las legiones de Julio Cesar vs la falange de Alejandro

Publicado en 'Historia Universal' por fijomesuspenden, 8 Jun 2010.





  1. fijomesuspenden

    fijomesuspenden Miembro de plata

    Registro:
    24 Dic 2009
    Mensajes:
    3,054
    Likes:
    1,471




    en un hipotetico enfrentamiento entre estos dos genios militares ¿cual creen ustedes que vencería?

    [​IMG]

    [​IMG]
     


  2. AUSIÀS

    AUSIÀS Miembro diamante

    Registro:
    9 Abr 2009
    Mensajes:
    12,838
    Likes:
    7,989
    sin duda las romanas , es indiscutible .

    el poder de roma , no era la espada , era la zapa . con esto queda dicho , alejandro magno estaba a años luz del poder de las legiones romanas .

    un ejercito romano de 100.000 hombres , movía al mismo tiempo una masa humana de 300.000 a 400.000 personas.

    un saludo :hi:
     
  3. Neuronauta

    Neuronauta Miembro diamante

    Registro:
    13 Abr 2009
    Mensajes:
    14,413
    Likes:
    13,826
    Ya hubo oportunidad cuando las legiones de Roma y las falanges de Macedonia se enfrentaron. Véase la Batalla de Cinoscéfalos (197 aC) contra Filipo V y la Batalla de Pidna (168 aC) contra su hijo, el último rey de Macedonia, Perseo. Como resultado, Macedonia pasó a ser parte del dominio de Roma.
     
  4. joseleg

    joseleg Miembro de plata

    Registro:
    26 Nov 2009
    Mensajes:
    3,069
    Likes:
    1,054
    La falange pierde, pero el ejercito de Alejandro gana contando con que Cesar no use axiliarios bien pagados y leales. La maquina de guerra de Alejandro y cesar no son solo la legion y la falange, las tropas auxiliarias en los flancos son vitales así como el terreno, por lo cual con tus condiciones es difisil de decidir un camino u otro. Por ejemplo, la falange es vulnerable al territorio, para desplegarse al maximo requiere de tierra plana.

    ----- mensaje añadido, 08-jun-2010 a las 17:23 -----

    Y como olvidar las guerras contra Pirro de Epiro?
     
  5. jafetbo

    jafetbo Suspendido

    Registro:
    23 Ene 2010
    Mensajes:
    5,043
    Likes:
    4,235
    El problema es que Roma ya habia escarmentado en las guerras punicas en las que los cartagineses de Anibal les habian propinado aplastantes derrotas.

    El gran heroe de Cartago habia exterminado a las legiones romanas en las batallas de Cannas y del lago Trasimeno. Gracias a esas derrotas los romanos pudieron hacer a la legion fuerte y al mismo tiempo flexible. Sin necesidad de grandes lanzas sino con grandes escudos y espadas cortas podian envolver y triturar como una tenaza a sus adversarios griegos.

    Como bien señala neronauta, en la batalla de Cinoscefalos, la la falange de macedonia, en Grecia aun invencible, no habia cambiado desde los tiempos de Alejandro. En cambio la romana que habia aprendido de la griega habia evolucionado gracias al contacto con enemigos y tacticas diversas. La superioridad de la legion fue completa y la victoria romana absoluta.

    Si Alejandro hubiera vivido en los tiempos de Cesar habria cambiado sus tacticas y habria evitado una batalla campal contra las legiones romanas. A su vez Cesar hubiera cambiado a su vez para enfrentarse a este genio griego.

    Es como un clasico en el futbol; cualquier cosa puede pasar.
     
  6. joseleg

    joseleg Miembro de plata

    Registro:
    26 Nov 2009
    Mensajes:
    3,069
    Likes:
    1,054
    Tal vez Alejandro hubiera cambiado el escudo a los hispapistas y los hubiera hecho mas numerosos para cubrir los flancos de la falange.

