PE - 3.10: Ella viste de verde // por Vlein Gusas --- (por Deshabitante)

Publicado en 'Proyecto Escritura' por Cholo_King, 28 Mar 2010.





  1. Cholo_King

    Cholo_King Miembro de bronce

    Registro:
    6 Feb 2009
    Mensajes:
    1,093
    Likes:
    157




    ELLA VISTE DE VERDE




    Empezó tarde aunque no era tan tarde para empezar pues creía que nada podría pasar y camino pacientemente de un lado a otro en su cuarto
    - 3:15 y todavía no llega
    Siguió caminando alrededor sin pensar en nada el solamente esperaba, se asomo a la ventana y vio el panorama gris de un callejón gris que nadie limpia en una ciudad gris que nadie cuida, desalentado por el hecho de estar en un tercer piso volvió la mirada a su cuarto y vio lo mismo que hace una hora, para cerciorarse fue al ropero y se miro al espejo y si él era igual, vio los cajones empolvados de su ropero y también le parecieron normales, el no recordaba cuando llego el polvo a esos cajones pero eso no importaba pues todo estaba ordenado y el solo estaba esperando en fin era el día y la espera lo tenía impaciente. Miro su reloj.
    - 3:17 - esto es en vano pensó
    Por un instante recordó aquella mañana en que conversaba con Caleb mientras desayunaban sentados en una carretilla ambulante, paso una señora de aspecto provinciano vendiendo tofis y nadie le compro nada pero antes de irse de largo retrocedió los 2 pasos que la separaban de Sandro y le dijo: “joven arregle sus cosas que el primer martes de febrero y va a ser antes de las 4”, Sandro tomo esa frase como el de una vieja resentida por la mala suerte de aquella mañana y muy pronto olvido aquello hasta que la noche previa al año nuevo volvió a ver a la misma mujer por unos instantes, desde aquel momento no pudo dormir tranquilo pues a pesar de que la vio solo por unos segundos supo que esa era la confirmación de que el día de su muerte estaba fijado y empezó a ser corroído por la paranoia de no querer dormir pensando que así un día no terminaría y el siguiente no empezaría nunca como un método para estancar los planes de la muerte, lo cual el no creía en realidad puesto que su pelea era contra el tiempo y no con la muerte. Al terminar enero ya había abandonado la universidad y solo quedaban en su cuarto dos mudas de ropa y el dinero suficiente para llegar al martes y con una sola duda ¿Cómo sería la muerte?, era un pensamiento que lo fascinaba y al mismo tiempo le causaba terror, así pasaba sus últimos días en el cuarto apenas comiendo lo necesario y pensando en voz alta todo el tiempo: “ella definitivamente es una mujer” “ella debe ser hermosa y elegante por el sencillo detalle de ser mujer” “ella debe horrible y es por eso que aquel que la ve se muere” “ella seguramente puede atravesar las paredes o flotar en el aire o caminar en el agua, no hay lugar donde esconderse de ella” “ella ¿vendrá vestida de negro?” “no, ella seguro viste de manera más sofisticada ella solo puede vestir de verde” así pasaba el tiempo para él entre preguntas entra preguntas irrelevantes y a la vez tan enigmáticas e insalvables, solía pensar que daba igual puesto que pronto la conocería en persona así que ya daba igual el especular.
    - 3:19 – debería irme a recostar y morir dormido… sería lo mejor, aun que si hago eso luego no sabría de qué color es su ropa ni como es su cara, seguro es hermosa y seduce a todos a tal punto que cuando saben que tienen que morir para seguirla no dudan en hacerlo.
    Y Sandro volvió a caminar en círculos por su cuarto con la mirada asustada y extraviada sin poder recordar nada de lo que era su pasado, pero pronto algo distrajo su atención de la distracción que era mirar las paredes y la ventana sin rumbo fijo, detrás de su puerta una sombra se proyectaba por la rendija del piso, la había visto anteriormente pero solo esta vez le produjo miedo, un miedo irreprimible que se reflejaba en sus ojos casi a punto de reventar o de salir de su lugar, que se deslizaba por su rostro convertido en sudor un miedo que le estaba haciendo sentir frio en el estomago.
    - Quien está allí.
