La Razón, precioso y sub-utilizado don de Dios al hombre.

Publicado en 'Religión' por intelectito, 14 Ene 2009.

Estado del tema:
cerrado.




  1. intelectito

    intelectito Miembro frecuente

    Registro:
    12 Ene 2009
    Mensajes:
    53
    Likes:
    0




    La Razón

    Al inicio del enigma cual es, determinar de donde viene la Razón siendo paradójico que es una razón la que intenta introvertirse para hallar su fuente matriz, o fenómeno que la produce, es que es preciso librar a esta razón de toda idea adquirida o preconcebida, para no tener que tropezar con los prejuicios y taras que obstruyen a la luz de la verdad para mostrar todos los matices del asunto en cuestión.

    Para ello es preciso encontrar una razón en ciernes, es decir cuando ella está en la suma de los momentos de incipiente progreso hacia la razón concreta de la realidad y sus variables; hablamos sencillamente de un tierno infante que va hacia la niñez.

    Creo que esto no coloca en desventaja a ningún sistema de pensamiento porque hablamos de un campo neutral para todos, coincidiendo en el hecho de que un día fuimos objetivamente eso.

    Pero ¿de qué cosas adolece una razón en estado básico al percibir su entorno?, Primero: Experiencia y por ende de conocimientos, un bebé aunque completo en todos los sentidos del ser humano, aún no comprende ni tiene noción de nada de eso y solo reacciona ante estímulos externos o a sus sensaciones interiores como hambre, dolor etc.

    Ahora ¿Cual es el estado permanente de este tierno infante cuando está despierto? Es eso precisamente, está más que nadie “despierto” es decir alerta, sensible, aguzado, expectante e interesantemente sumando experiencias, a esto se debe que un bebé duerma si es posible más del tiempo que está despierto, porque está permanentemente “estresado” vive en cierto modo aprensivo y eso lo agota más que 16 horas de trabajo a un adulto.

    ¿Cuánto más podría añadir un neonatólogo, o una madre, a esta simplista descripción de un bebé?

    En este momento y a pesar de que talvez le disguste ésta explicación, es que quiero hacer notar que he tomado una muestra pura e inocua de la razón como objeto concreto de análisis, y e aquí el craso error de los teóricos y “autoridades” de cualquier campo de la “investigación” en el hecho de que analizan objetos sucios y pervertidos, para negar que existe la verdad o el bien; toman mutaciones grotescas de la realidad para reflejar esa apariencia a los objetos que aún mantienen su forma original y viven por ello en la desesperanza y la deshumanización.

    Es decir el ser humano ha incorporado horrendos prejuicios y taras a su cosmovisión porque se resiste en creer (Fe) que hay algo mejor, que lo que sustentan obcecadamente como su “exculpable” razón y conceptos, por Ej.: Llamar “religión” a la fe, estigmatizar al cristianismo bíblico, por haber estado mirado quince siglos al sistema religioso romano u otros, siendo todo una hipócrita extensión del mundo que odia a Dios y la fe preciosa en el Evangelio de Jesucristo; Para completar el círculo vicioso del mal, postulan con soberbia e impúdicamente su conocimiento tan corrupto como las muestras de, donde las han obtenido; así son la suma de un racionalismo que jamás estará en condiciones de darle a la humanidad el beneficio de la verdad absoluta de las cosas.

    Retomando el análisis de la incipiente muestra de la razón en franco desarrollo, nos percatamos de que un bebé “aprende” que ante cierto sonido que emite a”voluntad” logra siempre la satisfacción o provisión de sus necesidades y gustos y comienza a “manipular” ese entorno de manera “racional” (aunque no lo sabe), pasando el tiempo ya tiene “confianza” en ciertos ciclos de actividades en su entorno, y en especial de esa “cosa” que le de comer y le abriga contra su pecho y “siente” haciéndose “adicto” al amor de su madre.
    Al terminar esa etapa, logra identificar “su” nariz en el espejo, luego está el lenguaje, y por último la inserción de su persona en un mundo lleno de cosas siempre novedosas, adquiere el sistema de valores de su cultura; Un hecho por demás relevante de la niñez es su tremendo apego a los padres, prácticamente él es una extensión de ellos y todo lo que se parezca o tenga un atributo de ellos le agrada sobremanera, obviamente todo eso va disminuyendo hasta prácticamente desaparecer cuando llega a la autosuficiencia, y control directo de su realidad, e aquí una razón en pleno ejercicio de la existencia, pero aún se encuentra en estado de inocencia.

