La atmósfera social contra los periodistas rusos

Publicado en 'Actualidad Mundial' por Julacho, 9 Nov 2010.





  1. Julacho

    Julacho Suspendido

    Registro:
    27 Oct 2009
    Mensajes:
    6,896
    Likes:
    1,716




    Gonzalo Aragonés | 09/11/2010 - 19:31 horas
    La brutal y terrible paliza que dejó en coma al reportero del diario Kommersant Oleg Kashin, recogida además por las cámaras de seguridad y difundida por internet, ha levantado un sentimiento de solidaridad entre los periodistas rusos "como nunca había sucedido en los últimos diez años", reflexionaba Alexei Venediktov, director de la emisora de radio Eco de Moscú, en una mesa redonda organizada en el centro de prensa de la agencia Ria Novosti, uno de los focos informativos de la capital rusa.
    El encuentro con destacados profesionales del periodismo ruso comenzó con las dos preguntas que todo el mundo se hace aquí cada vez que un compañero de este oficio es agredido o asesinado. Primera y capital pregunta: ¿Por qué? Para ella siempre hay respuesta, han acordado los participantes: por lo que escriben, por lo que investigan, por su trabajo y para callarles.
    Segunda y larga pregunta: ¿Se hará justicia, se llevará a los tribunales a los culpables y se les condenará? Esta es la duda que ha planeado siempre desde hace veinte años en Rusia. Y de ella han partido casi todas las reflexiones.
    Enseguida Valery Fadeyev, director de la revista Ekspert y miembro de la consultiva Cámara Social, ha planteado una pregunta retórica que invitaba al pesimismo: "¿Es necesario este periodismo de hoy para el Estado?" "Como institución con una función especial", se ha contestado, "este periodismo no es una prioridad ni para el Estado ni para la sociedad" rusos. Por eso, ha señalado, la policía no pone interés en resolver los asesinatos, "porque no importamos". Y tampoco se nota la solidaridad de la sociedad: "No intentamos apoyar a esa gente cuya función social es tan importante".
    Para Dimitri Muratov, director de Novaya Gazeta, el periódico para el que trabajaba Anna Politkovskaya hasta que fue asesinada a tiros hace cuatro años, la atmósfera actual de Rusia favorece este tipo de agresiones "contra periodistas y activistas sociales, a los que se llega a considerar enemigos del Estado, especialmente entre los jóvenes pro Kremlin". Y ha recordado el artículo del 11 de agosto en la web de la Joven Guardia de Rusia Unida, donde se amenazaba a Oleg Kashin.
    Introducir reformas en las leyes para conseguir un estatus del periodista, como han propuesto el secretario de la Unión de Periodistas Mijail Fedotov o el abogado Anatoly Kucherena, es lo que ha defendido Pavel Gusyev, director del diario Moskovskiy Komsomolets. "Esto no solucionará todo rápidamente, pero ayudará", asegura. Cada año se producen una media de 70 agresiones contra periodistas en Rusia. Sólo en uno de esos casos se abre una causa criminal en los tribunales, ha apuntado.
    Venediktov ha profundizado en la cita del principio. "La agresión contra Kashin ha provocado el primer acto de solidaridad de los últimos diez años. No entiendo por qué, ya que antes se has producido ataques similares contra cada uno de nosotros", ha asegurado. "¿Quién sabe que el año pasado hubo 59 ataques como este?"
    Para el director del diario Izvestia, Vitaly Abramov, "en esta sociedad hay gente que reacciona demasiado agresivamente contra la gente que piensa de forma diferente y las autoridades deben prestar atención a esto". En la idea ha coincidido Valentín Guefter, director del Instituto de los Derechos Humanos. "Cuando asesinaron a Natalia Estemirova (el año pasado, en Grozny) también se produjo una situación similar. Pero debe ser desde lo más alto desde donde se dé una señal a la sociedad. Hay que defender a los periodistas y a los activistas de forma especial. No más que al resto, sino teniendo en cuenta su importancia social".
    "El periodista es un ciudadano, y como tal tiene derecho a que se le defienda y derecho a que nadie le amenace en artículos en internet", ha apuntado Abramov.
    Comenzado el debate, ha llegado al foro de Ria Novosti Mijail Mijaylin, director de Kommersant, para agradecer la repercusión que se ha dado a este caso y para expresar un deseo: "que Oleg sobreviva y todo le vaya bien".

    Fuente