Posible ubicación de 4 momias Inka

Publicado en 'Historia y Cultura Peruana' por INKARRICAMAC, 14 Oct 2010.





  1. INKARRICAMAC

    INKARRICAMAC Miembro de bronce

    Registro:
    30 Ago 2009
    Mensajes:
    1,550
    Likes:
    2,791




    Posible ubicacion de las momias de Viracocha Inka, Pachacutec, Tupac Inka Yupanqui y Huayna Capac (ademas de sus coyas respectivas, las demas momias fueron destruidas por los españoles en Coricancha, y solo quedarian despojos quemados e inrreconocibles)

    Varias momias de la realeza incaica, entre ellas la de Pachacútec, estarían en el antiguo Hospital San Andrés de Lima. Un grupo de científicos iniciará la búsqueda.


    [​IMG]
    [​IMG][​IMG][​IMG][​IMG]


    [​IMG]
    EN 1590, el cura jesuita José de Acosta, luego de una asombrosa incursión al Hospital San Andrés (cuadra 8 del Jirón Huallaga) y seguramente aún impresionado por el hallazgo, escribió:

    Estaba el cuerpo tan entero y bien aderezado con cierto betún, que aparecía vivo. Los ojos tenía hechos de una telilla de oro tan bien puestos, que no le hacían falta los naturales; y tenía en la cabeza una pedrada que le dieron en cierta guerra. Estaba cano y no le faltaba cabello, como si muriera aquel mismo día, habiendo más de sesenta u ochenta años que había muerto. Ese cuerpo, con otros de Ingas, envió el dicho Polo a la ciudad de Lima, por mandado del Virrey Marqués de Cañete, que para desarraigar la idolatría del Cuzco, fue muy necesario; y en el hospital de San Andrés, han visto muchos españoles este cuerpo, con los demás aunque ya están maltratados y gastados.

    [​IMG]

    Al escribir esta crónica, el cura Acosta se refería a Pachacútec y no estaba sino confirmando lo ya dicho por Inka Garcilaso de la Vega en sus Comentarios Reales, libro Quinto. Excepto que, Acosta vio a los incas en Lima, en San Andrés y Garcilaso, como él mismo lo afirma, en el Cusco, pero veinte años antes y gracias al corregidor Polo de Ondegardo, quien se lo permitió:
    Y así lo mostraba su cuerpo cuando yo loví en el Cusco al principio del de 1560, que habiendo de venirme a España, fui a la posada del licenciado Polo de Ondegardo... En el aposento hallé, cinco cuerpos de los reyes Incas: tres de varón y dos de mujer.


    Uno de ellos decían los indios que era este Inca Huiracocha. Mostraba bien larga su edad: tenía la cabeza blanca como la nieve.

    El segundo decían que era el gran Tupac Inca Yupanqui, que fue bisnieto de Huiracocha Inca.

    El tercero Huaina Capac, hijo de Túpac Inca Yupanqui y tataranieto del Inca Huiracocha.


    Los dos últimos no mostraban haber vivido tanto, que aunque tenían canas eran menos que las de Huiracocha. Una de las mujeres era la reina Mama Runtu, mujer de este Inca Huiracocha, otra era la Coya Mama Ocllo, madre de Huayna Capac. Y es verosímil que los indios los tuvieran juntos después de muertos, marido y mujer, como vivieron en vida.

    El historiador Teodoro Hampe quien desde hace algún tiempo viene dando conferencias y escribiendo artículos sobre el tema, tanto en el Cusco como en Lima e interesando a varias personas en el mismo (a Eliane Karp, por ejemplo)- junto con otros científicos, está a punto de realizar un proyecto que, en determinadas épocas también ha interesado a otros. El de recuperar el antiguo Hospital San Andrés y buscar allí, las momias de los incas. Bueno, pues Teodoro Hampe nos cuenta la historia.

    [​IMG]

    Garcilaso vio las momias de los incas en el Cusco.

    Ocurre que hacia 1560, siendo corregidor del Cusco el licenciado Polo de Ondegardo, se supo que los cuerpos embalsamados de los Incas se conservaban y que sus descendientes, que formaban las panacas, los reverenciaban clandestinamente. "Entonces -sostiene Hampe- el cuerpo era objeto de culto y las momias, llamadas en quechua malquis, se veneraban". Al enterarse de esto, al Virrey Andrés Hurtado de Mendoza (Marqués de Cañete) casi le da un ataque y ordenó, inmediatamente, encontrar esas momias.

