I TÍTULO: LA autocracracia NACIONALISTA EN EL SIGLO XX (I)

Publicado en 'Política' por politiko, 5 Ene 2010.





  1. politiko

    politiko Miembro nuevo

    Registro:
    17 Set 2009
    Mensajes:
    41
    Likes:
    0




    Saludos a cada uno de los presentes en el FORO, este es un avance y primera parte de mi investigacion sobre la autocracia; aqui se los dejo, a los que deseen leerlo de mi blog tambien se los dejo:
    http://peruconservador.wordpress.com/2010/01/04/la-autocracia-nacionalista-en-el-siglo-xx-i/
    I TÍTULO: LA autocracracia NACIONALISTA EN EL SIGLO XX​



    II RESUMEN: La autocracia Nacionalista en el siglo XX es uno de los fenómenos que ha sido estudiado de manera muy parcializada ya que se ha hecho con la intención de negar tanto la eficacia de estos regímenes como su bondad. La autocracia es todo un engranaje de planificación articulado mediante el Estado; luego habría necesidad de investigar cómo se replantean los cánones del Estado, y la legitimación de un nuevo orden frente al pensamiento liberal; lo que generará no solo una posición teórica frente a la legalidad, sino al poder, y por ende a la vida.

    Las autocracias del siglo XX dentro de todas sus variantes representaron movimiento de masas cuyas articulaciones simbólicas no representaron mucho en función al renacimiento de un régimen disciplinario estoico frente al hedonismo particular de la época y todo el quebrantamiento de tal mediante las constantes crisis. Surgirán como lo llama Mussolini el movimiento fascista para darle vida a Europa o la nueva Fe, como lo dice Rosenberg cual nacimiento de una nueva época.
    Es imprescindible señalar que detrás de los actores políticos y toda su carga valorativa estaba todo un pensamiento racional e irracional articulado por los intelectuales que intentaban dar respuesta a la situación social, moral y económica de la sociedad europea.

    III PALABRAS CLAVES: Fascismo, Autoritarismo, Totalitarismo, Estado Corporativo, Estado administrativo.

    IV INTRODUCIÓN:

    Al comenzar el trabajo me ocupo de los problemas semánticos ya que existen una distorsión total ya sea en el lego, como en el politólogo, sobre la terminología autocrática, esta distorsión no solo responde a problemas metodológicos, sino que es producto del intento sistemático, por parte de los opositores a esta forma de organización, de destruir toda iniciativa popular de este calibre, por otro lado los medios de comunicación han cumplido la siempre sucia labor de distorsionar estos términos de manera totalmente maniquea.

    V DISCUSIÓN:

    Aclaraciones Previas: autoritarismo, totalitarismo, fascismo, nacionalsocialismo.

    El estudio del pensamiento autocrático que se está realizando está circunscrito al área de los nacionalismos[1] y no del internacionalismo marxista. Por lo que dentro de esta investigación no tomaré en cuenta estas formas de administración, ni sus justificaciones ideológicas de poder político.

    Primeramente se ha querido exponer algunas aclaraciones de carácter semántico debido a la pugna ideológica con otros ideologías que han desvirtuado el contenido expresado por las autocracias, así vemos errores como confundir al fascismo con el nacionalsocialismo, con creer que el totalitarismo es igual al autoritarismo y otros tantos que han sido vulgarizados gracias a la distorsionador labor de los medios masivos de comunicación y su parcializada función, que es lo más natural. Es entonces a manera de preámbulo que se ha decidido a hacer una aclaración somera sobre estas.

    Existen en diversas aéreas una señalización y descripción de lo autoritario, los constitucionalistas:

    “La autocracia Es el caso de la concentración del poder político en un único detentador del mismo, sea una persona individual (el dictador), una asamblea, un comité, una junta o un partido. Su thelos es el orden, la obediencia, la disciplina militar. Puede apelar a formulas democráticas o a liderazgos populares, con solo valerse de la identificación personal o carismática con el total de la población, negando la pluralidad política e ideológica y procurando presentarse en calles y plazas, y en radio o canales de televisión, como encarnación del propio Estado. Tal figura resultaría personificando el <<liderazgo por aclamación>>, del que escriba Carl Schmitt.

