¿Porqué el Marxismo odia la religión?

Publicado en 'Filosofía' por elroña, 19 Nov 2012.





  1. Alexyevich

    Alexyevich Miembro de oro

    Registro:
    10 Mar 2011
    Mensajes:
    5,698
    Likes:
    3,260




    "No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo".

    Y lo mencionaron al inicio del hilo. No fui yo.
     
  2. olivercap

    olivercap Suspendido

    Registro:
    10 Abr 2012
    Mensajes:
    2,471
    Likes:
    1,031
    " Los medios de producción" son un concepto absoluta, total, completamente, desconocidos al nacer el cristianismo.

    Sea que sea quien lo haya colocado se ve que no entiende nada.
     
  3. OrtoGrafia

    OrtoGrafia Suspendido

    Registro:
    15 Nov 2012
    Mensajes:
    186
    Likes:
    68
    No la odia, simplemente no existe para ella
     
  4. cajacho

    cajacho Miembro de oro

    Registro:
    14 Nov 2010
    Mensajes:
    8,353
    Likes:
    8,361
    Es curioso como los capitalistas cristianos detesten el socialismo/comunismo, cuando, si es que van al supuesto cielo juedocristiano, tendran que rendirle culto a su dios, mismos coreanos del norte con sus lideres y de hecho si no te gusta, dios te mandara al infierno mismo dictador.
     
  5. Osama

    Osama Miembro maestro

    Registro:
    3 Mar 2012
    Mensajes:
    788
    Likes:
    185
    Ahh, si hablamos de la iglesia católica en particular, entonces creo que no tengo nada que rebatir.
    Lo único que propone la rebelión y eventualmente la destrucción del status quo es el anarquismo. Asi, aún en un gobierno marxista se deberá obedecer a un líder (cabeza del gobierno) que, lo mas probable es que sea un corrupto.
    Ok. no creo que un buey o la esposa de uno, sean medios de producción.
    No es el tema la religión, pero tu opinión se deberá respetar, supongo.
    Lo de reaccionaria, la religión, no se a que te refieres. El mismo termino religión se presta a muchas interpretaciones.
     
  6. Alexyevich

    Alexyevich Miembro de oro

    Registro:
    10 Mar 2011
    Mensajes:
    5,698
    Likes:
    3,260
    El anarquismo es utópico porque porque para sus seguidores ellos viven en una burbuja y no se dan cuenta que son parte del mundo, por ende, los proyectos anarquistas no pasaron jamás de la teoría o a lo mucho duraron poquísimo durante momentos muy particulares (como en la Guerra Civil Española).

    Sobre el culto a la personalidad, ese asunto ha sido denunciado en infinidad de ocasiones por los no alineados a Moscú (los no pro soviéticos).

    En realidad, son componentes de un medio de producción. Sin animales no funciona una granja, y sin trabajadores (fuerza de producción) no se produce nada.
     
  7. JK154

    JK154 Suspendido

    Registro:
    17 May 2012
    Mensajes:
    10,878
    Likes:
    5,055
    Basicamente por eso:hi:
     
  8. carlomarcelo6

    carlomarcelo6 Suspendido

    Registro:
    13 Feb 2012
    Mensajes:
    3,758
    Likes:
    3,158
    El que escribió el post dice otra cosa.
     
  9. comet

    comet Miembro de bronce

    Registro:
    11 Abr 2012
    Mensajes:
    1,400
    Likes:
    410
    Se le debe de considerar a un Ateo Un Marxista ?
     
  10. Necromancer

    Necromancer Miembro de plata

    Registro:
    26 Nov 2011
    Mensajes:
    3,456
    Likes:
    2,457
    Marx plantea que la religion es un instrumento de dominacion y alienacion .
    Bajo la perspectiva marxista se entiende a la iglesia (entiendase como institucion encargada de 'administrar' la religion ) junto al estado como los defensores de la propiedad privada y por ende de la diferenciacion social.
    El estrangulamiento de la religion idealista es concebido como un medio para lograr un fin (la abolicion de la propiedad privada).
    Si el marxismo ha devenido en una religion de indole materialista es un asunto aparte.
    Marx no concibio a su doctrinca como un dogma sino como un instrumento ideologico de lucha.
     
