PE - 3.6: Mi peor enemigo // por Rusio Pola --- (por Chis)

Publicado en 'Proyecto Escritura' por Cholo_King, 28 Mar 2010.





  1. Cholo_King

    Cholo_King Miembro de bronce

    Registro:
    6 Feb 2009
    Mensajes:
    1,093
    Likes:
    157




    Mi peor enemigo


    La gente suele decir que el mejor amigo del hombre es el perro, yo estaría de acuerdo si no me hubiera llegado a morder uno.
    Aún lo recuerdo con cierto terror. Era de noche, mamá iba a preparar la cena y lamentablemente (para mí) había olvidado comprar pollo en el mercado. Cuando esto sucedía , la tiendita que quedaba frente a mi casa remediaba la situación. Ahí podías encontrar hasta lo inimaginable, pero siempre a alto costo. Pues bien, el encargado de ir a la tienda fui yo. A los pocos minutos ya me encontraba ahí, tocando la férrea puerta con una moneda de cinco soles. "Señora dice mi mamá que me de un kilo de pollo" "Esperame un ratito hijito". Mientras esperaba, jugaba con mi pelota de fútbol. Siempre la llevaba a todas partes. Como con "Princesa", mi perrita.

    La vendedora tardaba mucho en atender. A unas tres casas de la tienda se encontraban conversando dos señoras, al parecer estaban concentradísimas en lo que decía la una de la otra. Digo esto porque cuando mi pelota le rebotó a una de ellas, no sintió el contacto, ni oyo mis disculpas. Esa señora había dejado su puerta entreabierta. Los vecinos decían que ahí habitaba un perro. Yo desconocía tal murmuro, es más, hasta tenía cierta curiosidad por verlo, me fascinaban los perros. Tal vez ese podría ser la pareja de mi perrita pequinés, pensaba cándidamente.

    Mi deseo cambió en un minuto. A través de la puerta hacia su aparición un enorme y negro, negrísimo rottweiller. Corría hacía mí con gran locura . La primera impreción que tuve fue de miedo, no sabía qué hacer, el perro estaba a escazos metros de mí, solo atiné a gritar mientras "La bestia" ( supe después que se llamaba así) me propinaba una fuerte mordedura. Sentí un dolor intenso, había caido al suelo producto de esa mordida. No he visto desde ese día ojos tan negros, más negros que su propio pelaje. Nunca quise volver a ver los ojos de un perro.
    Los hijos que coincidentemente habían llegado, se percataron de la situación y se aprestaron a auxiliarme. Uno de ellos golpeó al animal. Éste ni se inmutó.

    Yacía inconciente. Cuando desperté me encontraba en una casa que no era mía y en una cama que tampoco era mía. Una mujer me consolaba, no era mi madre. Comencé a sentir nuevamente temor. No quería volver a escuchar el ladrido de perros, no quería verlos.
    ¡Mamá, mamá! gritaba. Intenté pararme, pero no pude. - Te he lavado la herida con jabón- La mujer no pudo terminar de hablar porque el continuo estruendo de la puerta no dejaba de sonar. Parecía que gritaban. Enseguida abrieron la puerta, era mi madre. ¡Josh!, ¡Josh! ¡ Donde esta mi hijo! ¡y el perro ,donde esta ese perro!". Quería encontrar a los dos.

    Sali de esa casa cargado por papá. Le seguían mi madre y una tía. El esposo de la señora también salió de su casa para llevarme en su auto al hospital.
    Quise sentarme. Apenas lo hice, sentí mucho dolor. Fue entonces que tomé conciencia. la herida había sido en el glutio.

    A partir de ese hecho traumático no tuve ningún acercamiento con perros, cuando ahora camino por las calles siempre me percato no sean perros los que salen de sus casas y si es así desvío el camino. Evito mirarles a los ojos porque me recuerdan a los de "La bestia".

    En ese tiempo tenía apenas cinco años. Desde ese momento decidí declarar mi aberración por ellos. Incluso "Princesa" la perrita de la casa, a la que llévabamos a pasear al parque con mis padres, había dejado de ser mi amiga. Ahora era mi peor enemigo. Sí, enemigo. Cuando se siente miedo por alguien uno no distingue el sexo.

