Nadie le cree a Alan G.

Publicado en 'Actualidad Nacional' por p4ntera, 20 Jun 2010.





  1. p4ntera

    p4ntera Miembro de plata

    Registro:
    23 Mar 2009
    Mensajes:
    3,306
    Likes:
    1,645




    Según encuesta de Universidad Católica, peruanos están insatisfechos con la democracia, aunque rechazan dictaduras y gobiernos autoritarios. En intención de voto, Castañeda sigue adelante superando a Keiko.

    La última encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica (IOP) pone en evidencia lo poco satisfecha que esta la sociedad respecto de la democracia y del funcionamiento de las instituciones que la sostienen.

    La muestra representativa de IOP tomada en los distritos de Lima Metropolitana evidenció que 65% de los encuestados están insatisfechos o muy insatisfechos con el funcionamiento de la democracia, y verificó una evaluación ciudadana negativa de los poderes Ejecutivo, Legislativo y judicial y los partidos políticos.

    El sondeo de IOP, tomado entre el 10 y el 14 de este mes, cuyo principal objetivo fue medir el estado de la opinión pública respecto a los candidatos a las elecciones municipales/regionales de este año y la presidencial del próximo, tuvo ligeras variantes respecto a las posiciones de los principales contendores. El alcalde de Lima, Luis Castañeda, conserva la delantera con 24 puntos, seguido por Keiko Fujimori con 19, Ollanta Humala con 11 y Alejandro Toledo con 10.

    Instituciones mal vistas
    La institución más vilipendiada es el Congreso que inspira poca o ninguna confianza a la población (88%), seguido de los partidos políticos y el Poder judicial con 84%, cada uno.

    El gobierno, como equipo administrador del Estado tampoco inspira confianza y tiene más rechazo (81%) que el propio presidente García, quien tiene 61% de desaprobación.

    La desconfianza en el gobierno crece en la medida de la lejanía de las poblaciones respecto a Lima. En el oriente amazónico llega a 92%, mientras que en el centro del país, donde están ubicadas las regiones más pobres (Ayacucho, Huancavelica, Apurímac) la poca o ninguna confianza en el gobierno crece hasta 94%. En Lima y Callao, el nivel de confianza sólo llega hasta el 21%, el más alto del país. Mientras en el norte y en el sur, donde hace poco hubo una gran demostración de rechazo al inicio de la exportación del gas de Camisea, el nivel de desconfianza en el Ejecutivo llega a 83%.

    Sólo la Iglesia Católica logra un nivel de confianza aceptable (53%), mientras las Fuerzas Armadas sólo consiguen un 36% de confianza, por debajo de los medios de comunicación (44%).

    La desconfianza en los llamados pilares de la democracia tal vez explique la insatisfacción ciudadana con el funcionamiento de la democracia. Sólo un 33% siente que está muy satisfecho o satisfecho con este modelo político, mientras un 65% están insatisfechos o muy insatisfechos. La población del centro da a conocer un alto grado de insatisfacción (77%), seguido por el sur (73%), luego Lima y Callao (63%), el norte (61%) y el oriente (60%).

    La insatisfacción de la ciudadanía no la lleva a preferir regímenes dictatoriales o gobierno autoritarios (16%), pues la mayoría (58%) considera que la democracia es “preferible a cualquier otra forma de gobierno”. Esta actitud, con pequeños altibajos, ha sido la predominante en los últimos años. Los sondeos de IOP demuestran que desde julio de 2007 hasta la actualidad, siempre ha sido mayor la preferencia por gobiernos democráticos.

    Política económica
    A la pregunta si “aprueba o desaprueba la política económica que viene implementando el actual gobierno del presidente Alan García Pérez?, la mayoría de encuestados la reprobó (59%), en especial los pobladores del sur y el centro (73%, ambos), mientras que el oriente (70%) y el norte (63%) también sobrepasan el promedio. Sólo Lima y Callao le dan algunos puntos menos de desaprobación (53%), pero aún así son la mayoría.

    Se reduce espacio de la izquierda
    La percepción de la ciudadanía respecto a su ubicación política mantiene la preferencia por el centro (19%), con una ligera inclinación hacia el centro derecha (9%) y derecha (11%), mientras que reduce su filiación hacia el centro izquierda (7%) e izquierda (6%).

    Aunque muchos podrían creer lo contrario, el sur tiene una clara orientación hacia el centro (24%), más que en LimaCallao (21%) y el oriente (19%), donde la derecha ha tenido un gran crecimiento (29%).

    Entre junio del año pasado y la última encuesta, ha bajado un punto el porcentaje de ciudadanos que tomaban la opción de calificarse de izquierda, y 3 puntos el de quienes dicen tener opciones de centro izquierda.

    Un 17% de encuestados calificó al gobierno actual de derecha y un 14% de centro derecha.

    Sin embargo, existe un 47% de encuestados que no definió su orientación política ni la del gobierno.

    Susana Grados Díaz
    Redacción