Piedra de Toque-MVLL: La derrota del fascismo.

Publicado en 'Política' por bienperuano18, 19 Jun 2011.





  1. bienperuano18

    bienperuano18 Miembro maestro

    Registro:
    7 Abr 2011
    Mensajes:
    951
    Likes:
    1,107




    La victoria de Ollanta Humala en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el último 5 de junio, ha salvado al Perú de la instalación de una dictadura que, amparada por una mayoría electoral, hubiera exonerado al régimen de Fujimori y Montesinos (1990-2000) de los crímenes y robos que cometió, así como de los atropellos a la Constitución y a las leyes que marcaron ese decenio. Y hubiera devuelto al poder a los 77 civiles y militares que, por delitos perpetrados en esos años, cumplen prisión o se encuentran procesados. Por la más pacífica y civilizada de las formas -un proceso electoral- el fascismo hubiera resucitado en el Perú.
    [​IMG]


    "Fascismo" es una palabra que ha sido usada con tanta ligereza por la izquierda, más como un conjuro o un insulto contra el adversario que como un concepto político preciso, que a muchos parecerá una etiqueta sin mayor significación para designar a una típica dictadura tercermundista. No lo fue, sino algo más profundo, complejo y totalizador que esos tradicionales golpes de Estado en que un caudillo moviliza los cuarteles, trepa al poder, se llena los bolsillos y los de sus compinches, hasta que, repelido por un país esquilmado hasta la ruina, se da a la fuga.
    El régimen de Fujimori y Montesinos -da vergüenza decirlo- fue popular. Contó con la solidaridad de la clase empresarial por su política de libre mercado y la bonanza que trajo la subida de los precios de las materias primas, y de amplios sectores de las clases medias por los golpes asestados a Sendero Luminoso y al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, cuyas acciones terroristas -apagones, secuestros, cupos, bombas, asesinatos- las tenían en la inseguridad y el pánico. Sectores rurales y lumpen fueron ganados mediante políticas asistencialistas de repartos y dádivas. Quienes denunciaron los atropellos a los derechos humanos, las torturas, desapariciones y aniquilamiento masivo de campesinos, trabajadores y estudiantes acusados (falsamente en la mayoría de los casos) de colaborar con el terrorismo, fueron perseguidos e intimidados, y sufrieron toda clase de represalias. Montesinos prohijó una floración de una "prensa chicha" inmunda, cuya razón de ser era hundir en el oprobio a los opositores mediante escándalos fabricados.
    [​IMG]
    Los medios de comunicación fueron sobornados, extorsionados y neutralizados, de modo que el régimen sólo contó con una oposición en la prensa minimizada y en sordina, la necesaria para jactarse de respetar la libertad de crítica. Periodistas y dueños de medios de comunicación eran convocados por Montesinos a su oscura cueva del Servicio de Inteligencia, donde no sólo se les pagaba su complicidad con bolsas de dólares, también se les filmaba a escondidas para que quedaran pruebas gráficas de su vileza. Por allí pasaban empresarios, jueces, políticos, militares, periodistas, representantes de todo el espectro profesional y social. Todos salían con su regalo bajo el brazo, encanallados y contentos.