    Última edición: 23 Nov 2012
  11. Hexakosioi

    Hexakosioi Miembro nuevo

    Registro:
    26 Oct 2012
    Mensajes:
    15
    Likes:
    2
    Porque odia la competencia :B
     
    A rodrigoalar y elroña les gustó este mensaje.
  12. elroña

    elroña Miembro de bronce

    Registro:
    8 Ene 2012
    Mensajes:
    1,264
    Likes:
    656
    --------------

    Bueno, lo que Marx tenía en la cabeza ni tú ni yo lo podemos saber a ciencia cierta.

    Si se opone por lo que ha representado o por lo que ha afectado a la humanidad , pues sólo lo hará desde su perspectiva, es decir, desde su interpretación que es distinta a la de muchos millones de personas a lo largo de la historia.

    Ahora bien, lo que es claro es que no son conciliables Biblia y Revolución, así que tengo que elegir si tengo vocación de adoctrinar a los demás.

    ¿Y dónde he escrito yo que DIOS PROTEGE LA PROPIEDAS PRIVADA DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN? En ningún sitio ¿verdad?

    Yo, generalmente no utilizo la expresión medios de producción, ni materialismo, ni alienación ni ninguna de las tres o cuatro palabras con que tú resuelves todos los temas. Yo no creo en palabras mágicas y hace décadas que olvidé los catecismos, así que suelo hablar con mis propias palabras. Algún día quizá tú también aprendas.

    Amigo si hay algo alienador, reaccionario y cavernícola en la sociedad del siglo XXI es precisamente el marxismo y la mejor prueba es ver como habláis todos igual y os manejáis con cuatro palabras y tres ideas.

    ¿Hay algo más retrógrado, más viejo, mas reaccionario que la destrucción, la rapiña, el homicidio, la revolución? ¿Algo más viejo que la muy marxista actividad de llenar el mundo de cadáveres?

    ¿Y algo más cavernícola que proponer la vuelta a la organización social primitiva? ¿Habrá caverna para todos o sólo para los del partido?

    Si alguna vez hubo algo revolucionario en este mundo fué la religión ¿o te parece poco revolucionario lo de la resurrección de los muertos o lo de la vida eterna?

    Amigo, dificilmente puedo ser fanático religioso siendo agnóstico, así que guarda tu catequesis para otro

    No amigo, la religión ha recorrido de arriba abajo las sociedades y la historia y tan vívidamente la ha vivido el rey, como el clérigo, el filósofo o el soldado. Si ha sido instrumento de dominación es precisamente porque siempre fue valiosa para el hombre, no por lo contrario, nada que el hombre no aprecie, lo domina, a no ser la espada.

    El atolondramiento es la cualidad del hombre atolondrado, no la del hombre religioso.

    Los hombres que se han enfrentado a la muerte con sólo una cruz en la mano son infinitamente más valientes que los que lo hicieron con una metralleta. Ese es el problema de los tiranos con la religión, que el temor de Dios puede erosionar y terminar con el temor a la tiranía.

    Fuera de la Teología de la Liberación han habido cientos 0 miles de religiosos, clérigos y laicos, mayoritariamente católicos masacrados por los tiranos de América Latina, en el Salvador, Guatemala, el Perú..., por la causa de los oprimidos, sin empuñar un arma ni manchar sus manos de sangre. También en muchas otras partes del mundo. Quien quiere conocer a esta gente sólo tiene que googlear un poco.
     
    Última edición: 1 Dic 2012
  13. Kyrie

    Kyrie Miembro de oro

    Registro:
    22 Jun 2011
    Mensajes:
    6,112
    Likes:
    3,320
    Es al reves, el materialismo y la ciencia destruye toda religion e idealismo.