    Esta es la forma como se desarrolla un ser racional, y cómo adquiere conocimientos, que la regulan, toda adquisición intelectual es ponderada, proyectada y comparada con todo lo que realmente le impresiona y satisface, es un individuo que goza de ciertos privilegios, atenciones, libertades y caprichos satisfechos, así como responsabilidades, es un ser con todas las características de un individuo útil a si mismo y a “su” sociedad.

    Pero ahora imagínese un bebé criado sin el mínimo de estos beneficios típicos del entorno familiar, ¿Qué obtenemos? Un individuo resentido contra la vida, con justa razón un ateo en potencia, aunque hay muchas excepciones.

    Sin embargo solo sabemos como se desarrolla la razón pero aún no de donde viene, es decir cuándo adquirió el ser humano ese “atributo”, si pensamos en la “evolución” tendríamos como muestra a un patético cavernario medroso, huraño e imbécil. y, por favor no tengo estómago para asumir que la humanidad fue eso alguna ves, ni la fe de que un brillante Nóbel de la ciencia provenga de tan miserable principio.

    Es un hecho que una razón virtuosa y productiva, precisa forjarse en un ambiente con elementos externos que le sean afines, (la paternidad) para absorber de ellos solidaridad y simetría para con su “especie”.

    ¿Pero cómo es que una razón tan objetiva, desprejuiciada, carente de malicia, absoluta, y crédula se torna en lo que es en las etapas posteriores?

    ¿Dónde hallamos la respuesta? ¿Tienen algo que decir señores racionalistas?

    La inteligencia como atributo del alma humana es una potencialidad lista a ser desarrollada en el contexto de su espíritu y su cuerpo con todas sus instancias sensoriales, una vez ellos han acumulado cierto volumen de información, es que se da la sabiduría, que es el simple hecho del uso del conocimiento con inteligencia, en éste caso proveniente de la Palabra de Dios y el tenerle a él como paradigma del ser pleno.

    Entonces antes de aplicar a cualquier sistema de pensamiento o tendencia espiritual en el que se nace, es necesario hablar de ello para subordinar el ser, a algún sistema de valores que nos sea transferido por nuestra cultura, fe, o elección propia; tal es el caso de lo que dice La Biblia, ella misma no serán efectiva mientras cierta condición espiritual no sea restaurada en el ser humano, por lo tanto es necesario determinar primero porqué los intelectos tienden a “huir” de la razón y esto es ya misterioso en si.
     
    Última edición: 14 Ene 2009


  2. intelectito

    intelectito Miembro frecuente

    Registro:
    12 Ene 2009
    Mensajes:
    53
    Likes:
    0
    Razonando la realidad...

    ....Es deprimente, desesperanzador, ver como nuestra especie se hunde en el cieno de la irracionalidad; al pensar en todas las formas de entender las realidades de la existencia humana, queda el alma con una sequedad e incertidumbre, que nos constriñe a anhelar algo mejor, que tenga simetría con nuestro genio, nuestra calidad humana, nuestro instinto de supervivencia individual y social.

    Entonces, es que tiene sentido vital una fe, en algo superior, inmutable, sabio y bienhechor, ¿Un Dios?.... esto es algo para considerar, es muy posible que en otras épocas, otros seres hubiesen llegado a esta necesidad y al no tener a mano un medio para encontrar literalmente ese “ello” entonces deificaron los elementos u objetos de su entorno o alguno más de carácter ignoto y obviamente lo hicieron, pero inevitable fue que estos dioses de “factura” humana, llegaron a ser constituidos con el carácter de sus creadores, por lo que se degeneraron en tiranos impersonales que demandaban que sus hijos fuesen pasados por fuego, en horrendos ritos de sangre y dolor para que el don fuese generoso, es de imaginarse las almas compungidas ante la barbarie, pero estaban mentalizadas para justificar aquellos crímenes, si, eso es lo que constituyó la base de toda religión, e ideología las cuales estás en los anales de la historia.

    Pero también sabemos que hubo una gentes, que tenían en común una genealogía, venían de ancestros que habían conocido un Dios, en una época de felicidad, en un huerto decían ellos, era un Dios que no provenía de la desesperanza o la incertidumbre, pues se contaba que él había creado al hombre, que en ese entonces era diferente a lo que se conoció después, pues estaban libres de malicia al punto de caminar desnudos, y su sociedad estaba constituida por todas las especies de animales que les eran amigos y compañeros de una vida de placer sano y respetuoso; ...... esto era fabuloso ... una historia que con sobrada razón había sobrevivido a los siglos siendo solamente relatada, pero eso no cambiaba el hecho de que el resto del mundo vivía a margen de esta tradición oral, lo único que conocían era la vileza de sus ideologías y doctrinas religiosas que con toda razón les hacían maldecir sus existencias.

