Los boicoteados (saboteados, bastardizados)

Publicado en 'Literatura' por André Bioy, 18 Set 2008.





  1. André Bioy

    André Bioy Miembro de bronce

    Registro:
    13 Oct 2007
    Mensajes:
    1,862
    Likes:
    64




    ¿Por qué no hablamos de literatos de verdad y cómo estos pseudo-escritores boicotean su obra?
    Comienzo:
    -Juan Salvador Gaviota (en inglés: Jonathan Livingston Seagull), es una fábula en forma de novela escrita por Richard Bach, sobre una gaviota y su aprendizaje sobre la vida y el volar, y una homilía sobre el autoperfeccionamiento y el sacrificio. Fue publicada por primera vez en 1970 como “Jonathan Livingston Seagull — a story”, y se convirtió en un favorito en los campus de las universidades estadounidenses. El libro que se reimprimió en el año 2006 ha logrado un sitial muy especial dentro de la literatura universal. Y Sergio Bambarén lo Boicotea con ¡"El delfín"!
    La estructura y la actitud de los personajes es semejante (¿igual?): ambos son parias de sus sociedad (la de gaviota en la de Bach, la de delfines en la de Bambarén), ambos creen que su vida no debe limitarse a hacer lo que los demás hacen (sólo volar y nadar por necesidad, y no por arte, como plantean ambos); el problema está aquí: mientras Bach genera una fábula de narración más brillante y complejidad superior (desarrolla conceptos de la aeronáutica mientras narra), Bambarén se queda razagado con el cíclico y hasta aburrido estribillo de "hay que alcanzar tu sueño", decayendo en la forma, el lenguaje y el tema, que al final es tan obvio (tan descomunalmente obvio) que acaba opacando la narración anterior. Resultado: una moraleja, antes que una narración...
     


  2. ram_mind

    ram_mind Miembro de bronce

    Registro:
    5 Jul 2008
    Mensajes:
    1,741
    Likes:
    95
    Buen tema, aquí voy yo.
     
    Última edición: 18 Set 2008
  3. ram_mind

    ram_mind Miembro de bronce

    Registro:
    5 Jul 2008
    Mensajes:
    1,741
    Likes:
    95
    Al menos BAMBAren le cambio el nombre a su obra. Uno que tuvo el descaro de no hacer siquiera eso es Paulo Coolo. Este sujeto no tuvo el menor reparo en copiar el nombre de un cuento de Jorge Luis Borges (el maestro, el ya no yá; disculpen el momento mark), y no contento con eso, uso la idea de este en un modo tergiversado y simplón. A que obra me refiero, pues a "El Zahir".

    La primera versión, la de Borges era un fascinate cuento que tocaba temas religiosos y psicológicos, sin ninguna pretención más que despertar asombro y reflexión en el lector. Aquí, el Zahir es uno de los tantos nombres que los seguidores del islam dan a Alá, además es uno de sus atributos: lo visible y notorio. Y así el protagonista, que se confunde con el propio Borges, encuentra un Zahir en Buenos Aires y este obeto poco a poco va consumiendo su memoria hasta el punto que le hace olvidar quién es el mismo. A pesar del argumento, el cuento no pretende que el lector tenga pena o látima alguna por el destino del protagonista, es más bien un ensayo sobre la memoria.
    Esta pieza aparece por primera vez dentro libro de cuentos "El Aleph", publicado en 1949, y es una de las cumbres máximas de la narrativa latinoamericana de todos los tiempos. Cada cuento es una pequeña obra maestra en si mismo. En cuanto al estilo, es de una ejecucución casi matemática, pareciera que no falta ni sobra palabra alguna.
    [​IMG]
    Bueno, ahora me toca el desagradable trabajo de hablar de la novela bastardizada "El Zahir" de Paulo Coelho (Coolo para algunos de sus detractores). El problema no es que tome la idea del zahir para hacer una nueva obra, el problema es que al darle su clasicó , manido y vituperable sentido de libro de autoayuda (o autoengaño), le quita al argumento no sólo su encanto inicial, sino que lo desfigura atrozmente. Lo peor de todo es que desde el inicio acepta este plagio, pero él (Coolo) quiere hacer creer que esta haciendo un homenaje (se pasa de cachaciento). En resumen, una obra no sólo totalmente prescindible, sino que además despreciable por la copia de baja calidad hecha.

    Como comprobarán cuando lean el cuento de Borges, el zahir ni por asomo es tomado como pretexto para un panfleto horroroso de autoayuda. Entre la versión de Borges y la de Coelho hay años luz de diferencia. El brasilero no le llega ni a los talones a Borges por más libros que venda que al único que ayudan es al propio autor, ya que le ayudan a hacer más grande su cuenta bancaria. La versión del argentino es infinitamente mayor en forma y fondo.

    Borges, es un capo, Coelho, un simple charlatán.

    P.D.:Espero que más gente se una a este tema. No sólo dando opiniones en favor, sino también seria bueno escuchar la otra parte, y así la conversación se hace más amplia, pero siempre usando argumentos sólidos, no simples y débiles respuestas.