    Mira que hay que ser bastante ingenuo para decir que la religion destruye a la ciencia, en realidad seria la ignorancia, pero eso se cura facilmente estimado roña.

    Todo es efectivamente materia, y solo la materia (o antimateria) puede causar efecto sobre otra materia. Lo inmaterial no causa efecto sobre la materia. Que exista o no, es irrevelevante porque no tiene efecto sobre la realidad material.

    En tanto materia es todo aquello que ocupa un lugar en el espacio y por eso no se transpone, sino que colisiona. En tanto colisiona causa un efecto.

    No, la propiedad privada no es mas que el comportamiento de los hombres respecto a la materia externa a estos (osea los objetos). La propiedad privada, como comportamiento humano se debe a las condiciones de escasez respecto a las necesidades de la sociedad. Abolir la propiedad privada implica crear abundancia.

    Las sociedades no se someten a las politicas, a las leyes o a las imputaciones. Se someten a las condiciones materiales. En tanto las condiciones materiales respalden las politicas, las leyes y las imputaciones las sociedades si aceptaran las imputaciones, pero solo porque las condiciones materiales que respaldan a la imputación estan ahi. Digo sociedad, porque efectivamente hay individuos que obedecen a imputaciones sin importar las condiciones materiales, y eso es causa de la alienacion que no es otra que una enfermedad en el hombre que le puede matar como enfermedad que es. Y como enfermedad, hay individuos que desarollan defensas contra esta. Y es que la historia de la vida ha sido la historia de la evolucion, de la adaptacion o superacion.

    Marx no propone violencia o robo (expropiacion o recuperacion de los medios de produccion). Ese es la forma en la que avanza la historia.

    "La hisotira de las sociedades hasta hoy ha sido la historia de lucha de clases", K. Marx

    Y mira que marx era un erudito en historia. Marx jugo el papel que tenia que jugar en la historia.
     
    Última edición: 1 Dic 2012
    A carlomarcelo6 le gustó este mensaje.
  14. Encías

    Encías Suspendido

    Registro:
    27 May 2012
    Mensajes:
    1,671
    Likes:
    1,515
    Ya lo han dicho varias veces acá. La cosa es bastante sencilla; la religión adormece al pueblo y los sume en una suerte de sueño de opio; desde los hindúes, que tienen clases sociales de nacimiento, hasta los cristianos que consienten el abuso por una recompensa en el más allá.

    De ahí también la idea del superhombre de Zaratustra. La religión se percibe como una tara que impide al hombre explotar sin prejuicios sus capacidades.

    Marx ve en la religión un obstáculo para el desarrollo humano. El pensamiento religioso enquistado en el hombre lo limita y condiciona sus accionar práctico a mandamientos metafísicos.

    Igual, Comte y luego Durkheim reconocieron cierto valor a la religión como medio de cohesión social. Así que si bien, por un lado, el dogma religioso puede mantener al pueblo adormecido, por otro lado, un pueblo sin religión corre el riesgo de desarticularse.
     
    A carlomarcelo6 le gustó este mensaje.
  15. Alexyevich

    Alexyevich Miembro de oro

    Registro:
    10 Mar 2011
    Mensajes:
    5,698
    Likes:
    3,260
    Es paradójico, pero yo mismo te citaré:

    Que tú no comprendas lo que afirma el materialismo dialéctico, el marxismo; no es problema mío ni del resto de marxistas. El marxismo no es otra cosa que una herramienta para analizar el mundo objetivamente desde su estructura o fondo, hasta su superestructura o forma.

    Las revoluciones existen desde los tiempos antiguos, que es en lo único que aciertas. Todo lo demás es invento tuyo.

    ¿Y algo más cavernícola que proponer la vuelta a la organización social primitiva? ¿Habrá caverna para todos o sólo para los del partido?