    Hay una subordinación de las instituciones al detentador de poder, que así pierden su autonomía y actúan en estricta dependencia respecto a aquel.” [2]

    Luego según Loewenstein, de quien Planas es repetidor, agrega que de esta forma se disgregan de aquel el autoritarismo y el totalitarismo

    Hacen una dicotomía entre autoritarismo-totalitarismo y por otro lado democracias. Esta tipificación evidentemente jurídica de separar las formas de poder de acuerdo a las libertades formalmente establecidas y la concentración del poder, es formalista en tanto cree que dentro del Estado de derecho la legislatura dada es la que establece el poder y la autoridad.

    Sin embargo esta dicotomía no solo está inscrita dentro de los cánones formalistas, sino que además en la ciencia política bajo un presupuesto empírico, Roberth Dahl hace una referencia muy similar en la ciencia política norteamericana, donde para Dahl, serían regímenes populares y regímenes hegemónicos, evidentemente para Dahl como para los formalistas jurídicos la democracia y el liberalismo son regímenes donde no existe el autoritarismo y el totalitarismo, es decir donde el poder o influencia para Dahl toma un matiz racional sin coacción y donde evidentemente el poder no posee una causa primera sino que es una interrelación y equilibrio, de aquí surgirá su teoría de la poliarquía o del equilibrio, cuáles sean son los autoritarios, hegemónicos o totalitarios; están siempre del lado negativo.

    Por otro lado y muy desvinculado de estos enfoques bien formalistas o empíricos, hay otro punto de vista que será precisamente el que asumiremos por considerarlo menos parcializado.

    Luisa Landerreche (3) al investigar la democracia y el autoritarismo afirma que muchas veces hablamos de autoritarismo y democracia como si fuesen elementos opuestos, lo que no es ni puede ser cierto, ya que la realidad es más compleja que afirmaciones legal-maniqueístas.

    “Es decir que durante los periodos de gobiernos democráticos deben subsistir elementos implícitos en la sociedad que permite la instalación de un sistema político autoritario.”

    Cuando hablamos de autoritarismo se está hablando de mecanismos, bajo una terminología foucaultiana serian “dispositivos funcionales” siendo una modalidad de organización social caracterizada por sistemas de relaciones de represión que pueden estar dentro de los regímenes tanto formalmente democráticos como formalmente autocráticos.

    Una aclaración más sobre el elemento coactivo, lo hace Georges Simmel donde señala que en la coacción absoluta siempre estará condicionada por nuestra capacidad y vocación de eludirlo o asumir la pena como consecuencia, es decir está condicionada por nuestra libertad de conciencia y resistencia; donde no podría jamás bajo los presupuestos establecidos la coacción lograr la totalización, luego nos hallamos dentro del fenómeno del totalitarismo.

    Para Phillit Allot(4) quien señala que el totalitarismo más atroz que existe es la democracia, lo cual sería un punto diametralmente opuesto al del panegirismo democrático.

    Para sustentar su Tesis Allot señala esto desprendiéndose de lo mencionado por Simmel, que la coacción no llega a la mente ni a las esferas privadas del hombre; lo que si harían los refuerzos positivos, en tanto estos saben que no pueden hacer algo el castigo, donde la libertad estaría limitada coactivamente, sin embargo en el caso de la democracia que ha logrado condicionar la totalidad del pensamiento y condicionar aun la vida privada del hombre mediante el control de sus deseos, Allot, lo compara con la religión de la edad media, pero sin un fin trascendente, en tanto que no importa el lugar donde estés, al final y al cabo la coacción surte efecto físicamente, pero la influencia y el control mental de la democracia si pueden hacerlo.

    Luego señala que bajo estos parámetros la democracia es peor que lo que fue el comunismo y el fascismo, ya que en un régimen como este uno identifica al represor, sin embargo en la democracia no se puede en vista que es invisible o en última instancia la persona cree que no hay tal represor coactivo.

    De acuerdo a lo expuesto sobre el autoritarismo y el totalitarismo, en vista de que se tratan de categorías vinculadas al poder los que detentan uno tendrán a ser tendenciosos y llamar como tal en aquello que no consideran ser ellos parte lo que para sus enemigos será algo negativo, mientras que aquellos que creen en la autocracia, la planificación y la supremacía del Estado creen en esta y denigran aquella.