    ----- mensaje añadido, 09-jun-2010 a las 14:43 -----

    Saben que, no molesten tanto y jueguen roma total war, muajajajajajaja
     
  7. AUSIÀS

    AUSIÀS Miembro diamante

    Registro:
    9 Abr 2009
    Mensajes:
    12,838
    Likes:
    7,989
    las legiones romanas , tenian una capacidad muy superior de movilidad , rapidez en sus desplazamientos , una tecnología que les permitía sortear cualquier obstáculo en el desplazamiento . la linea de suministros era muy eficiente , como segura , estas dependían del mismo ejercito , como de particulares en general(grandes comerciantes) . el saber que de ellos dependían la seguridad de sus familias , las llevaban siempre detras en cada desplazamiento . con los romanos estamos hablando ya de guerras , que en realidad ya es un negocio , para toda la cantidad de gente que desplazaba . la rapidez de movilidad , les permitía llegar antes , estar frescos para la batalla y elegir terreno propicio .

    un saludo:hi:
     
  8. fijomesuspenden

    fijomesuspenden Miembro de plata

    Registro:
    24 Dic 2009
    Mensajes:
    3,054
    Likes:
    1,471
    aunque es muy dificil decidir por las variadas opiniones yo creo que las legiones vencian a la falange especialmente por que la contuvieron y vencieron mucho antes de las reformas de Mario que las convirtieron en el mejor ejercito de la antuguedad

    [​IMG]

    por ejemplo la batalla de Pidna (168 a.C.) en la cual el ejercito macedonico de perseo perdio la mitad de sustropas en una autentica masacre
    [​IMG]



     
    Última edición: 9 Jun 2010
  9. joseleg

    joseleg Miembro de plata

    Registro:
    26 Nov 2009
    Mensajes:
    3,069
    Likes:
    1,054
    El ejercito de alejandro no son solo falanges, los auxiliario pesan mucho, y mas cuando los romanos nunca se preocuparon por tener una caballeria de calidad propia.
     
  10. jafetbo

    jafetbo Suspendido

    Registro:
    23 Ene 2010
    Mensajes:
    5,043
    Likes:
    4,235
    De acuerdo amigo Ausias. Nadie discute la primacia indiscutible de la legion de Roma en su epoca pero cuidado:

    Con esta logica los norteamericanos hubieran ganado la guerra de Vietnam y los franceses hubieran se hubieran paseado sin problemas por España durante las guerras napoleonicas, y como todos sabemos no fue asi.:errr:

    Las circunstancias historico sociales tambien cuentan y no solo la maniobrabilidad y efectividad del ejercito.

    Saludos:chau:
     
    Última edición: 9 Jun 2010
  11. fijomesuspenden

    fijomesuspenden Miembro de plata

    Registro:
    24 Dic 2009
    Mensajes:
    3,054
    Likes:
    1,471
    creo que una infanteria bien entrenada y la tactica correcta puede superar a la caballeria como en la batalla de Farsalia entre Pompeyo y Julio Cesar

     
    Última edición: 9 Jun 2010
  12. AUSIÀS

    AUSIÀS Miembro diamante

    Registro:
    9 Abr 2009
    Mensajes:
    12,838
    Likes:
    7,989
    vietnam y la guerra del frances(a qui en valencia, no se llama guerra de la independencia) son guerras de desgaste y no de grandes batallas .
    vercigetorix , realizo algunas campañas de desgaste , pero no supo culminar o no pudo.
    durante la batalla de alesia , se ve la capacidad de las legiones romanas . es donde pasan a sitiar una ciudad , pero al mismo tiempo se preparan para ser sitiados . el trabajo de levantar dos muros en dos semanas y aguantando las escaramuzas galas para impedirlo . la capacidad de estar preparados para aguantar un asedio a la ciudad y el suyo propio .
    aqui se ratifica que el poder romano , no era la espada , si no la zapa .

    un saludo:hi:
     
  13. joseleg

    joseleg Miembro de plata

    Registro:
    26 Nov 2009
    Mensajes:
    3,069
    Likes:
    1,054
    Pero el ejercito de pompello no estaba en buena forma, por decirlo menos, aqupi estamos hablando de los legendarios hetairoi que junto con los catafractos eran las mejores caballerias del mundo antiguo.
     
  14. jafetbo

    jafetbo Suspendido

    Registro:
    23 Ene 2010
    Mensajes:
    5,043
    Likes:
    4,235
    No amigo, se trata de guerras ganadas y guerras perdidas. Como lo haces es solo incidental.

    Cuando los romanos intentaron abrirse paso al Asia y se enfrentaron con los Partos fueron masacrados y Craso decapitado junto con su hijo.