    Ese es el problema de ser agnóstico. No toma partido por ninguna de las dos posturas filosóficas del mundo (idealismo y materialismo), pero termina sirviendo a los intereses de los elitistas y grupos de poder de turno. El agnóstico es un materialista vergonzante, ya que niega la capacidad de la ciencia de conocer el origen del mundo aunque sí de conocer sus leyes.

    Al respecto, Federico Engels criticó duramente a la posición comodina del agnosticismo:


    "¿Qué es el agnosticismo sino un materialismo vergonzante? La concepción agnóstica de la naturaleza es enteramente materialista. Todo el mundo natural está regido por leyes y excluye en absoluto toda influencia exterior. Pero nosotros, añade cautamente el agnóstico, no estamos en condiciones de poder probar o refutar la existencia de un ser supremo fuera del mundo por nosotros conocido."

    "Nuestro agnóstico reconoce también que todos nuestros conocimientos descansan en las comunicaciones que recibimos por medio de nuestros sentidos. Pero ¿cómo sabemos —añade— si nuestros sentidos nos transmiten realmente una imagen exacta de los objetos que percibimos a través de ellos? Y a continuación nos dice que cuando habla de las cosas o de sus propiedades, no se refiere, en realidad, a estas cosas ni a sus propiedades, acerca de las cuales no puede saber nada de cierto, sino solamente a impresiones que dejan en sus sentidos."
     
  16. carlomarcelo6

    carlomarcelo6 Suspendido

    Registro:
    13 Feb 2012
    Mensajes:
    3,758
    Likes:
    3,158
    Pues llegas al mismo punto que nadie sabe lo que piensa el otro.

    Pero en este caso si se ve, a través de sus acciones. Marx estuvo en contra de la religión por como afectó a la humanidad, poco o nada le importa lo que hay dentro de ella. Si hay buenas enseñanzas o no. La religión se usó para manipular masas desde el inicio de la humanidad.

    Marx lo sabía y se opuso al encadenamiento de masas que tanto clasismo había creado.
     
  17. elroña

    elroña Miembro de bronce

    Registro:
    8 Ene 2012
    Mensajes:
    1,264
    Likes:
    656

    Ok. Pero ese es el punto de vista de Marx, de otros filósofos y modernamente de muchos científicos, pero no deja de ser una creencia. En realidad no puede afirmarse categóricamente que la materia se organice para “producir” la idea –lo cual ya daría mucho que pensar-, o que se organice por puro azar, y por tanto toda manifestación cultural y humana serían fruto del azar -lo cual dejaría al marxismo y a cualquier otro pensamiento, sea filosófico o religioso al mismo nivel categorial desde un punto de vista del acontecer universal-, o que la organización que “sufre” la materia sea “necesaria “ para “recibir” la Idea. De hecho podemos describir la materia, descomponerla hasta cierto punto, etc. pero no sabemos “qué son” las fuerzas que residen dentro de la materia, aunque hayamos encontrado formas de utilizarlas.

    De hecho ningún “sistema” filosófico es tal sistema, toda filosofía se encuentra antes o después con su propia contradicción y con su propio límite. Cuando alguien convierte un término que “define” o explica una posición filosófica en peyorativo, como hace Marx con el término Idealismo, está perpetrando un acto de autoritarismo intelectual, es decir un acto en extremo vanidoso. Cuando inocula una idea de este tipo como virus en una “doctrina” política, está produciendo una “vacuna” contra la filosofía, es decir, la libre y necesaria reflexión sobre el mundo. Cuando uno ya se convirtió en autoritario, se siente “autorizado” –por sí mismo, claro-, para llamar a la destrucción y el desprestigio de todo lo que se oponga a su propia interpretación de la realidad.

    Efectivamente, las jerarquías son transitorias pero inherentes a toda organización. De hecho organización y jerarquía son sinónimos en muchos sentidos. Toda sociedad humana es jerárquica, no por ser religiosa sino por el mero hecho de ser. Si vamos a un nivel más filosófico, podemos decir que todo el Universo, allá donde es mínimamente organizado, es jerárquico y hasta la forma más simétrica, la esfera, representaría una jerarquía donde el centro sostendría todos sus puntos. Sólo un Universo infinito y congelado, reducido a su mínima actividad o a la quietud total, dejaría de ser jerárquico.