    [​IMG]
    La Constitución y las leyes fueron adaptadas a las necesidades del dictador, a fin de que él y sus cómplices parlamentarios pudieran reelegirse con comodidad. Las pillerías no tenían límite y llegaron a batir todas las marcas de la historia peruana de la corrupción. Ventas de armas ilícitas, negocios con narcotraficantes a quienes la dictadura abrió de par en par las puertas de la selva para que sus avionetas vinieran a llevarse la pasta básica de cocaína, comisiones elevadas en todas las grandes operaciones comerciales e industriales, hasta sumar en 10 años de impunidad la asombrosa suma de unos 6.000 millones de dólares, según cálculos de la Procuraduría que, al volver la democracia, investigó los tráficos ilícitos durante el decenio.
    Esto es, en apretado resumen, lo que iba a retornar al Perú con los votos de los peruanos si ganaba las elecciones la señora Keiko Fujimori. Es decir, el fascismo del siglo XXI. Éste ya no se encarna en svásticas, saludo imperial, paso de ganso y un caudillo histérico vomitando injurias racistas en lo alto de una tribuna. Sino, exactamente, en lo que representó en el Perú, de 1990 a 2000, el gobierno de Fujimori. Una pandilla de desalmados voraces que, aliados con empresarios sin moral, periodistas canallas, pistoleros y sicarios, y la ignorancia de amplios sectores de la sociedad, instala un régimen de intimidación, brutalidad, demagogia, soborno y corrupción, que, simulando garantizar la paz social, se eterniza en el poder.
    El triunfo de Ollanta Humala ha mostrado que todavía quedaba en el Perú una mayoría no maleada por tantos años de iniquidad y perversión de los valores cívicos. Que esta mayoría fuera apenas de tres puntos pone los pelos de punta, pues indica que las bases de sustentación de la democracia son muy débiles y que hay en el país casi una mitad de electores que prefiere vivir bajo una satrapía que en libertad. Es una de las grandes tareas que tiene ahora en sus manos el gobierno de Humala. La regeneración moral y política de una nación a la que, el terrorismo de un lado y, del otro, una dictadura integral, han conducido a tal extravío ideológico que buena parte de él añora el régimen autoritario que padeció durante 10 años.
    Un rasgo particularmente triste de esta campaña electoral ha sido la alineación con la opción de la dictadura del llamado sector A, es decir, la gente más próspera y mejor educada del Perú, la que pasó por los excelentes colegios donde se aprende el inglés, la que envía a sus hijos a estudiar a Estados Unidos, esa "elite" convencida de que la cultura cabe en dos palabras: whisky y Miami. Aterrados con los embustes que fabricaron sus propios diarios, radios y canales de televisión, que Ollanta Humala reproduciría en el Perú la política de estatizaciones e intervencionismo económico que ha arruinado a Venezuela, desencadenaron una campaña de intoxicación, calumnias e infamias indescriptibles para cerrarle el paso al candidato de Gana Perú, que incluyó, por supuesto, despidos y amenazas a los periodistas más independientes y capaces. Que éstos, sin dejarse amedrentar, resistieran las amenazas y lucharan, poniendo en juego su supervivencia profesional, para abrir resquicios en los medios donde pudiera expresarse el adversario, ha sido uno de los hechos más dignos de esta campaña (por ejemplo, destaco la labor realizada por la publicación digital La Mula). Así como fue uno de los más indignos el papel desempeñado en ella por el arzobispo de Lima, el cardenal Cipriani, del Opus Dei, uno de los pilares de la dictadura fujimontesinista, que me honró haciendo leer en los púlpitos de las iglesias de Lima, en la misa del domingo, un panfleto atacándome por haberlo denunciado de callar cuando Fujimori hacía esterilizar, engañándolas, a cerca de 300.000 campesinas, muchas de las cuales murieron desangradas en esa infame operación.
    ¿Y ahora, qué va a pasar? Leo en El Comercio, el diario del grupo que superó todas las formas de la infamia en su campaña contra Ollanta Humala, un editorial escrito con gran moderación y, se diría, con entusiasmo, por la política económica que se propone aplicar el nuevo presidente, la que ha sido celebrada también, en un programa televisivo, por directivos de la confederación de empresarios, uno de los cuales afirmó: "En el Perú lo que falta es una política social". ¿Qué ha ocurrido para que todos se volvieran humalistas de pronto? El nuevo presidente sólo ha repetido en estos días lo que dijo a lo largo de toda su campaña: que respetaría las empresas y las políticas de mercado, que su modelo no era Venezuela sino Brasil, pues sabía muy bien que el desarrollo debía continuar para que la lucha contra la pobreza y la exclusión fuera eficaz. Desde luego, es preferible que los nostálgicos de la dictadura escondan ahora los colmillos y ronroneen, cariñosos, a las puertas del nuevo gobierno. Pero no hay que tomarlos en serio. Su visión es pequeñita, mezquina e interesada, como lo demostraron en estos últimos meses. Y, sobre todo, no hay que creerles cuando hablan de libertad y democracia, palabras a las que sólo recurren cuando se sienten amenazados. El sistema de libre empresa y de mercado vale más que ellos y por eso el nuevo gobierno debe mantenerlo y perfeccionarlo, abriéndolo a nuevos empresarios, que entiendan por fin y para siempre que la libertad económica no es separable de la libertad política y de la libertad social, y que la igualdad de oportunidades es un principio irrenunciable en todo sistema genuinamente democrático. Si el gobierno de Ollanta Humala lo entiende así y procede en consecuencia por fin tendremos, como en Chile, Uruguay y Brasil, una izquierda genuinamente democrática y liberal y el Perú no volverá a correr el riesgo que ha corrido en estos meses, de volver a empantanarse en el atraso y la barbarie de una dictadura.