    A partir de ahi los romanos abandonaron toda idea de conquista mas alla del Eufrates asi que los romanos eran muy buenos...pero no tanto:chau:
     
  15. joseleg

    joseleg Miembro de plata

    Registro:
    26 Nov 2009
    Mensajes:
    3,069
    Likes:
    1,054
    No es por ceerme mas que un general como Pompeyo, pero personalmente hubiera enviado a mi infanteria primero mientras hacia avanzar a mi caballeria a la izquierda esperando a que toda la linea de Cesar estuviera combatiendo para luego cargar sobre el flanco o la retaguardia. Lanzar a la caballeria de frente y de primeras es obviamente una medida tomada por la confianza que se tenia en el numero de jinetes comparados con los enemigos.
     
  16. TAMARAN

    TAMARAN Miembro de bronce

    Registro:
    26 Mar 2008
    Mensajes:
    1,573
    Likes:
    747
    Las tacticas de Julio Cesar eran la rapidez, la movilidad y la sorpresa, cuando iba a una batalla se adentraba rapidamente en el territorio enemigo sobrepasando las fronteras. Hacia una marcha dura y rapida con sus legiones consumiendo alimentos muy energeticos y una vez llegado al sitio previsto, no descansaba y sobre la marcha atacaba a sus enemigos, los pillaba desprevenidos pues estos pensaban que iba a pararse para descansar y preparar la batalla del dia siguiente.

    Ademas elegia cuando y donde presentar batalla, en las batallas contra los galos atacaba muchas veces poco tiempo antes de que empezaran a recoger las cosechas, con lo cual se aseguraba la dispersion geografica de los posibles soldados y en la zona donde atacaba los galos echaban en el asador romano todo lo que tenian.

    Despues de ganar las batallas los romanos eran los que recogian las cosechas de sus enemigos, descansando y cogiendo fuerzas para prepararase para los previsibles contrataques galos un tiempo mas tarde.

    Julio Cesar tambien era muy habil en la diplomacia para atraerse hacia su lado a las tribus enemigas de los galos, practicaba el divide y venceras.

    LAS INNOVACIONES TÁCTICAS DE CÉSAR

    El amable lector que ha soportado pacientemente todos los capítulos de mi web hasta ahora(lo que agradezco profundamente), conoce ya con todo detalle cómo eran las legiones de César, así que ahora vamos a ver cómo hicieron lo que hicieron con pleno conocimiento de sus métodos y sus equipos.

    Julio César revolucionó el arte de la guerra. Con él, las legiones de Roma alcanzaron cotas inigualables de potencia táctica y estratégica. La estrategia de César es la cumbre de la estrategia en la Historia, su planificación de la campaña de las Galias es tan insultantemente inteligente que con demasiada frecuencia oculta los métodos tácticos que supusieron una auténtica revolución en el ejército romano.

    Mario creó las nuevas legiones y con ellas derrotó a cimbrios y teutones, demostrando la enorme potencia que tales unidades eran capaces de generar. Pero fue César quien sacó a esas legiones el máximo partido, quien exprimió sus posibilidades al máximo con los sorprendentes resultados conocidos: más de 3.000.000 de hombres derrotados por apenas 50.000. Pero no hubo en ello secreto alguno, ni magia, ni milagro.

    La esencia de las nuevas legiones de Mario era la flexibilidad. Una legión podía operar completa o fraccionada en cohortes. La carencia, la eterna carencia romana en lo tocante a caballería, condicionó que la legión fuera una unidad de infantería y por ello debía ser la mejor unidad de infantería jamás ideada. Mario diseñó las legiones como piezas de un puzzle capaz de componerse de mil formas distintas, capaces de operar en cualquier condición táctica, capaces de llevar a cabo cualquier estrategia. así nacieron legiones (siempre y cuando fueran mandadas por oficiales competentes...) capaces de enfrentarse a ejércitos mucho más numerosos con garantías de éxito. Capaces de enfrentar al enemigo en campo abierto o detrás de formidables fortificaciones levantadas de la nada por ellos mismos. Ésta era la teoría, ahora veamos la práctica.