    Por tanto sólo cabe sustituir unas jerarquías por otras. La religión ocupa un alto puesto en la jerarquía de las ideas y de las formas orgánicas y significativas de que la humanidad a dotado a sus sociedades históricas. Si alguien llega con una idea del mismo rango o inferior y quiere ocupar un alto nivel en esa jerarquía de las ideas, sólo tiene la opción de desplazar a las que ocupan el lugar que desea por la fuerza. Es el caso del marxismo.

    La ciencia, al ser una “ideología” con valor en sí misma no ha precisado ni precisa de la violencia para ir ascendiendo en la jerarquía de los valores sociales, el marxismo sí, porque es acientífico y representa una idea de menor valor que el que desea desplazar.
    Así es, cualquier sistema establecido se resiste a su desplazamiento por otro. Eso nadie lo discute. Tampoco se discute sobre justicia social, algo que “todos” buscamos y queremos, lo que sucede es que los problemas de los hombres derivan de su naturaleza bipolar, de la necesidad de conciliar su individualidad con su sociabilidad –es una opinión-. De las formas en que se resuelve este conflicto nacen, como exégesis justificativas y también apologéticas los sistemas filosóficos, políticos y hasta religiosos.

    El dominio de unos hombres sobre otros, de unos grupos sobre otros y sobre las cosas, ha sido una “necesidad” histórica, que con harta frecuencia ha desembocado en injusticia para la gran mayoría. Racionalizar, “humanizar” esas relaciones –que siempre serán jerárquicas- es tarea de todos los humanos de buena voluntad.

    El marxismo ha demostrado hasta la saciedad ser una herramienta inválida para esta tarea, al menos en su versión política –no hay nada más ineficaz, más inhumano y con una prédica más injusta que un partido comunista –lo que no quiere decir que todos sus miembros participen de estas “cualidades”-, simplemente, en mi modesta opinión, están equivocados-. El marxismo político es un idealismo alienante, el “opio” que Marx decidió darle al pueblo porque no le gustaba la religión, simplemente soñó con hacerse con el negocio. Los resultados ya les conocemos.

    El materialismo dialéctico lo único que permite predecir es que las sociedades humanas seguirán cambiando y desembocando en otras diferentes, ni siquiera es necesario que sean más justas o más perfectas, sólo cabe decir que serán diferentes, más evolucionadas o, incluso, involutivas, eso nadie lo sabe porque pertenece al futuro.

    Cuando Marx dice cómo será la sociedad del futuro o cómo se resolverá el conflicto social, tira todo el materialismo dialéctico a la basura para introducirse en el mundo de las mancias, es decir, de las artes adivinatorias.

    Las historias que cuenta la Biblia son historias políticas, de reinos, de conquistas, etc. La religión es otra cosa, aunque con harta frecuencia ambos planos se hayan confundido o apoyado uno en otro. Eso sucede hasta hoy, por desgracia. Pero cuando el hombre obra para dominar, está obrando como político, no como religioso, así vista una sotana; cuando obra para “salvarse”, está obrando como religioso, no como político, aunque fuese presidente de una república.

    Sólo tres personas, todas ellas de apariencia escuálida y desvalida, sin levantar mucho la voz y sin empuñar nunca un arma, han erosionado hasta hacerlo prácticamente desaparecer el sistema de castas de la India. Estas tres personas son Ghandi, Teresa de Calcuta y Vicente Ferrer. Estas tres personas, se apoyaban en ideales religiosos, nunca hirieron a nadie y cada uno de ellos, por sí solo, le ha dado más a la humanidad y a millones de personas que cualquier partido comunista del mundo, más que muchos gobiernos de la tierra. Vicente Ferrer, recientemente fallecido en 2009 y a quien cualquiera puede conocer y escuchar en multitud de vídeos, entrevistas y programas albergados en la red, es el ejemplo más contemporáneo de lo que la actitud de un solo hombre puede lograr, partiendo de la nada –bueno, en este caso, partiendo del mensaje de Cristo-.