    El terror era tal que me encerraba en el baño con el único objetivo de no verlo. Todo estaba dicho. Los días de "Princesa" estaban contados.
    Cierta mañana, la mascota - no sé como ni por qué- entró al cuarto donde me encontraba. Me despertó con lamidas en el rostro. Cuando abrí los ojos no pude creerlo.Palidecí de sobremonera y grité. Mamá apareció a los pocos segundos y le dio una bofetada a la perrita. Las orejas de ésta (o éste) se achataron temblorosas.
    "Princesa" era sencible.

    Dicen que las mascotas se parecen a sus dueños...
     
    Última edición: 2 May 2010


  2. pgest0

    pgest0 Suspendido

    Registro:
    25 Feb 2008
    Mensajes:
    2,510
    Likes:
    316
    La técnica narrativa es simple y se han cometido algunos errores ortográficos, pero la lectura no es tediosa. Ahora bien, aquí hay una incoherencia:

    No puede sentirse curiosidad por un perro cuya existencia se desconoce. La prisa por publicar el escrito puede explicar tal error.

    El argumento es sencillo, no ofrece mucha emoción. Es absurdo el miedo que después le causa la perrita y el final es precipitado y un tanto odioso. Sin embargo, existe bastante verosimilitud en el hecho de que sea un niño el narrador, lo cual justifica la simplicidad del relato.
     
  3. CHIS

    CHIS Miembro maestro

    Registro:
    20 Mar 2010
    Mensajes:
    515
    Likes:
    96
    Es cierto, hay algunos errores ortográficos y un par de frases sueltas. Estoy de acuerdo con pgesto, el texto está escrito con cierta improbisación . Hay que darle más tiempo a lo que escribimos.
    De todas formas hay cosas interesantes. A pulir más.
     
  4. aliz

    aliz Miembro de plata

    Registro:
    23 Oct 2009
    Mensajes:
    3,352
    Likes:
    1,090
    vaya improvisación.


    Bueno, respecto al tema ; resulta algo coherente si en sí lo relata un niño, sobre todo el tedio de referirse a su "perrita" como Princesa. Es comprensible el temor de una criatura hacia el ataque de un animal, pero el miedo de aquel me pareció muy superlativo, hasta forzado.

    Me agradó el tipo de conexión que se trató de mostrar en la frase final :

    ******************
    Las orejas de ésta (o éste) se achataron temblorosas.
    "Princesa" era sencible.

    Dicen que las mascotas se parecen a sus dueños...

    *******************

    La única a la que le encontré sentido.
     
  5. Demon181

    Demon181 Miembro de plata

    Registro:
    2 Ago 2009
    Mensajes:
    3,787
    Likes:
    3,923
    El relato en si, es interesante. Tal ves hubiera sido mejor ponerle más énfasis a la escena de la mordedura del perro, un poco mas de emocion, de drama.
     
  6. Deshabitante

    Deshabitante Miembro de plata

    Registro:
    13 Set 2009
    Mensajes:
    3,725
    Likes:
    917
    bueno, la verdad no conosco lo suficiente al redactor de este texto y es que honestamente no llega a convencerme de nada, asi que mi estimado lo mejor seria que leas mas y practiques.

    hay 7
     
  7. Gorgojo

    Gorgojo Suspendido

    Registro:
    5 Jun 2009
    Mensajes:
    1,203
    Likes:
    39
    Creo que ni el niño más inexpresivo contaría de esa forma ni la más pequeña mordedura de un hamster; si encima me dice que es un gran Rottweiller, lo más probable es que lo desgarre, lo sacuda, lo arrastre y que pierda hasta la movilidad en la pierna.
     
  8. Cholo_King

    Cholo_King Miembro de bronce

    Registro:
    6 Feb 2009
    Mensajes:
    1,093
    Likes:
    157
    Señores, se hacen públicas las autorías del PE-3.

    Saludos [​IMG]

    Cholo_King
     
  9. academicopre

    academicopre Suspendido

    Registro:
    17 Ene 2010
    Mensajes:
    3,082
    Likes:
    85
    palabras muy sencillas.