Recordando: Elecciones 1995-2000 fraude Fujimorista

Publicado en 'Política' por elninja2007, 27 May 2011.





  1. elninja2007

    elninja2007 Miembro de bronce

    Registro:
    30 Jul 2008
    Mensajes:
    2,251
    Likes:
    1,275




    Anibal Quijano - Diario La República - Marzo 2000

    El actual proceso electoral es el más fraudulento e ilegítimo de todos los que hemos tenido en el Perú en los últimos cincuenta años y es una de las pruebas definitivas del carácter dictatorial del régimen fujimorista. Las principales evidencias son del dominio público:

    1. El denominado Congreso existe con apenas el 18% de los votos válidos. Es el resultado de una maniobra del fujimorismo que a través del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de 1995, una pieza de la dictadura entonces como ahora, anuló arbitrariamente y/o "perdió" en total más de 4 millones de los votos para congresistas, con el propósito de tener el dominio total del Congreso.

    Este es, en consecuencia, seguramente fraudulento y en todo caso ilegítimo, y sirve como instrumento de control político del fujimorismo sobre la población. Y es este Congreso el mismo que legalizó, contra la propia Constitución impuesta por la dictadura, la posibilidad de que Alberto Fujimori fuera candidato a ser reelecto para un tercer período consecutivo, por medio de una ley llamada de "interpretación auténtica". Y el mismo que destruyó el Tribunal Constitucional por sentenciar en uso pleno de sus facultades legales la inconstitucionalidad de esa infame ley.


    2. Por lo tanto, la candidatura de Alberto Fujimori a una segunda reelección consecutiva es ilegal, por su carácter anticonstitucional. El argumento que usan el fujimorismo y sus asociados, de que la controversia sobre la legalidad de esa candidatura fue resuelta por la decisión inapelable del JNE, el más alto tribunal electoral, es ridículo. El actual JNE, como el de 1995, está compuesto por gentes de trayectoria y de confesión fujimorista. Varios de ellos provienen del aparato judicial del país sometido a la dictadura fujimorista y a su SIN, como es de público consenso en el país, y ocupan los cargos decisivos.

    3. El proceso electoral de 1995 fue casi tan ilegal y fraudulento como el de ahora. Pero en ese momento no había aún resistencia colectiva y organizada contra la dictadura, y los rivales electorales del fujimorismo, aunque denunciaron los vicios legales, actuaron al final de manera timorata. Pero ahora el descontento es virtualmente universal y la resistencia se extiende en todos los sectores sociales, ya no sólo entre las víctimas, los trabajadores, sino inclusive entre los empresarios que hasta no hace mucho, aunque con críticas y nuevas exigencias, aún respaldaban al fujimorismo. La dictadura se ha visto forzada a recurrir a actos incluso más dolosos que los de 1995 para asegurar su imposición. Ahora ya no se trata solamente del uso ilegal de instituciones y recursos del Estado para organizar, controlar y financiar la campaña para la reelección de Fujimori y para obtener de nuevo el control del Congreso. Eso repite todo lo que la dictadura hizo ya durante la campaña de 1995, como fue documentado y denunciado en la prensa independiente. El uso masivo de recursos del Estado para organizar y financiar una prensa amarilla dedicada exclusivamente a la maledicencia procaz y a la calumnia contra los críticos del régimen y contra los demás canditados, así como el control de la Televisión de señal abierta para bloquear toda publicidad de los candidatos rivales, y las presiones y amenazas contra la prensa independiente, aunque ahora más cínicos y turbios, son también una reiteración de las viejas prácticas de la dictadura.

    4. Pero la masiva falsificación de un millón trescientas mil firmas, organizada por conocidos representantes y congresistas del fujimorismo y hecha nada menos que bajo la conducción de un funcionario de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), usando los nombres de votantes de elecciones anteriores y documentos de los archivos de esa institución, para inscribir el llamado Movimiento Independiente Perú 2000, base de la Alianza Perú 2000 cuyo candidato es Fujimori, es un acto fraudulento cuyas magnitud y grosería no tienen equivalente en la historia electoral del Perú del siglo XX. Las evidencias de tal acto, descubiertas y denunciadas por El Comercio y por el Defensor del Pueblo, son tan abrumadoras, así como el aumento del número de testigos personales que fueron llevados a trabajar en esa fábrica del fraude, que se ha suscitado todo un escándalo político internacional.