    Convéncete, a Marx no le gustaba aquello de “No codiciarás los bienes ajenos”, tampoco le hacía mucha gracia aquello de “No matarás”.

    Un gusto debatir con una persona inteligente y comedida en su forma de dirigirse a los demás.

    Saludos.
     
  18. Alexyevich

    Alexyevich Miembro de oro

    Registro:
    10 Mar 2011
    Mensajes:
    5,698
    Likes:
    3,260
    Ya que por ahí mencionaron al pacifista Gandhi, no está de más recordar un poco algunas cosas de este personaje:

    "Gandhi al servicio del imperio"

    texto de Pascual Serrano en el que se hace reseña de un libro de Domenico Losurdo***

    publicado en Le Monde Diplomatique - tomado de Rebelion.org el 20 de diciembre de 2011


    Después de regenerar la figura de Stalin (Stalin. Historia y crítica de una leyenda negra, El Viejo Topo), el filósofo italiano Domenico Losurdo vuelve a sacudir con su irreverencia impecablemente documentada y argumentada los patrones históricos preestablecidos, ahora desmitificando la figura de Gandhi. Para comenzar deja en evidencia ese manido recurso de quienes dicen estar en contra de todo tipo de violencia, Losurdo comparte una tesis ya defendida por Alfonso Sastre según la cual si renegamos de la violencia de todo Estado es que negamos el Estado y si denunciamos la violencia de todos los movimientos y organizaciones no estatales estamos solo condenando al más débil. Su objetivo con este libro será “mostrar los dilemas, 'traiciones' decepciones y auténticas tragedias con que ha tropezado el movimiento inspirado en el ideal de la no violencia”. Así, Losurdo desmonta el mito pacifista de Gandhi y repasa el compromiso del apóstol indio en el reclutamiento de ciudadanos de su país para el ejército británico en la Primera Guerra Mundial, incluso su iniciativa de unirse a los británicos en sus acciones armadas para sofocar los levantamientos de las colonias zulús en África, lo que muestra que no era tan pacífico ni tan rebelde contra la metrópoli. Ya desde su presencia en Sudáfrica, el objetivo de Gandhi era incorporar a los indios en el grupo social de la élite blanca más que combatir el racismo, como bien muestra el autor en las citas que reproduce de los textos de Gandhi.

    Frente a una violencia revolucionaria, reivindicada por Marx, Engels o Lenin, que se enfrenta a la explotación y que condena la Primera Guerra Mundial al considerarla como una matanza de trabajadores contra trabajadores, Gandhi busca el reconocimiento del fuerte poniéndose de su lado. Es lo que Losurdo presenta como la dicotomía cooptación/emancipación. Gandhi, en un primer momento, junto con los laboristas ingleses e italianos, “reivindica la cooptación de la clase obrera en la clase dominante en Occidente, aunque ello signifique avalar guerras y violencias sangrientas en perjuicio de los pueblos coloniales. Una postura que Engels y las corrientes más radicales del movimiento socialista rechazan de lleno”. Una vez comprobado que su estrategia no sirvió y el imperio británico sigue humillando y marginando a sus compatriotas comienza a enfrentarse a la opresión de la raza blanca, condena la industrialización occidental, reivindica la superioridad moral de la India (ahimsa), presenta a Dios de su parte y termina liderando un nacionalismo religioso. De este modo Gandhi incorpora el martirio a su forma de lucha (“Quien pierda su vida, la ganará y quien intente salvarla, la perderá”). Mientras el partido de Lenin lucha con la convicción de actuar en consonancia con la irresistible corriente de la historia, el partido de Gandhi está convencido de poseer la ayuda divina. Tal y como sucede con los feyahidines, la violencia/no violencia de la lucha de Gandhi es, ante todo, una misión moral que se verá premiada con la salvación eterna. Política y religión irán indisolublemente unidas. Su carisma y heroísmo serán su principal patrimonio que le legitiman como líder, de ahí la conmoción social que provocan sus ayunos de protesta.

