. Un forajido venido a menos llamado John Marston que no tarda en conectar con el usuario gracias a un carisma olvidado últimamente en este sector.

    Leer la parte 2:)