PE - 8.5: Psicología del Jodedor // por Zavalita --- (por Poeth)

Publicado en 'Proyecto Escritura' por Cholo_King, 23 Ene 2011.





  1. Cholo_King

    Cholo_King Miembro de bronce

    Registro:
    6 Feb 2009
    Mensajes:
    1,093
    Likes:
    157




    Psicología del Jodedor



    A mi hermano Walter, el nerudista de la FIC-UNI.



    "El poeta es realmente ladrón de fuego..."




    Arthur Rimbaud








    I


    Era una atmósfera de pigricia, de sempiterno letargo; como en esos días, que conoce tan bien Ud., bohemio lector, de sopor mañanero. Es cuando las aves joden con su degradante felicidad. Antes de proseguir, debe quedarle algo claro, posible usurpador de ideas. Cierto es, y vuestra merced lo permitirá, que esta humilde ficción no intenta hincharle las bolas (con el perdón de las damillas), sino más bien hacerle pasar un rato de bulín. Volviendo al cuento, es bien conocido, en las altas sociedades (vivo en el piso doce), que de cuando en cuando, el parásito de ****** ése, que nació en cuna de oro y ahora hace críticas independientes por internet; sale a desfogarse un rato con su primo Edgar, el ingeniero civil, el obstinado crápula que ha decidido esperarse hasta los treinta y cinco para cumplir con el deber ecuménico del lazarillesco pecado. Ni hablar de críos. Por ahora vive con su novia.

    Éste no hacía más que reírse de mis ocurrentes pastrulerías. Había mucho licor, cigarro, y su mujer, que siempre ha sentido una cierta aversión hacia este humilde escritor, refunfuñaba, miraba la hora, me observaba con ojos de anatema y nos mandaba al ****** cada media hora. Maldito vago con complejo de gallego.
    Que por qué no te has casado. Que siempre le ha llegado que le refute hasta cuando tiene la razón. Que pobre morirás. No importa muchacho, cuéntame otra de tus imbecilidades. Otra, porque los imbéciles me deleitan.

    - ¿En San Marcos?- y me quedó viendo, estupefacto.
    - Si, Álvaro estaba comprando, comprando.-y una sonrisa mordaz dibujó su rostro-.
    - Ah, claro, ese tío se la encontró ahí -dijo Edgar, ebrio, sin tapujos-. ¿Diez, quince años? Tu ídolo se fue en el 91, lo extraño porque te ponía en tu sitio. ¿Lo quisiste?
    - Creo que lo quise en exceso, pero no me importa en absoluto que se haya muerto.
    - Ya.- y ya estaba rozando el piso, el desgraciado-. Pero déjame contarte cómo fue, todo empezó con ese loco. Yo me acuerdo.

    Nos vimos en aquel perturbante y lóbrego escenario, que nos mantenía extáticos. Estaba ya bastante avanzado el juego. Los gritos infundían aprensión al niño de cristal.
    Él pasó el balón y el negro lo cogió.

    - ¿Qué fue, zambo? – preguntó, desairado.
    - Nuevos. Son mis causas, vienen a la tienda, siempre. –y el negro nos saludó afablemente-. Déjalos jugar.

    Estaba ahí, con sus pupilas dilatadas, saludando con esa cara de sorna.
    Con una acuciosa observación, se resignó a saludarnos.
    - Soy Álvaro, acá todos somos patas, ¿cómo se llaman?
    Mi primo alborozaba de entusiasmo, su sueño de toda la vida: jugar pelota con los chibolos de calle.

    - Yo diez y él nueve- dijo mi primo, jubiloso-. Somos casi de la misma edad.
    - Ah ya, bacán pes. Los dos para mi equipo. Tas webón negro.

    En ese instante, sentí un gran aprecio por ese chico de tez clara, cabello lacio, ojos semi-rasgados presuntuosos y su curioso buzo verde. Era casi venerado con sumo entusiasmo en medio de ese alboroto de rostros sudorosos, un pintoresco escenario donde el rey era él, el joven que leía obcecadamente a Immanuel Kant, y además derrochaba carisma e inteligencia social. Todo un afortunado, una persona a carta cabal. Siempre fue muy gentil con la muchedumbre mediocre, evidentemente con la excepción de este servidor.

    -Ya. Tú, Baresi. Tú, Maldini. –nos observó detenidamente, como queriendo ganarse nuestra confianza-. Abajo.