    Una parte importante de la victoria de Mario en Aquae Sextiae fue el propio Aquae Sextiae. Los ejércitos romanos que fueron sangrientamente despedazados por los germanos anteriormente, habían combatido allí donde habían encontrado al enemigo. Es decir: donde los germanos querían combatir. Mario cambió eso.

    Se atrincheró con sus novatas legiones tras sólidas fortificaciones a base de fosos y terraplenes y allí aguantó la primera embestida. Cuando los germanos se cansaron de "embestir" continuaron su camino. Mario les siguió, y les siguió con unas tropas que habían pasado de ser "novatas" a ver a los temibles germanos desistir de su empeño en destruirles.

    Así, con la moral alta, "encontró su Aquae Sextiae", su lugar tácticamente ideal para presentar batalla a los germanos que fueron destrozados. La táctica no era nueva, ni mucho menos, pero Mario la utilizó con cabeza y demostró que las nuevas legiones, combatiendo en terreno favorable, eran capaces de cualquier cosa. Craso olvidó este punto crucial y fue derrotado en Carras, como Varo sería derrotado en Teutoburgo, porque las legiones necesitaban apoyar su inferioridad numérica en dos patas sólidas: un buen mando y condiciones tácticas favorables.

    La única vez que César estuvo a punto de ser derrotado en las Galias, en Gergovia, fue precisamente consecuencia de la quiebra de las condiciones tácticas que favorecían a las legiones. En Dyrrachium volvió a ocurrir lo mismo, y en las dos ocasiones, tanto Vercongetórix como Pompeyo, creyendo haber derrotado a César, se lanzaron en su persecución renunciando a la recien conseguida ventaja estratégica: los resultados fueron Alesia y Farsalia. En ambos casos César aprovechó la euforia enemiga para llevar al adversario allí donde él quería y derrotarlo definitivamente.

    César no contó con caballería romana en sus campañas. Tenía escuadrones de jinetes españoles y galos, pero no eran suficientes para la enorme tarea de las Galias, así que alistó jinetes germanos, cuya superioridad táctica sobre sus enemigos fue determinante para mantener a la infantería romana a salvo de sus ataques. La infantería auxiliar no tuvo un papel importante en la táctica de César porque éste siempre prefirió entablar el combate principal lo más rápidamente posible para aprovechar la ventaja táctica, así que su misión principal fue la de mantener a raya al enemigo y cubrir las alas. Las victorias de César fueron victorias de su infantería.

    Durante la guerra en España, César combatió en Galicia , la costa noroeste española, utilizando una estrategia basada en asaltos anfibios. No fue el inventor de este método, pero si el primer general romano que lo llevó a cabo tras las guerras Púnicas. El asalto anfibio a Britania repetido dos veces fue el adelanto de la invasión que Claudio habría de llevar a cabo un siglo más tarde.

    César utilizó todos los recursos (generalmente escasos) a su alcance con singular maestría, lo que demuestra la soberbia flexibilidad de las legiones, capaces de combatir en una batalla, marchar a traves de dos metros de nieve o ganar una batalla naval.

    Una gran innovación fue el empleo masivo de la artillería en campaña como no se verá hasta muchos siglos después. Hasta entonces, la artillería romana había sido utilizada casi exclusivamente en los asedios. César la utilizó en campaña doblando las piezas en cada legión y apuntando su empleo para "ablandar" el choque con el enemigo.

    Tras su muerte, esta teoría revolucionaria cayó casi en el olvido, pero cuando uno imagina los flancos del ejército protegidos por la artillería ligera (los escorpiones) ve la gran victoria que César hubiera obtenido contra la caballería parta si el choque se hubiera producido. No fue hasta la introducción de la artillería basada en la pólvora (los cañones) que las ideas de César volvieron al esquema táctico. Pero una línea de escorpiones disparando contra un ejército que avanza es una imagen terrorífica que hubiera modificado todos los planteamientos tácticos.

    ¿Hubiera César completado su proyecto de conquistar el Imperio parto, subir por el mar Negro y atacar a los germanos por la espalda poniendo bajo el dominio romano a toda Europa?

    Estratégica y tácticamente, este gigantesco plan era viable y de haberlo llevado a cabo la Historia hubiera sido muy distinta, ya que las grandes invasiones del tardoimperio hubieran encontrado una Europa romanizada con fronteras estables en los confines de Polonia, y no en el Rin, como sucedió. En teoría, la pacificación de todo el continente europeo hubiera creado un colchón capaz de amortiguar esas invasiones que, como veremos en capítulos posteriores, no fueron tan tremendas como comunmente se cree.

