La confesión de Martha Hildebrandt sobre el régimen fujimorista

Publicado en 'Política' por Heraldoazul, 4 Ene 2011.





  1. Heraldoazul

    Heraldoazul Suspendido

    Registro:
    1 Oct 2010
    Mensajes:
    4,545
    Likes:
    2,966




    Martha Hildebrandt y la hipocresía de lo políticamente incorrecto: A confesión de parte, relevo de prueba.

    Víctor Manuel Castillo Sánchez

    En una entrevista publicada el día Lunes 3 de Enero del 2,011 en el diario Perú21, la exquisita, entretenida y aleccionadora lingüista Martha Hildebrandt afirma un conjunto de verdades respecto a las cuales opino que la ciudadanía debe adoptar una posición al respecto. Ello es necesario puesto que se trata de una de las más importantes figuras del fujimorismo, llegando a ocupar la presidencia del Congreso. Como el fujimorismo se encuentra en campaña es necesario emitir un juicio respecto a cómo sin querer queriendo se puede decir aquello que no se quiso, y revelar aquello que no se quiso confesar.

    Los temas sobresalientes de dicha entrevista son:

    La honestidad del régimen fujimorista

    A pesar de su proclamada adhesión al fujimorismo, frente a la directa pregunta del periodista: ¿Fujimori fue honesto? La destacada lingüista responde: “No sé. Puede ser. En su época, por supuesto que hubo bastante deshonestidad y no voy a decir que de todo tuvo la culpa Vladimiro Montesinos, pero, de todos los presidentes que han hecho obra siempre se han dicho cosas horrorosas”.

    Respecto al influjo que ejercía Montesinos

    “¿Conoció a Montesinos?
    Sí, claro. El Congreso alguna vez sesionó en el SIN (…) y, como era una obligación, fui. Nunca me quedé más de los minutos necesarios, ni al almuerzo ni a nada, porque –como soy bastante intuitiva- algo me decía: “Acepta solo lo indispensable desde el punto de vista del cargo”

    Respecto a Vargas Llosa

    “Y es un gran escritor porque el genio no tiene nada que ver con la gramática. Vargas Llosa es un gran escritor, pero tuvo una formación mediocre, en escuelitas de Cochabamba y de Piura”.

    A dichos efectos, los temas sobre los cuales debemos opinar son:

    Lo “políticamente incorrecto”

    La entrevista nos presenta a una mujer que pretende adjudicarse un rol de mujer heroína al ser “valiente” por pensar como lo hace. Según sus propias palabras “Por eso somos cobardes socialmente y políticamente correctos. Por eso tomo a honra ser políticamente incorrecta. A mí me gusta quedar bien con la gente que aprecio o admiro, pero no con todos”

    He ahí la frase precisa: se trata de la posición personal de discordancia con lo “políticamente correcto”.

    Al respecto cabe señalar que en la actualidad encontramos –como se puede comprobar leyendo ciertos medios de prensa escrita y televisada y ciertas revistas y blogs de Internet- un grupete de intelectualoides que les gusta de reclamarse como opuestos a lo “políticamente correcto”, intentando adquirir una barata fama de contestatarios. A dichos personajes tenemos que objetarles lo siguiente:

    “Qué fácil es ser “políticamente incorrecto” en democracia, cuando se sabe que no existe el menor peligro que a uno lo despidan de su trabajo, que lo acosen como hienas y lo obliguen a expatriarse por el silencioso y tenebroso mensaje consistente en que el ser opositor al gobierno en la década infame, era convertirse en un sujeto cuya vida se hacía imposible y precaria”

    ----- mensaje añadido, 04-ene-2011 a las 10:29 -----

    A esa supuesta lumbrera de la cultura y heroica decencia, baluarte de lo contestatario:

    “¿No se le ocurrió actuar de forma “políticamente incorrecta” cuando el Congreso sesionaba en el SIN durante la década infame? Si es verdad que como dice en la entrevista “Nunca me quedé más de los minutos necesarios, ni al almuerzo ni a nada, porque –como soy bastante intuitiva- algo me decía: “Acepta solo lo indispensable desde el punto de vista del cargo” ¿Son esas las palabras de una moral incólume o las palabras de un conformismo que intentaba mirar al techo mientras la idea de decoro, honestidad y decencia se venía abajo?”
    Qué fácil es jugar a ser los contestatarios de lo “políticamente correcto”, cuando se vive en democracia y se sabe de antemano que por proclamar sus miserias que quieren adquirir el relumbre de la virtud, no habrá persecución, no habrá acoso y no habrá un silencio en los medios. Qué fácil es jugar a ser valientes cuando saben que las reglas de la democracia que quisieron destruir, son las mismas que los protegen actualmente, porque la democracia consiste en reconocer un intrínseco valor de la persona, a pesar de lo miserable que se haya sido con el país, con el respeto a las instituciones y a la confianza ciudadana.

