las invasiones vikingas de Al-Andalus

Publicado en 'Historia Universal' por TAMARAN, 14 May 2009.





  1. TAMARAN

    TAMARAN Miembro de bronce

    Registro:
    26 Mar 2008
    Mensajes:
    1,573
    Likes:
    747




    LAS INVASIONES VIKINGAS EN AL-ANDALUS Y SUS CONSECUENCIAS( Lecturas)
    Enviado el Thursday, 24 June a las 20:40:54 por admin[​IMG]
    [FONT=Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif]Jesús RIOSALIDO[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Se vincula generalmente la presencia vikinga en al-Andalus a las expedicio­nes guerreras- y a –los diversos desembarcos que tuvieron -lugar entre los siglos IX y XI, con toda la carga negativa que ello implica de destrucción y muerte, pero lo cierto es que la historia vikinga en España es mucho más amplia y no siempre tan negativa.[/FONT]

    [FONT=trebuchet ms,geneva][​IMG]Antes del período de las algaras contra la Hispania cristiana y la musulmana, hubo una fase preparatoria que podríamos llamar de los espías y mercaderes de esclavos, presente ya en la Península en el siglo VIII. Una segunda etapa fue la de su asentamiento y asimilación en la sociedad andalusí, en la que incluso llegaron a ser reyes, como veremos después.[/FONT]

    [FONT=trebuchet ms,geneva]De esta forma, podría dividirse la presencia vilkinga en Hispania en tres fases:[/FONT]

    [FONT=trebuchet ms,geneva]a) Periodo de la penetración indirecta: el espionaje y los agentes normandos. Los mercaderes de eslavos.[/FONT]

    [FONT=trebuchet ms,geneva]b) Periodo de las invasiones, el cual, a su vez, puede subdividirse en dos:[/FONT]

    [FONT=trebuchet ms,geneva]1. Las invasiones contra Al-Andalus en el siglo IX.[/FONT]

    [FONT=trebuchet ms,geneva]2. Las invasiones contra la Hispania cristiana en los siglos X y XI.[/FONT]

    [FONT=trebuchet ms,geneva]c) Periodo de los asentamientos: La confusión étnica en la Hispania cristiana. El mantenimiento de la identidad en Al-Andalus.[/FONT]