    No acaban aquí la revelaciones audaces de Losurdo sobre Gandhi, encontraremos el ruralismo fascista del líder indio que le lleva a simpatizar con Mussolini (“salvador de la nueva Italia”, “muchas de sus reformas me atraen”) y sus agresiones a Abisinia y Etiopía (“sólo puedo rezar y confiar en que haya paz”). Más tarde se verá su indecisión a apoyar a los aliados contra el nazismo (“no deseo la derrota de Gran Bretaña, pero tampoco la derrota de los alemanes”,”Roosevelt y Churchill son tan criminales como Hitler y Mussolini”).

    Losurdo denuncia que los constructores de las historia “han erigido al líder indio en apóstol y mártir de la no violencia frente a los héroes de los movimientos revolucionarios por la emancipación de los pueblos coloniales; y así, inopinadamente, Gandhi se convierte en la antítesis de Mao, Ho Chi Minh, Castro y Arafat”.

    Otro mito que desmonta Losurdo es la supuesta eficacia de la “no violencia” de Gandhi en el logro de la independencia de la India. Al fin y al cabo la descolonización de la India se hizo en pleno proceso de descolonización mundial con un imperio británico agotado por la guerra mundial, incluso Irlanda mediante su sangrienta guerra logró la independencia veinticinco años antes. El miedo a repetir esa experiencia, en opinión de Losurdo, es lo que hizo a Inglaterra reconocer la independencia de la India.

    No es Gandhi el único “pacifista” que Losurdo desmitifica, también explica cómo Hannah Arendt aplica diferente tabla de medir a la violencia judía contra el nazismo y la de los pueblos coloniales y los negros contra sus opresores.

    Otro líder de la no violencia cuya trayectoria ha sido tergiversada por la historia es Martin Luther King. Según nuestro autor, la ideología dominante elogia y canoniza al primer King, al que aspira a conseguir que los negros sean partícipes del “sueño americano”, pero condena al olvido al líder afroamericano que condena el racismo blanco de Estados Unidos y la guerra colonial de Vietnam y expresa su admiración por líderes negros comunistas.

    Para terminar Losurdo destapa la farsa en torno al depositario de la herencia pacifista de Gandhi, el Dalai Lama. Mientras se nos presentan el budismo y los monjes tibetanos como sinónimo de no violencia y el comunismo como sinónimo de expansionismo y violencia, Losurdo destapará el pasado de genocidio y exterminio a manos del V Dalai Lama, la teocracia feudal con la que dominaron el Tíbet, los grupos tibetanos adiestrados, armadas y equipados con material bélico de Washington, el racismo y las vocaciones de limpieza étnica de los Dalai Lama, el culto que el Tercer Reich reservaba al Tíbet.

    El repaso de estos falsos mitos promovidos por el poder que tiene como estrategia presentar a los rivales de Occidente como la reencarnación de la violencia y a sus amigos como los nuevos "Gandhis", lleva a Losurdo a denunciar las nuevas políticas de subversión y manipulación de la opinión pública internacional a través de las denominadas “revoluciones de colores”. Es decir, promover rebeliones artificiales mediante el odio religioso, étnico o cultural; financiar grupos minoritarios que activen estas maniobras, magnificar su apoyo popular en los medios de comunicación y establecer paralelismos entre sus líderes y los mitos no violentos consolidados por la manipulación de la historia. Así, la “no violencia”, antes arma de los débiles, se transforma en un arma más a disposición de los poderosos y prepotentes que, incluso desde fuera de la ONU, están decididos a imponer la voluntad del más fuerte. Ahora la proclamación del ideal de no violencia coincide con la apoteosis de Occidente, que se erige en garante de la conciencia moral de la humanidad y se considera autorizado a provocar desestabilizaciones y golpes de Estado.