    FUENTE
     
    Última edición: 19 Jun 2011
    A gatocorrupto, torihebaudi, GNZLO_18x y otras 9 personas les gustó este mensaje.


  2. patricio_lopez

    patricio_lopez Miembro de bronce

    Registro:
    1 Mar 2011
    Mensajes:
    2,405
    Likes:
    10,011

    [​IMG]
     
    Última edición: 19 Jun 2011
  3. Universal

    Universal Suspendido

    Registro:
    23 Ago 2009
    Mensajes:
    481
    Likes:
    350
    Me pregunto si alguna vez en su vida habra criticado el Fascismo de Bush, Blair y su amiguisimo Jose Maria Aznar. Los Fascistas mas grandes del S.XXI que inventaron la mentira mas grande de todos los tiempos: Que en Irak habian armas de destruccion Masiva.

    Ese señor Vargas Llosa cree que Democracia es darle toda la libertad a las Transnacionales; cree que Democracia es estar siempre a favor de EEUU; en fin.

    [​IMG]

    En fin, cada pesona tiene derecho a defender sus interses, sus beneficios, sus negocios y a sus jugosas amistades. :risota:
     
    A Raphael y Steve Harris les gustó este mensaje.
  4. Rockjael

    Rockjael Suspendido

    Registro:
    4 Feb 2010
    Mensajes:
    2,391
    Likes:
    3,059
    Este baboso vive en España, que puedo esperar de gente como esta.

    "Bienperuano" dice, Si amas a tu pais, porque votaste por Ollanta? No tiene logica alguna.
     
  5. Raxzo

    Raxzo Miembro de bronce

    Registro:
    23 May 2011
    Mensajes:
    1,563
    Likes:
    1,442
    [​IMG]
     
  6. bienperuano18

    bienperuano18 Miembro maestro

    Registro:
    7 Abr 2011
    Mensajes:
    951
    Likes:
    1,107
    jajajjaa :risota:
     
  7. Grimaldo35

    Grimaldo35 Miembro de plata

    Registro:
    14 Nov 2010
    Mensajes:
    3,716
    Likes:
    2,405
    A veces se usa el término fascista sin saber bien que significa.
    El término fue inventado en Italia por Mussolini (que creó su partido fascista).
    Hitler fue un admirador e imitador de Mussolini y ambos fueron socios y camaradas de armas con Francisco Franco de España.
    Los tres tenían en común que eran dictadores derechistas y que hicieron uso de la violencia más extrema.
    Ahora, Mussolini de joven fus socialista y Hitler también se presentaba como socialista (aunque ambos se encargaron de eliminar tanto a los comunistas como a los socialistas o izquierditas en general).
    En el caso de Franco si era claramente un dictador reaccionario y ultra-derechista.
    De ahí surgieron nuevos fachistas en todo el mundo (Suharto, Chiang Kai Shek, Pinochet, Videla, etc.)
    Al menos en el caso de Suharto y su émulo Pinochet, mas bien se trató de fascistas neoliberales, sobretodo en el caso de Pinochet. Siguiendo ese arbol genealógico sangriento viene luego Fujimori, igualmente fascista y asesino aunque en la variante neoliberal pinochetista.
    Todos los peruanos decentes debemos hacer cuanto esté a nuestro alcance para evitar un retorno del fascismo.
     