    De pronto nos veíamos en medio de la penumbra alucinándonos jugadores del Milán.
    Estábamos ávidos de practicar fútbol con otros niños, al fin. Mi primo, que suele tomarse el fútbol tan en serio, fanático empedernido él; me ordenó quedarme como último hombre, a lo que yo asentí al notar su heroico entusiasmo. De pronto el balón, en medio de esas extrañas siluetas que daban las sombras de las ventanas, surgió de la nada, al parecer, y recuerdo bien el grito efusivo de Álvaro que me pedía el balón.
    Fue gol para el otro equipo. Vale, vale.
    Fue gol para el otro equipo. Vale, no la cagues.
    Fue gol para el otro equipo. Jodido imbécil.

    II


    - Rápido, que ya están sacando los equipos –estaba un tanto ofuscado aquel día-. Vienes, voy a ver si me escogen primero.

    El recuerdo del viejo y repugnantemente oxidado auto mostaza, donde se encontraban encumbrados mis viejos amigos, esos que ya no vemos más. He ahí yo, el pequeño que tenía miedo a su propia sombra y a los repentinos parpadeos de la luz apagada, el ultrasensible niño de cristal, cegado ante cualquier posibilidad de ultraje verbal.

    -Tu prima es una ****** -me dijo y me hizo a un lado-. Ni tú ni tu primo juegan más.

    Él frío viento se volvió álgido. Me eché a lagrimear, y mi primo, que recién salía, me empezó a consolar y me prometió que iríamos a otro lugar. Volvamos a casa.
    En seguida, atiné a encerrarme en mi cuarto a hundirme en aquel llanto insondable, y mi primo que imbécil eres, cómo vas a darle la cara. Esa ****** es orgullosa.


    III


    - Hablábamos de Cortázar, de Fuentes, de Rulfo, hablábamos de sus idilios, de sus experiencias sexuales. A veces hasta de Kant, Hegel, Schopenhauer. La moral no existe, el hombre no se diferencia del animal. Era un manantial de sabiduría, y el ****** estaba en mi cole, el estatal. Era mi brother, pero cuando se fue a San Marcos, se jodió el hombre.

    - San Marcos es una ******, te lo digo. Puro bullicio, pura protesta. No entiendo cómo pudiste estudiar entre tanto estiércol. Te dije que te metieras a la de Lima, conmigo.

    - San Marcos es libertad, es la universidad idónea si antes te has cultivado lo suficiente como para que no te manipulen. Pero, insisto en mi estolidez. Lo jodido acá es que una discusión tan nimia haya sido nicho de mis descalabros. Imbécil. Pero no importa ya, estoy jodido – y me prendió el cigarro-. La vida es una mordaza, hoy es un bonito día para morir, ¿no te parece?

    - Calla, veintinueve años, y no te puedes tomar algo en serio, hombre. Me joden tus pensamientos, el Perú seguirá siendo igual una ******. Entiende, que a nadie le importan tus ideales o lo que fuera que piensas. ¿Intelectual? –y cogió la copa, acongojado-. Siempre has sido un ingenuo, hermano.

    Se recostó en el sofá por algunos segundos, y me dijo que me fuera, que le hacía pasar malos ratos.

    - Sigue contando, sigue contando, que mi mujer ya se durmió.

    Eran las tres de la mañana y él ya estamos tranquilos, hombre, suelta la historia nomás.

    IV


    Mi amigo Rodrigo me define como un tipo retraído, estrafalario, obsesivo y demasiado amable. No estoy de acuerdo, más que obsesivo soy ansioso. Sufro de severos ataques de ansiedad cuando acaece que presencio un suceso impactante. Imagínate que poder recordar muchas cosas suena generoso y hasta reconfortante para ciertas labores, pero no poder olvidar algo es un camino infalible hacia el suicidio. Pero bien dicen que todas las muertes son suicidio.

    La gente dice que Álvaro fue más o menos como yo, pero su hermano Paulo me confesó que toda su afabilidad se debía a intereses ocultos, era un ególatra de los peores. Conmigo era absolutamente auténtico, el muy hijo de ****. ¿Por qué conmigo?

    Me lo encontré, y esbozó una sonrisa que devolví con agrado. Seres sobrenaturales en San Marcos, todo son como Álvaro, segurito. Todos son inteligentes y chéveres, todo a la vez, caray. Me encuentro en el edén, segurito todos son buenas gentes.