    5. La renuncia de los acusados inmediatos, el médico Chuan y el notario Medelius, a sus respectivas candidaturas al Congreso próximo, el retiro de su fraudulento Movimiento Perú 2000, de la en consecuencia fraudulenta Alianza Perú 2000, así como la destitución del responsable de la ONPE en Arequipa, no cambian la ilegalidad del proceso. El JNE y la ONPE fueron, precisamente, los organismos del sistema electoral que inscribieron, con desusada celeridad, al Movimiento y a la Alianza Perú 2000, a su candidato Alberto Fujimori y a sus candidatos al Congreso. La ONPE intentó incluso defender su participación en los hechos con algo muy burdo: sostuvo que todas las listas de candidatos fueron inscritas también con firmas fraudulentas! Esos organismos deben ser, por lo tanto, ellos mismos investigados y sancionados, en primer lugar. ¿Pero ante cuál autoridad? El Tribunal Constitucional fue destruido previamente y el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia están bajo directo y continuo control del fujimorismo, como es de público conocimiento y consenso. Y no se trata sólo, ni principalmente, de delitos penales, sino de delitos electorales.

    6. Los propagandistas del fujimorismo sostienen que nada de eso afecta la legalidad de la candidatura de Alberto Fujmori, porque según ellos él no necesitaba ese Movimiento Independiente Perú 2000 para ser candidato, puesto que sus aparatos políticos Cambio 90 y Nueva Mayoría ya estaban inscritos. Eso es, obviamente, un intento aún más cínico e irrespetuoso de manipulación de la opinión pública. En primer lugar, Alberto Fujimori no es legalmente el candidato de Nueva Mayoría o de Cambio 90, juntos o separados. Se inscribió como candidato de la Alianza Perú 2000, basada en el fraudulento Movimiento Independiente Perú 2000, que obviamente dio su nombre a la Alianza Perú 2000.

    Segundo, por consecuencia el retiro de éste implica, en términos legales necesariamente, la desintegración y el retiro de la Alianza Perú 2000, de su candidato presidencial Alberto Fujimori y de la totalidad de sus candidatos al Congreso. Sin embargo, el JNE no ha procedido, por obvias razones, en esa dirección. En este momento, la Alianza Perú 2000 y todos sus candidatos siguen ilegalmente inscritos y continúan en el proceso electoral.

    7. Por todas esas evidentes razones, el actual proceso electoral es radicalmente ilegal. Estamos en una situación realmente insólita y peligrosa: se ha demostrado una acumulación de delitos que no son sólo, ni principalmente, delitos penales.
    Sin embargo, se ha encargado al Ministerio Público y a una Fiscal con trayectoria sometida a la dictadura hacerse cargo del problema. Son delitos electorales, ante todo. Pero no existe autoridad idónea para juzgarlos y sancionarlos!

    8. A ese nuevo delito de la dictadura, se añade otro que en el futuro podría ser quizás inclusive más ominoso y peligroso para la indecisa democracia peruana.
    Por primera vez en el Perú, desde 1930, una dictadura ha comenzado a organizar ya no solamente delincuentes profesionales dirigidos por agentes del SIN, para aterrorizar a sus críticos y rivales, como ya venía haciéndolo desde 1992, sino a gentes pobres, manipuladas, forzadas o ilusionadas, con los mecanismos y la cubierta de un movimiento político, pero como una banda destinada a reprimir, aterrorizar y controlar a la población y a los críticos y rivales del régimen, como ya ocurre en diversos lugares del país contra los actos electorales contrarios a la candidatura de Fujimori. Su jefe inmediato, Absalón Vásquez, cabeza de la lista de candidatos fujimoristas al Congreso, no ha tardado en balbucear un discurso político "nacionalista" y "popular", precisamente en defensa del régimen más dañino a los intereses llamables nacionales y populares de todo el siglo XX, en la exacta medida en que sirve, casi exclusivamente, a los intereses del capital internacional y sobre todo a su fracción más predatoria, el capital financiero, al servicio de los cuales ha producido la mayor proporción de desempleados y de pobres y la más alta concentración de ingresos de toda nuestra historia republicana. El carácter de ese nuevo movimiento político del fujimorismo, de su discurso y de sus prácticas políticas tiene reconocible tendencia fascista. Tiene que ser contenido, ahora. Las nuevas y graves amenazas y presiones contra de la libertad de prensa, como en el caso de El Comercio, que se suman al control de la TV y de la mayor parte de los periódicos, son parte de esa tendencia.