    La cuestión era: ¿Existía en verdad ese Dios? Si, decían los más, pero otros pensaban que solo era una quimera para paliar las durezas de la vida, si alguien intentó contar de ese Dios a las gentes de las otras religiones, entonces hallaban un profundo menosprecio hacia él pues ellos le culpaban de todas sus amarguras, y le atribuían el mismo desempeño de sus deidades, otros hastiados de la religión habían decidido no creer en nada, por ello comenzaron a deificar al hombre mismo, pasando por alto el hecho que el carácter humano corrompido era el que había degenerado a aquellas falsas deidades de las religiones.

    Entonces ese Dios tomó la iniciativa de revelarse a la humanidad, ¿Cómo tendría que hacerlo? Si se preciara de alguna sabiduría, debería de tomar en cuenta las mentalidades de toda época, las culturas, pero sobre todo las percepciones de cada individuo, sus atributos, como también su historia, la empresa era muy compleja, pero ese era el desafío, decir de sí contra toda probabilidad de ser aceptado, ¿porqué esperó tanto ese Dios? Talvez sabía que a pesar de todo el hombre sin importar su condición y experiencia, siempre tendría un lugar para la esperanza, aunque supiera que sus males no tenían remedio, entonces el Dios aquel tenía que ser el Dios de los imposibles...¿Creador de todo? ¿Redentor de los malvados? .......vaya pretensiones.....

    Pero eso es lo que hizo, hace y hará hasta que el malvado ahogue su verdad, para su propia perdición, pues eso es el solo hecho, de que Dios deja de sostener toda integridad humana, ya que el individuo, grita groseramente que puede bastarse a si mismo.......entonces ya no hay esperanza para él, pues se entrega apasiones vergonzosas deshonrando su cuerpo, ya que habiendo conocido a Dios no le quiso honrar, ni darle gracias, pues su corazón fue entenebrecido y todo designio de sus pensamientos solo fue para su mal........
     
  3. intelectito

    intelectito Miembro frecuente

    Registro:
    12 Ene 2009
    Mensajes:
    53
    Likes:
    0
    La razón.- parte 2


    Bien continuando con el asunto en el que con una mínima descripción de lo que es un ser humano en la tierna infancia, he creado la plataforma ideal para plantear el siguiente enunciado:

    El desarrollo de la razón en un neonato a la niñez, es el cuadro que grafica el “mito” de la creación del hombre, con la diferencia de que éste es el único lugar donde se infiere en el hombre la razón como un elemento “insuflado” a la materia orgánica que es en “tercera persona” el hombre; y que obviamente no era un niño.

    De acuerdo con estos pasajes de la Biblia:
    I Tesalonicenses 5:

    23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

    Entonces dijo Dios:
    Hagamos al hombre a nues­tra imagen,
    conforme a nuestra semejanza;
    Génesis 1:26

    Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra,
    y sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente.
    Génesis 2:7

    Si bien estos pasaje s de la Biblia tiene mucho más que decirle a la humanidad, tomaremos de ellos lo concerniente al tema, sintetizándolos en este axioma del ser humano:

    “El espíritu y el alma son elementos de naturaleza celestial, el cuerpo de naturaleza terrenal; en los elementos celestiales hay afinidad, correspondencia, y proporcionalidad respecto al Creador”

    Es extensa la explicación del mismo, y sin perder el hilo del primer enunciado estableceré una interesante analogía de los orígenes de la razón; La Biblia nos relata que el hombre fue creado en una edad en que se supone que a nadie “le meten los dedos a la boca”, era un adulto pero en función a su edad real era un “recién nacido” ahora: al despertar a la vida lo primero que vio ante sí fue una “Teofanía” (visión de Dios), quien era de hecho el único asistente a su llegada al mundo, entonces la primera percepción sensorial impresa en la psique humana fue la de su creador, como frecuente visitante y único interlocutor personal, ¿No cree usted que allí está la razón de que el hombre esté siempre en busca de algo qué deificar?

    Y había un millón de cosas que Adán ignoraba de su exuberante paraíso, además en su momento cada cosa que veía de su entorno no tenía nombre, y no había noción de ello, alguien pues debía hacer algo al respecto. (lo mismo es con un bebé, ¿verdad?)

    Esa es la primera tarea que tuvo la razón de Adán, un trabajo increíble de acuñar palabras para nominar a las cosas, pero hacía falta establecer un concepto de cada cosa para que hubiese consistencia entre el nombre y el objeto en si y aunque cada día era pletórico de nuevos descubrimientos y fascinación, faltaba algo más en la creación, algo concerniente al hombre y no podría ser inferido ese nuevo ser en la flamante realidad del hombre, sin que él no notase ese espacio vacío aunque no sabía que existía ese vacío y con qué lo llenaría.