    La verdadera cuestión es si Roma hubiera sido capaz de volcar sus recursos en tan vastos territorios para llevar a cabo una completa romanización.

    ...Pero esa, es otra historia.
     
    Última edición: 11 Jun 2010
  17. TAMARAN

    TAMARAN Miembro de bronce

    Registro:
    26 Mar 2008
    Mensajes:
    1,573
    Likes:
    747
    Vean el link completo​


    entresaco un parrafo​

    Las legiones de Julio César" es mi homenaje personal a la memoria de los más grandes soldados de toda la Historia.

    Hace poco más de dos mil años, apenas 50.000 hombres derrotaron a más de 3.000.000, en doce años de campaña continua en tres continentes.

    Combatieron siempre en inferioridad numérica. Siempre con una acuciante escasez de suministros.

    Siempre luchando, no sólo contra el enemigo, sino también contra el terreno hostil.


    Y otra sobre los iberos

    Los primeros en ser invadidos... los últimos en ser dominados"

    Con esta frase se referían los romanos al territorio al que los griegos llamaban Iberia y los romanos Hispania. Nuestra España.


    Invadida por Roma en plena Segunda Guerra Púnica, España no pudo ser completamente dominada hasta el reinado de Augusto, dos siglos más tarde.

    En esos dos siglos, decenas de miles de invasores perecieron a manos de los indómitos españoles que se enfrentaron a Roma con la misma fiera determinación con la que antes se habían enfrentado a Cartago, defendiendo lo que para nosotros, los españoles, es nuestro más fundamental tesoro:

    Nuestra Libertad e Independencia.

    [​IMG]


     
    Última edición: 11 Jun 2010
  18. TAMARAN

    TAMARAN Miembro de bronce

    Registro:
    26 Mar 2008
    Mensajes:
    1,573
    Likes:
    747
    La conqusita romana de la estrategica ciudad punica de Cartago Nova en Hispania.


    En Roma el desastre provoca una reacción del pueblo que está ya harto de derrotas, de aguantar a Aníbal a las puertas de Roma y que busca desesperadamente al hombre que la lleve a la victoria. Y ese hombre no es otro que Publio Cornelio Escipión, el joven hijo del general muerto en España al que el pueblo romano ve como un héroe. Y la presión popular obliga al Senado a concederle el mando de las tropas que partirán hacia España. Y el Senado, presionado en la calle, le concede "el mando"... pero no las tropas.

    El Senado no está dispuesto a arriesgar un ejército en manos de aquel jovenzuelo aventurero: si quiere soldados que se los busque él. Pero el joven Escipión recluta a sus legiones entre los veteranos de la guerra italiana y además hace un llamamiento a la juventud romana que, ante el asombro del Senado, se atropella para alistarse en aquel ejército inaudito que parte hacia España.

    Un ejército de jovenzuelos idealistas mandados por otro jovenzuelo que viste el palludamentum escarlata de general por primera vez. El Senado les despide pensando que no volverá a verlos más, pero aquel ejército "de Pancho Villa" mandado por un "jovenzuelo inexperto" está llamado a maravillar al mundo con sus proezas, dándole a Roma un poder como el que jamás había tenido hasta entonces y poniendo la primera piedra de los cimientos de lo que después sería el Imperio Romano.

    Desembarcado en Tarraco, Escipión, al que la Historia conocerá después como "el Africano" convierte aquel ejército en una formidable máquina militar. Los manípulos se curten hasta convertirse en los mortíferos dientes de esa máquina de picar carne humana que es la legión romana. Escipión consigue lo que entre los romanos conseguirán sólo César, Germánico o Trajano: la total comunión con sus hombres, inseparablemente unidos en un Destino común, cabalgando a lomos de la Fortuna para realizar empresas irrealizables, para conseguir lo imposible.

    Una vez completado el duro adiestramiento a marchas forzadas de sus legiones, Escipión convoca a los oficiales romanos y les hace saber cuál es el objetivo de la campaña del año 209 aC. Los romanos no se pueden creer lo que están oyendo. Van a tomar Qart-Hadasaht. "¿Por qué?" preguntaría algún experimentado oficial atónito. "Porque es lo último que pensarán que vamos a hacer" replicaría Escipión con contundencia.