    9. La prepotencia y la arbitrariedad de la dictadura han llegado a ser tan notorios y la ilegalidad de los actos electorales tan evidente, que todas las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), del Perú y del Mundo, sin excepción, no han podido dejar de reconocerlo. Gobiernos como el de EEUU y otros, antes listos a respaldar al fujimorismo, han hecho pública su preocupación por la ilegalidad del proceso electoral peruano. Y hasta los representantes de la OEA, núcleo de la alcahuetería política de los gobiernos de América con el fujimorismo, se han visto forzados, ante la presión de todo el mundo, a reconocer que este proceso está viciado de ilegalidad en su raíz y que sólo habrían dos opciones: o renuncian los candidatos y el proceso colapsa o se anula el proceso.

    fuente

    =========================================================
    Conociendo esto de la mafia fujimontesinista con el apoyo del gobierno saliente y los grupos de poder ecónomico y otros que les gusta regresar a esas terribles epocas, hay que tener mucho cuidado en estas elecciones, no cabe la menos duda que vuelvan hacer lo del 2000.
     


  2. tomtom

    tomtom Suspendido

    Registro:
    10 Mar 2011
    Mensajes:
    4,878
    Likes:
    3,703
    humalistas...

    activado modo paranoico al 80 por ciento y creciendo...
     
  3. solitario07777

    solitario07777 Miembro de oro

    Registro:
    24 Set 2010
    Mensajes:
    5,475
    Likes:
    2,728
    Fue ilegitima tal ves por el cambio de constitucion.

    Pero que digas fraude o te dejes llevar por la prensa extranjera no creo otra era la realidad en esa epoca no votaba pero ya tenia edad de recordar dudo que aya habido fraude porque el 95 a Fujimori todos lo querian ya que habia mermado bastante al terrorismo, ojo vivia en Huancayo donde era zona bien movida y por el trabajo de mi madre iba a diferentes lugares y la mayoria de pueblos querian al chino como le decian.

    Ahora era igual en otros lugares Ayacucho viaje tambien por ese lugar la gente ya podia salir un poco mas tranquila, lo mismo en Trujillo y Tumbes donde estuvo mi hermana y ella si votaba.

    Otro es el asunto debias poner fraude en las elecciones del 2000 hay si te acepto ese titulo pero el 95 no necesitaba hacer fraude el chino la gran mayoria votaba por el saludos.
     
  4. rosero2

    rosero2 Suspendido

    Registro:
    6 Jun 2011
    Mensajes:
    849
    Likes:
    850
    Esta es otra perla que losfujifanaticos no quieren decir
     
  5. TheAvenger

    TheAvenger Miembro de bronce

    Registro:
    11 Nov 2011
    Mensajes:
    1,485
    Likes:
    1,530
    En esos tiempos corria mas billete, si no que te cuenten los dueños de los canales de TV, y cualquier cosa era posible hasta un fraude como lo menciona el tema, no podemos esperar menos de la lacra fujimorista
     
  6. 1978gustavo

    1978gustavo Miembro de honor

    Registro:
    24 Jul 2011
    Mensajes:
    25,764
    Likes:
    33,021
    pero de que le robaron a perez de cuellar,eso es claro como agua de manantial.recuerdo bien que hubo algunas radios que recibieron llamadas de provincias,que denunciaron que no les permitian entrar a votar,porque les decina que ya no habian anforas o ya se cerro el tiempo para votar y demas cuentos a favor de que kenja gane.
    otras denuncias graves fueron las falscificaiones de firmas,los votos hechos con personas fallecidas,las quemas de anforas,etc.

    en fin,el fraude fue mayusculo.