    "Se pensaba -continúa- que eran un peligro para el mantenimiento del sistema colonial pues significaban el Tahuantinsuyo latente".

    El hecho es que, con sorprendente éxito, Ondegardo encontró rápidamente las momias u otros restos de cada uno de los doce incas que habían reinado en el Cusco antes del arribo de los españoles. "Junto con cada una de ellas -explica el historiador- recuperó artículos específicos asociados con su reinado y halló los restos momificados de varias coyas".

    "Aunque hay cierta confusión en las crónicas -añade Hampe- de los doce incas de la genealogía tradicional se considera que Polo de Ondegardo, hombre clave, recogió la mayoría de ellos. Envió, además, cinco o seis de esos cuerpos a Lima: los mejor conservados, los más recientes, los más reverenciados. Con seguridad se sabe que fueron: Viracocha, Pachacútec, Túpac Inca Yupanqui y Huayna Cápac, amén de las mujeres de las que habla Garcilaso".

    "Garcilaso -cuenta Hampe- pudo besar los dedos de su abuelo, Túpac Inca Yupanqui y ése fue uno de los momentos más emocionantes de su existencia".

    Ya en España y pasado mucho tiempo Garcilaso se lamenta no haberle prestado mayor atención a la escena que, gracias a Ondegardo, pudo ver. De otro lado, Acosta también relata que la momia de Pachacútec, estaba acompañada del ídolo de los chancas, el pueblo vencido de Andahuaylas, hazaña que dio pie al engrandecimiento del Imperio.

    La prueba de ADN permitiría identificar a las momias con las panacas incas aún existentes.

    Según Teodoro Hampe, en 1638, Antonio de la Calancha confirma que las famosas momias fueron enviadas por Polo de Ondegardo a San Andrés (de los tres hospitales que había en Lima, éste era el destinado a los "blancos"): los cuerpos envió el Licenciado Polo a Lima en tiempo del primer Marqués de Cañete, y están en un corral del Hospital San Andrés. "Después de Calancha no hay ningún testimonio ocular de las momias y se cree que fueron enterradas en algún lugar dentro del hospital", afirma Hampe.

    Y continúa: "En 1876, Teodorico Olaechea y José Toribio Polo, abrieron una gran cripta en el hospital en busca de las momias, pero no encontraron ninguna huella de ellas. En 1937, José de la Riva Agüero efectuó excavaciones limitadas dentro del hospital, pero tampoco halló nada". Hampe cree que Riva Agüero equivocó el sitio de búsqueda.

    [​IMG]
    Cabe destacar que San Andrés es un lugar importante para la arqueología peruana. Desde la década del 2000 se han realizado diversos proyectos arqueológicos que tienen como principal objetivo hallar las momias incas...
    http://www.generaccion.com/usuarios...-san-andres-parte-nuestro-patrimonio-nacional

    La novedad en esta oportunidad tiene un nombre: Radar Penetrante del Suelo. Herramienta que prepara planos de la ubicación de objetos debajo de la superficie. El equipo de científicos ya cuenta con el permiso correspondiente (del INC) para probar esta tecnología (que no es destructiva) en las habitaciones y patios de San Andrés, con la esperanza de definir posibles zonas en donde las momias reales estarían enterradas. "Si las encontramos muy deterioradas podremos hacer la prueba del ADN pues todavía existen las panacas de estos incas". No se trata, de acuerdo a Hampe, de ponerle la mascaipacha a la primera momia que se encuentre.

    [​IMG]
    En el techo del viejo Hospital San Andrés, sobre el posible lugar del entierro, el historiador Teodoro Hampe. La edificación se convertirá en el museo Túpac Amaru.
    A este paso, puede que dentro de poco, el verdadero Pachacútec le quite protagonismo al que pretende serlo.

    Fuente: http://www.caretas.com.pe/2001/1679/articulos/inca.phtml

    Segun yo, de hallarse estas momias Inkas, le quitarian protagonismo al mismisimo Señor de Sipan, La señora de Kao, entre otras momias famosas del antiguo Perú.
     
    Última edición: 14 Oct 2010
    A rock23 y GiulioRudolph les gustó este mensaje.