    Sin embargo, ¿existen solo posiciones parcializadas sobre esta área?, si.

    Dado la naturaleza del conocimiento un enunciado siempre posee carga ideológica:

    “La ideología es una articulación de enunciados que trasuntan una concepción del hombre y del mundo y que se proyectan sobre la realidad social a través de la política.

    La pragmática seria entonces el pronunciamiento de los enunciados programáticos de la ideología.

    La ideología aunque no se le niegue la necesidad de una práctica; es decir una articulación de acciones que lleven a concretar los postulados de la ideología es siempre ideal.
    El liberalismo suele considerar a la pragmática disociada o carente de ideología; sin embargo la acción se carga con el ideal que lo impulsa.

    Por otro lado está la tradición Marxiana cuyo modus operandi es una vinculación interdependiente entre la praxis y la teoría; en este caso señalado como ideología y pragmática. Pero que antepone la praxis erróneamente a la consecuencia ideológica.
    ¿Podría entonces la praxis desideologizarse como quieren asumir ingenuamente los liberales? ¿Podría argumentarse que cuando se incorpora a la sociedad como hábitos, costumbres, normas, etc.? No. Quizá fuera más sensato entender que la pragmática no está disociada de la ideología; y cuando se realiza no podemos olvidar que es una disociación como mero recurso metodológico.

    En cuanto a la errada convicción marxiana sobre la praxis y su anterioridad a la ideología. Señalamos que la cultura expresada no a través de la verbalización, sino a través de los hechos: una tradición, un habito, aunque mecánicamente irreflexivo, refleja una elaboración de una pauta a lo largo de los años o siglos que nunca de deja de expresar o portar la ideología patria, de la comunidad o del grupo.

    Luego el conjunto de acciones cotidianas resumen una ideología no expresada en palabras, pero si en acciones, y trasmitido de regeneración en generación a través de dispositivos funcionales que permiten la continuidad de la raza y la cultura.”

    Y aun más en tanto hablamos de poder, interés ideológico que legitiman a regímenes políticos, aun la pluma académica se inclinará a ser tendenciosa.
    Con ello reafirmo que esta investigación aun al tratar de ser lo más objetiva posible no dejará de ser tendenciosa.

    [1]Se toma la posición de Stanley G. Paine quien explica en su estudio sobre el fascismo una tipología sobre los tres tipos de nacionalismos autoritarios: el fascismo, la derecha radical, y la derecha conservadora.
    [2] PLANAS Pedro, Regímenes políticos contemporáneos, (Lima: Editorial fundación friedrich Ebert-1997), pag. 28-29.

    3 LANDERRECHE Luisa, El autoritarismo, (Buenos aires: centro editor de América latina-1995), pag. 14.
    HTML:
    
    
     


  2. rodolfo777

    rodolfo777 Miembro de plata

    Registro:
    7 Oct 2009
    Mensajes:
    3,031
    Likes:
    489
    esperemos ke cada vz sean menos estos gobiernos "autócratas", en resumen: dictatorial.
     
  3. politiko

    politiko Miembro nuevo

    Registro:
    17 Set 2009
    Mensajes:
    41
    Likes:
    0
    POr qué lo espera de esa manera?.
    puede sustentarlo?; que es dictatorial desde su perspectiva, si la tiene claro.
    Una vez usted responda yo sostendré mi posición a favor de las autocracias.
     
  4. Athena

    Athena Miembro de oro

    Registro:
    3 Jun 2007
    Mensajes:
    6,870
    Likes:
    44
    No hay creo un sistema mejor que la democracia y tampoco conozco otro mejor para serles sincero con todo y defectos prefiero un millón de veces vivir en un país demócrata, antes que vivir en una dictadura con miedo de la opresión, anulen las libertades del ciudadano sin derecho a expresarte en nada
     
  5. politiko

    politiko Miembro nuevo

    Registro:
    17 Set 2009
    Mensajes:
    41
    Likes:
    0
    Sobre la democracia y la autocracia.
    ATHENA:
    Uno de los más grandes desconocimientos por parte de la masa seguidora de la democracia es el desconocimiento de la teoría democrática y su agravante desprecio y total desinformación sobre las autocracias, en vista de que los pocos criterios que posee lo ha establecido el marketing y la publicidad de reporteros mercenarios o cursos parcializados.

    ¿Conocen algo sobre la teoría democrática?; responderán que no es necesario este criterio para creer y tener fe en esta, sin embargo esto es falso pues uno no puede querer ni creer en algo que no conoce, uno de las respuestas sería entonces que el entorno social o la masa ha sido dirigida por el mecanismo de control entrenado, tan practicado en la dominación democrática.

    Luego ¿se conoce sobre las doctrinas autocráticas?; acaso no se practica la libertad en esta o la libertad es solo patente de la democracia como lo quieren hacer los panegiristas de la democracia. Este es un error no solo teórico sino incluso moral, como lo quieren creen los más grandes demócratas al decir que quienes no creen en ellos son el eje del mal; esto ha generado a nivel jurídico la penalización de aquellos que pensamos distintos a los demócratas.

    Luego otra gran dificultad al discutir con el lego seguidor ignorante de la denominada democracia es que no tiene un mínimo criterio de los mecanismos de poder aplicados tanto en la autocracia y la democracia.
    Si somos precisos el poder es el mecanismo o relación por medio del cual un sujeto A hace que el sujeto b haga lo que el sujeto A desea; cuando este principio traspasa la barrera privada se convierte en poder político.
    Bien entonces el poder político puede ser directo o indirecto, el directo es pues donde es explicita la manifestación o deseo del poderoso, ejemplo la autocracia, donde todos conocemos que el poder lo detenta una jerarquía: Rey, Duce, Emperador, Fuhrer, Inca (en nuestro caso), luego para lograr este poder explicito se utilizan medios de poder como la COACCIÓN( APLICACIÓN DE LA FUERZA), COHERCION (AMENAZA), sin embargo al ser la autocracia una sociedad mística unidad por la legitimidad del carisma del líder, la divinidad o la patria, también se persuade UTILIZANDO LA INFLUENCIA RACIONAL COMO MEDIO DE PODER, ESTA INFLUENCIA NO ES POR LA PRENSA, ES FAMILIAR Y EDUCATIVA DONDE LOS PRINCIPIOS SON LA ARISTA EJECUTORA.

    Bien pero en la democracia, que es en sí mismo una SINARQUÍA donde el poder del presidente no es el verdadero poder, sino más bien el poder lo detenta poderes económicos anónimos, QUE SON LAS CORPORACIONES, YA LAS DENOMINADA TRANSNACIONALES, luego aquí como el poder es implícito deben utilizarse mecanismos de dominación sutiles e indirectos, como son el control entrenado, cuyo modus operandi es el condicionamiento o fortalecimiento de estímulos mediante los medios, este mecanismo es por sí mismo el más efectivo que existe y se utilizan diferentes presentaciones dando el espectro al publico que hay debate, sin embargo todo es parte del SHOW.
    Luego también está la influencia como mecanismos de poder, LA INFLUENCIA MANIPULATIVA QUE es el uso de mecanismos falaces o la tergiversación de la respuesta al estímulo, ejemplo de esto es el pago de supuestos especialistas en los medios, como economistas que hacen alarmas amenazando a la población, la utilización de acreditadores indicando que si se toma otro rumbo que el que han estipulado los “ESPECIALISTAS” caerá en desgracia la sociedad, este principio básica que se apoya en la tergiversación de la autoridad.

    Podría presentar mayores argumentos como por ejemplo la necesidad de la democracia de la división de poderes y porque en la autocracia tal división no es permitida sino concentrada.

    Saludos espero tengan una respuesta; así poder conversar sobre este tema.

    PD: Dejen esa actitud demente y dogmática contra la autocracia, porque si ustedes la toman yo también podría tomarla y la única consecuencia será que el más fuerte vencerá, sin embargo si razonamos el mejor o más inteligente podrá articular la postura más adecuada para nuestra patria.
    Por otro lado si no quieren razonar, pues entonces hagamos y apliquemos el principio de la política de Schmitt, amigo enemigo, sin embargo aun así debemos respetarnos.
     
    Última edición: 9 Ene 2010
  6. politiko

    politiko Miembro nuevo

    Registro:
    17 Set 2009
    Mensajes:
    41
    Likes:
    0
    que pasó, no responderá?