    [FONT=trebuchet ms,geneva]No fueron los vikingos los primeros hombres del Norte que llegaron a nuestra Península, tierra de invasiones, ya habla conocido la de numero­sas tribus germánicas, suevos, vándalos y alanos. De una de ellas, los vándalos, viene precisamente el nombre de Andalucla y de al-Andalus, según la mayoría de los autores. Algunos, como Joaquín Vallvé Bermejo en sus artículos publicados en Al-Qantara, [1] discrepan y dicen que procede de Atlantis, es decir, de la expresión Océano Atlántico o de la vieja Atlántida legendaria. [sin embargo a tenor de las últimas investigaciones parece ser que [/FONT][FONT=trebuchet ms,geneva]el origen del nombre Al-Andalus apareció por primera vez cinco años después de la conquista islámica en una moneda bilingüe con la inscripción latina "Span(ia)" y la árabe "Al Andalus" (1). [/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Historiadores y geógrafos árabes posteriores remitieron el nombre a un pueblo de primitivos habitantes "antediluvianos", mientras los eruditos europeos "de alguna manera" lo relacionaron con los vándalos: de 'vandal' se habría formado Al-Andalus. Esta derivación imposible tampoco fue aceptada como convincente por razones históricas, ya que los vándalos sólo vivieron por corto tiempo en Andalucía (411-429) antes de embarcarse hacia África del norte. Heinz Halm ha demostrado recientemente que "Al Andalus" es simplemente una arabización del nombre visigodo de la antigua provincia romana Bética: los visigodos dominaron esas tierras desde 468 hasta 711 antes de la conquista islámica. Al igual que sus antecesores germánicos, los nuevos señores se repartieron las tierras conquistadas mediante sorteos. Los premios que le tocaban a cada uno de ellos y las correspondientes tierras se llamaban "Sortes Gothica". En las fuentes escritas, todas en latín, aparece "Gothica sors" (singular) como designación del reino godo en su conjunto. Resulta plausible suponer que la correspondiente designación goda, "Landahlauts" ("tierra de sorteo"), se transformó rápida y espontáneamente en "Al Ándalus", con lo cual queda igualmente aclarado el notorio artículo árabe al-.» [/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]En mi modesto parecer, ésta es la que lingüísticamente e históricamente es más viable. Las dos primeras resultan demasiado 'fantasiosas' y desde el punto de vista lingüístico poco convincentes. Consultando los diccionarios etimológicos del castellano y del catalán de Joan Coromines, se puede comprobar, en efecto, que la segunda parte del nombre Landa-hlauts, es una palabra germánica, fráncica concretamente: *lôt (gótico 'hlauts': lote, herencia; antiguo alto alemán hlôz, alemán moderno los), que pasó al francés como lot , al catalán como lot, y al castellano como lote. De ahí lotería. O sea que Al-Andalus = Landa-hlôz = 'Tierra de lotes, de herencias o de suertes (repartimientos)', que para la fonética árabe sonaría como Landalos, es decir Al-Ándalus]. En cualquier caso, curiosamente el nombre de Al-Andalus está ligado con un patronímico de origen germano. [/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Después de estos pueblos, llegaron los visigodos, o godos del Oeste (West­Gothen), que mantuvieron un reino en Hispania del siglo IV al VIII, hasta que en el año 711 se produjo la “conquista árabe” al mando de Târiq y Musâ.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Por esto, la presencia del Norte no era insólita en Hispania. Incluso existía un parentesco étnico lejano entre los celtas de Galicia, una de las regiones que invadieron los vikingos, y estos mismos, lo que quizá explica la desaparición de su identidad más tarde.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]C. Verlinden dice que fueron los vikingos los primeros tratantes de esclavos como consecuencia de sus ataques a los monasterios ingleses e irlandeses en el último tercio del siglo VIII. A mediados del IX sus razzias se hicieron más frecuentes e incorporaron, junto a los esclavos, el pillaje de plata y oro. Los prisioneros más ricos podían ser rescatados mediante una suma de dinero, mientras que los menesterosos son vendidos como esclavos. Al-Andalus omeya era un buen mercado para estos últimos, pues se necesitaban mamelucos, es decir, “poseídos”, “esclavos” para el ejército califal Otras victimas se vendían en África e incluso en Oriente, como dice Ibn Hawqal [3][/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Además de los esclavos cántabros, irlandeses y franceses, los vikingos tra­jeron eslavos de las costas del Báltico y de Rusia - El principal centro de contratación y de reventa era Verdún, - del cual pasarán a Hispania.