Indice de Miseria de Perú se redujo en 1.2 puntos pasando de 11.3 en 2009

Publicado en 'Actualidad Nacional' por luispardo, 11 Jul 2010.





  1. luispardo

    luispardo Suspendido

    Registro:
    8 Jun 2010
    Mensajes:
    524
    Likes:
    4






    • [​IMG]
      Limeños en restaurantes campestres de la capital. Foto: ANDINA / Archivo.

    • Lima, jul. 11 (ANDINA). Perú consolida su posición en el Indice de Miseria (IM) en el mundo, indicador que es la suma simple de las tasas de desempleo y de inflación, al reducir este indicador en 1.2 puntos, pasando de 11.3 en el 2009 a 10.1 en el presente año, informó hoy la Cámara de Comercio de Lima (CCL). Consideró que la mejor ejecución de los programas sociales y la oportuna aplicación de medidas contracíclicas dispuestas por el gobierno en el año 2009, como el Plan de Estímulo Económico (PEE) que a abril de este año reportó una ejecución de 93 por ciento, han permitido este resultado.
      El Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la CCL, que realiza por segunda vez el cálculo del IM en Perú, destacó que estos resultados se explican por la solidez de los fundamentos macroeconómicos del país.
      El IM es la suma simple de las tasas de desempleo y de inflación, las cuales, al registrar un aumento generan automáticamente un efecto de malestar social y tienen un correlato en las decisiones de los agentes económicos en cuanto a variables como el ahorro, la inversión y el consumo.
      Además, tiene un impacto negativo en las expectativas de los empresarios y los consumidores.
      Para el presente año Perú registra una de las menores puntuaciones del IM (10.1 puntos) respecto a lo registrado por otros países en el mundo (España 31, Grecia 22, Estados Unidos 22.5) y representa el menor IM en América Latina frente a países como Chile 12.7, México 13.1, Brasil 13.9, Colombia 19.2 y Argentina 21.9.
      Recordó que, según información oficial, la pobreza en Perú durante el 2009 se redujo en 1.4 puntos porcentuales respecto al año anterior, al pasar de 36.2 por ciento en el 2008 a 34.8 por ciento en el 2009.
      En agosto del año pasado, el IEDEP presentó por primera vez los resultados del IM en Perú.
      Dicho indicador fue elaborado en los años setenta por Arthur Okun, quien fuera asesor de los presidentes estadounidenses Kennedy y Johnson, durante la presidencia de Nixon, en la cual se registró una situación de estanflación (estancamiento + inflación).
      En esta oportunidad el IEDEP ha estimado el IM bajo un escenario de pos crisis, considerando en su construcción, además de la inflación y el desempleo, el déficit fiscal como elemento determinante en la recuperación de la actividad económica mundial durante el último trimestre del 2009.
      Para el 2010, basándose en estimados del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Consensus Forecast, el IM se reduciría en toda América Latina, menos en Colombia y Argentina debido a problemas de desempleo en el primero e inflación en el segundo.
      En cambio las economías avanzadas, a excepción de Grecia, seguirían registrando alzas en sus indicadores de miseria, siendo España la economía europea más afectada debido a su delicada situación fiscal y alto desempleo.
      La CCL resaltó que Perú tiene una calificación bastante aceptable toda vez que un bajo índice de miseria implica para el país un menor costo de endeudamiento público a fin de solventar problemas de desempleo frente a otro episodio de crisis financiera y económica mundial.
      “Esta favorable perspectiva para el país ayuda a mejorar su calificación de riesgo soberano así como a preservar y conseguir mejor posición en grado de inversión”, refirió.
      Anotó que Moody´s Invertors Service otorgó a Perú, a mediados de diciembre del 2009, el grado de inversión, Standard & Poor's lo hizo en julio del 2008 y Fitch Ratings en abril del 2008.
      El IEDEP señaló que si Perú preserva la estabilidad macroeconómica y consolida las reformas estructurales (del Estado, tributaria, laboral, capital humano y ciencia y tecnología, entre otras) se avanzará mucho más en la reducción de este indicador.
      De esta manera, el país e pondría a la par de las economías más competitivas y de menor grado de informalidad en el mundo, alcanzando así un óptimo desarrollo económico y social.
      Para ello, además es indispensable que el Sector Público siga incrementando la eficiencia y eficacia en el gasto, consolide el proceso de descentralización y continúe con la ampliación y modernización de la infraestructura.
      También es indispensable la acción del sector privado en pro del incremento de la inversión y la ampliación de mercados, todo lo cual redundará en mayor generación de empleo productivo y, por esta vía, en menor pobreza, concluyó.
      (FIN) JPC/JPC