La vehemencia y prepotencia se enfrentan a la habilidad y técnica en la fi

Publicado en 'Política' por joselloclla, 17 Jun 2011.





  1. joselloclla

    joselloclla Suspendido

    Registro:
    6 Jun 2011
    Mensajes:
    20
    Likes:
    7




    LA VEHEMENCIA Y PREPOTENCIA SE ENFRENTAN A LA HABILIDAD Y TECNICA EN LA FINAL DE LA COPA LIBERTADORES.

    La final de la “Copa Libertadores” vuelve a enfrentar las dos formas antagónicas de entender el futbol. La habilidad, el ingenio y la técnica representada por jugadores como Neymar, Elano, Danilo del “Santos F.B.C.” del Brasil, hace frente a la vehemencia, la prepotencia y el juego esquematizado de los Gonzales, Olivera y compañía del “Peñarol” de Uruguay. Desde el llamado “maracanazo” donde la fuerza uruguaya se impuso a la habilidad brasileña, el enfrentamiento entre los equipos de futbol de ambos países se ha convertido en un asunto de orgullo nacional, más aún si se trata de una final como en este caso.
    La prensa de Uruguay, Argentina y la brasileña, azuzan el fanatismo y la violencia, trayendo a colación hechos anecdóticos del pasado y exagerando las “hazañas” deportivas de supuestos semidioses del fútbol; cuando lo único que está en juego es otra Copa Libertadores, quién la obtenga no resolverá los problemas sociales y económicos de ninguna de sus sociedades.
    En lo referente a lo estrictamente deportivo, el fútbol desde sus inicios ha sido el uso de la habilidad y técnica de dos equipos enfrentados en busca de conquistar los goles que le permitan derrotar a su adversario. Ello llevó desde un inicio a que su práctica se convirtiera en un espectáculo masivo. Sin embargo con el tiempo surgieron quienes le sacaban la vuelta a su reglamento, y buscaban anular la mayor habilidad de sus adversarios apelando a la vehemencia, las artimañas y los esquemas ultradefensivos. Como consecuencia el espectáculo se desvirtuó, convirtiéndolo en muchos casos en un verdadero soporífero. Los dirigentes y el periodismo que son los que obtienen pingües beneficios económicos con él fútbol, cuidando sus intereses no tuvieron mejor idea que fomentar la creación de simpatizantes incondicionales; dando origen a las barras bravas que le sumaron la violencia delincuencial al alicaído fútbol. Como todos somos testigos la mayor parte de los campeonatos en Sud América y en la mayor parte del mundo se juegan ante escaso público. El interés por la final de la “Copa Libertadores” no es la excepción, atrae la atención principalmente de los simpatizantes de los equipos involucrados.
    En cuanto a esta final 2011, en el primer capítulo jugado en Uruguay tanto el “Santos” como el “Peñarol”, salvo la actuación de algunas individualidades; han exhibido un juego mediocre bastante inferior a los finalistas de la Copa Europea. La habilidad brasileña fue anulada por la vehemencia charrúa; la que contó con un inusitado aliado, el árbitro paraguayo Amarilla quién buscó de intimidar con la expulsión al habilidoso Neymar. El resultado de cero a cero lo traduce todo. Por ello podemos deducir, que en el episodio final que se jugará en Sao Paulo el protagonista principal, por encima de alguno de los jugadores brasileños; será él árbitro quién podrá inclinar la cancha en uno u otro sentido con sus decisiones.