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]El destino quiso que la entidad racial de estos eslavos, a esclavos, pues una palabra procede en castellano de la otra, se confundiera con la de los propios vikingos, quizá por su parecido racial, y los hispanomusulmanes empezaron a conocer a unos y a otros, sin distinguirlos, como “eslavos”. El hecho de que con el tiempo los propios vikingos pudieran ser reducidos a la esclavitud contribuyó, sin duda, a esta fácil confusión. [/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Los esclavos rusos, y después vikingos, de los omeyas, los “eslavos” por excelencia, conservaron su identidad en Al-Andalus. Uno de ellos, llamado Fâtin (ob., 1029), llegó a escribir obras en árabe y formó una famosa biblioteca, siendo protegido por Almanzor. Otro, Hâbib, escribió una obra titulada “claros y victoriosos argumentos contra aquellos que niegan las excelencias de los eslavos” , según al-Maqqarî [4]. Los soldados y eunucos vikingos de palacio domi­naron. la corte y el poder, como hicieron sus homónimos, los eunucos turcos durante el califato Abasí.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Cierto que nunca llegaron a tener supremacía absoluta. Su poder se acabó con las nuevas oleadas de mercenarios beréberes introducidos por Almanzor (980/ 1002):, y luego con su apoyo a los hammûdíes, también beréberes y chi´es, desde 1009 contra los omeyas, hasta el saqueo de Córdoba en 1010 y la destrucción de Madinat al-Zahrâ’ y Madinat al-Zahiâ, residencias de ‘Abd al-Rahmân III y Almanzor respectivamente. [/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]En cambio, los esclavos nuevos y vikingos se hicieron con el poder en Valencia y Almería en 1031 donde forjaron pequeños reinos según indica C. E. Bosworth [5][/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Las aportaciones vikingas fueron en este período sin embargo decisivas en materia de técnicas de navegación. Los vikingos -que también se llamaron “varegos” pusieron además en contacto a los occidentales con la Europa oriental, y a ellos se debe el éxito y crecimiento de ciudades tales como Dublín, York, Rouen, Novgorod y Kiev. Fueron ellos mismos quienes cultivaron por primera vez los campos de Normandía y de Inglaterra oriental. Al saquear las iglesias pusieron en circulación mucho oro y plata que se hallaban en los santuarios. Su conversión en moneda contribuyó a la expansión de la economía y los intercambios comerciales hacia el año 1000 [6].[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]El manuscrito de las Maqamât de al-Harîrî de la Biblioteca Ncional de París, n.° 5847, 1.0 1 l9v°, muestra un navío comercial muy similar a los construidos según Ia técnica marinera vikinga, como los que debieron comerciar con Persia y China -y ello en pleno califato Abasi-, y diversos dirhames de los califatos andalusíes se encontraron en Paviken y Gotland y pueden verse en el Mu­seo Histórico de Estocolmo.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]En la segunda actividad vikinga, la del espionaje, sobresale un personaje conocido por al-Saqlâbî, “el Eslavo”, cuyo nombre completo era Muhammad al-Saqlâbî, agente enviado por Carlomagno para minar el Emirato cordobés provocando la sublevación de Sulaymân Ibn al-’Arabi, gobernador de Zarago­za, contra ‘Abd al-Rahmân II. Este eslavo convenció a al-’Arabi y a lbn Tawr de Huesca para levantarse contra Córdoba, pidiéndoles que acompañaran a Car­lomagno basta las puertas de Zaragoza. Sin embargo, cuando los francos llega­ron a la ciudad encontraron las puertas cerradas por al-Husayn Ibn Yahyà, con lo que se originó una desordenada huida que terminó en el desfiladero de Ron­cesvalles, donde las tropas francesas fueron aniquiladas por los “vaskûmis” de­seosos de ganarse las parias que el califa les había prometido, o sea, el quinto del botín del caballero y de sus arreos (año160/778).[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Se ignora si Carlomagno vino efectivamente a Zaragoza, o solamente fue algún general suyo, tal vez el Roldán del cantar de gesta, pero lo cierto es que el espionaje del eslavo resultó ser un desastre para la causa que patrocinaba.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Otro episodio de espionaje protagonizado por eslavos fue el que propició el rapto de Garcia Iñîguez, rey de Pamplona e hijo de Iñigo Arista. Los espías vikingos confirmaron a sus bases de Burdeos, en la Aquitania, que resultarla fácil capturarlo y pedir por 61 un rescate, si se le prendía en Pamplona, y así se hizo. Después de tan penoso cautiverio, fue rescatado por setenta mil mone­das de oro en 859. Según Menéndez Pidal, el camino hasta Pamplona desde Francia fue el mismo que el de la primera incursión.[/FONT]
     