    A renteria y PeruanoXXX les gustó este mensaje.
  8. OptimusPrime

    OptimusPrime Suspendido

    Registro:
    23 May 2011
    Mensajes:
    505
    Likes:
    167
    VLL mezcla mucho a Keiko y a su padre. Sin embargo, ojala que su apoyo sirva para mesurar a Ollanta.

     
  9. andrade

    andrade Miembro de honor

    Registro:
    27 Ago 2008
    Mensajes:
    30,400
    Likes:
    24,033
    Es cierto, esas ratas fujimontesinistas iban a regresar por la puerta grande tomando la posta a sus primashermanas las ratas apristas, de la que se salvó el Perú.

    Solo en base a la campaña del miedo y a sus compinches los empresarios periodísticos mafiosos.
     
    A PeruanoXXX le gustó este mensaje.
  10. kVn

    kVn Suspendido

    Registro:
    5 Abr 2010
    Mensajes:
    11,195
    Likes:
    4,265
    Solo ataca a Keiko , por su resentimiento contra al fujimorismo por las Elecciones del 90 , MVLL es rencoroso.
     
    A rayo y Juan123 les gustó este mensaje.
  11. jbryanx

    jbryanx Miembro de plata

    Registro:
    20 Mar 2011
    Mensajes:
    3,612
    Likes:
    2,851
    Con los mismos argumentos que sustenta que la eleccion de Fujimori hubiera sido el retorno del fascismo, podriamos decir tambien que la eleccion de Humala es la consolidacion de la lucha armada iniciada por Sendero Luminoso, el MRTA y el resto de maoistas reciclados en Patria Roja, el MNI y todos esos grupos de retrogrados aliados del ahora presidente electo.
     
    Última edición: 19 Jun 2011
    A Juan123 le gustó este mensaje.
  12. Juan123

    Juan123 Moderador Global

    Registro:
    9 Abr 2010
    Mensajes:
    7,279
    Likes:
    9,472
    Si el fujimorismo representa el fascismo, entonces ¿que será el humalismo? ¿comunismo? ¿velasquismo? ¿terrorismo?

    A Vargas Llosa ya no se le puede tomar en serio, todo lo escribe lo hace con el hígado debido a la derrota que sufrió en 1990.

    Deberían darle el Nóbel del Rencor. ¬¬
     
  13. elprofe

    elprofe Miembro de honor

    Registro:
    17 Feb 2009
    Mensajes:
    43,905
    Likes:
    11,125
    Como algunos clones naranjas hasta ahora le duelen la derrota de Keiko Fujimori ante un militar sin muchos dotes políticos como es en el caso de Ollanta Humala que según decían los analistas políticos perdían con todos menos con PPK.
     
    A PeruanoXXX le gustó este mensaje.
  14. 5to Beatle

    5to Beatle Suspendido

    Registro:
    19 Mar 2010
    Mensajes:
    5,510
    Likes:
    2,461
    [​IMG]

    No se les ocurre otra cosa? a lo que cada vez se toma menos en serio es a ese ridículo argumento amigo Juan123.

    Le dieron el Nóbel de Literatura mientras que al reo le han quitado todos los honores que la Universidad Agraria alguna vez le dió. Las cosas en su sitio.
     