    Entonces sucedió que:
    Génesis 2:

    18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.
    19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre.
    20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él.

    Es interesante “ver” al hombre “niño” observando cada criatura viviente, pero ¡un momento! todos venían en parejas y seguro que pensó “yo soy el único que no la tiene” ¿Y...?

    Génesis 2:

    21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.
    22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.
    23Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.

    Y de inmediato le dio nombre, “varona” Ahora eran dos “en” el mundo, afines, correspondientes, recíprocos, y complementarios.

    Hasta aquí podemos identificar la razón humana en varias facetas: era pura, desprejuiciada, inteligente (100%), conceptual, sumando experiencias, aprendiendo de su entorno, inocentes no sabían qué era la ropa por tanto no la necesitaban, nadie la usaba todos estaban vestidos con su piel ¿a un infante le preocupa su desnudez? Si en el principio de la humanidad en la “edad de oro” de la razón, el hombre era simplemente feliz, lo tenía todo: a Dios, su mundo y su compañera, lo mismo era para ella.

    Pero hay algo que siempre pasamos por alto en el mundo de la razón monopolizado por los varones y es la razón de la mujer, digo esto por el hecho de que ellas observan la realidad, perciben y razonan de la manera que los hombres no podemos hacerlo, por tanto la razón es un capacidad humana estratégicamente dual y obligadamente complementaria, la verdadera razón no es exacta si es que no se establece el vínculo de llegar a ser una sola carne entre los dos seres creados por Dios a su imagen y semejanza, y es obvio que nadie puede hacerlo sin entender lo que Dios nos quiso decir cuando nos habló en su Génesis.

    Gen. 2:
    23Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.
    24Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.
    25Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.

    El otro hecho es que ya en el universo estaba el ángel caído, entonces la estrategia de Dios al dividir la razón en dos frentes, fue para evitar que el mal llegase al hombre de la manera en que le llegó al ángel caído, de eso trata el asunto del árbol del <conocimiento, de la ciencia del bien y del mal> eso es lo que hizo el cambio a la actual razón humana, porque cada familia se inicia en la tierra entre: “dos contra el mundo,” de ello seguiremos hablando.
     
  4. intelectito

    intelectito Miembro frecuente

    Registro:
    12 Ene 2009
    Mensajes:
    53
    Likes:
    0
    La razón.- Parte 3.

    Ahora Bien refrescando en asunto en cuestión y sintetizando lo ya desarrollado es que hemos visto que la Razón de un ser humano cualquiera, es similar al descrito en las primeras páginas de la Biblia, pero lo crucial es la diferencia que se plantea en la realidad de cada uno de nosotros como muestras defectuosas de la razón primigenia del Edén o como en el caso de particular de la niñez de cada uno.

    Si bien la teología reclama estos pasajes de la Biblia como fundamento para doctrinas más espirituales que racionalistas, en cierto modo hay que “ver” más halla de la letra echando mano del sentido común y una correcta dosis de discernimiento subjetivo (especialidad femenina) para verificar la “consistencia” de las cuestiones implícitas en la palabra de Dios; Note usted que éstas no son teorías in-verificables ni están subordinadas a ninguna erudición materialista.

    La cuestión es que la razón, o inteligencia dejó de ser solo benéfica en un punto de la historia de la humanidad, y de ahí para adelante toda racionalidad es una exacta mitosis de lo sucedido, en el jardín del Edén.

    Ahora bien Dios había creado a un ser inteligente con todas sus percepciones, intuiciones y racionalismo en un 100% de desempeño; observe usted que el porcentaje de uso de la “materia de Gris” de las lumbreras de la ciencia contemporánea es mucho decir si es del 20%. y no estoy asumiendo que la inteligencia emana de las neuronas. (ya llegaremos a eso)

    En este punto es preciso desarrollar lo ya enunciado anteriormente para entender mejor la singularidad de la raza humana, siendo un rasgo de ello la Razón y sus instancias afines.

    Entonces dijo Dios:
    Hagamos al hombre a nues&shy;tra imagen,
    conforme a nuestra semejanza;
    Génesis 1:26

    “El espíritu y el alma son elementos de naturaleza celestial, el cuerpo de naturaleza terrenal; en los elementos celestiales hay afinidad, correspondencia, y proporcionalidad respecto al Creador”

    A.- El espíritu humano es conforme a la imagen de Dios.- En dos sentidos podemos observar esta realidad trascendental: De forma estática, y dinámica; es decir lo que se es por ser de una determinada especie o linaje, y lo que se hace con esas diferencias o igualdades.