  2. TAMARAN

    TAMARAN Miembro de bronce

    Registro:
    26 Mar 2008
    Mensajes:
    1,573
    Likes:
    747
    [FONT=trebuchet ms,geneva]En realidad, la actividad política eslava estuvo siempre dirigida contra el califato Omeya de Córdoba y los reinos cristianos de la Península. Aparte de la operación dé al-Saqlâbî [7] y e! rapto de GarcIa Iñiguez, hubo otros muchos espías por cuenta de los abasIes de Oriente, que vinieron con la intención de sembrar. la discordia en al-Andálus. Eran en general chi´es, y esparcían su propaganda heterodoxa por el Ca!ifato . Dice Mahmmûd ‘Alî al- Makki, en su estu­dio sobre Ia shí´a en al-Andalus, que la primera célula de espionaje fue fundada por Abû l-Yasir al-Riyadî, que vino con el pretexto de sus actividades comer­ciales y que contaba con un nutrida red de informantes, especialmente de ori­gen eslavo. Le sucedió en la dirección de la “conexión normanda” en HispaniaMuhammad Ibn Hâruñ al-Bagdadî, siendo ambos subvencionados por los fatimîes de Egipto.. El mismo Ibn Hawqâl al-Nasîbî antes meñcionado que, se ocupó en sus obras especialmente de los vikingos, era un espía fatimí. [8][/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]La actividad propiamente de conquista vikinga se desarrolla en el siglo IX. Los normandos ya habían atacado la mayoría de las poblaciones costeras euro­peas y penetrado al interior del Loira y del Garona cuando en 842 llegaron a Gijón, donde fueron rechazados por Ramiro II, que había sucedido a Alfonso II. En el mismo año pretendieron desembarcar en La Coruña sin conseguir lo y haciéndolo. un poco más al sur, entre ésta ciudad y Betanzos. Penetraron en el país, en donde se dice que devastaron más diecisiete ciudades, y des­pués Lisboa; Finalmente, llegaron a Cádiz; en plena Hispania musulmana.,[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Eran conocidos como al-Urdumâniyyûn o Nordumânî, y otras yeces por Mayûs o sea idolatras o adoradores del fuego confundiéndolos con los zoroastrianos de Persia. . ­El 20/VIII/844 (1 de Dû l-hiyya de 119) 54 barcos grandes y otros tantos [/FONT][FONT=trebuchet ms,geneva]más ligeros, desembarcaron en Lisboa y después de tres días de combates fueron rechazados por el gobernador Wahb Allah. Ibn Hazm. Despechados, se dirigieron hacia el sur y se apoderaron de Cádiz. [/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Subieron luego (29/IX/844­) - 12/ Muharram / 230) por el Guadalquivir hasta la Isla Menor o Qabtîl, como se llamaba entonces. Cuatro barcos hicieron a la mañana siguiente una inspección hasta Coria del Río, donde desembarcaron masacrando a los habitantes..[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Tres días después atacaron Sevilla.’ El emir huyo a Carmona, y la ciudad quedó sin defensa Los barcos sevillanos fueron incendiados por los vikingos y la ciudad, ocupada. El saqueo duró siete, días. Todos fueron hechos esclavos, incluso los ancianos y los inválidos. Se llevaron a sus víctimas a Qabtî y volvieron a Sevilla, pero ya encontraron la ciudad desierta. Unos pocos ancianos, que se habían reunido en una mezquita, fueron asesinados. Desde entonces, esa mezquita se llamó de los Mártires (Masŷid al-Šuhadâ).[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Como el río no es navegable más allá de Sevilla, utilizaroncaballos encontrados en Qabtîl para mandar jinetes hacia el norte y el oeste de la ciudad.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]‘Abd al-Rahmân II movilizó entonces el interior y las Marcas, y envió la caballería al mando de ‘Abd Allah Ibn al- Kulayb, ‘Abd al-Wâhid al-Iskandaranî y Muhammad ibn Rustum al Aljarafe (al-Šaraf) sevillano, junto con una colum­na de infantería que se les unió más tarde. Dirigía a los movilizados el eunuco Nasr, fatà de la confianza del emir. El combate tuvo lugar en Tablada, donde hoy está situado el aeropuerto, el 1 1/XI/844 (25/Safar/230), resultando vence­dores los musulmanes. Entre los vikingos hubo un millar de bajas y cuatrocien­tos de ellos fueron hechos prisioneros que se ejecutaron a la vista de los fugitivos, mientras éstos embarcaban a toda prisa camino del sur. Se incen­diaron treinta barcos normandos, y las cabezas de los muertos fueron colgadas de Los ******s de las carnicerías y de las ramas de las palmeras de Sevilla.