Lula afirma en Cabo Verde que Brasil nunca podrá pagar su deuda con África

Publicado en 'Actualidad Mundial' por luispardo, 3 Jul 2010.





  1. luispardo

    luispardo Suspendido

    Registro:
    8 Jun 2010
    Mensajes:
    524
    Likes:
    4




    Isla de la Sal (Cabo Verde), 3 jul (EFE).- El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró hoy que su país nunca podrá pagar la "deuda histórica" que tiene con África, en la primera Cumbre con la Comunidad Económica de los Estado de África Occidental (CEDEAO), celebrada en Cabo Verde.


    [​IMG]




    Lula inició hoy en Cabo Verde su última gira por África antes de abandonar la Presidencia, en la que tiene previsto visitar también Guinea Ecuatorial, Kenia, Tanzania, Zambia y Sudáfrica, donde piensa acudir a la final del Mundial de Fútbol 2010, del que la selección de Brasil fue eliminada ayer por Holanda.
    En la Cumbre Brasil-CEDEAO, hoy en la Isla de la Sal, Lula recalcó que "no hay manera de devolver nuestra deuda histórica con África. Somos deudores en todos los sentidos, en nuestra forma de ser, nuestra cultura y nuestro arte", ya que su país no sería el que es si no hubiera contado con el esfuerzo de millones de africanos.
    El Gobernante del mayor país iberoamericano indicó que Brasil no pretende sólo buscar en África nuevos mercados para sus productos, sino conseguir construir una relación que sirva para el mutuo beneficio.
    En este sentido, según Lula, se pretenden crear las condiciones para la transferencia de tecnología brasileña a los países de África, de modo que este continente "pueda producir lo que ahora producimos nosotros".
    Como primer paso, el gobernante suramericano indicó que crearán una universidad, con disciplinas fundamentales, en el estado nororiental brasileño de Ceara, que acogerá a 5.000 estudiantes de su país y otros 5.000 africanos, para que estos puedan acabar sus estudios en África y acelerar el desarrollo de sus países.
    También planteó la creación de un Centro Africano-Brasileño de Biofuel, para la capacitación en esta materia, además de un mecanismo financiero conjunto para incentivar las inversiones y el comercio mutuos.
    Lula, que ha visitado como presidente 25 países de los 53 de África, aseguró que la estrecha relación con este continente seguirá cuando el deje la Jefatura del Estado dentro de seis meses, pues es una "decisión política" de Brasil y "cualquiera que venga tras de mi está moral, política y éticamente comprometido".
    El jefe del Estado de Nigeria, Goodluck Jonathan, que ejerce la Presidencia de turno de los quince países de la CEDEAO, dijo por su parte que esta reunión "marcará época" y agradeció a Lula el que sea "un verdadero y gran amigo de África".
    Jonathan destacó la presencia de numerosos gobernantes de África Occidental en la reunión, como prueba del interés por las relaciones con Brasil y Suramérica y apunto a las energías renovables y la construcción de infraestructuras como los principales campos en los que el continente se puede aprovechar de la cooperación brasileña.
    El presidente de la Comisión de la CEDEAO, James Victor Gbeho, indicó por su parte que la Cumbre con Brasil supone avanzar en el sueño de gobernantes de ambos lados de Atlántico para conseguir la "unidad y solidaridad entre los pueblos de África, Suramérica y el Caribe".
    En una declaración conjunta al término de la Cumbre Brasil-CEDEAO, las partes señalaron que la cooperación la centrarán en conseguir la paz, erradicar la pobreza, garantizar la seguridad alimentaria, defender el medio ambiente, desarrollar las energías renovables y establecer un fluido diálogo político.
    Además, Brasil buscará con los quince países de África Occidental favorecer la colaboración entre sus sectores privados, desarrollar la construcción de infraestructuras, establecer un intercambio cultural y cooperar en materia de seguridad, con el fin de "aumentar y reforzar la alianza estratégica para el beneficio mutuo".
    Las dos partes piden en el documento que se acelere la reforma del sistema financiero internacional, para hacerlo más "equitativo, justo e incluyente" y que permita a los países en desarrollo estar presentes en los mecanismos de toma de decisiones de las organizaciones multilaterales.


    EFE