    El silencio fue la única respuesta en cambio vio que la sombra en el piso ganaba cada vez más un espacio, un espacio milimétrico que después de un minuto que pareció una hora le daba la impresión de que prácticamente ya tenía a la muerte dentro de su cuarto o al menos tenía a su sombra completa y ella estaba a una fracción de aparecer o de materializarse, entonces la puerta emitió un sonido muy leve y prolongado que duro un segundo y que parecía no terminar nunca, los ojos de Sandro se hundieron en sus cuencas y su rostro expreso un terror tan profundo que parecía no ser de este mundo, “es ella” “está entrando” “esa entrando….” “¿porque demora tanto?” “¿será que siente pena de mi y quiere que huya?” “no su trabajo es llevárselos y después de llevarse tanta gente, no siente pena de nadie” “será…” “¿será que esta apenada?” “¿Por qué estaría apenada?” “¿porque?” “es una mujer y yo soy un hombre, ¿será que le gusto?” “no pero algo tiene que ver” “pero ¿qué?” “¡ya lo sé!”, en ese momento estuvo completamente seguro de que la muerte estaba retocándose el maquillaje, como todas las mujeres del mundo su debilidad era la vanidad y por eso lo hacía esperar tanto, “¿y si es hermosa por que se maquila tanto?” “¡oh no!”, y dedujo que la muerte en si era como la ilustraban, era un cadáver y era horrendo, solo así se explicaría el por qué necesitaría maquillarse tanto, Sandro no pudo evitar cambiar la cara de horror por la de desilusión pero no tuvo tiempo para desilusionarse por mucho tiempo puesto que la puerta empezó a ceder lentamente y se pudo vislumbrar un largo vestido color verde oscuro que llegaba desde el piso moldeando un par de largas piernas y unas caderas amplias en las que comenzaba una maraña indescifrable de cabello castaño que cubría el pecho y el rostro de la muerte, un movimiento su cabeza lo puso en cautela… su cabeza se inclinaba a un lado y el supo que pronto vería el rostro de aquel ser y sin pensarlo una vez salto por la ventana. A parecer caer tres pisos lo ayudo a relajarse puesto que estuvo quieto unos diez minutos, luego dio un leve movimiento con la cabeza y vio su reloj.
    - 3:22 – ah si al final si vestía de verde y su rostro era…
    Pero no pudo concentrarse en recordarlo, una hoja seca le había rozado la mano y al girar a verla vio mas hojas volar hacia él “la hoja esta tostada como el arena del mar” pensó, “papa no, yo no quería hacerlo, no papa yo solo tengo cinco años, suéltame” el viento le despertó y vio la hoja aun en su mano “mmm no era papa”, vio entonces la danza de figuras en la que solía abstraerse “no era papa, el cojo, el grillo, la alfombra” pero el viento termino de llevarse las hojas y con ellas las figuras de su imaginación.
    - 3:43 – vaya no me duele nada.
    Tomo un poco de aliento recordó a la visita indeseable en su cuarto y pensó que solo podía correr y nunca detenerse, empezó a dirigirse al final del callejón así el gris iluminado intensamente por el sol de febrero en la tarde y no pudo llegar, una fuerza que nacía de su propio estomago lo elevo a pocos centímetros del suelo y lo absorbió de regreso a su cuarto.
    - Ahh, vaya esta todo igual y… son las 2:15, creo que dormiré una hora más.
    Sandro no lo había notado nunca pero su posición de dormir en la cama era idéntica a la de los muertos en sus ataúdes, pero no pudo continuar su sueño un sonido en la cerradura de la puerta lo sobresalto, se dijo a si mismo que no esperaba que la muerte hiciera ruido al entrar a cumplir con llevarlo, pero todo paso muy rápido una señora y una joven habían entrado y la joven observaba la cama sin fijarse siquiera en Sandro, la señora decía cosas acerca de que poner un nuevo espejo en el ropero le costaría unos 30 soles, Sandro se levanto aun impresionado de que nadie le dirigiera la palabra y pudo ver a la cacera abrir la puerta del ropera y sacar una foto al mismo tiempo que le aseguraba a la joven que para su regreso tendría el cuarto completamente limpio de todo ese polvo. Sandro se acerco al espejo mientras la cacera y la joven hablaban sobre el estado de la ventana y allí donde siempre estuvo su rostro ahora no había más que madera.