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Los supervivientes intentaron desembarcar otra vez cerca de Niebla (Huel­va) y en el Algarbe, así como en Lisboa, sin conseguirlo, pero al año siguiente asolaron Burdeos, Saintonge y, alguna nave aislada, Arcila, en Marruecos.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Los vikingos que quedaron en tierra intentaron escaparse por Carmona y Morón, pero Muhammad Ibn Rustum les persuadió a rendirse. Con buenas pa­labras los convirtió al Islam, y se dedicaron en el valle del Guadalquivir a criar ganado y a la industria lechera, como señala Levi-Provençal. Esta colonia de muladíes normandos había de dar a Sevilla en el futuro sus reputados quesos, que son famosos basta la actualidad. Así vemos que el queso puro sevillano tiene su origen en el “ost” danés y escandinavo [9].[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Después de esta fecha, según nos dice Roger Collins [10] invadieron los vikingos al-Andalus en 859, 966 y 971. En el curso de estas invasiones se intercambiaron embajadas y hubo una intensa actividad diplomática vikinga con el Califato, como recoge A. A. Hâŷŷî [11][/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]En 859 los vikingos consiguieron volver a entrar en Sevilla e incendiar la mezquita mayor de Ibn‘Addabâs (hoy Iglesia de San Salvador, de la que se conserva el sahn o patio y el alminar), atacando después el Norte de África y el Levante. Fue en este mismo año, como hemos visto mis arriba, en el que, partiendo de sus bases de Burdeos, apresaron a García Iñiguez y luego lo de­volvieron a cambio de 70.000 monedas de oro. [/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Muhammad I construyó una gran flota para impedir que se repitiera el de­sastre (852-886), y ‘Abd al-Rahmân III otra en 956 en Tortosa. Asimismo, se erigieron muchos ribât o fortalezas a lo largo de la costa, especialmente en Levante. Uno de ellos el descubierto en 1984 bajo la duna de Guardamar, en Alicante, y según su inscripción fundacional lo habla subvencionado Ahmad Ibn Bahlûl, en la desembocadura del Segura. [12]. Tales medidas se demostraron muy efectivas, pues las razzias de los vikingos de 966 y 971 fueron rechazadas con éxito por los omeyas.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Despechados por sus fracasos, los vikingos se vuelven contra la Hispania cristiana, que se hallaba muy debilitada por las muertes sucesivas por aquellos años de Sancho el Craso, el conde Mirón de Barcelona, García Sánchez I de Nivarra y Fernán González de Castilla. Por esta razón lograron cierta penetra­ción en Galicia, y contra ellos lucharon, por separado, musulmanes y cristia­nos, pues estos últimos no tenían fuerza por si solos para contener a los mâŷûs [13].[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]La tercera y última invasión normanda tiene lugar en. el siglo XI, entre 1017 y 1020. En ese año Doña Sancha, hija del conde de Castilla, viaja a Bar­celona para desposarse con Berenguer Ramón, heredero del Condado de Barce­lona. Navarra, Castilla y Cataluña inician su apogeo político. No así el reino astur-leonés, que decae inevitablemente. Los nobles se muestran en rebeldía frente a la Corona, y los castellanos quieren independizarse de León. Ello, es sabido por los espías’ normandos, que aprovechan para dirigir una .expedición contra Galicia, durante la cual llegan a destruir Tuy. Finalmente, los normandos son rechazados por Alfonso V, y es entonces cuando este rey se entrega a reconstruir su reino, redactando el “Decretun Generale” que, con el de Castrojeriz, es el más antiguo que se conoce, sirviendo ambos para repoblar dichas ciudades. Con estos decretos se anuncia el advenimiento del municipio medieval.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Así pues, el último ataque vikingo sirvió indirectamente para impulsar el desarrollo del derecho, que inició la Curia Regia de Alfonso V, y la moderniza­ción de los Estados cristianos hispanos..[/FONT]
     