    Última edición: 19 Jun 2011
    A dr nash, Carlomango, Raxzo y otras 4 personas les gustó este mensaje.
  15. Grimaldo35

    Grimaldo35 Miembro de plata

    Registro:
    14 Nov 2010
    Mensajes:
    3,716
    Likes:
    2,405
    Es que el fujimorismo es un movimiento delincuencial abiertamente fascista. Los fujimoristas no hicieron más que aplicar el PLAN VERDE elaborado por los militares asesinos en los 80s. Este era un plan que en lo económico proponía copiar a Pinochet y en lo militar a Suharto. Nadie podrá negar que Fujimori fue discípulo de Pinochet (se hacía llamar chinochet además), Pinochet fue discípulo de Suharto (poco antes del golpe se veían paredes pintadas que decían "ya viene Yakarta!!" en Santiago.
    Son fascistas convictos y confesos, de eso no cabe ninguna duda.
    Que tiene que ver Humala con la lucha armada de sendero? acaso hay algun lider senderista en la plancha de Humala??
    Además que el MRTA ya no existe (y en todo caso nunca fue maoista, los unicos que se consideraban herederos del gran timonel fueron los del PCP-SL).
    Patria Roja y el MNI son la misma cosa y no participaron (a no ser que como víctimas) del conflicto interno.
     
  16. bienperuano18

    bienperuano18 Miembro maestro

    Registro:
    7 Abr 2011
    Mensajes:
    951
    Likes:
    1,107
    Triste discipulo de Bayly jajaja... Fujimori fue fascismo,no representa, en su gobierno se comportaron de dicha forma.
    "Nosotros matamos menos".
     
    Última edición: 19 Jun 2011
  17. Grimaldo35

    Grimaldo35 Miembro de plata

    Registro:
    14 Nov 2010
    Mensajes:
    3,716
    Likes:
    2,405
    Por supuesto que el fujimorismo es un movimiento fascista (siempre lo fue).
    Humala que se sepa es un "nacionalista" de centro izquierda. No es comunista ni mucho menos terrorista.
    Sobre Velasco, Humala siempre lo ha admirado, pero obviamente entiende que no se puede reeditar lo que pasó en 1968.
    Hablando de premios, a ti te deberían dar el premio nobel a la ignorancia.
     
    A PeruanoXXX le gustó este mensaje.
  18. 5to Beatle

    5to Beatle Suspendido

    Registro:
    19 Mar 2010
    Mensajes:
    5,510
    Likes:
    2,461
    A mi juicio, MVLL no dice nada incorrecto, pues esas cosas pasaron en el Perú.
     
    Última edición: 19 Jun 2011
    A bienperuano18 le gustó este mensaje.
  19. OptimusPrime

    OptimusPrime Suspendido

    Registro:
    23 May 2011
    Mensajes:
    505
    Likes:
    167
    VLL es muy brillante, aun este resentido y ese escrito aun con discordancias lo demuestra.
     
  20. hard rock

    hard rock Suspendido

    Registro:
    24 Mar 2011
    Mensajes:
    1,840
    Likes:
    1,557
    VARGAS LLOSA La derrota del fascismo

    TRIBUNA: MARIO VARGAS LLOSA

    La derrota del fascismo

    PIEDRA DE TOQUE. Lo que hubiera retornado a Perú con la victoria de Keiko Fujimori habría sido una pandilla de desalmados voraces y un régimen de intimidación, brutalidad, demagogia, soborno y corrupción

    La victoria de Ollanta Humala en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el último 5 de junio, ha salvado al Perú de la instalación de una dictadura que, amparada por una mayoría electoral, hubiera exonerado al régimen de Fujimori y Montesinos (1990-2000) de los crímenes y robos que cometió, así como de los atropellos a la Constitución y a las leyes que marcaron ese decenio. Y hubiera devuelto al poder a los 77 civiles y militares que, por delitos perpetrados en esos años, cumplen prisión o se encuentran procesados. Por la más pacífica y civilizada de las formas -un proceso electoral- el fascismo hubiera resucitado en el Perú.