    ***Losurdo, Domenico. “La cultura de la no violencia”. Ediciones Península. año 2011. Traducción de Helena Aguilà

    Interesante la biografía que le dedican a Gandhi los de la enciclopedia virtual nazi, Metapedia:

    http://es.metapedia.org/wiki/Mahatma_Gandhi
     
    Última edición: 1 Dic 2012
  19. elroña

    elroña Miembro de bronce

    Registro:
    8 Ene 2012
    Mensajes:
    1,264
    Likes:
    656
    Bueno amigo, ¿cómo puede ser que cites una frase mía de 10 palabras y para demostrar que la escribí yo muestres una –que realmente sí escribí- donde sólo coinciden cinco? Tú sabes cómo, ¿verdad? Puede ser descontextualizando lo que escribí, añadiendo el resto y luego atribuyéndome tu frase nueva. Bien, tú sabes que eso no es citar, eso es manipular. Sí lo sabes ¿verdad? Bueno, no te preocupes, me pasa de vez en cuando en este foro con personas que se ven en la necesidad de defender cosas iguales o parecidas a las que tú defiendes, cuando se les acaban los argumentos. Tranquilo… Quien quiera saber lo que escribí, con qué sentido y en qué contexto sólo tiene que ir al primer mensaje de este post. No problema.

    No entiendo tampoco porqué sacas una frase mía de su cuadro de cita y la añades a tu comentario, concretamente ésta: “¿Y algo más cavernícola que proponer la vuelta a la organización social primitiva? ¿Habrá caverna para todos o sólo para los del partido?”. Habrá sido un error. Si has pretendido decirme algo, no lo he captado, me lo explicas.


    La opinión de Engels sobre el agnosticismo, me es irrelevante. ¿Qué opinión puede tener un creyente, discípulo ungido y principalísimo de su mesías, teólogo de la nueva fe, de este tema?


    Sobre materialismo, idealismo, marxismo y otros palabros, como ya leíste mi comentario al usuario naronauta, pues ya sabes algo más, al menos lo que yo pienso, expresado con pensamientos y palabras propias -qué envidia, ¿eh?-.


    Y sobre tu mensaje posterior para desacreditar la figura de Ghandi, pues, nada que decir. Esa es la triste condición en que os encontráis alguno: esforzándoos en rehabilitar a los genocidas y en desacreditar a los hombres de paz. Ya te imagino buscando material para emprender el trabajito contra Teresa de Calcuta.


    ¡Qué tristeza!

    Marx, como todos los seres humanos con inquietudes, se opuso a sí mismo, a su tiempo, a su experiencia… Lo hizo con harta vanidad, autoritarismo intelectual y grosera ideología, y fracasó, como individuo mortal y como libertador histórico. Eso es todo y es muy triste.
    Saludos.

    Bien Kyrie, hace tiempo que sé que te sabes el catecismo de memoria. Ahora debes empezar con la refutación del catecismo. Si eres aplicado y no empleas demasiados años en ello, luego, podrás abordar la refutación de la refutación y, por fin, recién en la vejez, quizás tengas tiempo de conocer al Kyrie nuevo, libre, que vuelve a sí mismo desandando el camino y que se llenó de ideas y palabras nuevas. Quizá entonces, descanses en paz –en el buen sentido, espero-.
    Saludos.
     
  20. carlomarcelo6

    carlomarcelo6 Suspendido

    Registro:
    13 Feb 2012
    Mensajes:
    3,758
    Likes:
    3,158
    Marx fue un soñador, un comunista. Un comunista al igual que Jesús a diferencia que este no pedía condición religiosa o fe.

    Entiendo que estes en contra de esta ideología, pero si fracasó es porque nuestra sociedad aun no esta preparada, nuestra mentalidad aun es muy egoísta para compartir todo por igual.

    :hi: