Kirguistán inviste a la primera presidenta de un país de Asia Central

Publicado en 'Actualidad Mundial' por luispardo, 3 Jul 2010.





  1. luispardo

    luispardo Suspendido

    Registro:
    8 Jun 2010
    Mensajes:
    524
    Likes:
    4




    La mandataria interina Rosa Otunbayeva juró este sábado el cargo de presidenta de Kirguistán, recientemente sacudido por sangrientos enfrentamientos interétnicos, y se convirtió en la primera mujer que accede a esa función en Asia Central.


    [​IMG]




    Ante una audiencia de más de 1.000 simpatizantes en una sala de conciertos de la capital Biskek, la nueva presidenta juró su cargo y prometió "no escatimar esfuerzos para crear una nueva cultura política basada en un estricto respeto a la ley".
    Otunbayeva, que fue ministra de Exteriores y embajadora de Kirguistán en Gran Bretaña, había sido nombrada presidenta interina tras el levantamiento popular de comienzos de abril, que derrocó al presidente Kurmanbek Bakiev y se saldó con 87 muertos.
    Su investidura se produce en un momento especialmente delicado para el país, después de que el domingo fue aprobada en referendo la nueva Constitución, que establece una democracia parlamentaria.
    La nueva carta magna, aprobada con un 90,55% de los votos, reduce las competencias del presidente en favor del Parlamento, y establece el marco para unas elecciones legislativas que las autoridades han programado para octubre. Otunbayeva ejercerá como jefa de Estado hasta después de la elección presidencial de 2011, en la que no tendrá derecho a participar.
    Su gobierno enfrenta ahora el desafío de reducir la tensión en el sur del país, donde los enfrentamientos entre la minoría uzbeka y la mayoría kirguisa dejaron oficialmente 264 muertos, un balance que según la presidencia podría ser en realidad diez veces mayor. Las agencias internacionales de ayuda advirtieron del riesgo de una grave crisis humanitaria cuando terminen de regresar las 75.000 personas que huyeron al vecino Uzbekistán.
    Otunbayeva adoptó este sábado un tono conciliador a propósito de esos enfrentamientos, evitando culpar a un grupo étnico en particular, y prometiendo que el gobierno hará más esfuerzos para garantizar los servicios públicos a los ciudadanos del sur del país.
    "Actualmente Kirguistán está atravesando uno de los períodos más dramáticos de su historia (...). Fuerzas oscuras han derramado la sangre de muchos inocentes", dijo la mandataria. Aparte de la violencia, la nueva presidenta afronta otros desafíos, según los analistas.
    "Lo más duro para Otunbayeva ahora es levantar la economía nacional, resolver los problemas sociales y las cuestiones de seguridad y demostrarle al mundo su capacidad de gobernar en condiciones difíciles", dijo a la AFP el analista independiente Marat Kazakbayev, basado en Biskek. Previsiblemente, sus primeros pasos serán seguidos atentamente por EEUU, que tiene en el país una base militar fundamental para el aprovisionamiento de sus tropas en Afganistán.


    afp