    La historia nos muestra que la grandeza de Roma se debió a las virtudes cívicas de los sencillos hombres de campo que la fundaron. La evolución de Roma hacia la construcción de una civilización que aún perdura hoy en día, fue fruto de los valores de sencillos campesinos y muestra que lo que sostiene a cualquier nación y la puede conducir hacia un mejor destino no es tanto el conocimiento o dominio de una disciplina como el sacar a relucir en los momentos de crisis, la determinación de hacer prevalecer el interés común y en base a ciertos valores tales como la solidaridad, la compasión, la honestidad y valentía personales.¿Imaginan ustedes a alguien que después de presidir el Congreso de la República admita en una entrevista que no sabe. Puede ser que el gobernante del cual confiesa que ser seguidora, ha sido honesto? Obviamente, a estas alturas de la historia ya sabemos que el gobernante de la década infame no era un cándido, ni mucho menos –claro está- un candelejón.

    Si es que la ex presidenta del Congreso afirma que “por supuesto que hubo bastante deshonestidad”, ¿Alguna vez alguien escuchó a Martha Hildebrandt durante la década infame asumir una actitud contestataria y honorable frente a la podredumbre que confiesa que percibía en el ambiente en que cotidianamente ella se desenvolvía? Si ella percibía eso que dice que ya conocía ¿Porqué seguía donde estaba?

    ¿Alguien que confiesa la actitud muy parecida a un avestruz durante el ejercicio de la función de legislador, puede al mismo tiempo sostener que es una persona firme, digna y honesta? Quizás lo haya sido en el ámbito de su vida privada, pero la actitud que confiesa haber tenido en ejercicio del cargo de legislador, nos permiten sostener que los caracteres señalados no fueron la tónica en el ejercicio de la función pública.

    Quiero compartir con ustedes un evento que demuestra que en nuestra historia sí existieron seres con entereza, honestidad y valentía. El 2 de Noviembre de 1832 el Vicepresidente de la Cámara de diputados Francisco de Paula Gonzáles Vigil, frente a la marea que se formaba a favor del dictador de turno Agustín Gamarra, bajó al llano y lanzó su célebre desafío, solo frente a la jauría parlamentaria de entonces: “Yo debo acusar. Yo acuso”, en un gesto de solitario desafío a quien había violado la Constitución.

    El caso de González Vigil comprueba que en la historia sí existen seres que desafían lo “políticamente correcto”, y con ello relumbran en su valentía. Siendo clérigo, su liberalismo lo llevó a ser excomulgado tres veces, y jamás se retractó de sus ideas. Como dijera José Carlos Mariátegui del ilustre tacneño, puede desmoronarse todo el conjunto de afirmaciones que sostuviera, pero siempre quedará incólume su figura.

    Hubo pocos que hicieron frente a la marea parlamentaria y social que se aupó en pos del fujimorismo. Hubo pocos y entre ellos no estuvo Martha Hildebrandt y ése es su derecho, pero también es el nuestro contestar a ella y los ramplones que quieren adquirir una barata carta de valentía, que cuando había de veras que ser desafiantes con un poder tenebroso y oscuro, ellos no lo fueron y sus palabras terminan confesando que sí sabían de lo que se trataba, sí eran conscientes que vivían en un abismo moral. No pretendan pues, que la ciudadanía crea el fácil libreto de jugar a ser contestatarios buscando en ello el disfraz para la defensa de lo indefendible.

    ----- mensaje añadido, 04-ene-2011 a las 10:31 -----

    La envidia a Vargas Llosa

    La persona entrevistada en una risible muestra de soberbia de pavo real, expresa respecto a Vargas Llosa que:

    “Le encuentro fallas garrafales desde el punto de vista de la cultura lingüística, y se las digo, premio Nóbel y todo. Y es un gran escritor porque el genio no tiene nada que ver con la gramática. Vargas Llosa es un gran escritor, pero tuvo una formación mediocre, en escuelitas de Cochabamba y de Piura”

    Dichas palabras nos recuerdan que: “De la abundancia del corazón habla la boca”. No en vano Dante Alighieri afirma que la envidia está en el segundo círculo, rodeada de rocas grises y que consiste en la tristeza por el bien ajeno y la amargura es su signo. Podríamos agregar que una típica manifestación de envidia es de aquellos que intentan hacer pasar su sentimiento de inferioridad disfrazándolo de un juicio objetivo, imparcial y dizque alturado.

    No olvidemos que el ser inferior busca encontrar algún defecto en el hombre superior y basta con que encuentre una mácula, por pequeña que ella sea, para que gozoso, salte al cuello y diga “yo lo ví, yo lo descubrí” y que haga de ella un emblema y un símbolo, para rescatar algo de los escombros de una autoestima lacerada por la envidia. Vargas Llosa es grande no por ser un genio, sino porque en términos de moralidad y de eticidad está a un universo de distancia del condenado en DINOES y que intentó quitarle la nacionalidad, intento aplaudido monocordemente por un grupo político del cual la lingüista formó parte.

    El inventor estadounidense Thomás Alva Edison, sostenía que “el genio es 1% de inspiración y 99% de transpiración”. Precisamente, si hay algo que destacan todos los biógrafos de Vargas Llosa es su enorme capacidad de trabajo. No basta nacer con el talento: hay que nutrirlo y alimentarlo con la tenacidad de una vocación.

    Vargas Llosa sí es el ejemplo de un hombre que desafía a lo “políticamente correcto”, porque precisamente el ser un liberal militante le ha valido la ojeriza y el encono de quienes ocupan puestos prominentes en los periódicos y las cátedras. Pero él sigue honestamente el pensamiento liberal, a su manera. Lo que les escuece en el alma a los que también quisieran parecérsele, es que el escritor es capaz de decir la verdad sin importarle perder una elección, mientras que ellos han callado en todos los idiomas y escenarios cuando su deber les impone precisamente, lo contrario.


    En el mundo del derecho, existe una frase que es pertinente recordar: A confesión de parte, relevo de prueba.
     
    A Le rayon vert le gustó este mensaje.


  2. samsgz

    samsgz Miembro de bronce

    Registro:
    6 Set 2008
    Mensajes:
    2,029
    Likes:
    375
    La congresista hildebrandt, es el claro ejemplo de la frase:
    " La educacion no siempre da cultura"
     
  3. nacionalista

    nacionalista Miembro de bronce

    Registro:
    2 Dic 2010
    Mensajes:
    1,105
    Likes:
    521
    esta señora no hace nada pór el bien de la poblacion lo unico que hace es calentar asiento, deberia de haber gente joven, pero que se puede esperar del fujimorismo suguen con su regimen dictatorial
     
  4. userperu

    userperu Miembro de oro

    Registro:
    27 Jun 2008
    Mensajes:
    9,194
    Likes:
    7,413
    Me parece muy bueno que Martha Hildebrant responsabilize a Alberto Fujimori de mucha de la deshonestidad que hubo en su gobierno, ahora que dirán los fujimoristas sobre ella para desacreditar sus opiniones? que Martha Holdebrandt es toledista, la han comprado la república, el comercio, me pregunto?
     
  5. Grillo

    Grillo Miembro de plata

    Registro:
    5 Set 2008
    Mensajes:
    4,077
    Likes:
    1,287
    Esta señora cobra gastos de instalación viviendo toda su vida en Lima y hace varias administraciones que sigue instalada en el Congreso.

    Y para responder a sus criticos les dijo en el programa de la Chichi "A mi me da igual si se quejan por cobrar eso, yo ya estoy por encima del bien y del mal"
     
  6. JOSE45S

    JOSE45S Suspendido

    Registro:
    28 May 2009
    Mensajes:
    1,694
    Likes:
    250
    Ya pasaron 10 años y no comprendes que el gobierno de FUJIMORI fue culpable de todo lo que sucedió en su mandato , se despidieron trabajadores , se vendio empresas del estado , se disolvio el congreso, se pago a dueños de canales de television , a congresistas y jueces , se mataron terroistas algunos sin carnet de terroristas por eso ahora son inocentes, todo hizo y lo hizo bien , ahora se ven los resultados .
     
  7. userperu

    userperu Miembro de oro

    Registro:
    27 Jun 2008
    Mensajes:
    9,194
    Likes:
    7,413
    Si pues tienes razón, Fujimori reventó muy bien al país.
     
  8. Heraldoazul

    Heraldoazul Suspendido

    Registro:
    1 Oct 2010
    Mensajes:
    4,545
    Likes:
    2,966
    Lo importante es desvincular el nivel cultural de cada personaje, de un supuesto derecho a "aleccionar" al resto cuando en su momento, debiendo actuar de acuerdo a lo que demandan la ética y el compromiso con la función encomendada, no se hizo absolutamente nada.
    Las palabras de la entrevistada reflejan que simplemente agachó la cabeza como el avestruz durante la década infame y al igual que ella, otros sujetos quieren pasar como "valientes"afirmando que van "contra la corriente", reclamándose como partícipes de posturas contestatarias. Defender la podredumbre, haber "pasado piola" y querer ahora a pontificar, no son en modo alguno, ejemplos de coraje, honestidad ni valentía. Ellos están a años-luz de Francisco de Paula González Vigil, un personaje que sin duda alguna debe ser rescatado por la historia.

    Atte.

    Víctor Manuel Castillo Sánchez.