Ni Keiko ni Humala saben qué hacer en segunda vuelta

Publicado en 'Política' por donat0, 22 Abr 2011.





  1. donat0

    donat0 Miembro de bronce

    Registro:
    25 Mar 2011
    Mensajes:
    1,125
    Likes:
    783




    Luis Costa Bonino, exasesor de las campañas presidenciales de Luiz Inácio Lula Da Silva y de Francois Mitterrand, afirma que las amenazas a la democracia en el Perú no están en los candidatos “antidemocráticos” que pasaron a la segunda vuelta sino en los candidatos “democráticos” que se quedaron.

    ¿A estas alturas de la campaña de la segunda vuelta es posible prever cómo llegarán los candidatos al 5 de junio?
    En los sistemas de dos vueltas siempre las semanas críticas son la inmediatamente anterior al día de elección de la primera vuelta y las dos semanas posteriores. Si no pasara algo demasiado drástico, yo diría claramente que va a ser Ollanta Humala el próximo presidente del Perú.
    ¿Cómo así llega a esa conclusión?
    Por varias cosas, pero no es tanto por una cuestión de méritos propios (de Ollanta Humala) sino porque, normalmente, en todos lados ocurre que el ganador de la primera vuelta siempre tiene un efecto de arrastre en la intención de voto, pero por otro lado ocurre que, insospechadamente, los líderes políticos que quedaron fuera de la segunda vuelta le hicieron un increíble regalo a Humala tomándose fotos con él.
    ¿Le favorece eso aún cuando no ha habido pactos de por medio?
    Las fotos son lo único que necesita Ollanta Humala para ganar, y estos líderes políticos se las regalaron incondicionalmente, de una manera muy ingenua. Lo que podría cambiar la situación es que Keiko Fujimori tenga una estrategia muy afinada, aunque, dicho sea de paso, está claro que ninguno de los dos candidatos tiene la menor idea de cómo hacer una campaña de segunda vuelta.
    ¿La convocatoria a distinas personalidades no es parte de esa estrategia en el caso de Humala?
    Eso también es una muestra de que Humala no tiene la menor idea de cómo hacer una campaña de segunda vuelta. Esa convocatoria a los técnicos tiene fundamento en la primera vuelta, cuando se trata de impresionar a los líderes de opinión; en la segunda vuelta es otra la dinámica. La convocatoria que hizo Humala sirve menos que cero; y lo que hizo Fujimori, de jurar por Dios que respetaría la democracia, es otra cosa que sirve menos que cero. Lo que tendrían que haber hecho es gestionar acuerdos con los demás candidatos. Hoy, la única posibilidad que Keiko tiene para ganar es que convoque a los líderes y haga un acuerdo de gobernabilidad.
    Pero la candidata ha dicho que no va a hacer pactos ni alianzas y que solo buscará coincidencias en las propuestas de gobierno.
    Ese es el camino directo a la derrota de Keiko, así, sin ningún tipo de matices.
    Humala habría expresado su intención de cambiar su plan de gobierno, aunque últimamente ha caído en algunas contradicciones en torno a esto, ¿cuál es su lectura?
    En realidad eso es simplemente ruido en un mensaje que debe ser muy claro y muy sencillo, que es el de democracia. Decir democracia en las palabras y en los hechos. Él, en los primeros cinco días después de la primera vuelta, se comportó muy bien, felicitó a todos, tuvo actitud muy abierta, pero al sexto día volvió sobre sus actitudes poco democráticas al señalar que su oponente es antidemocrática y corrupta.
    Eso parece ser parte de su estrategia de campaña porque lo ha repetido varias veces.
    Ese tipo de errores puede ser lo que le dé oportunidades a Keiko Fujimori. Mucha gente tiene miedo de las connotaciones antidemocráticas que puedan tener ambas candidaturas, sin embargo, lo que yo percibo es que las peores amenazas a la estabilidad democrática en el Perú ocurren no entre las candidaturas “antidemocráticas” que pasaron a la segunda vuelta sino entre las candidaturas “democráticas” que no pasaron.
    ¿Qué quiere decir con eso?
    Esos tres liderazgos “democráticos” (Toledo, Kuczynski y Castañeda) tendrían que saber que los componentes esenciales de la democracia son la negociación y el compromiso, y ellos no han negociado ni han tratado de hacer ningún tipo de compromiso político, en una actitud muy omisa hacia la vida política peruana. Ellos tendrían que haber optado por alguno de los dos candidatos, haber hecho un acuerdo democrático con uno los dos y haber hecho campaña por uno de ellos. Ellos no han hecho nada de eso, incluso se han autoflagelado porque han dicho que son incapaces de endosar votos, cosa que es una especie de autodevaluación política.
    Supongo que los excandidatos piensan que alinearse con cualquiera de los dos no sería bien visto por sus seguidores ni por buena parte de la opinión pública.
    Claro, pero ese problema se llama falta de liderazgo. El liderazgo implica interpretar la realidad, ver cuál es la lógica democrática profunda y conducir a sus seguidores en esa lógica. El Humala terrible no es el Humala con socios, es el Humala solo. Lo peor que pueden hacer es dejar a líderes poderosos solos. Lo que es claro es que los tres candidatos que quedaron fuera no están a la altura del liderazgo que deben tener en este momento y no han tenido la valentía de pagar costos políticos inmediatos, aliarse con cualquiera de los dos candidatos y negociar un esquema de unidad sobre la base del respeto a las reglas de juego democráticas.
    Kuczysnki trató de hacer eso.
    Lo hizo, pero parcialmente, y con bastante ingenuidad. Primero hay que negociar, llegar a un compromiso, hacer un acuerdo, institucionalizarlo y recién ahí tomarse una foto, porque, si no, se le está dando (al candidato) una legitimidad que no corresponde, una legitimidad de la cual no se vuelve. En este momento, las fotos que se tomaron con Humala son irreversibles.
    ¿Qué es más difícil de revertir: la imagen de radical de Humala o el pasido que carga Keiko de todo lo malo que significó el gobierno de su padre?
    Es profundamente antidemocrático descalificar a una persona por lo que haya hecho algún familiar. Estoy convencido de que si Keiko llega a ser presidenta no va a haber ningún problema con la democracia; y tampoco Humala debería ser una amenaza. El fiel que inclina hacia la democracia o hacia la antidemocracia la balanza del sistema político es lo que hagan los líderes políticos. Si ellos no hacen acuerdos democráticos con uno de los dos candidatos puede ser muy incierto el futuro democrático del Perú, y lo diría con más fuerza por el lado de Humala, porque alguien que es vencedor solo siempre tiene perspectivas más autoritarias que alguien que llega al poder compartiendo ese poder.



    Fuente: Peru21 :hi:
     
    A hagerchik le gustó este mensaje.