    El Hombre (genérico) es libre, creativo, noble, estético, justo, legislador, filántropo, constructivo, social, moral, ético, etc., y todas las características que conforman la calidad de la raza humana, que nos diferencia abismalmente de la bestia, de manera que todas nuestras cualidades no se pueden explicar en términos evolutivos porque se es humano o no; toda teoría que tienen tales presupuestos jamás podrán explicar porqué el hombre inicia su rastro sobre la tierra en un periodo de no más de siete mil años en el pasado histórico, dejando en su estela maravillas que superan a la intelectualidad moderna, con medios y conocimientos integrados y todo, al grado de no poder entender como fueron hechas gracias a la tara de la evolución.

    Si bien el hombre a desarrollado la tecnología como una muleta para sus deficiencias, es increíble que los antiguos no necesitaron nuestros medios e hicieron portentos en los que se evidencia un dominio impresionante del intelecto en materia de ingeniería, imperio, y supervivencia, de lo cual somos herederos y linaje universal.

    Y algo más notorio es que en esas épocas uno de los móviles más significativos para tales prodigios fue la inherente capacidad del espíritu humano de sondear en el plano de la filosofía lo místico que prácticamente llevó al hombre a objetivos precoces de alcanzar las estrellas y pretender la bendición de un ejercito de dioses para todos los gustos y necesidades, si bien la afinidad del espíritu humano con el Espíritu de Dios le ha mantenido en una incesante búsqueda de ese algo que sustenta todas las cosas, siendo eso lo que hace esencialmente a la religión que al fin de cuentas es el hecho de que el hombre busca a Dios, y al no hallarle con los medios de nuestro existencialismo a llenado ese vacío con todas las doctrinas, filosofías, teorías y deidades que conocemos y sabemos que hubieron y aunque no haya dioses de la forma antigua en la era moderna, es por que están actualizados con diversos nombres y tendencias de las masas, como ser: Ciencia, moda, hedonismo, humanismo, etc. y lo que tiene en común es su oposición a Dios.

    Por todo esto es que Dios dejó al hombre acumular cierto grado de ansiedad por conocerle hasta que se manifestó en el monte Sinaí con el nombre de el gran <<YO SOY>> punto de donde arranca la Biblia con un contenido retrospectivo y consistente con la joven historia de ese entonces, corroborada por una simiente y genealogía que llegaría hasta Cristo.

    Sin embargo el espíritu humano es material que se forja en el crisol de la vida llegando a conformar lo visible de él cual es: El carácter, el talento, el idealismo, etc., pero los siglos nos hablan que todo ello fue degradándose al extremo socialista de que el hombre piense que más vale ser esclavo con el estómago lleno, que libre y sin oportunidades, por que adolecemos del espíritu de los antepasados de los cuales son nuestros grandes próceres y paradigmas de la sabiduría y el sacrificio por la humanidad.

    No es de extrañarse que el humilde carpintero de Nazaret hubiese llevado a cabo una misión en que uno de sus objetivos es dar vida a nuestro espíritu inerte o domesticado por entidades y filosofías que hasta hoy como nunca le han quitado al hombre el privilegio de apreciar el hecho de ser a imagen de Dios, es decir el espíritu humano en esencia es como el del Creador, ignorar eso es la madre de todas las miserias de la humanidad, y la razón de que transitamos el camino de la deshumanización hacia el Armegedón.

    Lo último que deseo decir al respecto es que El espíritu es el punto de fusión entre Dios y el alma humana, y el medio de introspección por excelencia, que mientras esté en más íntima relación con el Supremo Espíritu, nuestro espíritu que es copia fiel al de Dios tornara al hombre en una criatura en constante progreso hacia la calidad del único hombre que en la tierra satisfizo todas las condiciones de la perfección, Él es: Jesucristo, el Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de Paz. (Is. 9:6)


    ...el resto de éste material está en mi otro tema...espero ver ahora de qué están hechas las razones de los antagonistas de Dios......:oops:
     
  5. valdemar

    valdemar Moderador Global

    Registro:
    1 May 2008
    Mensajes:
    7,845
    Likes:
    9,547
    La naturaleza del Foro es la del intercambio de opiniones, ideas, comentarios. No se trata de un Blog sobre temáticas personales o consecuencia de copy/past de otros foros o blogs. Por ello, se cierra este thread. Y otros casos, los post serán eliminados.
     
Estado del tema:
cerrado.