    - Álvaro, soy cachimbo de Comunicación Social. Ingresé en quinto puesto.-y se lo dije con mi cándida sonrisa-. Ya vez que ya estamos juntos en San Marcos.
    - No te metas en política, siempre te agarran de ******. Ah y pásate por mi facu, a veces, ahí hay asuntos interesantes. Vamos a jugar pelota, después.
    - ¿Vas a la reuniones de la Federación?- con mi carita de servil-. Tú siempre me has dicho que te gustan las ideologías, la Política, el materialismo, argüir la razón frente a las falacias del neoliberalismo—y creo que ya miraba a otra parte-. Tú debes conocer a todos, hazme conocido, brother.
    - ¿Tu eres imbécil con ganas, no? No tienes ninguna posibilidad, comprende. Hazme caso si quieres sobrevivir, aunque lo veo difícil, nunca he conocido a alguien más ingenuo que tú. – me miró con ese despreció único y perturbador-. La vas a cagar, como siempre.

    Iba a replicar (o más bien a darle la razón), cuando al instante se fue con su enamorada.
    Entonces sentí una admiración extrema por ese carácter que se dedicaba a echar a perder mis anhelos. Ahora soy consciente de la razón, por mucho tiempo creí que tal vez era un masoquista que necesitaba que alguien superior le avergonzara por placer, que sufría de Alvarofilia alienante.

    El primer año, casi nunca se me acercó en la universidad. Creo que se avergonzaba de tener un amigo tan poco popular, o al menos eso yo pensaba. El segundo año fue cuando todo empezó y culminó con cierta satisfacción. Álvaro me confesó que se inyectaba heroína, y me asusté. Qué ****** sería heroína. Escuchaba System of a Down, Korn y Slipknot. Qué ****** es Nu Metal. Me invitaba constantemente a sus reuniones donde la poesía y el metal formaban un híbrido inquietante. Voces guturales que reflejaban la miseria de la existencia, la carencia del sentido de la vida.
    No te acompaño más. Pero igual iba, por esa veneración eterna que sentiré por ese ser cuasi perfecto, o por mi estulticia severa, por ser tan ingenuo, como todos opinan.

    Quizás Ud., ya pueda barruntar una respuesta, tomando en cuenta los demonios inherentes de un alma tan maníaco-depresiva. Con respecto a mis problemas mentales, no soy culpable de poseer desórdenes, asi que comprendo que usted se perturbará al saber que mientras lee estás líneas, los demonios acechan lujuriosamente lo más inescrutable de mi mente.

    V

    Encontrado inerte en el mueble, una supuesta muerte por sobredosis. Pero tal vez no se fue, tal vez me cogió miedo cuando discutimos unos días antes, cuando le dije que era un maldito drogo que me insultaba solo porque yo era superior en todos los sentidos. Nos agarramos a golpes en medio del atisbo de la lluvia, que nos empapaba al compás de los fuertes golpes. Todo acabo ahí.

    - Y entonces, el fin-y Edgar estaba cautivado por todos los secretos de esa oscura relación-. No lloraste. No lo entiendo.
    - Ahora sabes por qué me maltrataba y por que sentía placer ante el desprecio. Porque me trataba distinto, yo era especial para la persona más genial que he conocido.
    - Lo de ingenuo no te lo quita nadie, pero ahora has cambiado bastante, tienes una confianza desmedida, una autoestima como ninguno- y pensó, indagó en su mente y tal me miró aterrorizado-. Por Dios.
    - Ya comprendes, pero nuestra relación era también de ayuda mutua. De sentimientos necesarios para una vida decente. De jefe-súbdito, reciprocidad para dentro de nuestras mentes enajenadas y tan versadas, sentir un poco de placer ante el peligro del absurdo de la existencia. Y cuando no puedes olvidar…

    - Qué complicado, tío, me recuerdas a mucha gente. A veces eres un poco pastrulo, pero me parece que posees un trastorno prodigioso. Pero me perturba las circunstancias de su muerte, caray. No hablemos más del tema, enfermo. Enfermo total. Sabes, ustedes dos me solían recordar a Piccolo y Gohan-y se echó a reír desenfrenadamente-.

    - Algo así, pero todo eso fue un alivio hermano.

    - ¿A qué te refieres?- y me observó atónito-.

    - Es que creo que yo no lo maté.
     
    Última edición: 18 Feb 2011


  2. Belano

    Belano Miembro maestro

    Registro:
    1 Ene 2010
    Mensajes:
    812
    Likes:
    151
    no he terminado de leerlo todo, la prosa me parece buena, pero hay algo que me suena impuesto, forzado, que no me hace sumergirme en lo que está narrando (creo que no me gusta el tema y como lo aborda) :(
     
  3. Raq3l

    Raq3l Suspendido

    Registro:
    24 Set 2010
    Mensajes:
    1,102
    Likes:
    376
    Los diálogos son lo mejor. En general me gusta.
     