    El régimen de Fujimori y Montesinos -da vergüenza decirlo- fue popular. Contó con la solidaridad de la clase empresarial por su política de libre mercado y la bonanza que trajo la subida de los precios de las materias primas, y de amplios sectores de las clases medias por los golpes asestados a Sendero Luminoso y al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, cuyas acciones terroristas -apagones, secuestros, cupos, bombas, asesinatos- las tenían en la inseguridad y el pánico. Sectores rurales y lumpen fueron ganados mediante políticas asistencialistas de repartos y dádivas. Quienes denunciaron los atropellos a los derechos humanos, las torturas, desapariciones y aniquilamiento masivo de campesinos, trabajadores y estudiantes acusados (falsamente en la mayoría de los casos) de colaborar con el terrorismo, fueron perseguidos e intimidados, y sufrieron toda clase de represalias. Montesinos prohijó una floración de una "prensa chicha" inmunda, cuya razón de ser era hundir en el oprobio a los opositores mediante escándalos fabricados.
    Los medios de comunicación fueron sobornados, extorsionados y neutralizados, de modo que el régimen sólo contó con una oposición en la prensa minimizada y en sordina, la necesaria para jactarse de respetar la libertad de crítica. Periodistas y dueños de medios de comunicación eran convocados por Montesinos a su oscura cueva del Servicio de Inteligencia, donde no sólo se les pagaba su complicidad con bolsas de dólares, también se les filmaba a escondidas para que quedaran pruebas gráficas de su vileza. Por allí pasaban empresarios, jueces, políticos, militares, periodistas, representantes de todo el espectro profesional y social. Todos salían con su regalo bajo el brazo, encanallados y contentos.
    La Constitución y las leyes fueron adaptadas a las necesidades del dictador, a fin de que él y sus cómplices parlamentarios pudieran reelegirse con comodidad. Las pillerías no tenían límite y llegaron a batir todas las marcas de la historia peruana de la corrupción. Ventas de armas ilícitas, negocios con narcotraficantes a quienes la dictadura abrió de par en par las puertas de la selva para que sus avionetas vinieran a llevarse la pasta básica de cocaína, comisiones elevadas en todas las grandes operaciones comerciales e industriales, hasta sumar en 10 años de impunidad la asombrosa suma de unos 6.000 millones de dólares, según cálculos de la Procuraduría que, al volver la democracia, investigó los tráficos ilícitos durante el decenio.
    Esto es, en apretado resumen, lo que iba a retornar al Perú con los votos de los peruanos si ganaba las elecciones la señora Keiko Fujimori. Es decir, el fascismo del siglo XXI. Éste ya no se encarna en svásticas, saludo imperial, paso de ganso y un caudillo histérico vomitando injurias racistas en lo alto de una tribuna. Sino, exactamente, en lo que representó en el Perú, de 1990 a 2000, el gobierno de Fujimori. Una pandilla de desalmados voraces que, aliados con empresarios sin moral, periodistas canallas, pistoleros y sicarios, y la ignorancia de amplios sectores de la sociedad, instala un régimen de intimidación, brutalidad, demagogia, soborno y corrupción, que, simulando garantizar la paz social, se eterniza en el poder.
    Aquí la columna de Mario Vargas Llosa publicada en El País.

    MVLL, mal que bien colaboro en evitar el triunfo del terrorismo de Estado instaurada por Fujimori-Montesinos, líderes de la pandilla de desalmados voraces, reciclados en la DIROES bajo el liderazgo de la hija del satrapa japones Keiko Fujimori. Todos COLGADOS de la “china”, los empresarios y la clase “A” sin moral, el Opus Dei de Cipriani, los evangélicos del pastor Humberto Lay, que pregona “ética y moral” a sus fieles, los periodistas canallas, pistoleros, sicarios, ignorantes mal vivientes, lumpen, clientes de Kenyi, los reptiles congresales, el alanismo, el PPC, Solidaridad Nacional, los PPKausas, TODOS alineados bajo el kimono de la corrupcion, cerraron filas para llevar al poder a la dictadura. Fue muy difícil para los peruanos dignos, vencer a la mafia fujimontesinista y sus aliados, resisitir una GUERRA MUY SUCIA, contra Ollanta Humala.