La agenda electoral en las elecciones generales

Publicado en 'Política' por Heraldoazul, 29 Oct 2010.





  1. Heraldoazul

    Heraldoazul Suspendido

    Registro:
    1 Oct 2010
    Mensajes:
    4,545
    Likes:
    2,966




    Víctor Manuel Castillo Sánchez


    Las elecciones municipales reflejan lo siguiente:

    a.- Se ha comprobado las posibilidades de un resurgimiento del izquierdismo, pero esta vez alejado de las posiciones dogmáticas y violentistas propias de los años 70. La modernización de la izquierda aparece como una exigencia del electorado. El reto está la capacidad que debe mostrar Fuerza Social para establecer diálogos con las fuerzas políticas que ganaron las alcaldías distritales y en saber llevar una administración eficaz, honesta y transparente. Si culmina con éxito dicha gestión, indudablemente que habrán ganado experiencia y madurez y sobre todo, habrá ganado el Perú.

    b.- Desde dicha perspectiva, la participación de MNI, Patria Roja, el Sutep y el Humalismo sólo ha servido para comprobar su limitado arraigo popular y su reducida capacidad de convocatoria. Aunque el sector popular está a la busca de un liderazgo que los represente, está claro que ninguno de los movimientos señalados puede colmar dicha necesidad. Por tanto, se requiere un liderazgo de izquierda con mayor apertura hacia movimientos y tendencias que no necesariamente tengan la misma perspectiva, pero sí compartan una sincera vocación por la democracia y los derechos humanos.

    c.- El electorado limeño tiene una fuerte tendencia hacia las posiciones del centro, alejadas de todo extremismo ya sea de izquierda o de derecha.

    d.- El electorado desea que exista un mayor control y transparencia en las gestiones y fondos inherentes a la cosa pública. Pero, no nos equivoquemos: no estamos frente a un electorado que practique o crea en la honestidad como valor sacrosanto. Es un electorado que está dispuesto a tolerar ciertos niveles de corrupción si es que el personaje también acredita “eficiencia” en la administración. Estamos entonces frente al establecimiento de una cierta dosis de cinismo en la actuación política.

    e.- Si se da una final entre Keiko y algún representante de tendencia democrática y centrista, dicho candidato ganará indefectiblemente.

    Las fuerzas a favor de la democracia y que sientan la necesidad de desterrar definitivamente a los herederos de la podredumbre moral más grande de la historia peruana, deben aprender del reciente proceso electoral que más importante que alcanzar un mayoritario nivel de votos, es despertar en el electorado la necesidad de impedir la vuelta al pasado (en sus versiones de autoritarismo, desbocada corrupción, manipulación y venalidad)


    ----- mensaje añadido, 29-oct-2010 a las 08:45 -----

    En otras palabras, estamos en la coyuntura ideal para ir haciendo educación política con vistas a la justa electoral presidencial. Más importante que el alcanzar la victoria es predeterminar la agenda política del 2011-2016. Así, las fuerzas políticas comprometidas con la democracia y los derechos humanos deben hacer esfuerzos no por construir una alianza –que empobrecería la representatividad y haría aparecer a Keiko como la mansa oveja a la cual se ataca-, sino por arribar a consensos respecto a:

    - Promoción y acatamiento de las reglas de transparencia en la gestión pública.
    - Asumir ciertas ideas fuerza en base a las cuales debe efectuarse proselitismo político: Transparencia, Control, Responsabilidad, Democracia, Derechos Humanos, Seguridad y Orden Público, Diversidad cultural y respeto al Medio Ambiente. Cada partido está en el deber de asumir posición respecto a dichos temas, explicitando las diferencias o proximidades ideológicas con otros movimientos.
    - Compromiso de política basada en el diálogo y no en la imposición.
    - Efectuar esfuerzos conjuntos con las representatividades políticas que están sedimentando en las regiones.
    - Establecer plataformas políticas que coadyuven a la estabilidad política (gobernabilidad) y no aparezcan como baratos experimentos de agitación y populismo.
    - Consagrar la responsabilidad de las agrupaciones políticas por presentar al electorado candidatos ajenos a toda comisión delictiva o actividades violentistas o contrarias a la ética.