    Poco antes, los ejércitos combinados de su padre Publio y su tío Cneo no habían podido tomar Akra-Leuka, mucho más pequeña, bastante peor defendida que la poderosa Cartagena. Pero Escipión, en una marcha increíble a través del litoral levantino y flanqueado por la flota romana, se planta ante Cartagena como años más tarde César se plantará ante Vercingetórix tras cruzar las Cevenas, y con los mismos resultados letales para el enemigo que no espera una irrupción así a sus espaldas.

    Escipión embarcó todo el tren de suministro en las naves con lo que liberó a las legiones de tener que marchar al lento paso de los carros. Los sorprendidos púnicos, al mando de Magón, al ver aparecer de improviso a las legiones, se apresuraron a encerrarse tras las imponentes murallas de Cartagena mientras los romanos se aprestaban para el asalto final que consistió en un ataque de diversión de la flota y otro de la infantería a las murallas del istmo, las más poderosas y mejor defendidas, justo delante del campamento romano.

    Mientras tanto, el grueso de las legiones había rodeado la laguna cerraba la ciudad y al llegar la marea baja Escipión la cruzó rápidamente, atacando por detrás a la ciudad, por su parte más débilmente amurallada y defendida.

    Sorprendidos por la audacia del ataque y tomadas las murallas, Qart-Hadashat cayó.

    [​IMG]

    La toma de Cartagena por Escipión.

    Las medidas tomadas por Escipión en la aterrorizada ciudad conquistada le ganaron la gratitud de sus habitantes. No hubo represalias ni confiscaciones. Los valiosos artesanos españoles que manejaban la industria armamentísitica púnica fueron "asimilados" por los romanos bajo garantías personales de Escipión.

    Así que ahora, pensando que el nuevo patrón romano era más amable que el antiguo púnico, los artesanos españoles se dedicaron a fabricar sus temibles espadas cortas para los romanos. Aquellas espadas que habían causado la mayor masacre en Cannas. La formidable espada española, el arma que más muertes ha causado hasta la introducción de la pólvora, aquella a la que los romanos llamaban "gladius hispaniensis" (espada española), y que ahora pasaría a formar parte del equipo del legionario romano.

    El comportamiento de aquel grande entre los grandes llamado Escipión sirvió para atraer al bando romano a muchos españoles que estaban deseosos de liberarse del yugo púnico. Por ello Escipión pudo contar con 3.400 jinetes españoles y 3.000 infantes ligeros que fueron la clave de sus posteriores victorias en España. No olvidemos que Escipión era jinete, y de los buenos, y sabía que este arma era la clave para poder derrotar a los púnicos.

    Asdrúbal, que se dió cuenta inmediatamente de la importancia de la derrota, esperará a Escipión cerca de Baecula, nuestra Bailén,

    ¡Cuántas batallas han tenido como escenario esa bellísima e inmensa llanura andaluza que se abre tras cruzar el imponente desfiladero de Despeñaperros! cerca de Bailén fue derrotado Asdrúbal, en Munda venció César a los últimos pompeyanos, en Las Navas de Tolosa se decidió el destino de la Cristiandad, unidos los ejércitos de los reinos españoles contra la invasión musulmana de Ben-Yusuf y en Bailén de nuevo, el ejército español al mando del general Castaños derrotó al hasta entonces invencible ejército de Napoleón.

    Esa tierra tiene algo que enerva la sangre de todo el que conoce su historia y tiene la suerte, como yo, de visitarla varias veces al año. En las tierras andaluzas que hoy huelen a aceite puro de oliva, Escipión acampó frente a un confiado Asdrúbal que creía que la larga marcha había agotado a los legionarios romanos.

    Tenía 6.000 falangistas africanos, 15.000 infantes pesados españoles, 3.000 infantes ligeros también españoles y unos 2.500 jinetes númidas y españoles. Escipión tenía bajo su mando a las legiones V, VI, VII y VIII, pero estaban incompletas debido a la necesidad de dejar guarniciones en las plazas ocupadas. La caballería contaba con unos 500 jinetes italianos más los españoles: 1.400 mastienos al mando del príncipe Alucio y 2.000 edetanos al mando del rey Edecon.