  4. Pollo_

    Pollo_ Miembro de plata

    Registro:
    22 Set 2009
    Mensajes:
    3,280
    Likes:
    2,256
    Tiene partes interesantes, el final cumple su cometido de sorprender. Sería mejor si no tuviera tantas referencias, demasiadas para un texto tan breve: de futbolistas a personajes de Dragon Ball , pasando por filósofos y exponente del new metal. Sería mejor tmb si se quitan algunas palabrejas como “pigricia” o “lazarillesco”.
     
  5. Leoj Amocich

    Leoj Amocich Miembro maestro

    Registro:
    10 Jul 2010
    Mensajes:
    334
    Likes:
    137
    Se nota que el autor ha hincado los codos y se ha puesto realmente a trabajar; no obstante no me gustó nadita este escrito. Creo que se le ha dejado demasiado trabajo, también, al lector para que descubra la trama del cuento (yo hasta ahora no lo descubro).

    Me parece que está bien escrito, pero no llega a calar en el humilde lector, al menos eso pasa conmigo.

    El primer párrafo del primer capítulo me parece insufrible. ¿No sé por qué nunca me gustó que un cuento se dirigiera a mí tan directamente?.


    "...como en esos días, que conoce tan bien Ud., bohemio lector, de sopor mañanero. Es cuando las aves joden con su degradante felicidad. Antes de proseguir, debe quedarle algo claro, posible usurpador de ideas. Cierto es, y vuestra merced lo permitirá, que esta humilde ficción no intenta hincharle las bolas (con el perdón de las damillas), sino más bien hacerle pasar un rato de bulín... "

    Es mi humilde opinión

    Saludos :)
     
  6. anthoni

    anthoni Miembro maestro

    Registro:
    9 Dic 2010
    Mensajes:
    531
    Likes:
    199
    Demasiada prisa por terminar un cuento que debio tener mas lineas; hay un mundo, profundidad, y fuerza en cada conversacion. Buen escrito, pero lo debio manejar mejor. Quizas debiste utilizar subtitulos, no lo sé. Un inicio para suprimir.
     
  7. TESLA

    TESLA Suspendido

    Registro:
    18 Dic 2010
    Mensajes:
    9,128
    Likes:
    3,155
    no se entiende, comenzo hablandole al lector, no se si se referia a mi, o a otro lector dentro de la historia,

    luego con los dialogos, y demas, no se entendia quien era quien, ni quien jodia a quien, al final se fue aclarando el pata era un idealista al que lo jodian, y el otro pata era el jodedor que murio por sobredosis.

    no me gusto el cuento, pero facil que otros lo habran pillado
     
  8. Poeth

    Poeth Miembro frecuente

    Registro:
    17 Abr 2010
    Mensajes:
    236
    Likes:
    109
    No sé. No convence la prosa. No porque sea mala, al contrario; sino porque no está acorde a la idea principal del cuento: el imbécil abusado que se rebeló. Impertinencias en cada párrafo en este cuento, demasiadas ideas desordenadas. Referencias excesivas sin sustento alguno, la prosa encandila y los diálogos son correctos, pero quiso abarcar mucho en un cuento tan corto...

    Todo empieza con un ambiente demasiado raro, una mezcla de estupidez con intelectualidad excesiva. Luego se calma y hasta parece atrayente, original y agradable el cuento, y nuevamente la estupidez, y nuevamente los pensamientos abstrusos. El autor creyó que confundir al lector era la fórmula ganadora, no es así. Busque el equilibrio.
    Siempre me han desagradado las metáforas ininteligibles.

    Bipolar. Puede que explique una parte del cuento.
     
  9. specialk

    specialk Miembro maestro

    Registro:
    1 Feb 2010
    Mensajes:
    691
    Likes:
    120
    Concuerdo don la opinion de anthoni, para quienes podemos seguir la hilacion no resulta nada complicado de leer, es mas yo tambien esperaba un poco mas de extension pues capto mi atencion.

    Pero esa introduccion me vino como un balde de agua fria, apra alguien que a leido mucho quedarse con ciertos gustos apra introducciones esta bien pero no llegar a la melosa introduccion tuya que no me gusto para nada.

    En general muy buen escrito, ojala pueda leer otro pronto.
     
  10. Cholo_King

    Cholo_King Miembro de bronce

    Registro:
    6 Feb 2009
    Mensajes:
    1,093
    Likes:
    157
    Señores, se hacen públicas las autorías del PE-8.

    Felicitaciones a todos los autores.

    Saludos [​IMG]

    Cholo_King