    Última edición: 14 May 2009
  3. TAMARAN

    TAMARAN Miembro de bronce

    Registro:
    26 Mar 2008
    Mensajes:
    1,573
    Likes:
    747
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Aparte de estas incursiones victoriosas de los vikingos, hemos de mencio­nar otras que fracasaron, como la de 858 contra Galicia, en la que fueron re­chazados por el conde Pedro Theón, el magnate que sería la mano derecha de Alfonso III a comienzos de su reinado. Una expedición de relativo éxito fue la de 968 contra Santiago de Compostela, según se relata en la Historia Compos­telana. Se les enfrento el obispo Sisenando, quien resultó muerto en la batalla de Fornuelias. Más tarde, el conde Guillermo, hijo de Sancho, a la sazón de peregrinación en Santiago, se hizo cargo de la defensa de la ciudad y exterminó a los vikingos, aunque éstos aún tuvieron fuerzas para atacar las sedes musulmanas en 971. En en ano 1008, los Anales Complutenses vuelven a hacerse eco de una nueva invasión normanda en el Miño y en el Duero, llegando a Com­postela antes de la gran ofensiva de 1017-1021.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Con la calda del Califato, algunos eslavos, de origen normando o vikingo, aprovechan para tomar posiciones políticas y adquirir pequeños principados. Ya hemos hablado de los de Almería y Valencia, que fueron fugaces, pero más im­portantes que el reino taifa [14] de Muŷâhid, rey de Tortosa, Denia y Baleares, que era un “eslavo” de origen sardo.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva]Muŷâhid se mostró agresivo frente al condado de Barcelona, por lo que la condesa Ermesinda buscó apoyo en otro normando, pero éste cristiano, Roger de Toeni, para luchar contra su pariente étnico, Muŷâhid [15]. Así vemos dos estirpes extranjeras separadas por la historia y también por la religión, enfrentarse en tierras hispanas. Toeni era un mercenario, y sus procedi­mientos, juzgados como bárbaros, hicieron más daño que beneficio a la causa de Berenguer. El conde prefiere entonces dar de lado al normando y pedir ayuda al rey de Pamplona, Sancho, que, a cambio, pretende imponerle su soberanía, cosa que hace convocando al conde, con el resto de sus magnates, a la Corte del Monasterio de San Juan de la Peña, en Huesca. De este modo se da el primer antecedente de lo que luego sería la unión entre Aragón y Cataluña. Los vikingos y sus asimilados, sin saberlo, habrían contribuido a la formación de los primeros reinos cristianos.[/FONT]

    [FONT=trebuchet ms,geneva]NOTAS[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](1) Madrid: C.S.L.C., vols. I al VI.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](2)“Traite et esciavage dans la Vallée de Ia Meuse’. Mélanges Felix Rousseau. Bruselas, 1968, pIgs. 673-686.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](3)B-3-c, pág. 62.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](4)A-2-c, VII, cap. L[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](5)The Islamic Dynasties. Edimburgo, 1967, págs. 14-11.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](6)Vid. L. MUSSET. Invasions. Barcelona: Labor, 1967, y Peuples Scandinaves. Paris: Duf, 1951.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](9)La Civilisation arabe en Espagne, pIg. 113.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](10)Espafia en La Alta Edad Media. Barcelona: Grijalbo, 1986.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](11)“The Andalusian Diplomatic Relations with the Vikings during the Umayyad Period”. [/FONT][FONT=trebuchet ms,geneva]Hespéris-Tamuda, 1967, pigs. 67-1 10.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](12)Vid. CARMEN RARcaO TORRES. “La epigrafla árabe de Guardamar’~. Apud RAFAEL AZUAR RuIz. La rábita cailfal de ‘las dunas de Guardamar (Alicante). Alicante: Diputación Provincial, 1989, parte VI, 2° págs. 183-195, esp. 184. ­[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](13)Vid. JOSE ANTONIO VACA DE OSMA. Ast se hizo Espana. Madrid: Espasa-Calpe, 1981, pág. 143[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](14)Taifa significa partición, partido o pequena region separada, y ftie el resultado desastroso de lafltna o discordia que puso punto final en 1031 al imperio omeya.[/FONT]
    [FONT=trebuchet ms,geneva](15)El historiador Radl Glaber, frances de aquellos dias, da a Muyahid el apodo de “catalán Motget”.[/FONT]