Promesas siguen pendientes

Publicado en 'Política' por Linuxis, 27 Jul 2008.





  1. Linuxis

    Linuxis Miembro maestro

    Registro:
    6 Nov 2007
    Mensajes:
    850
    Likes:
    23




    Promesas siguen pendientes[​IMG][​IMG][​IMG]Los ofrecimientos que esperan

    - Se incrementará en 0.25% el presupuesto anual de Educación.

    - El objetivo fundamental del gobierno será la lucha contra la pobreza.

    - Se promoverá un Pacto Social para lograr empleo decente y derechos a la seguridad social y jubilación.

    - Se creará el Centro Estratégico de Planeamiento (Ceplan).

    - Foncodes transferirá a los gobiernos locales sus proyectos de infraestructura.

    - Las acciones de las empresas de distribución regional de electricidad se entregarán a las regiones.
    [​IMG][​IMG]A pesar de las cifras macroeconómicas, la estabilidad y la calificación del grado de inversión en BBB-, en dos años de gobierno del presidente García no se siente que el Perú avanza para todos, y esto está causando, entre otras cosas, un descontento que el Mandatario, según sus críticos, quiere frenar con decretos represivos. Según la encuesta de Ipsos Apoyo y Mercado, la desaprobación presidencial llegó este mes a 70%.

    Tras asumir la presidencia de la República por segunda vez, el presidente García lanzó un discurso para la platea, con promesas de cambio. Dos años de gobierno demostrarían que no variaría del programa aplicado por Alberto Fujimori y mantenido por el ex presidente Toledo. “Fujimorismo sin Fujimori”, han dicho los analistas. Pero en su mensaje inaugural del 28 de julio del 2006, cuestionaba que, a pesar que el Producto Bruto Interno (PBI) había crecido más del 25% durante el gobierno de Toledo, la pobreza apenas se había reducido en 2%.

    García, en su discurso inaugural, se fijó la meta de lograr que, en los próximos 10 años, el Perú vuelva a ser un país líder en Sudamérica, igualando y superando el desarrollo económico y social de nuestros vecinos.

    El primero de sus objetivos, según anunció el Presidente, sería la reconstrucción del Estado y del sistema político, a través del shock de inversiones, la austeridad, la descentralización, la simplificación administrativa y la moralización. A dos años de aquel discurso, la realidad ha demostrado que esos logros están lejanos.

    Su segundo objetivo era crear empleo a través de la inversión y hoy el número de nuevos empleos es incierto y los trabajadores protestan contra la baja calidad de esos empleos, la falta de estabilidad laboral, las horas excesivas de trabajo y los magros salarios. Tampoco se han cumplido las promesas de duplicar el capital del Banco Agrario, aumentar el ingreso de los campesinos en las zonas más pobres y crear 300 mil empleos con el proyecto Sierra Exportadora.

    El tercer objetivo era restablecer los derechos laborales y sociales, “que debemos rescatar para tener una sociedad moderna y justa”, dijo García.

    García diría también que “todo aquello que pueda ser hecho por los gobiernos municipales y los regionales será descentralizado de inmediato”. Y hoy los hospitales siguen desabastecidos, las comisarías no tienen gasolina para los patrulleros y nadie controla a los buses de la muerte.

    Otro anuncio que quedó en el camino fue el de la lucha contra la corrupción. A pocas semanas de cumplir dos años de gobierno, la zarina anticorrupción Carolina Lizárraga presentó su renuncia, por ejemplo.

    Ni hablar del “aporte extraordinario” de las compa-ñías mineras, que reemplazó a su propuesta de un impuesto a las sobreganancias. Hasta el momento esos aportes no pasan de los 200 millones de soles y se ejecutan sin ningún control por parte del Estado.

    En tanto, los puneños siguen recordando su promesa sobre la Zona Franca, Industrial, Turística y Comercial de Puno. Del famoso “shock de inversión en infraestructura”, que incluía obras de agua potable, electrificación rural, carreteras, caminos vecinales, infraestructura educativa y hospitalaria, pequeñas irrigaciones y canales, con “un monto aproximado de 5 mil millones de soles”, no se conoce mucho.

    De la Ley de Libre Desafiliación de las AFPs, hay que decir que sigue siendo una “Ley del embudo”, pues miles de pensionistas siguen esperando que les otorguen ese derecho.

    Mario Huamán
    Secretario General CGTP

    “Cholos baratos”
    “Se ha hecho poco por mejorar los ingresos de los trabajadores. Según el último informe de la Organización Internacional del Trabajo, nuestro país tiene las peores remuneraciones de América Latina. El crecimiento sobre la base de una economía primaria y de subordinación a las transnacionales, ha provocado la instalación de la política del “cholo barato” y sin derechos; esto no es sostenible, por el contrario, destruye nuestro mercado interno”.