    ASDRÚBAL:26.500ESCIPIÓN:21.400CaballeríaNúmidas:2.000Italianos:3.000Españoles:500Españoles:3.400
    2.500

    6.400Infantería pesadaFalangistas:6.000Legionarios romanos:12.000Españoles:15.00021.00012.000Infantería ligeraEspañoles:3.000Velites romanos:3.0003.0003.000

    Pero Escipión no iba a dejarse sorprender. Levantó a sus hombres a las cuatro de la mañana y en el más absoluto silencio desayunaron, se armaron y salieron del campamento dispuestos a rodear el campamento púnico. Asdrúbal, avisado in extremis de la maniobra romana, no tuvo tiempo de formar a su infantería adecuadamente mientras la caballería española al mando del príncipe Alucio derrotaba a la púnica y envolvía al ejército de Cartago. ¡Las tornas se habían vuelto!

    Ahora los romanos habían aprendido las tácticas de Aníbal y las usaban contra los propios púnicos. Las tropas púnicas, incapaces de maniobrar, fueron encerradas entre las legiones romanas y los terraplenes de su propio campamento y aplastadas por la furia de las legiones romanas.

    Más de un tercio de los hombres de Asdrúbal cayeron allí mismo mientras los demás escapaban como podían de aquella trampa. Unos 10.000 infantes y 2.000 jinetes fueron hechos prisioneros. Los españoles que habían servido en las filas púnicas, al mando de Indíbil, recibieron la oferta de seguir combatiendo bajos los estandrates romanos. Asdrúbal huía y los españoles no iban a dejarse matar por un jefe que les había abandonado a su suerte huyendo a lomos de su caballo: aceptaron la oferta cargada de promesas. Asdrúbal pudo escabullirse para retirarse con los restos de su ejército hacia el norte.

    Éste, querido lector, es el verdadero punto de inflexión de la II Guerra Púnica, la pérdida del poder púnico en España que fuerza a Asdrúbal a emprender la marcha hacia Italia para reunirse con su hermano. Perdida Cartagena, estaba perdida España. Pero Escipión había avisado a Roma de la marcha de Asdrúbal y las legiones le esperan en el norte de Italia. Una noche, un jinete romano lanza por encima de la empalizada del campamento de Aníbal una bolsa que contiene la cabeza de su hermano Asdrúbal.

    Aníbal ha ganado todas las batallas en Italia, pero ha perdido la guerra en España.

    Mientras, Escipión completa la rápida conquista de la Iberia púnica, que a partir de ahora se llamará Hispania y salta a África en el último acto de la guerra. Los gobernantes púnicos, alarmados al ver a un ejército romano marchar contra sus fincas, llaman a Aníbal que regresa a Cartago con sus soldados púnicos y españoles y algunos galos, dejando a los demás galos y a todos los italianos abandonados en Italia.

    En Zama, Escipión, que cuenta con la mitad de soldados que Aníbal pero que ha atraido a su bando a los jinetes númidas ¡ah, la caballería, la clave de la II Guerra Púnica...!, vence brillantemente al gran Aníbal en el año 202 aC. Aníbal escapa de la batalla donde mueren casi todos los españoles defendiendo sus posiciones hasta el final. Roto para siempre el sueño de los Barca, roto para siempre el sueño de Cartago.
     
  19. TAMARAN

    TAMARAN Miembro de bronce

    Registro:
    26 Mar 2008
    Mensajes:
    1,573
    Likes:
    747
    Mientras, en España, los iberos estaban felices porque acababan de sacudirse al invasor púnico, aunque no podían sospechar que el nuevo invasor romano era mucho más peligroso y temible. Los primeros problemas llegarán rápidamente. En Roma, la línea de los Escipión, basada en la conquista tranquila, en la asimilación de los pueblos conquistados mediante su impregnación cultural y social, la romanización, que fue la línea que siglo y medio después seguirían Pompeyo y César, fue sustituida por la línea del loco Marco Porcio Catón, que estaba aún más loco que su bisnieto (parece increíble pero así es, amigo lector) y sus amigotes los ultraconservadores, después llamados optimates, esa auténtica mafia.

    Esta línea era la de la depredación, la del imperialismo ladrón que pasaba por encima de cualquier cosa con tal de llevarse todo lo que pudiera sin importar nada más. Roma se las prometía muy felices en su nueva posesión. Lo que nadie en aquel momento podía soñar en Roma era que para conseguir doblegar a España harían falta dos siglos completos de terribles guerras que costarían a Roma decenas de miles de muertos.

    Los admirados romanos se referirían a España con la famosa frase de Tito Livio que ha pasado a la Historia como el compendio del orgullo indomable de nuestra Nación:

    España contra Roma

    La línea impuesta por el loco Catón y sus secuaces gangsteriles en el Senado de Roma, la "línea depredadora" que se basa en saquear, robar y expoliar, provoca que los propretores que se suceden al mando de los territorios españoles, divididos en la Hispania Ulterior y la Hispania Citerior Ulterior (Andalucía y el Levante), se dediquen a imponer la ley de los gángsters a sangre y fuego en la zona controlada por Roma. El cambio del dominio púnico al romano lo perciben de repente los españoles como salir de Guatemala para caer en Guatepeor. Roma no tiene miramientos. Pero los indomables españoles venden cara su Libertad.
    [​IMG]

    Hispania en 197 aC. Tras la II Guerra Púnica, los romanos han ocupado toda la costa mediterránea y buena parte del sur españoles. Administrativamente se ha dividido el territorio en Hispania Ulterior e Hispania Citerior, cada una bajo el mando de un propretor​

    Los funerales del gran Viriato, inspirados en los de Aquiles narrados en la Ilíada de Homero, fueron el emotivo homenaje a un hombre cuya inteligencia estuvo a punto de conseguir lo inalcanzable.

    [​IMG]

    Hispania en 147 aC. El avance de Roma es inexorable. Ya más de la mitad de la Península Ibérica está en manos de los romanos

    La escena ante el Senado de Roma es inolvidable. Los enfurecidos senadores acusan a gritos a Mancino de alta traición, le repudian y le ordenan que vuelva a España para ser entregado a los Numantinos. A él, ¡nada menos que un cónsul romano! Y el pobre Mancino es llevado ante los muros de Numancia y allí le dejan sus compatriotas romanos, desnudo y atado con cadenas, esperando que los numantinos le den muerte. Pero los numantinos han firmado con él la paz y los españoles ni faltábamos entonces ni faltamos ahora a los tratados, así que no le tomaron prisionero. Los sucesivos cónsules llegados a España: Emilio Lépido (137 aC), L. Furio Filón (136 aC) y Q. Calpurnio Pisón (135 aC) no se atreverán a acercarse a Numancia, contentándose con saquear los territorios fronterizos a las posesiones romanas.

    [​IMG]

    Hispania en 133 aC. Como puede verse, se ha estrechado el cerco a Numancia, el único baluarte que impide la progresión de Roma hacie el noroeste español

    Roma mientras tanto ha proseguido su camino de conquistas contra sus enemigos. Venció en 147-148 aC la resistencia de Macedonia, Épiro e Iliria y toda Grecia quedó bajo su control total. Pero la guerra se saldará con la destrucción total de Corinto, arrasada hasta los cimientos y sembrada con sal para que nada volviera a crecer allí. Y es entonces cuando, con ambos extremos del Mediterráneo bajo su control, pudo planear su esperada venganza contra la odiada Cartago que será aplastada en 146 aC por otro Escipión, nieto adoptivo de aquel grande entre los grandes llamado Escipión el Africano. Este descendiente suyo arrasará la centenaria ciudad fenicia hasta los cimientos, sembrándola con sal y destruyendo los restos de su cultura. El mundo quedará completamente aterrorizado ante estas dos sangrientas e innecesarias demostraciones de terror total a las que pronto habrá de sumarse una tercera... esta vez en España.
     
    Última edición: 11 Jun 2010
  20. AUSIÀS

    AUSIÀS Miembro diamante

    Registro:
    9 Abr 2009
    Mensajes:
    12,838
    Likes:
    7,989
    nadie dice que fueran supermanes , también tenían su talón de aquiles , como tener superioridad numérica no te daba ya ganada la batalla .

    un ejemplo , en 1282 unos 50 hombres conquistaron sicilia .

    un saludo:hi: