PE - 15.6: Al niño de la chalina roja // Donald Droper --- (por Stuart)

Publicado en 'Proyecto Escritura' por Cholo_King, 22 Jun 2011.





  1. Cholo_King

    Cholo_King Miembro de bronce

    Registro:
    6 Feb 2009
    Mensajes:
    1,093
    Likes:
    157




    [FONT=&quot]Al niño de la chalina roja[/FONT]





    [FONT=&quot]“Los insomnes solo buscan un sueño digno.”[/FONT]​



    [FONT=&quot](Emil Dovifat)[/FONT]​


    [FONT=&quot]Antes de comenzar esta carta, déjeme recordarle que soy insomne. Difícilmente consigo dormir y, cuando lo logro, el más leve sonido exterior me despierta con facilidad. Cuando me es sumamente necesario el descanso (es decir, cuando tengo días bastante cargados) ingiero la medicación prescrita por el doctor y puedo coger la almohada con la mayor confianza.[/FONT]
    [FONT=&quot]¿Por qué empezar mi relato así? Pues para advertirle lo difícil que fue encontrarlo a usted en el sueño. Los insomnes rara vez tenemos uno que valga la pena ser contado. O nunca los terminamos o, en el peor de los casos, nos sumergimos en el agujero negro del no espacio-tiempo donde nunca hay imágenes que podamos rescatar. Algo digno que altere nuestros desayunos.[/FONT]
    [FONT=&quot]No recuerdo muy bien las cosas que hacía hasta que tuve conciencia de que estaba en un sueño. ¿Y cómo lo logré? Pues, tengo mis técnicas. Recuerdo que volvía al repetido sueño de las viejas aulas en donde tenía la urgencia de robar un libro. Era algo repetitivo. Robar. Entrar en la biblioteca de esa escuela y asaltarla. Mientras me dirigía al lugar de siempre, el eterno pasillo del reciento en donde el sueño deriva en cualquier cosa menos en una biblioteca, tuve un brillo de la conciencia. Tuve la certeza de que había un yo dormido que soñaba esto y, para comprobarlo, decidí ver la hora.[/FONT]
    [FONT=&quot]Esta es una técnica esencial. Mientras escribo esto, miro la hora y son las once y tres de la noche. Puedo dejar pasar unos instantes, vertiendo las líneas de este párrafo para que se deslicen en la página blanca del ordenador, entonces vuelvo a mirar y ya son once y cuatro. Hay lógica.[/FONT]
    [FONT=&quot]En el sueño, como indica este artificio, busqué en mi muñeca un reloj y allí estaba. Pueden suceder dos cosas: que el tiempo se distorsione en ese instante (las agujas del reloj nunca indican una hora verdadera y siempre están moviéndose) o que simplemente se observe una pantalla en blanco. A mí me sucedió lo primero.[/FONT]
    [FONT=&quot]Alegre por el descubrimiento, pensé que era necesario abrir la primera puerta y encontrar a mi actriz porno favorita en una cama. Total, siendo consciente de tu sueño puedes hacer lo que te dé la gana.[/FONT]
    [FONT=&quot]Cuando me acerqué a la puerta, vi que había un cristal ovalado que permitía ver el interior del cuarto. Era fácil suponer que se trataba de un salón de clases.[/FONT]
    [FONT=&quot]Sin entrar en él, me puse a ver a los niños que estaban sentados y jugaban con plastilinas o hacían coloridos garabatos. En eso, me llamó mucho la atención un niño nada más que por sus facciones. Era… era como yo. Era un prototipo de mí.[/FONT]
    [FONT=&quot]Lo escuché hablar casi como si me reconociera en cada una de sus palabras y los deditos que tamborileaban la mesa mientras se dirigía a un grupo de tres o cuatro niños. Definitivamente era yo. Allí estaba yo mintiéndoles a todos, captando su atención y haciendo magia con las palabras.[/FONT]
    [FONT=&quot]Tenía esas cejas pobladas, prólogo de éstas más negras aún que ahora poseo, y ese cabello rizado del que ya brotan algunas canas. Llevaba, para protegerse en vano de ese invierno cruel, una chalina roja que lo distinguía de los demás.[/FONT]
    [FONT=&quot]Fue raro, tuve el impulso de intervenir. Busqué a la maestra y no había ninguna. Entonces un niño de su grupo de hipnotizados se fijó en mí y me señaló. Usted continuaba perorando, mientras los demás niños se codeaban y me miraban extrañados. Observé atentamente su boca que se abría para crear palabras de aire y en algún momento se quedó abierta. Me concentré en esa vía de acceso y sentí que era tragado con no poca paciencia y mucha habilidad. Resbalé dentro de su tracto digestivo y desperté. [/FONT]
    [FONT=&quot]¿Para qué narrarle esto?[/FONT]
    [FONT=&quot]En aquella época usted contaba con ocho años y, tal vez no lo sepa, pero sus pulmones se llenaron de agua antes de cumplir los nueve y murió de una aparatosa neumonía antes que pueda soñar siquiera con robar libros. Le escribía para comunicarle su inminente deceso y decirle -lo que es más raro aún- que yo pude sobrevivir.[/FONT]
    [FONT=&quot]Antes de finalizar, le propongo una cosa: suéñeme usted a mí. Pero suéñeme como le hubiera gustado ser y no como soy en realidad. Suéñeme de manera eterna y en el mejor de los mundos paralelos posibles. Cree su propio Jardín del Edén. Y no despierte nunca. [/FONT]
     
    Última edición: 17 Jul 2011
    A halcon777 y AbrajamZZzz les gustó este mensaje.


  2. squizo

    squizo Miembro maestro

    Registro:
    8 Jul 2009
    Mensajes:
    676
    Likes:
    105
    Salvo una observación:
    "...y murió de una aparatosa neumonía antes que pueda soñar..."
    debería ser: "y murió de una aparatosa neumonía antes que pudiera soñar"

    Me ha gustado el relato, la idea está bien desarrollada y la trama se desarrolla sin distracciones innecesarias ni ambigüedades.
     
  3. Belano

    Belano Miembro maestro

    Registro:
    1 Ene 2010
    Mensajes:
    812
    Likes:
    151
    me gusta. dentro de todos los que he leído, lastimosamente, este, creo, es el único bueno.

    aunque, como ya he dicho alguna vez, me gustaría ver un desarrollo más extenso del cuento, siento que de la idea se pueden aprovechar muchas más cosas.

    n_n
     
  4. brunomolina

    brunomolina Suspendido

    Registro:
    16 Feb 2011
    Mensajes:
    182
    Likes:
    60
    Una buena narración sin dudas. Como tema principal sobresale la evocación... La evocación al sueño, a la infancia, a la muerte...
    Esta frase me gustó: "Suéñeme de manera eterna y en el mejor de los mundos paralelos posibles". Y aunque precisamente esta frase sea de la última parte, siento que hubieras podido darle un mejor final a la narración.