     
    Última edición: 2 May 2010


  2. Rapsodah

    Rapsodah Miembro nuevo

    Registro:
    24 Mar 2010
    Mensajes:
    8
    Likes:
    0
    No voy a ser cruel contigo, aunque debo confesar ser criticona, tu historia es ligeramente atractiva, aunque tienes algunos errores ortográficos, quizá tenias hambre mientras escribías y por eso fue que te comiste algunas palabras. En otros casos los signos de puntuación no son oportunos y en algunos casos extras te comiste también los signos de puntuación como en la pregunta

    Quien está allí

    Hay partes de tu historia que son un poco complicadas de imaginárselas o que simplemente no tienen ilación en mi cabeza. Te deseo suerte y sigue escribiendo que con la práctica se mejora.
     
  3. pgest0

    pgest0 Suspendido

    Registro:
    25 Feb 2008
    Mensajes:
    2,510
    Likes:
    316
    No hay consistencia en los hechos, algunos de los cuales tampoco están bien conectados. La narración está mal estructurada y vuelve soporífera la lectura; el poco dominio de la puntuación perjudica bastante al escrito.

    Los hechos de la parte final pueden levantar un poco al escrito, pero la inconsistencia del argumento es determinante.

    En suma, el autor parece haber escrito más para sí mismo que para los demás.
     
  4. aliz

    aliz Miembro de plata

    Registro:
    23 Oct 2009
    Mensajes:
    3,352
    Likes:
    1,090
    Hay comas que debieron ser necesarias para apartar ideas y no se usaron.

    Las frases se pierden por momentos, pierden la textura de provocar a la imaginación.
    Demasiada descripción en la muerte, no se optó por más características, sólo se enfocó la curiosidad de la belleza , la belleza y la belleza de esta. No se jugó con el título en sí. Se debió poner mas énfasis en el traje verde. Apenas se menciona una vez o dos...

    Por otro lado, muy cliché ( por no decir chicle ) el hecho de usar :

    “papa no, yo no quería hacerlo, no papa yo solo tengo cinco años, suéltame” el viento le despertó y vio la hoja aun en su mano “mmm no era papa”

    De eso ya se ha visto muchas veces. La típica pesadilla, despiertas y voilá! era sólo un mal sueño.
     
  5. Deshabitante

    Deshabitante Miembro de plata

    Registro:
    13 Set 2009
    Mensajes:
    3,725
    Likes:
    917
    Hola :D
    emm yo escribi esa cosa y me siento contento de lo que salio, ahora bien si dicen que escribi para mi mismo.. tal vez tengan razon reconosco ser pesimo en ortografia pero si no son capaces de develar o imaginar el curso de una historia simple y lineal... lo siento no pienso escribir "mientras imaginaba / o cielos era un sueño / y al dia siguiente / recordando hace mucho tiempo / era una alucinacion / y recien se dio cuenta de que dia tras dia habia vivido lo mismo".

    en fin lo unico que lamento es que este publicado con este tipo de letra y que no este en color verde :(, porfa CK a ver si editas y le pones color verde plz (es mi favorito xD)

    jaludos
    hay 7
     
    Última edición: 29 Mar 2010
  6. Gorgojo

    Gorgojo Suspendido

    Registro:
    5 Jun 2009
    Mensajes:
    1,203
    Likes:
    39
    creo que ya le han dicho lo de las comas y las faltas ortográficas, por ejemplo, esta inmensa oración puede tener miles de formas de ser redactada y cambiar su sentido:

    v.o.
    Sandro no pudo evitar cambiar la cara de horror por la de desilusión pero no tuvo tiempo para desilusionarse por mucho tiempo puesto que la puerta empezó a ceder lentamente y se pudo vislumbrar un largo vestido color verde oscuro que llegaba desde el piso moldeando un par de largas piernas y unas caderas amplias en las que comenzaba una maraña indescifrable de cabello castaño que cubría el pecho y el rostro de la muerte,

    v2
    Sandro no pudo evitar cambiar la cara de horror por la de desilusión, no tuvo tiempo para desilusionarse, por mucho tiempo puesto que la puerta empezó a ceder lentamente y se pudo vislumbrar un largo vestido color verde oscuro que llegaba desde el piso, moldeando un par de largas piernas y unas caderas amplias en las que comenzaba una maraña indescifrable de cabello castaño que cubría el pecho y el rostro de la muerte,

    v3
    Sandro no pudo evitar cambiar, la cara de horror por la de desilusión no tuvo tiempo para desilusionarse por mucho tiempo, puesto que la puerta empezó a ceder lentamente y se pudo vislumbrar un largo vestido color verde oscuro que llegaba desde el piso, moldeando un par de largas piernas y unas caderas amplias, en las que comenzaba una maraña indescifrable de cabello castaño que cubría el pecho y el rostro de la muerte,

    me parece rescatable lo de ir marcando los tiempos para denotar la angustia del personaje, pero la narración no denota esta angustia, se queda corta.

    mi parte preferida fue la imagen que da el cuento cuando el personaje intenta verse en el espejo y ve la ventana rota, eso me recordó a la peli "Los otros", lo del color verde me trajo a la cabeza este poema de Lorca:

    Romance Sonámbulo


    Verde que te quiero verde.
    Verde viento. Verdes ramas.
    El barco sobre la mar
    y el caballo en la montaña.
    Con la sombra en la cintura
    ella sueña en su baranda,
    verde carne, pelo verde,
    con ojos de fría plata.
    Verde que te quiero verde.
    Bajo la luna gitana,
    las cosas la están mirando
    y ella no puede mirarlas.

    Verde que te quiero verde.
    Grandes estrellas de escarcha,
    vienen con el pez de sombra
    que abre el camino del alba.
    La higuera frota su viento
    con la lija de sus ramas,
    y el monte, gato garduño,
    eriza sus pitas agrias.
    ¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde?
    Ella sigue en su baranda,
    verde carne, pelo verde,
    soñando en la mar amarga.

    --Compadre, quiero cambiar
    mi caballo por su casa,
    mi montura por su espejo,
    mi cuchillo por su manta.
    Compadre, vengo sangrando,
    desde los puertos de Cabra.
    --Si yo pudiera, mocito,
    este trato se cerraba.
    Pero yo ya no soy yo,
    ni mi casa es ya mi casa.
    --Compadre, quiero morir,
    decentemente en mi cama.
    De acero, si puede ser,
    con las sábanas de holanda.
    ¿No ves la herida que tengo
    desde el pecho a la garganta?
    --Trescientas rosas morenas
    lleva tu pechera blanca.
    Tu sangre rezuma y huele
    alrededor de tu faja.
    Pero yo ya no soy yo,
    ni mi casa es ya mi casa.
    --Dejadme subir al menos
    hasta las altas barandas,
    ¡dejadme subir!, dejadme
    hasta las verdes barandas.
    Barandales de la luna
    por donde retumba el agua.

    Ya suben los dos compadres
    hacia las altas barandas.
    Dejando un rastro de sangre.
    Dejando un rastro de lágrimas.
    Temblaban en los tejados
    farolillos de hojalata.
    Mil panderos de cristal
    herían la madrugada.

    Verde que te quiero verde,
    verde viento, verdes ramas.
    Los dos compadres subieron.
    El largo viento dejaba
    en la boca un raro gusto
    de hiel, de menta y de albahaca.
    --¡Compadre! ¿Dónde está, dime?
    ¿Dónde está tu niña amarga?
    ¡Cuántas veces te esperó!
    ¡Cuántas veces te esperara,
    cara fresca, negro pelo,
    en esta verde baranda!

    Sobre el rostro del aljibe
    se mecía la gitana.
    Verde carne, pelo verde,
    con ojos de fría plata.
    Un carámbano de luna
    la sostiene sobre el agua.
    La noche se puso íntima
    como una pequeña plaza.
    Guardias civiles borrachos
    en la puerta golpeaban.
    Verde que te quiero verde,
    verde viento, verdes ramas.
    El barco sobre la mar.
    Y el caballo en la montaña.
     
    Última edición: 1 Abr 2010
  7. José Elías

    José Elías Miembro de bronce

    Registro:
    9 Abr 2009
    Mensajes:
    1,178
    Likes:
    132
    Si no estás dispuesto a recibir críticas de parte de los lectores, ¿por qué participaste en esta actividad? Uno escribe para que lo lean, no para que lo descifren. Es cierto que hay escritores difíciles, pero esos son escritores.
     
    Última edición: 3 Abr 2010
  8. jorgek92a

    jorgek92a Miembro de bronce

    Registro:
    11 Feb 2009
    Mensajes:
    2,014
    Likes:
    107
    No se tenían que reservar las identidades hasta el fin del proyecto?
     
    Última edición: 3 Abr 2010
  9. Deshabitante

    Deshabitante Miembro de plata

    Registro:
    13 Set 2009
    Mensajes:
    3,725
    Likes:
    917
    en serio? eso no lo tenia en cuenta :errr:

    voy a consultar...
     
  10. _Truth

    _Truth Suspendido

    Registro:
    7 Ago 2009
    Mensajes:
    5,240
    Likes:
    754
    Bueno tiene razon el brother con las 2 ultimas lineas de su post.
     
    Última edición: 1 May 2010
  11. Cholo_King

    Cholo_King Miembro de bronce

    Registro:
    6 Feb 2009
    Mensajes:
    1,093
    Likes:
    157
    Señores, se hacen públicas las autorías del PE-3.

    Saludos [​IMG]

    Cholo_King
     
  12. 2009

    2009 Miembro de oro

    Registro:
    30 Mar 2009
    Mensajes:
    5,147
    Likes:
    681
    Creo que se podrìa añadir a las bases el tema de mantener el anonimato ¬¬
     
  13. Deshabitante

    Deshabitante Miembro de plata

    Registro:
    13 Set 2009
    Mensajes:
    3,725
    Likes:
    917
    Lo del anonimato es algo que no sabia, pense que esto estaria abierto al debate y por ello mi respuesta y tambien pido disculpas si es que mi respuesta parecio aspera, ahora bien solo una cosa para ese comentario de que ciertas cosas son exclusividad de los escritores...

    ¿acaso un escritor no es alguien que escribe?
    si quisieramos diferenciar a un aficionado de un profesional podriamos acudir a la fama de uno y la inexperiencia del otro al que el termino escritor le caeria.. por asi decirlo: muy grande, sin embargo no deberian olvidar que si bien no cualquiera escribe las cosas que llegan a gustarte, un escritor puede venir de cualquier parte.

    hay 7